##UnPaísQueOpina

Territorio, democracia y nueva Constitución: Una ecuación de dignidad

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La nueva Constitución, entendida como un Nuevo Pacto Social logrado en democracia, que organizará la vida de las chilenas y los chilenos por varias décadas más, debiese tener en la persona humana y su dignidad el centro de preocupación, postergado desde la Constitución de 1980. Si ese es el supuesto articulador del Nuevo Pacto Social, el mismo debiese considerar definiciones éticas, ecológico-ambientales y geográficas mínimas que dieran contenido a los principios de territorio y democracia y por defecto entonces, desembocar en un país y república más tolerante, solidaria, fraterna y libre, que permita a las personas desarrollarse en dignidad como consecuencia básica del nuevo ordenamiento constitucional.

Relevar la cuestión del territorio, resulta hoy por hoy, un asunto insoslayable para alcanzar la dignidad humana y un sistema político democrático genuino. No hay que olvidar que las personas, como indicaría Aristóteles, traen en su esencia la necesidad de la polis, esto es, la capacidad y necesidad de organizarse, que en el caso que planteamos es imposible – como siempre lo ha sido por lo demás – sin hacer referencia al espacio geográfico como formalización de las interrelaciones de las personas con sus entornos en diversidad de lugares y escalas, indicaría Immanuel Kant, con su noción de espacio relativo. Por lo tanto, es urgente entender que las personas traen en su esencia la necesidad de territorio, en cuanto posibilidad de desarrollo integral que, convengamos ha sido para el caso chileno, en particular, una de las variables que no ha estado en la significación y ponderación necesaria bajo el ordenamiento constitucional vigente, reflejándose de ese modo en el tipo de estado subsidiario que conocemos y el diseño de Política Pública – Estado, en todos los sectores que permite la sociedad.


Relevar la cuestión del territorio, resulta hoy por hoy, un asunto insoslayable para alcanzar la dignidad humana y un sistema político democrático genuino

Así, a riesgo de que este planteamiento sea considerado un esencialismo incómodo de administrar, no hacerlo, es equivalente a renunciar a la polis de Aristóteles, negando la capacidad y la necesidad de organización democrática de las personas y su necesidad de apego al lugar. Territorio es democracia y democracia es territorio, es una ecuación básica y completa para avanzar en la dignidad que ha sido negada para las mayorías del país. Si esto es considerado como un supuesto plausible, entonces las siguientes líneas, entre varias más por supuesto, son las que se deberían considerar como variables funcionales a un mejor país, un mejor Chile:

  1. Desde el punto de vista de la disciplina geográfica, es esencial que se considere la dimensión territorial, como telón de fondo de ese nuevo país que se busca construir en donde la búsqueda del desarrollo garantice los elementos básicos de la sustentabilidad, la inclusión social, la protección ambiental y el crecimiento económico.
  2. Lo anterior obliga la revalorización de la diversidad geográfica, ambiental y cultural-étnica que caracteriza a nuestro país, haciendo estratégica la idea de que la diversidad y los valores culturales, tal como los recursos naturales, son parte de la riqueza común de una nación.
  3. Así, se conminaría a avanzar en la construcción de las bases de un país con descentralización efectiva, con un nuevo mapa de responsabilidades institucionales, con claridad de quién hace qué por niveles, de cuál es la mejor escala de intervención según tipo de problema y, todo esto bajo una regla elemental: que no se busque intervenir en la solución de un problema a determinada escala, cuando éste se pueda resolver a la escala inmediatamente inferior.
  4. En lo Institucional es necesario que la nueva Constitución deje espacio para permitir los ajustes necesarios entre las condiciones geográficas de base (que son móviles en el tiempo y que incluyen no solo el piso físico natural sino además lo construido y modificado), y la respuesta institucional, tanto desde el punto de vista normativo como de las instituciones y de los instrumentos, particularmente, los de planificación territorial y de gestión.
  5. En materia de decisiones, debe propiciarse una nueva gobernanza, más anclada en los desafíos para los territorios, incluyendo aspectos relacionados con su estructura y funcionamiento, lo que supone desde el punto de vista de la política pública, no solo mejorar la articulación sectorial y por niveles de intervención sino, sobre todo, instalar la dimensión territorial, entendiendo al territorio como el producto resultante de todas las intervenciones humanas y no solo como un contenedor de ellas. Tenemos que transitar de la aproximación sectorial que ha caracterizado al país hasta ahora, a una aproximación territorial, poniendo en el centro de las preocupaciones al espacio geográfico, con sus estructuras, interacciones, jerarquías e intercambios.
  6. La región, como espacio intermedio entre la mirada a escala nacional y aquella de carácter local, encabezada por alcaldes y alcaldesas con sus respectivos concejos municipales, debe impulsar, sobre todo a partir de la elección directa de su máxima autoridad, una función de articulación entre ambos niveles, ya que su escala de intervención permite dar cuenta de manera más adecuada de un importante número de desafíos, ya que muchos problemas ambientales y territoriales pueden intervenirse a la escala regional, pero esto obliga a establecer en la nueva constitución, un nuevo trato Estado-Región que permita asegurar la descentralización y la mirada diferenciada, que será la clase de una nueva forma de desarrollo.
  7. Las anteriores y siguientes temáticas exigen una educación geográfica pertinente y asertiva en los planes de estudio de enseñanza básica y media, que contribuya a una formación ciudadana centrada en el valor del territorio como aspecto angular en la construcción, fortalecimiento y diversificación democrática. Implica conciencia espacial y territorial ciudadana.
  8. Sobre la base del punto anterior, tanto tsunamis como terremotos, inundaciones, sequías, cambio climático/calentamiento global y otros fenómenos propios de la geografía física siempre imbricados con la geografía humana, serán parte esencial de las políticas públicas que permitan prevención y reducción del riesgo de desastres y catástrofes socio-naturales y no meros antecedentes de la historia del país en esta materia.
  9. En el plano de la política exterior, y por defecto en la inserción de Chile en un mundo globalizado, el nuevo pacto debe replantearse la revaloración del territorio, ya no desde las clásicas nomenclaturas geopolíticas, sino que desde la flexibilidad que ello exige, salvaguardando los intereses nacionales desde concepciones más comprensivas y complejas de las relaciones internacionales. Chile país tricontinental y oceánico, en cuanto imaginario geopolítico de futuro.
  10. A propósito de la Polis… derecho a una ciudad justa, con instrumentos de planificación territorial, evaluación de impacto ambiental y evaluación ambiental estratégica, que permitan espacios urbanos nutritivos, que aseguren el derecho al suelo y la vivienda digna para las mayorías del país, impidiendo la segregación y fragmentación espacial o territorial.
  11. Con lo anterior, generar los espacios que permitan los micro, pequeños y medios emprendimientos, potenciándolos en los instrumentos de planificación territorial para que deriven en espacios y asentamientos integradores que potencien desde el pequeño almacén de barrio, pasando por las ferias libres, hasta la mediana empresa, en condiciones territoriales que aseguren la mayor calidad de vida posible para la sociedad en su conjunto.

A modo de síntesis, la nueva Constitución, con los principios y variables aquí expuestos, debiese tender a un ordenamiento territorial democrático, cuya gobernanza se exprese en todas las escalas, las clásicas y las nuevas, teniendo en cuenta que el Estallido Social junto con la Geografía de la Multitud desplegada, funcional a una sedimentación de energía social y política de indignidad, emergió desde la vivencia del territorio. No emergió desde el vacío, sino que lo hizo desde cada rincón del país, desde cada cuadra, cada barrio, cada comuna, cada región.

Territorio es democracia, democracia es territorio, el principio territorial es inherente a la persona humana, no es un esencialismo maniqueo, es una realidad inmanente de la existencia humana.

Esta columna se logró en co-autoría con José Orellana Yáñez, Académico Escuela de Ciencia Política y RR. II. Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Doctor en Estudios Americanos Instituto IDEA, USACH. Magíster en Ciencia Política, Universidad de Chile. Licenciado en Geografía y Geógrafo, Pontificia Universidad Católica de Chile.

TAGS: #DesarrolloTerritorial #NuevaConstitución Geografía

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Oscar Sobarzo

07 de Noviembre

El tema principal en las discusiones sobre el territorio son las relaciones de poder, por eso los temas que se plantean en el artículo son fundamentales. Recuperar la naturaleza en su condición de bienes comunes fundamentales para la vida y crear los mecanismos para una efectiva participación de las personas en las decisiones que las afectan y no apenas en consultas de cartas marcadas realizadas apenas para legitimar procesos nocivos y con intereses que no atienden a las comunidades y sus territorios.

08 de Noviembre

Efectivamente, no se puede discutir de territorio sin pensar que este es un “producto” de lo que son las relaciones de poder, entre los distintos agentes que operan en el. La ciudadanía, las comunidades, deben reforzar su presencia en este nuevo mapa que surge hoy, para incidir en lo que serán los territorios del futuro.

Fabián Lizana Vásquez

07 de Noviembre

Bien acertada la columna del profesor Arenas.
Yo creo que este nuevo proceso constituyente debe contener un foco en los problemas de nuestro territorio. Ese enfoque debe ser contextual e integrar elementos que no han sido cuestionado durante años. Asimismo, el Estado debe buscar una nueva faceta, alejándose de este enfoque centrado en la renta, generando espacios participativos desde nuestros territorios y eso sin dudarlo fortalecer los municipios, que son los órganos del estado que constantemente están alejados de los grandes acuerdos y políticas públicas.

11 de Noviembre

Estimado, la columna es una coautoría con mi querido colega José Orellana. Muy de acuerdo con que la nueva mirada debe estar centrada en temas que no hemos considerado en años. Dos acotaciones, además del municipio, creo que se debe fortalecer a los Gobiernos Regionales, escala intermedia que recoge muy bien cierto tipo de problemas territoriales y ambientales que enfrentamos como país y, en el caso de las grandes ciudades, hacer surgir el nivel metropolitano, como un perímetro de planificación y gestión más adecuado y realista, cuestión que la ley actual permite.

Miguel Gallardo Rojo, Geógrafo UC

11 de Noviembre

Excelente reflexión del colega Geógrafo, en un momento en que estamos en pleno proceso constituyente que definirá el 11 de Enero de 2021, según lo estable la Ley 21.216 sobre las reglas especiales para la elección de representantes a la Convención Constitucional, concuerdo plenamente lo planteado en el punto 6 de la reflexión sobre la importancia actual que tienen las 16 regiones de nuestro País que de acuerdo a la Ley 21.073 podremos elegir democráticamente Gobernadores Regionales por votación popular el 11 de Abril de 2021, procesos que iniciarán una nueva forma de desarrollo Estado – Región que permita un real proceso de Descentralización, pero que sea con una real transferencia de competencias y recursos financieros para las regiones.

11 de Noviembre

Efectivamente, un nuevo trato Estado- Región será clave para reforzar el proceso de descentralización, que se completará con la elección de gobernadoras/es regionales, pero sobre todo con una ley de rentas regionales.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Las PeSD (personas en situación de discapacidad) hemos sido históricamente oprimidos por la sociedad capitalista, que consagra a la productividad y eficiencia como principios fundamentales de valoración ...
+VER MÁS
#Sociedad

Día Internacional de la Discapacidad, nada que celebrar

El reconocimiento de una subjetivación jurídica de la Naturaleza también se choca con la experiencia de la propiedad privada como regla que gobierna las relaciones entre humanos y elementos naturales
+VER MÁS
#Política

La Naturaleza como ´alguien`, no como ´algo`

No pierda de vista que los que la quieren fuera de la Defensoría de la Niñez son los mismos hipócritas que instalaron ese modelo social y económico que se fundó desde el atropello más brutal de los DDHH
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a la Defensora de la Niñez

La Nueva Constitución que emerja del Nuevo Chile, y que redunde en una nueva República, deberá proyectar una comprensión de sí mismo abierta al mundo, consciente de sus potencialidades, anclada siempre ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Cooperación o Hegemonía?: La Geopolítica de Chile v/s la de China

Nuevos

Las PeSD (personas en situación de discapacidad) hemos sido históricamente oprimidos por la sociedad capitalista, que consagra a la productividad y eficiencia como principios fundamentales de valoración ...
+VER MÁS
#Sociedad

Día Internacional de la Discapacidad, nada que celebrar

El reconocimiento de una subjetivación jurídica de la Naturaleza también se choca con la experiencia de la propiedad privada como regla que gobierna las relaciones entre humanos y elementos naturales
+VER MÁS
#Política

La Naturaleza como ´alguien`, no como ´algo`

No pierda de vista que los que la quieren fuera de la Defensoría de la Niñez son los mismos hipócritas que instalaron ese modelo social y económico que se fundó desde el atropello más brutal de los DDHH
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a la Defensora de la Niñez

La Nueva Constitución que emerja del Nuevo Chile, y que redunde en una nueva República, deberá proyectar una comprensión de sí mismo abierta al mundo, consciente de sus potencialidades, anclada siempre ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Cooperación o Hegemonía?: La Geopolítica de Chile v/s la de China

Popular

Por más que se crea que hay algo revolucionario tras la figura en cuestión y las palabras que salen de la boca, lo cierto es que es la revolución de la farándula, ésa en la que todo era conflicto sin q ...
+VER MÁS
#Política

La Abuela y sus ´nietitos`; no ciudadanos adultos, ´nietitos`

No promuevo la idea de que todo el mundo decida morir, pero sí creo que el tema debe ser debatible, y la medicina y parlamentarios deben abrirse a legislar según parámetros que fije la medicina
+VER MÁS
#Salud

Eutanasia en el 2020, una discusión pendiente en Chile

El nuevo Hospital Zona Norte no tendrá un adecuado nivel de acceso para el 72% de la población a la que debe atender, obligando a las autoridades a implementar medidas paliativas permanentes para brindar ...
+VER MÁS
#Ciudad

Grueso error de Mañalich al decidir la ubicación del hospital Zona Norte

La Ley y los criterios no son iguales para todos, hay perdonazos a grandes empresarios, pero, el ciudadano común nunca recibe uno. Estos hechos causan que sectores minoritarios de la sociedad obtengan impo ...
+VER MÁS
#Sociedad

El actuar irreflexivo del gobierno estimula a los violentistas