#Sociedad

Tengo rabia

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Tengo rabia porque he sido paciente. Tengo rabia porque he confiado en la buena fe de las personas a cargo y nos han mentido sistemáticamente. Tengo rabia porque tú confías que cuando llega un ministro o un subsecretario o alguien a cargo y te dice una fecha, que te lo dice porque tiene todos los antecedentes a mano para poder comprometer esa fecha.

Hace dos años atrás, a las 3:34 de la mañana, abracé a mi esposa en la oscuridad bajo el umbral de la puerta que crujía y me golpeaba por la violencia con la que se movía. Y gritaba el Salmo 91 para darme fuerzas, mientras la garganta se me quemaba por el polvo de cemento que me asfixiaba.
Cuando escuché gente gritar por ayuda traté de acudir al llamado, pero mi esposa me agarró de la mano y me lo impidió. Justo ahí se volvió a caer otra muralla.
En la oscuridad nos besamos y nos abrazamos, y nos dispusimos a morir.
No morimos.
Pero cuando nos recuperamos y salimos de entre los escombros, mientras sonaban las campanas de zafarrancho de combate de los marinos, pudimos encontrar al siempre viejito salvador con su radio a pilas, y cuando supimos dónde había sido el epicentro no lo podíamos creer. Concepción decía la radio, y nosotros en Santiago nos preguntábamos: si nosotros pasamos por esto, ¡no queremos ni imaginar cómo habrá sido en el sur!
Al día siguiente, cuando hubo luz de día y pudimos volver al departamento, la tele decía: inhabitable, los bomberos nos echaban y nos decían que teníamos que bajarnos la vida por las escaleras, porque no podíamos volver.
En mi ingenuidad yo miraba y decía, “lo puedo reparar, no me importa, lo reparo como sea”, pero la realidad iba mucho más allá de mi voluntad.
En ese momento vinieron de muchas partes. Vinieron japoneses a evaluar el edificio. Vinieron asistentes sociales a hacer catastros. Vinieron arquitectos, el DICTUC, las universidades, a hacer un estudio, dos estudios, tres estudios, cinco estudios. Incluso una vez vino la mismísima ministra de vivienda de ese tiempo a decirnos: “no se preocupen, levantaremos las obras en menos de un año, no permitiremos que pasen más de un invierno sin hogar”.
Ya van dos años. Y si nosotros pasamos por esto, no me quiero ni imaginar cómo habrá sido en el sur.
Entonces repartimos nuestras pertenencias en la familia, algunas las regalamos y otras las guardamos, con la esperanza de algún día recuperarlas y volver a armar nuestra casa. Y comenzamos a vagar, nos pudimos conseguir un arriendo, pero el Banco del Estado no nos perdonó ni un mes de dividendo, porque justo en diciembre habíamos comprado ese departamento que se cayó, así que tuvimos y tenemos que seguir pagándolo, a pesar de que ahora es un montón de muros cuarteados.
Como había un seguro por la compra del departamento, tratamos de hacer que nos lo pagaran, pero sistemáticamente el banco se negó, hasta que fuimos a la Superintendencia de Bancos y mágicamente el seguro estaba listo.
Pero aun así no podemos reparar, porque los departamentos de Villa Portales son parte del patrimonio histórico y es el SERVIU quien debe primero evaluar y reparar antes de que nosotros podamos hacer algo. Así que aguardamos, con paciencia, mientras se nos va un sueldo completo en dividendo y arriendo, saltando de departamento en departamento.
Sí, la gente a cargo trabaja, pero nadie decide. Sí, se hacen estudios, pero los muros se deterioran por que los vándalos saquean, y lo poco que quedó parado del departamento desapareció. Angustiados robaron el calefont, los tubos de cobre y las manillas de las puertas para vender el metal.
Ya van dos años. Y si nosotros pasamos por esto, no me quiero ni imaginar cómo habrá sido en el sur.
Tengo rabia porque he sido paciente. Tengo rabia porque he confiado en la buena fe de las personas a cargo y nos han mentido sistemáticamente. Tengo rabia porque tú confías que cuando llega un ministro o un subsecretario o alguien a cargo y te dice una fecha, que te lo dice porque tiene todos los antecedentes a mano para poder comprometer esa fecha.
Pero luego vienen las disculpas. Y el invierno. Y el frío. Y el volver a pagar. Y el volver a vagar de casa en casa, dejando nuestras pertenencias, y recuerdos que no se pueden reconstruir porque no tienes un lugar tuyo.
Cuando se cumplió un año desde el terremoto, quise mostrar mi malestar y rendir un homenaje a la gente que ha pasado por esto escribiendo en una bandera los nombres de todas las ciudades afectadas por el terremoto. A las 3 de la mañana fuimos con mi esposa y unos amigos y ondeamos esa bandera frente a La Moneda, dando vueltas alrededor, arriba de nuestras bicicletas.
Recuerdo que cuando llevaba la bandera lloré mucho, porque no me lo había permitido hacer desde que nuestra casa se quebró. Ha pasado otro año y de todas las ciudades que habíamos escrito en esa bandera ninguna, hasta el día de hoy, ninguna ha sido reconstruida.
Tengo rabia pero tengo que seguir teniendo paciencia, porque no me queda otra. Tengo rabia porque en todo este tiempo en que hemos estado vagando, hemos pasado de ser dos a ser tres, y mi hija nacerá y no podrá tener su propio lugar donde dormir. Tengo rabia porque nuestro presidente nos maquilla la verdad, y nos habla de dos tercios de reconstrucción terminada.
Pero ya van dos años. Y si nosotros pasamos por esto, no me quiero ni imaginar cómo habrá sido en el sur.
* Te invitamos a revisar la galería de fotos que testimonia cómo quedó la Villa Portales, donde se ubica el departamento de Danilo Canales, tras el terremoto.
** Sobre la reconstrucción, también te invitamos a leer la entrada de Paulina Vergara, Coordinadora del Observatorio de la Reconstrucción de la U. de Chile, “A dos años del terremoto y más alla de las cifras”, y la de Matías Goyenechea, “Reconstrucción en salud: ¿seguimos con la letra chica?”
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de Febrero

Que locura. Yo mismo pasé varias semanas fuera de casa -como resultado de las reparaciones y una estafa. Fue horrible y deterioró muchísimo muchos aspectos de mi vida, algunos para siempre. No me puedo ni imaginar como habrá sido para ustedes. Abrazos y juerza.

27 de Febrero

que triste Bro`… pero la gaby nacera dentro de un matrimonio hermoso.. te amo hermano!

27 de Febrero

lei tu vivencia y me llega al alma tu dolor, que rabia que impotencia, mucha fuerza para ti y tu familia, que la llegada de tu hijita le de un poco de paz a tu corazon y llene tu vida de alegria, ya podras recuperar lo que te han negado….y ese dia doblaran por ti las campanas…un abrazo muy fuerte

Folave

11 de Julio

Leí tu sentir, te diré que aún es peor y sobretodo en Chanco, mi hermana, tuvo ella misma que hacer las salidas de agua y conecciones eléctricas, yo me especializo en calidad y seguridad de construcciones y cuando uno hace lo correcto lo hostigan, trabajo en el norte y debo cambiar hartas veces de trabajo, puès debes sacar una enseñanzas de estos y sobre todo de la universidades que no est´nn enseñando la ética. Creo que volvería hacer lo correcto y lo que me da mas pena que ha mi hermana siempre la ayude económicamente y esperitualmente y ahora cuando mas lo necesita pues perdió todo no lo he podido hacer por los misógenos y cuoteos polìticos y lo peor la ignorancia del rubro.

Saludos y practica la oración y el respeto por el conocimiento y sobretodo de la ecologia y la diversidad.

Fresia

Benjamin Ham

26 de Diciembre

Intenté de expresar en palabras la impotencia compartida que siento y no pude.

ivan valdés colicheo

26 de Diciembre

Sólido!!!
no es ironía.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

Institucionalizar el llamado “capitalismo con rostro humano”, el del estado social y solidario que, con un mínimo del 35% del Producto Interior Bruto, puede financiar la garantía en derechos sociales ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Boric: ¿echarle agua al mar?

Al final converso con un Nosferatus, me dice que necesitan sentirse parte de algo. “En Chile, la gente está desilusionada de todo. Este es un fin de mundo. El negro refleja algo”; pero tú no eres un v ...
+VER MÁS
#Cultura

Recuerdos de un patiperro: primera impresión en medio de vampiros

Guantánamo es una mancha imborrable en el historial de Estados Unidos, un capítulo que debe cerrar ya y no repetir nunca más.
+VER MÁS
#Internacional

Después de 20 años, Biden debe cerrar Guantánamo de una vez por todas

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Que las sirenas que quieren atraer a nuestro Presidente electo al mar turbulento con sus canciones mágicas “expertas, ponderadas y juiciosas” no sean escuchadas y permitan a Gabriel Boric hacer los cam ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ulises y los cantos de sirenas