#Educación

OCDE y el sistema educacional chileno

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Desde hace décadas que el país busca con desesperación la segunda revolución exportadora. Es decir, colocar en el centro del motor del desarrollo el agregar  valor a nuestros productos de exportación. Para ello, la tecnología, el empleo y la calificación de los trabajadores y profesionales necesitan de un “salto cualitativo”.

Esta necesidad debe ser interpretada por la clase política; su rol es proveer el marco necesario para lograr esta revolución exportadora y su primera gran tarea, es realizar un cambio estructural en el Sistema Educacional chileno.

Se ha afirmado, por parte del empresariado y economistas, que se necesita un  tipo de cambio alto para favorecer los retornos y con ello la inversión en infraestructura tecnológica.

Ese momento llegó. Si bien el tipo de cambio no es favorable en la coyuntura por la constante devaluación del dólar americano, los vaivenes del euro y la caída del yen, no es menos cierto que los precios de nuestros “commodities” no pueden ser más favorables. Y pareciera que el sostenido crecimiento de China, India, Rusia y Brasil permitirán que las décadas venideras sean favorables para con la sustitución de tipo de cambio por el alto precio de nuestras materias primas de exportación.

“Abramos las anchas alamedas” para que nuestros hijos, nietos y las generaciones venideras se inserten en un mundo altamente competitivo y global dentro de las 30 economías más solidas del planeta.

El necesario marco jurídico-político o institucional debe comenzar con el sistema educacional y la metodología del pizarrón y la tiza debe desaparecer del aula  y dar paso a la metodología  de proyectos y la metodología  dual. Es decir, clases formales acompañadas de prácticas dirigidas para nuestros educandos.

La competencia sana, la solidaridad y la vocación deben ser los pilares valóricos en que se sustente este nuevo sistema educacional. Estos tres valores se pueden desarrollar en el trabajo en equipo y sus sistemas de relaciones de producción. Los alumnos, al término de su enseñanza, deberán ser capaces de elaborar tesis de graduación, lo que les permitirá traspasar las fronteras de la originalidad y la creatividad. Quienes califiquen estas tesis de grado a nivel de enseñanza media o pre-profesional deberán estar dotados de las experiencias y formación docente del más alto nivel. Ya no será patrimonio de los profesionales   universitarios elaborar tesis de grado, por cual los estándares de calidad del profesorado chileno deberá pasar de un nivel de graduado a doctorado paulatinamente y perfeccionamiento constante en la enseñanza básica y media. Las exigencias del mundo moderno las plantean y debemos estar a la altura de las circunstancias, para lo cual el Estado en su conjunto debe realizar un esfuerzo económic
o y financiero gigantesco.

Para desarrollar el valor de la solidaridad es fundamental fortalecer las vocaciones en nuestros alumnos. Si un alumno que decida  orientarse por la salud humana, el currículo debe contemplar obligatoriamente el desempeño guiado en hospitales, postas, consultorios asilos de ancianos y haga su “vocación” con la sensibilidad propia de los adolescentes  en estos ambientes. Mismo ejemplo debe darse con los “preparadores o petiseros” que se desempeñan en el mundo ecuestre, fuerte formación biológica-veterinaria, y practica en los hipódromos o planteles ecuestres. Así, en todas las áreas.

Cada una de estas especialidades a nivel de enseñanza media debiera tener una formación obligatoria en  educación cívica, economía de empresas, ecología y desarrollo sustentable y con ello establecer criterios de selección para ir formando talentos emprendedores por vocación para afianzar el liderazgo del desarrollo productivo con apego al cuidado del medio ambiente en las comunidades donde se desempeñarán.

Estas especialidades, que durarían entre 2 y 3 años, terminarían con la enseñanza científico-humanista y técnico profesional, para dar paso a que todos los establecimientos sean polivalentes y geográficamente concentren las especialidades. Sería ilógico instalar en Puerto Montt por ejemplo la especialidad de Técnico Minero, si toda la actividad económica se da en el Norte Grande del país y en el centro. Probablemente en Puerto Montt se desarrollarán carreras como Técnico en Acuicultura, Pesca, Forestal y todas las especialidades para proveer de personal calificado a la industria de los  servicios.

La estructuración del sistema debiera ser modular permitiendo la continuidad de los egresados en la enseñanza superior en las profesiones afines existentes.

Enseñanza básica:- Su duración tendría nueve años y los objetivos generales de ella serían preparar la base valórica y conductual para enfrentar la enseñanza polivalente y sus  especialidades, la identificación y adquisición de los valores patrios, economía domestica y cívica,  educación vocacional, derechos humanos, vida comunitaria. La formación científica y en ciencias exactas y matemáticas y tecnologías de la información  constituirán los principios básicos del currículo para entrar a la enseñanza media preprofesional.

———–

Foto: Chile Ayuda a Chile / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

07 de abril

En realidad falto agregar al articulo que decidí publicar por la visita del Nº de la OCDE Sr Gurria, dado que sus palabras apuntan hacia el sistema que describo.-Este sistema es una descripción de de la Reforma sueca de enseñanza basica y media y se encuentra adisposicion en idioma sueco en la pagina web de Skolverket.-Un organismo sueco equivalente a la Superintendencia de educación

07 de abril

No me queda claro que, siendo la solidaridad una de las piezas claves del tramado educacional que propones, las humanidades, disciplinas esenciales para la gestación de valores humanos y una capacidad de reflexión social, no aparezcan ni en un nota al pide de pagina.

08 de abril

No puedo hacer más que discrepar contigo, el tipo de educación que promueves parece perseguir dar respuesta sólo a fines económicos (¡que curioso!! Considerando que te basas en lo que plantea la OCDE Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) olvidando aquello que realmente ayudaría a construir una sociedad mejor, es decir más solidaria (en el verdadero sentido de la palabra y no cómo tu lo planteas), más inclusiva, democrática, en definitiva una sociedad más justa.
Me parece curioso que plantees que los pilares valóricos en los cuales se debería sustentar el nuevo sistema educacional chileno sean “la competencia sana, la solidaridad y la vocación”. Porque primero que todo ¿existe la competencia sana? A mí por lo menos me parece una contrariedad tan grande como decir que existe la “envidia sana”, y segundo nada atenta más contra la solidaridad que la competencia. La RAE señala que la solidaridad es la “adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros” y yo me pregunto quién adhiere a la causa de otro cuando se está enfrascado en una competencia y lo único que se quiere es dejar al otro atrás para resultar vencedor, Y es que la competencia esta muy bien para el mundo empresarial y económico que ha demostrado no tener ningún respeto por la dignidad humana pero no para la educación, que debe perseguir no solo formar a los trabajadores del mañana que contribuirán al desarrollo económico del país, sino a crear una sociedad más justa, más comprometida con el bienestar y la felicidad de cada uno de sus miembros y no solo con el de unos pocos privilegiados.
Richard Sennett en su libro “El respeto. Sobre la dignidad del hombre en un mundo de desigualdad” plantea como la competencia, mina el respeto por sí mismo de quienes resultan perdedores, haciéndoles dudar de sus capacidades, desmotivándolos por continuar desarrollando aquellos talentos frente a los cuales la competencia los dejó en el sitial de perdedores, inhibiendo así, su potencial de desarrollo. Y es que si se pretende instalar la competencia cómo un “pilar valórico” del sistema educativo primero se debe asegurar, tal como señala Francois Dubet, la existencia de un sistema que vele por la suerte de los vencidos porque solo es justa aquella escuela que se preocupa por las consecuencias que la competencia pueda tener para quienes resultan perdedores.
Para terminar solo decir que dudo mucho que cuando Salvador Allende dijo “…Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.” Se haya referido al tipo de sociedad que tenemos hoy en día, con países cuyas “economías sólidas” se han forjado sobre la humillación y la explotación de los países más débiles, donde llevan la voz cantante hombres y mujeres inescrupulosos y avaros capaces de vulnerar los derechos y pisotear la dignidad de muchos con el afán de hacer crecer sus bolsillos. Yo por lo menos espero que la educación de mis hijos y nietos les permita mucho más que insertarse en un mundo altamente competitivo y global, mucho más que ser “talentosos emprendedores” y formar parte de las 30 economías más sólidas del planeta, espero que les permita aprender a ser buenas personas, a respetar los derechos y la dignidad de todos y todas y a prepararlos para que sean capaces de aportar a la construcción de una sociedad donde realmente se viva la solidaridad, la democracia y la justicia.

08 de abril

Estimada Jessica.- Este sistema lo vivencie, entre 1988 y 1991 en el exilio Suecia y he seguido su trayectoria hasta hoy .-Aparentemente hay una contradicción, pero a la luz de los acontecimientos absolutamente no la hay.-El 25 % de la fuerza laboral sueca esta constantemente con licencia medica o esta en vías de pensionarse. aunque no hayan causas justificadas, es el permisivismo el que lo permite.-Esto es tremendamente injusto porque el 75 % restante tendrá que cargar con esa “mochila” durante toda su vida laboral.la única manera de hacer solidaridad en las sociedades desarrolladas es aumentar la carga impositiva a todos los contribuyentes, en la actualidad cada ciudadano sueco paga el 45 % de los ingresos en impuestos, y hay un intenso proceso de información y educación para incentivar la vida del trabajo y una ética laboral basada en la buena fe. Las negociaciones en Suecia son por ramas de actividad, lo que da un equilibrio social y una repartición equitativa del ingreso.-La maquina perfecta se dice que es.la atención en salud pagando el equivalente a $2000 chilenos por cada atención es un lujo,pero todo bienestar tanto en salud , educación, debe sustentarse económicamente,Los clubes deportivos tienen un subsidio del estado.- Eso se sustenta con semejante carga impositiva.- En Chile sabemos como es la distribución del ingreso y el pago de impuesto.- Aquí se premia a la elusion, sino pregúntele al actual Presidente, Pero la única manera de romper el circulo vicioso de la desigualdad. es a través del sistema educativo, y no cualquier sistema educativo .Se necesita uno para la innovación y competencia internacional. Así por lo demás lo ha sugerido casi con carácter imperativo el Presidente de las OCDE , organización a la que pertenecemos.-
En Chile debemos sustentar ese país desarrollado que queremos para nuestros hijos y generaciones venideras. Finalmente incentivar la formación vocacional con el objetivo de servir al prójimo o afán de servicio a un adolescente que quiera estudiar una carrera de la salud y que se desempeñe en ambientes como Asilos, Consultorios, Hospitales ya en enseñanza media, permite desarrollar individuos conscientes del servicio y no enajenados profesionales de la salud que son maquinas de hacer dinero a costa del sufrimiento de los pacientes.-

01 de junio

No existe competencia sana. Esto ha sido un concepto legado por el libre mercado y sus socios, como una forma de hacernos creer que el mercado es bueno, solidario, etc.. Dándole esta flexibilidad al concepto se configura un paradigma dentro del mismo…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Soy optimista de que los cambios serán buenos para el país. Aumentará aún más la representatividad, y nos permitirá dar una nueva oportunidad de continuar los esfuerzos por la libertad y la igualdad y ...
+VER MÁS
#Política

La interminable transición

La segunda vuelta consagra a dos candidatos que hacen lo posible para capturar el "centro político" mientras que la votación muestra la radicalización de un sector de la derecha, la casi desapa ...
+VER MÁS
#Política

Domingo... día de elecciones

El ritmo del Frente Amplio esta re bueno, alegre, intenso y re sexy, claramente penetró dentro de Chile y se va a quedar por harto rato.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Definiendo el ritmo

A estas alturas todos debiéramos tener claro que las encuestas hacen mucho más que medir la realidad. Gracias a la amplificación que permiten los medios de comunicación, han pasado a ser método de infl ...
+VER MÁS
#Política

Encuestas: ¿Instrumento de información o medio de manipulación?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?