#Ciudadanía

Ley de unión civil: qué (no) se puede esperar

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Una vez más puesto en la palestra, el mundo homosexual lésbico y transexual y sus “demandas” aparecen como el “tema” que divide de manera tajante y rabiosa a liberales y conservadores, o a izquierda y derecha, o a protectores de la familia y sus destructores, o quizás a la minoría sexual de la mayoría heterosexual.

Como lo han señalado durante estas semanas diversas personalidades, este es un “tema” a discutir con altura de miras, sin descalificaciones y sin juicios o prejuicios sobre la opinión de un “otro". Y tal vez en otra ocasión hubiera seguido la línea de ironizar; ¿por qué hay que dar una discusión con alturas de miras cuando unos cuantos (que son muchos, al parecer) les niegan derechos fundamentales a otros pocos o pocas?

Pero hoy la idea es otra. Vivimos la era 2010-2014 que pretende generar grandes consensos y que todos, todas y todxs seamos parte de ellos. Imbuida de ese espíritu espero poder dar algunas respuestas preliminares.

El derecho es un conjunto de normas de carácter permanente y obligatorio, creadas para la conservación del orden social. La Familia es el núcleo fundamental de la sociedad y es deber del Estado protegerla. El matrimonio es un contrato que regula el marco dentro del cual pueden actuar sus contrayentes (no contratantes).

Como podemos leer, son conceptos distintos, no hay sinónimos aquí, pero sí instituciones creadas para cumplir ciertos roles, que han debido en el tiempo transformarse de acuerdo a las realidades sociales y para ello se han servido del derecho.

La familia romana no es la que hoy protegemos. Nadie se atrevería -sin ser políticamente incorrecto- a solicitar como derecho legítimo el tener a su servicio esclavos como parte de su “famulus”, ni a pedir obediencia de la mujer y protección del marido, como hasta hace veintidós años atrás.

El matrimonio tampoco es el mismo, pero sigue siendo al menos para una “minoría” una expresión de sumisión y desigualdad a la que no se desea adscribir. Y al parecer, para otra mayoría, una institución exclusiva y excluyente que ponga el límite infranqueable para conductas que no aparecen como deseables en una sana y natural sociedad.

Desde el año 2003 se han presentado en nuestro país 12 iniciativas legales que intentan regular la convivencia, las uniones de hecho, civiles o matrimonios de una manera distinta a la que hoy existe, que es nula (al igual que la posibilidad legal de divorcio hasta el año 2004).

De estas, ocho incluyen a personas del mismo sexo, de ellas cuatro están ya archivadas y las otras cuatro en el congreso al parecer aún en tramitación. Tramitación que por lo demás será simbólica y para “seguir poniendo en la mesa temas que hay que hay debatir”, pues ya a estas alturas todas nos enteramos de que hay artículos de cualquiera de los proyectos que necesitarían de iniciativa del ejecutivo, como por ejemplo los que hablan del registro civil como órgano inscriptor de estas uniones.

La respuesta -ya no preliminar sino que absolutamente final. parcial y prejuiciosa- es que éste –como tantos otros- será un “tema” recurrente de distracción, molestando a varios, enojando a otros e indignando a unos cuantos y cuantas que veremos nuevamente cómo formamos parte de una sociedad que avanza sólo con los empujones de requerimientos del Banco Mundial o del BID que nos exigen cada cierto tiempo comportarnos como una sociedad de verdad respetuosa e integradora. Ello, no porque dichas instituciones crean en estos principios, sino porque los indicadores económicos del momento les muestran que es más caro no regular las uniones civiles que regularlas, o que hay allí un nicho de explotación económica importante que se está dejando pasar.

Así, creo que tendremos ley sobre uniones civiles o acuerdos de vida en común y que, de todos los proyectos existentes, será el más conservador e inútil, discriminador y segregador que se pueda formular, el que esté disponible para las y los contrayentes o contratantes. Pero matrimonio y adopción, eso si que no; sería casi un altar a la zoofilia y otras aberraciones, a decir de don Carlos Larrain.

—————————————————–

Foto: Couple – Daquella manera / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

06 de agosto

Jennifer: El asunto implica mas temas, que el religioso y politico, el dar status de matrimonio es cambiar la esencia de la Familia, Jennifer te reconosco el derecho a que vivas tu vida como te plazca, pero no me puedes obligar a que reconosca tu estilo de vida como uno deseable y digno de apoyo gubernamental, si tu posicion gana, tendremos como sociedad que cambiar curriculumns educativos, baños especiales para cada minoria, adopcion, filas especiales en la s elecciones y no podremos enseñar que la homosexualidad es un pecado, como lo hacemos ahora….porque iremos presos….y una minoria, regira a una mayoria…eso no es justo, tu puedes vivir tu vida como lo quieras y de hecho lo haces……¿ porque mas?

06 de agosto

No mencione que este tema fuera religioso, porque en mi humilde opinion no lo es. Es un tema social, político y tal vez cultural. Mi opinion trataba sobre lo politico, en esa arena puedo contestar.
Yo no le pido a usted permiso para ser mujer, para ejercer mis derechos como tal, derechos que tambien fueron considerados por religiones monoteistas como “aberraciones”, baste como ejemplo que aun hoy lo son para al menos algunas.
Lo que usted entiende por familia, es claramente distinto a lo que declaran al respecto las convenciones internacionales aprobadas por la mayoría de los Estados modernos, es distinto también a la opinión de la mayoría da doctrina de derecho de familia (siempre hablando en términos políticos, no ideológico religiosos), es distinto a la jurisprudencia de los tribunales de la mayoría de los Estados modernos y finalmente es distinto a lo que recomiendan los psicólogos peritos en juicios de familia.
Yo le agradesco su reconocimiento a vivir mi vida como me plazca, aunque ese reconocimiento niegue un estilo de vida que usted asume como no deseable ni digno de apoyo gubernamental.
Pero yo no se lo he pedido ni a usted ni al gobierno, ¿por que? porque los derechos humanos (que por cierto también son los derechos de las humanas) son indivisibles, interdependientes e inalienables; lo que a mi entender significa que los derechos yo ya los tengo.
En cuanto a la posibilidad de que como sociedad cambiemos los curriculums educativos, lo aplaudo, no creo que los homosexuales y lesbianas necesiten de un baño especial, me parece que eso cabría como una declaración discriminatoria e ignorante. Habrían menos niños y niñas abandonados creciendo en organismos estatales.
Y ustedes podrían seguir enseñando que la homosexualidad, sin olvidar el lesbianismo ni la disforia de sexo; son pecado, siempre que lo haga apegando al texto bíblico que lo señala, sin caer en absurdos discriminatorios que tienen como base la ignorancia.
La mayoría en este planeta, somos mujeres, y yo no veo que nosotras seamos las que nos impongamos.
Le agradesco haberse dado el tiempo de comentar la columna, de la misma manera que le agradecería informarse antes de opinar que los homosexuales y lesbianas necesitarían de fila especial en una elección, le recomiendo textos de segregación arbitraria. Puede encontrar en la misma biblia, nuevo testamento alguna que otra parábola.

08 de agosto

Me parece increible que exista gente que no acepte que se pueda cambiar “·la esencia de la Familia ·” como lo que señala el señor Roa mas arriba. Como tanta estrechez de mente..ufff, bueno en nuestra sociedad chilena todo es posible… cuando es un hecho que existe una diversidad de familias, es cosa de mirar la mayor parte de las familias chilenas y los ejemplos abundan…y no es solo algo de ahora, es algo que se remonta muy atras desde nuestros origenes republicanos o coloniales y mas atras aun…en nuestra matriz indigena.

Desde llas revoluciones norteamerica, francesa y de independencia americana las sociedades han experimentado multiples cambios que han apuntado a democratizar y aumentar la esfera de los derechos civiles para una mayor .cantidad de personas y no ha sido el fin del mundo…no veo porque la implatacion de un matrimonio gay y la posibilidad de adoptar hijos pudiese ser algo tan terrible, es solo la consecusion de las ideas de mas”libertad, igualdad y fraternidad” ..

Me llama la atencion los argumentos que utilizan los homofobicos, se basan en sus prehuicios, en sus temores…sus miedos los llevan a negarle al otro la posibilidad de legimitar sus estlos de vida. La esencia de la sociedad en la cual vivimos y cada dia mas es la diversidad y el cambio social constante mas aun en un mundo globalizado.

Muy bueno el articulo de Jennifer Mella, en especial en lo relativo al recuento de proyectos que ha habido sobre uniones civiles en nuestro Parlamento en la ultima decada y lo limitado del debate politico de nuestra clase politica.. su provincianismo y cartuchismo…que le impide legislar de verdad y colocarse a la altura de una sociedad del siglo XXI. Como señala Jennifer tal vez en esta pasada habra que conformarse con mucho con algun timido proyecto de union civil y mas adelante concretar el matrimonio gay.

08 de agosto

Eduardo: Tengo gran respeto por los Gays , tengo familiares que lo son, jamas hago comentarios que los incomoden, por lo tanto no me reconozco como homofobico, otra cosa es mesclar derechos civiles con aspiraciones de minorias, se parecen pero no son lo mismo. En California ganamos en elecciones libres que la familia sea solo entre hombre y mujer, pero anteayer un juez homosexual lo revoco, ganaremos nuevamente, no con la idea de perseguir a minorias , sino con el fin que quede claro sobre todo para las generaciones que bienen que es una familia y que no

08 de agosto

Un sacerdote protestante,de un pais nordico fue detenido y encarcelado porque en su homilia, se refirio a la homosexualidad como pecado…..¿ de que libertad me hablan?, los cambios curriculares son en serio, en cuanto a la Familia y su concepto respetuosamente no estoy de acuerdo con lo que dices, no tan solo religiosamente, sino academicamente …ahora en lo que respecta a los derechos humanos…, estos se aplican hasta que una libertad , ataca otra libertad, la de una minoria, y una mayoria. El Concepto de Familia es el mismo no cambia, ahora esta claro que tenemos familias monoparentales por diversas razones a las cuales hay que apoyar, pero los homosexuales son tolerados e todas las sociedades occidentales, ser reconocidos como normales….no lo son y no lo seran nunca, otra cosa es el derecho a hacer con sus vidas lo que deseen….lo tienen y hace rato

09 de agosto

Porque el respeto es solo para un lado, si hay personas que aceptan el matrimonio gay me parece bien, y lo mismo si hay personas que no estan de acuerdo tambien me parece bien. no entiendo la posicion de que tienes que estar de acuerdo en todo porque si no eres un bicho raro y retrogrado. Que pasa, que acaso no puede haber diversidad, a mi me gustan los huevos con mayonesa.. eso significa que a todo el mundo le tienen que gustar tambien, por favor, si queremos respeto entonces respetemos a los demas aunque piensen distinto, no pueden lapidar a una persona porque no comulga con sus ideas.

Actualmente se piensa que ser moderno entonces es aprobar practicamente todo, el aborto, matrimonio gay, drogas, etc… creo que ser moderno no tiene nada que ver con ello, si no con la capacidad que tiene el hombre en la adaptacion a situaciones y hechos.

si dos hombres o dos mujeres se aman bien por ellos, pero no pidan que todo el mundo este feliz y los apoyen, cada uno sabra como acepta esta situacion y cada uno debera respetar la opinion de los demas.

09 de agosto

discirminar que tipo de huevos le gustan es absolutamente válido,
cuando la discriminación es arbitraria, es decir carente de una lógica razonable estamos frente a una discriminación arbitraria, que es juzgable, perseguible y censurable ya no solo por la opiniones diversas, sino por el ordenamiento jurídico al que estamos todos sujetos. la discriminación a las personas por su orientación sexual es arbitraria, como lo han sido otras discriminaciones a lo largo de la historia, por ejemplo hacia las mujeres.
Nadie pide apoyo ni felicidad ante la exigencia de los derechos, solo se exige el respeto con los derechos humanos, que no se restringen a las libertades, sino que hay tambien igualdades, y otras garantías.

09 de agosto

las ideas rupturistas son en su mayoría las que conllevan el debate publico, si hoy es de locos el matrimonio homosexual o el país no esta preparado para esto, años atrás se dijo también que una mujer presidenta de Chile no podría ocurrir porque el país no esta preparado y ya sabemos en que termino esto.
claramente la finalidad del matrimonio comprendido en el art 102 busca la procreación de la especie y la mantención del status quo en materia de familia como pilar de la sociedad, pero los cambios socioculturales que se van gestando en los poderes políticos y en la convivencia social de la ciudadanía en los espacios públicos y privados a ido cambiando, hoy cuando el INE da cuenta que los niños y niñas nacidos fuera del matrimonio duplican a los nacidos dentro del matrimonio y de cada 10 niños 7 son hijos de padres que no están casados, esto da cuenta que la finalidad de procreación del matrimonio se lleva a acabo sin este, entonces hay que re-evaluar su comprensión, la legislación con el paso del tiempo debe replantearse según los cambios políticos y socioculturales que van ocurriendo ya que en este sentido, el matrimonio no es otra cosa que la protección estatal a la familia y en el momento que se logra comprender que no existe un único modelo de familia, las familias homosexuales logran tener cabida como forma de organización básica de la sociedad por lo que una legislación que de protección a estas familias como es el matrimonio es algo que no puede esperar.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno