#Género

El relato (gay)

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Harta agua ha corrido y hartos años han pasado, desde que comenzamos a discutir sobre el matrimonio que hoy llaman igualitario. Eran otros los titulares, por lo general, hetero-impuestos. Hasta llegar a la noche de Tolerancia Cero, al debate aquel, que de manera literaria Pablo Simonetti le contó al país, el “relato gay”.

Relato que por cierto, se agradece, porque él sí puede representar a una comunidad aspiracional; que reniega de la marica y la camiona; y que no esconde su agenda PPD tras una ONG gay.

Siendo una persona absolutamente agradecida y respetuosa del gesto, las palabras y la entereza de Simonetti, ante tanta homofobia y heteronormatividad, (para seguir con sus palabras) quisiera, sin embargo, manifestar algunas inquietudes respecto de este relato gay.

Hoy, en apariencia, podemos imponer una agenda pública, aunque sea de manera dificultosa y fugaz. Y al parecer así se ha hecho con Punta de Choros, los comuneros mapuche, la virgen de la JUNJI, Hidroaysén, el matrimonio igualitario y Monsanto. Todos lamentablemente por separado.

Y respecto a su fugacidad, o nivel de dificultad o falta de convergencia en un relato común, se podrán dedicar muchos análisis, que espero sean, como lo muestran algunos importantes ensayistas, antesala de grandes cambios de ejes.

Pero, me permito dudar del actual relato gay. Porque en estos años de estar presenciando y participando de varias de estas protestas ciudadanas, me pregunto ¿qué consecuencias directas o indirectas han tenido? Me refiero a varios ámbitos; consecuencias en los manifestantes, en los espectadores, en la agenda política y en la política pública de nuestro país. Y si algunas de esas consecuencias han reportado beneficios, reconocimientos o reformas, para los derechos de cada una de las personas afectadas por estos conflictos.

Y no encuentro una respuesta positiva, a la hora de buscar la protección y respeto, solo veo el gran abismo entre querer hacer tanto y lograr tan poco, entre tener ideales y tener un cargo, en esa dicotomía que enfrenta a cada instante, no solo a personas sino que también a nuestros propios constructos sociales.

Y mi respuesta está  en este sistema patriarcal que nos hace trampa a cada instante, que se mofa de nuestros enojos, que incluso tiene el descaro de encauzarlos. Finalmente, esa es la molestia, que protestemos según el menú, que por cierto viene horneado desde las altas cúpulas de un sistema piramidal basado en la dicotomización de las ideas, datos y experiencias. Y que se niega, y se negará férreamente, a valorar y respetar la igualdad plena, la dignidad de las personas y su libertad y madurez, como el ingrediente básico de cualquier plato que se quiera servir. Simplemente porque así sobrevive el sistema.

Sin cuestionamientos de ese sistema, y petitorios integrales, este relato, sigue siendo definitivamente gay. Ni lésbico ni trans, ni menos, feminista, por ello no me identifica. Pese a ello, me convoca la exigencia de igualdad y me sumo a declamar: ¡matrimonio igualitario ya!

*Artículo publicado en www.rompiendoelsilencio.cl

————–

Foto: Soap Folks II Jason EscapistLicencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Un globo puede viajar hasta 80 kilómetros antes de reventar. La mayoría caen en fuentes de agua y pueden ser consumidos por animales que los confunden por medusas o peces.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Faltan los globos en la prohibición de plásticos de un solo uso

Cuando las ofertas de recuperación del agua, cuidado del medio ambiente y participación ciudadana campean, es bueno asimilar que los procesos muchas veces parten por la acción que desde la ciudadanía se ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Agua como derecho humano y bien común: ¿son tod/as los que dicen ser?

La diferencia fundamental entre la derecha y la izquierda chilena no está en su auto-declarado liberalismo*, sino en la forma en que ambas interpretan la Libertad, si acaso debe garantizarla el mercado o e ...
+VER MÁS
#Política

La tuición por la Libertad en Chile

El día de hoy al parecer es un terreno fértil, para reconocer que las personas tienen algo que entregar . En la soledad de una habitación se han transformado vidas, en las salas de hospitales se han fecu ...
+VER MÁS
#Educación

Educación emocional ¿Cuándo se nos olvidó aplaudir?

Nuevos

Un globo puede viajar hasta 80 kilómetros antes de reventar. La mayoría caen en fuentes de agua y pueden ser consumidos por animales que los confunden por medusas o peces.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Faltan los globos en la prohibición de plásticos de un solo uso

Cuando las ofertas de recuperación del agua, cuidado del medio ambiente y participación ciudadana campean, es bueno asimilar que los procesos muchas veces parten por la acción que desde la ciudadanía se ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Agua como derecho humano y bien común: ¿son tod/as los que dicen ser?

La diferencia fundamental entre la derecha y la izquierda chilena no está en su auto-declarado liberalismo*, sino en la forma en que ambas interpretan la Libertad, si acaso debe garantizarla el mercado o e ...
+VER MÁS
#Política

La tuición por la Libertad en Chile

El día de hoy al parecer es un terreno fértil, para reconocer que las personas tienen algo que entregar . En la soledad de una habitación se han transformado vidas, en las salas de hospitales se han fecu ...
+VER MÁS
#Educación

Educación emocional ¿Cuándo se nos olvidó aplaudir?

Popular

Es curioso que, como humanidad, no deja de fascinarnos la noción de fin de mundo, de apocalipsis, de destrucción del todo, de volver a lo primitivo, a la sobrevivencia.
+VER MÁS
#Política

Fin de mundo

Los abrazos que me faltan; soledad y compañía. Soledad de abrazos no recibidos, esperados, añorados. Demasiados días sin recibir un abrazo, demasiados días sin dar un abrazo.
+VER MÁS
#Sociedad

Los abrazos que me faltan

La Iglesia Católica en vez de reconocer sus errores y pedir perdón por sus actos, decidió callar, encerrarse en sus conventos y meter el menor ruido posible para no dar oportunidad que alguien los critiq ...
+VER MÁS
#Religión

Iglesia recluida en sus conventos haciendo voto de silencio

Esa emoción veraz, ¿es la que sienten las mayorías populares y los sectores de la clase media cuando observan el verdadero ‘sin sentido’ en el Congreso al discutir el retiro del tercer 10% de las AFPs?
+VER MÁS
#Política

La emoción de Paula Narváez. Notas de un liderazgo veraz