#Sociedad

Pastillas para no soñar

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Deme pastillas para no soñar”, así dice el estribillo de la conocida canción de Sabina y creo que es el canto que, lamentablemente, representa lo que nos pasa como sociedad. Por distintas razones hemos dejado de soñar, el discurso pragmático, centrado en el resultado material y de corto plazo, ha minado nuestra capacidad de imaginar grandes proyectos, ponernos metas desafiantes, buscar ir mas allá de lo obvio, fácil y alcanzable.

Por distintas razones nos han convencido que es mejor tener únicamente metas alcanzables y que el camino corto, el atajo, la ventaja mal habida, son las rutas al éxito, lo que trae reconocimiento y es admirado por el resto.

Día a día vemos que eso no es así. Para avanzar es imprescindible el esfuerzo, perseverar, aprender del error fecundo, tolerar la frustración y, en muchos casos, saber esperar.  Seguramente la venta de pastillas para no soñar explica el desmedido crecimiento de farmacias.

¿Como recuperar entonces la capacidad de soñar? ¿Podremos encontrar un antídoto que elimine el efecto de las pastillas para no soñar? Creo que sí.

En primer lugar, hay que recuperar la construcción de proyectos colectivos, eso permite sentirse acompañado y dispuesto a enfrentar tareas que inicialmente aparecen muy difíciles o lejanas. La crisis de sueños colectivos, de desafíos compartidos, de proyectos aglutinadores hace que cada uno se repliegue a su sueño o proyecto individual, que naturalmente será de una envergadura distinta.

La recuperación de ese sueño colectivo pasa, inicialmente, por aprender del pasado,  tener una mirada más optimista respecto del futuro y una mayor confianza en quienes comparten el camino con nosotros. También es necesario reconocer las debilidades propias, asumir maduramente que necesitamos de otros, que como dijo León Felipe, no basta con llegar primero, hay que llegar todos juntos y a tiempo.

La construcción de un sueño colectivo pasa también por el diálogo y el respeto, por la necesaria valoración del argumento por sobre la fuerza, por buscar la verdad en lo que el otro dice.

Parte de lo que mostraron las movilizaciones del año pasado tienen que ver con la convocatoria que aun tiene soñar con un país en que nadie es discriminado por su nivel socioeconómico o cultural y que busca construir una sociedad que reconoce el mérito y el esfuerzo, que está preparada para acoger a todos.

Los movimientos en Aysén y Pelequén apuntan en el mismo sentido, en la medida que existe un proyecto compartido, la energía se multiplica y el impacto es mucho mayor.

La actual sensación de fracaso y desconcierto se explica por que nos dijeron que esta carrera era individual, pero nos vamos dando cuenta que es una carrera colectiva, una caravana en la que nadie sobra y todos somos importantes.

Vaya entonces y consiga su jarabe para volver a soñar, está hecho a base de confianza y respeto, es genérico, no tiene contraindicaciones, puede ser consumido sin precaución y de preferencia debe ser guardado al alcance de los niños.   

——–

Foto: Lucas Ninno / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Nuevos

Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad