#Trabajo

¿Por qué el Presidente Piñera quiere vender la pesca chilena a extranjeros?

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Diciembre de 2012 no es una fecha cualquiera para los trabajadores de la industria pesquera. Ese mes vence la ley 19.713 de Límites Máximos de Captura por Armador (LMCA), que el año 2001 fijó cuotas individuales de pesca para las compañías chilenas en función de su participación histórica en cada recurso.

Esta ley permitió terminar con la llamada “carrera olímpica”, la competencia entre barcos para capturar la mayor cantidad posible de la cuota global, que había generado temporadas de pesca cada vez más cortas, con el efecto de precariedad en el empleo (menos días trabajados, estacionalidad, contratos a plazo fijo, menos ingresos).

Gracias a esta ley, se pudo recuperar el empleo que se perdió en la flota durante la crisis del jurel de fines de los noventa, ya que se empezó a destinar más pesca a los productos de consumo humano (los apanados, marinados, congelados, conservas, etc.), que demandan más mano de obra, más calificada y mejor pagada y se construyeron más plantas destinadas a ese procesamiento.

Gracias a esta ley, hoy el sueldo promedio del trabajador pesquero llega casi a los 500 mil pesos mensuales, lo cual es más del doble del sueldo mínimo. Este sueldo es muy valioso, en especial para las mujeres, que representan más de 90% de los trabajadores de planta y que en su mayoría son jefas de hogar.

Esa mejora laboral que nos dio esta ley hoy está en peligro. Y el responsable de ese peligro es ni más ni menos que el Presidente de la República, Sebastián Piñera. ¿Por qué? Porque hace un mes su subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, sin antes comunicarle a ningún dirigente ni a ningún parlamentario, dijo por el diario que el proyecto de ley para renovar los LMCA licitaría un 25% de la cuota industrial al mejor postor.

De los 22 países con cuotas individuales de pesca, ninguno subasta recursos que ya están en explotación. En todos ellos, como se hizo en Chile con la Ley 19.713, la pesca se distribuye entre los pescadores existentes. Si el Presidente va contra la corriente, las empresas que pierdan parte de su cuota y no la puedan recuperar vía remate no tendrán más alternativa que achicar su plantilla.

La conclusión para el mundo laboral pesquero es muy simple: menos cuota, menos materia prima, menos empleo. Y cuanto más porcentaje de la cuota se remate, mayor será la incertidumbre para los trabajadores chilenos.

¿Se ha preguntado el Presidente Piñera quién ganará esa licitación? Yo se lo respondo: no serán las pymes, no serán nuevos emprendedores chilenos, serán las mismas transnacionales que hoy sobreexplotan el jurel y el pez espada fuera de la 200 millas con sus enormes barcos factoría. Las mismas transnacionales que llevan años presionando a la Cancillería para que les permita recalar en los puertos chilenos.

¿Creerá el Presidente Piñera que una transnacional china, rusa o de la Unión Europea que hoy procesa en alta mar estará dispuesta a encarecer sus costos manteniendo a chilenos trabajando en plantas en tierra? Está claro que no.

Los trabajadores pesqueros ya hemos sufrido lo suficiente como para el gobierno venga a ahora a ahogarnos con una licitación de cuotas. Hay que pensar que el terremoto del 27 de febrero, y el maremoto que lo acompañó, dejó en el suelo a la industria pesquera, al punto que hay plantas destruidas que aún no se reconstruyen. Muchos perdimos nuestros hogares.

Y nos llovió sobre mojado, porque la escasez del jurel provocó que se perdieran más de 2.000 puestos de trabajo durante 2010. Además, en lo que va de 2011, por las fusiones de seis compañías para enfrentar la rebaja de 76% en la cuota global, se han perdido cerca de 600 empleos más.

Los trabajadores pesqueros llevamos más de un año pasándolo mal, y lo pasaremos peor si se licitan las cuotas. ¿Cuántos años tardamos en conquistar los beneficios sociales que hoy tenemos? ¿Cuánto tiempo nos tomará perderlos? Lo que dure la jornada de remate.

Los trabajadores de empresas que no logren licitar quedarán en el aire. Si los despiden es bien poco probable que los recontrate otra compañía. Y si gracias a Dios eso pasa, no lo harán con el mismo sueldo ni los mismos beneficios.

¿Por qué entonces el Presidente quiere experimentar con nuestra fuente de empleo? ¿Por qué la preparación del proyecto de ley se ha hecho a escondidas? ¿Por qué el subsecretario de Pesca y el ministro de Economía faltaron a la cita que les hizo la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, para que explicaran el proyecto esta semana en Valparaíso? ¿Por qué el Presidente Sebastián Piñera quiere vender la pesca chilena a extranjeros?

De no ocurrir esto, ocurrirá algo igual de malo: una inmensa concentración en la pesca chilena, que al menos en la zona sur del país aún no es acentuada. Con cesantía y todas las consecuencias antes mencionadas.

* Entrada escrita por Teresa Lizana, consejera Nacional de Pesca.

————–

Foto / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de mayo

Esta es la misma ley que acabo con el Jurel, y que no permite destinar parte de la cuota a Consumo humano, que es la gran fuente generadora de mano de obra, La PYMEPESCA, tiene 11 plantas sin utilizar por no tener cuota para consumo humano pudiendo generar mas de 1000 empleos.
El mar es de todos los chilenos y no de 5 familias !!!!

25 de mayo

Estimado Luis: Las plantas donde laboran los trabajadores de la de la industria, también funcionan a media capacidad por la escasez de jurel. Lamentablemente, también, en la pesca industrial se han perdido más de 2 mil empleos.
Por esta misma razón, para que Pymepesca genere esos 1000 empleos habría que sacrificar otros 1000 puestos de trabajo, esta vez, en la industria.

peon

26 de mayo

Debo confesar que esta es una noticia que me provocado una profunda tristeza… Con el perdón de los presentes que pudieran estar en desacuerdo conmigo, desde hace tiempo considero que el criterio del ahora actual Presidente Miguel Juan Piñera no es el que debiera tener un Presidente que se diga defensor de los derechos y de los intereses del pueblo, o de la nación, y esto me lo confirma con más ahínco todavía, al intervenir un sector cuya vida laboral es una de las más duras que existe en la nación, como lo es la de los trabajadores de la pesca artesanal…

Pan y pescado para comer…

Bachelet llevó el precio del pan a las nubes, tal vez por su inconsciente ineptitud en un momento crucial de la historia de Chile y ahora Piñera le quita una buena porción de peces a la boca del pueblo…

Lo estoy reflexionando todavía, casi sin poder creerlo, y sólo te puedo decir, aunque no lo comprendas, que a mi melena le acaba de crecer una mecha más …

Te agradecería me permitieras copiar y pegar tu post para ayudar a difundir esta realidad…

sdjfkjsdfklsjfklsjdfkl

26 de mayo

Estimado Peón:
Todo el apoyo es importante, por lo que si quieres ayudarnos a difundir esta columna, te lo agradeceríamos.

Sólo una aclaración: no sólo la pesca artesanal es sacrificada. Los trabajadores de la pesca industrial, en planta y flota, hemos luchado por años para conseguir derechos laborales dignos.

La licitación de las cuotas de pesca, sin duda va a vulnerar estos derechos.
Muchas gracias nuevamente por tu apoyo.

FelipeVargas

10 de julio

Es real que pescado que se exportan y no queda nada en chile son los más ricos en Omega3? serían la sardina un pescado barato y de consumos popular el que no existe en la mesa chilena pero si en abundancia en el mar?

10 de julio

Estimado Felipe:

Respecto a tu primera pregunta, eso no es cierto, ya que el pescado con Omega 3 es el jurel, que pesca la flota chilena y es el que se vende en supermercados y comercio detallista en general.

En relación a la sardina, la mayor parte (casi el 70%) la pesca el sector artesanal. Este captura ejemplares muy pequeñas (menos de 7 cm), lo que no permite hacer conservas. Adicionalmente, las naves artesanales no tienen cadena de frío, por lo tanto, sus ejemplares llegan con un nivel de descomposición que impide destinar la materia prima a consumo humano.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica