#Sociedad

Algo de historia: trenes, camioneros y dictadura

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El pasado lunes/6 el presidente de la Confederación Nacional Del Transporte De Carga (CNTC), Sergio Pérez, consideró una competencia desleal la propuesta del candidato presidencial Gabriel Boric de fortalecer el sistema ferroviario: «Nosotros queremos decir que no queremos privilegios, queremos una cancha pareja, pero no queremos que el Estado de Chile, con plata de todos los chilenos, vaya en ayuda de un sistema de transporte en competencia desleal con los camioneros de Chile», además se victimiza cuando dice: “lo que decimos es que nos dejen trabajar. Las verdaderas víctimas somos nosotros».


Después de todo lo expuesto podemos evidenciar lo necesario y urgente que es recuperar el tren y que vuelva a ser la columna vertebral del transporte de carga y pasajeros a nivel nacional.

Para responder a estas expresiones podemos traer a colación una carta al diario El Mercurio del 01/noviembre/2018, titulada “Camioneros e impuesto al diésel” escrita por el exministro de Hacienda y excandidato presidencial Ignacio Briones junto al economista Claudio Agostini, en ella dicen lo siguiente: “La realidad es que en Chile el impuesto específico al diésel es uno de los más bajos de la OCDE, es 1/4 del que pagan las bencinas y, a su vez, es devuelto en un 80% a la inmensa mayoría de los camioneros. En simple, esto significa que si un usuario de bencina paga aproximadamente $300 por litro en impuesto específico, un camionero termina pagando $15 por litro. Si esto no es un privilegio, no sabemos qué podría serlo. Máxime cuando el impuesto específico al diésel, que se justifica por las externalidades negativas de contaminación y congestión, debiera ser mayor que el de las bencinas. Un camión contamina más y congestiona más que un automóvil.” Y en otra parte de dicha carta agrega: “Y si de privilegios se trata, no olvidemos, además, que la mayoría de los camioneros en Chile tributa por renta presunta, sistema anacrónico en el siglo XXI. Esto implica que, a diferencia de la mayoría del resto de los empresarios, terminan pagando poco y nada por las rentas que obtienen.”. Briones también afirma que esto es producto de una “pésima política pública que se arrastra por años anclada en el miedo al chantaje de los camioneros”.

Para conocer los riesgos del chantaje, pensemos en lo ocurrido a mediados de este año con los camioneros bolivianos, quienes bloquearon las carreteras protestando por la reactivación del tren de Arica a la Paz, afirmando que esto ponía en riesgo su fuente laboral. Este chantaje hizo que el gobierno boliviano accediera y declarara que era solo un plan piloto. Esperemos que esto no ocurra en nuestro país, el Estado no puede estar controlado ni ser atemorizado por quienes presiden una actividad económica, por muy importante que esta sea.

Para entender los orígenes de los privilegios que tienen los camioneros debemos ir a los años 1972/1973, cuando los empresarios dueños de camiones organizan un paro nacional, que por lo prolongado terminó desestabilizando el gobierno al causar un grave desabastecimiento a nivel nacional, que finalizó con el golpe de estado que derrocó al presidente Salvador Allende.

Hoy, sabemos que dicho paro recibió apoyo y financiamiento de gremios empresariales y como lo evidencian archivos desclasificados de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), también obtuvo financiamiento de la CIA, que conspiraba, por instrucciones del presidente de la época Richard Nixon y su secretario de Estado Henry Kissinger, con el objetivo era hacer caer el gobierno de la Unidad Popular, para ello impulsaban situaciones que provocaran el malestar generalizado de la ciudadanía hacia el gobierno, algo que finalmente se cumplió.

En los años que siguieron al golpe de estado, la dictadura hizo que el sistema ferroviario fuera paulatinamente abandonado y desmantelado, al mismo tiempo se fortaleció el transporte camionero y nacen también las carreteras concesionadas.

Dejando claro los hechos que permitieron las prerrogativas de las que goza este sector del transporte. Es necesario aclarar que quienes defendemos el tren no lo hacemos por nostalgia o por algún tipo de venganza. La razón principal son los beneficios que ofrece el transporte ferroviario, al ser más seguro, cómodo, económico, con mayor capacidad de transporte y favorecer la equidad social y por último, deben existir alternativas de transporte, no es aconsejable tener todos los huevos en una sola canasta.

Otro factor sumamente importante, dada la emergencia climática que sufre el planeta, es tener presente que el tren es un medio de transporte ecológico y poco contaminante, todo lo contrario del camión que es altamente contaminante y agreguemos el tema del espacio, ya que una vía doble de ferrocarril tiene igual capacidad que una carretera de 16 pistas.

El mejor ejemplo es Santiago, el Metro nos trajo grandes beneficios, partiendo por llevarnos a cualquier lugar de la ciudad de forma rápida, al mismo tiempo, disminuyó la congestión vial, la contaminación y la accidentalidad. Solo imaginen esa gran cantidad de pasajeros siendo transportados en superficie por el Transantiago. Al potenciar el tren, es hacer lo mismo, pero a nivel nacional.

Después de todo lo expuesto podemos evidenciar lo necesario y urgente que es recuperar el tren y que vuelva a ser la columna vertebral del transporte de carga y pasajeros a nivel nacional. Incluso, nos sirve para disfrutar de unas vacaciones más relajadas, durante un tiempo existió el auto-tren, en el podíamos viajar cómodamente a nuestros destinos evitando el cansancio y las molestias de un largo viaje conduciendo un auto.

Obviamente y tal como lo expresó Pedro Pablo Errázuriz, presidente de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), ambos medios de transporte deben trabajar complementándose en un sistema intermodal.

En conclusión, recuperar el tren es una necesidad nacional si pretendemos tener un país más inclusivo, justo y menos vulnerable.

TAGS: #TransportePúblico #Tren Camioneros Transporte

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Ordenar comentarios por:
Felipe

10 de diciembre

Hola Fernando! Muy buen artículo, como siempre exponiendo hechos sin juicios de valor de por medio.
He estado leyendo sobre el tema y, como todas las cosas, tiene sus pro y sus contra: Es innegable el tema de la contaminación y la «limpieza» de las carreteras, sin embargo, no me es evidente el hecho de que el transporte en tren, por unidad, sea más barato que el de cualquier otro medio.
Un tren requiere una inversión inicial altísima por el sólo hecho de poner en marcha el proyecto, sin embargo el tema no termina ahí ya que la mantención de los mismos y, más importante aún, la mantención y protección de las vías (ya que estamos en Chile y no sería de extrañar que se las roben para vender el metal por kilo) sería una constante.
Actualmente todo el gasto del transporte lo están asumiendo los privados (transportistas), pero con lo del tren, toda la implementación y mantención sería un costo permanente para el estado. Lo anterior no sería tema de no ser porque estamos en pandemia y, a mi parecer, no es momento de asumir costos de esa magnitud sin antes tener un piso firme en cuanto a reactivación económica se refiere.
Me gustaría mucho leer tu ideas al respecto.
Un fuerte abrazo!

10 de diciembre

Hola Felipe, para responder recurro a la historia, en 1913 Chile fue unido por el tren de Iquique a Puerto Montt, situación que permitió, alrededor de las estaciones, el surgimiento de focos comerciales y sociales, es decir, creó fuentes de trabajo y facilitó la integración económica y social de las regiones más alejadas del país. Y hoy, serían fundamental para descentralizar el país. Es muy parecido a lo que ocurre en torno a las estaciones del Metro de Santiago, donde llega sube la plusvalía de las viviendas, aumenta la actividad comercial y mejora la calidad de vida. Y por último, no puedo dejar fuera el tema medioambiental, el tren logra que disminuya el uso de autos y camiones, reduciendo de forma drástica la contaminación ambiental.

Es verdad que el transporte ferroviario tiene que ser subsidiado por el Estado, por no generar utilidades directas, pero, debemos tener en cuenta las utilidades indirectas que acabo de describir y estas superan con creces los costos.

Saludos y gracias por su opinión.

any

10 de diciembre

Deberian transparentar el tema para las masas, no se dicen las cosas como corresponde, tanto como los grandes transportistas como academicos y el Estado, saben los alcances, es algo que se realiza en otros paises ,no es algo nuevo . Tenemos a corto y largo plazo problemas en logistica de transporte que hay que resolver a la brevedad.

11 de diciembre

Any, está en los cierto, falta información en la ciudadanía en general, muchos creen que la defensa del tren es por nostalgia de tiempos pasados y no están informados de la importancia que este tiene y que puede complementarse al transporte terrestre.

Este es un tema que debe tomar el Estado desde la racionalidad en búsqueda del beneficio a nivel país, dejando de lado la visión parcelada de un sector empresarial que solo defiende sus intereses particulares. No nos debemos tener, lo que expuse en el artículo, los paros que realizaron los camioneros bolivianos atacando el tren de Arica a la Paz.

Saludos Any y se agradece el aporte.

15 de diciembre

Como es claro, el tren es deficitario en su inversión y en su operación. Por lo tanto, concordando todos (También don Fernando) de que el Estado perderá plata, hay que priorizar donde se invierte esa plata: ¿trenes u hospitales? ¿trenes o educación parvularia?..Porque los recursos no son ilimitados.. Y el supuesto de que el Estado pudiese capturar parte del valor que el tren crearía….¿como sería?…finalmente habría no solo que invertir en trenes, sino que en propiedades, et,etc..O sea, el Estado se convertiría en un especulador , esperando una supuesta rentabilidad que podría capturar. A los detractores del neoliberalismo les debería doler por todo lados….Aunque la inconsecuencia es algo que políticamente ya es general.

16 de diciembre

Don Arturo Bechtold, reconozco que es un dogmático y férreo defensor del neoliberalismo, un claro enemigo del Estado y se pone nervioso con los términos desigualdad, equidad e inclusión.

Si lee nuevamente el artículo, no digo que el Estado debe hacerse cargo exclusivo del Tren, pienso que Estado y Privados pueden trabajar juntos. Lo que quería destacar es que los camioneros dicen que no gozan de beneficios, lo cual es demostradamente falso, pagan menos impuestos y menos por el combustible que consumen.

Aclarado esto, la emergencia climática es el mayor desafío que enfrenta la humanidad y el tren es más ecológico y una poderosa herramienta para combatir la contaminación, la congestión en ciudades y carreteras, las desigualdades sociales y el cambio climático. Además, facilitaría la tan anhelada descentralización del país.

El tren mejora la calidad de vida de donde llega al crear focos comerciales y sociales. Es lo mismos que ocurre en torno a las estaciones del Metro, sube la plusvalía de las viviendas, aumenta la actividad comercial, podemos llegar rápidamente a lugares de Santiago que antes tardábamos horas, etc. En resumen, mejora la calidad de vida y el Estado recauda más impuestos.

El paro de camioneros evidencia que es necesario tener alternativas de transporte, somos vulnerables al chantaje si tenemos todos los huevos en una sola canasta y recuperar el tren nos permitiría dejar de ser camioneros dependientes.

Gracias Don Arturo por su opinión.

17 de diciembre

Don Fernando. Solo para eliminar prejuicios, no me considero un «defensor» del neoliberalismo, sino que, por largas experiencias, constato que la libertad ES el único camino viable. Los modelos socialistas, en que los Estados quieren definir como será el futuro, como serán las interacciones entre personas, etc,etc, han demostrado ser ineficaces, son lentos, y , en las finales, se constituyen como un modelo clientelista donde los jerarcas constituyen una clase dominante que aprovecha al resto para mantener su poder. Pero no es el tema a discutir ahora.
El tema del tren, como lo plantea Boric, es, como también indica usted, es un tema político: se le quiere quitar poder a los camioneros, aunque no se sepa bien cuanto cuesta eso y realmente como funcione. Se presumen beneficios indirectos, posibles y mucho de wishful thinking, por lo que hay una dosis de especulación tremenda.
Los trenes no funcionan en Chile porque la capilaridad de las líneas es super ineficiente. Chile es un país centralizado, que primero habría que hacer crecer a las otras ciudades para que valga la pena. Pero el caso es que es evidente que nunca sería rentable privadamente, por lo que habría que siempre pensar en los beneficios indirectos.
El caso es que esta es una muestra mas de como muchos piensan el Estado: un fabricante de sueños. Basta ver cuando el candidato Boric habló de que «le encantaría» ver un tren por el desierto…pagado por todos.
Saludos

17 de diciembre

Don Arturo Bechtold, no son prejuicios, son opiniones basadas, precisamente, en su largo historian de opiniones en otros artículos.

Además, su respuesta me dice que el tema medioambiental lo debe creer un invento Chino y no le resulta relevante ni merece ser considerado en al toma de decisiones.

Saludos

18 de diciembre

Don Fernando.
Un tren no contamina poco, más aún si sumamos sus ineficiencias. Pero seguramente su idea va varios pueblos más allá y piensa en trenes eléctricos. Y, seguramente piensa que esa electricidad será producida por una planta solar; pero para fabricar esos miles de paneles.. ¿Sabe cuanto carbono se emitió?. Y, luego, si queremos comparar situaciones similares, comparemoslo con camiones eléctricos.. ¿Ahi el tren es superior?
Por ello es que hay que ver todo y luego tomar decisiones. Por lo mismo, dejar las caricaturas y luego ser serios en las decisiones
Saludos

18 de diciembre

Don Arturo, sigo dándome cuenta que para usted el tema medioambiental es irrelevante y no debe ser considerado.

Nadie dice que todo el transporte se tiene que hacer exclusivamente en tren, siempre se ha planteado como un medio de transporte complementario a los camiones en un sistema intermodal. Incluso, puede llevar camiones en largas distancias a sus destinos, para que allí, ellos distribuyan. Teniendo en cuenta el espacio, una doble vía de ferrocarril es equivalente a 16 vías de una carretera, es decir, disminuimos la congestión en carreteras.

Además, y como viajero frecuente, es mucho más cómodo viajar en tren que en un bus y puedo llevar más equipaje.

Saludos

paolo

18 de diciembre

La teoria económica describe los monopolios naturales como aquellas actividades que solo funcionan bien cuando hay una concentración en vez de una competencia: por ej entre dos ciudades solo puede haber una carretera (maximo dos, y seria aun un duopolio), esto significa que en el tema del transporte se producen, por norma general, concentraciones oligopolicas, monopolios (los camioneros, cuando protestan, suelen bloquear carreteras, en cualquier pais). Esto ya está descrito en los textos de Economia, y por esto se asume que el tema del transporte es una excepcion a la regla, donde puede participar el Estado. Por eso los sistemas de transporte publico suelen ser estatales, semiestatales o concesionados por el Estado, no existe la libre competencia, ya que las lineas de microbuses por ej deben ser trazadas por la autoridad. Para analizar las ventajas del ferrocarril no basta simplemente considerar los costos y utilidades que tiene para el Estado la mantencion de una via ferrea, sino ademas las externalidades positivas (acciones que afectan a un tercero, no involucrado en el proceso), por ej la descongestion de las carreteras, el hecho de que se puede vivir en una ciudad y trabajar en otra, limitando el crecimiento de las ciudades, la puntualidad del tren que facilita los negocios (el tren no esta sujeto a atochamientos), esto facilita un buen clima para trabajar o emprender. Aplicando algo de Economia basica se puede hacer una buena defensa del sistema ferroviario. Continuo…

paolo

18 de diciembre

Hace algunos años se propuso instalar un tren de alta velocidad (tren bala) entre Arica y Puerto Montt, esto en realidad es un error por varias razones. En primer lugar este tren es mucho mas caro por km construido, ademas consume mucha mas energia debido a la velocidad con que se mueve: el diseño de la linea es diferente de una convencional, pues necesita curvas mas amplias, con mayor radio, no puede hacer curvas cerradas. Y mas importante, no permite paradas frecuentes, por tanto en trayectos cortos se hace poco practico. Dicho esto, no significa que no se puede conectar arica con puerto montt a traves del ferrocarril, todo lo contrario, pero a traves de una linea convencional, por ej electrificada, a velocidad normal. Y eso debe hacerse por etapas, por ej conectar primero La Serena-Santiago-Concepcion, y luego gradualmente el resto (pero hay que igualar el ancho de via, ya que la red norte es mas estrecha, y considerar una conexion con paises vecinos). Otra cosa que hay que considerar, para quienes dicen que un tren es un «gasto para el Estado», es que ferrocarril es una actividad estatal pero pagada, el tren no es gratuito (como la Educacion), por tanto tiene utilidades, y si bien puede no cubrir los costos, los reduce notoriamente. No todo lo estatal es gratuito, el ferrocarril es una empresa estatal con costos y utilidades, la educacion publica en cambio tiene costos pero no utilidades, y ambas tienen externalidades positivas (rentabilidad social). Saludos

18 de diciembre

Gracias Don Paolo por su interesante, informado y educativo aporte

Saludos

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Dejando estas situaciones de lado y con el fin de informar quiero destacar que la Nueva Constitución incorpora dos elementos que la hacen ser es una constitución moderna.
+VER MÁS
#Política

La Nueva Constitución enfrenta los desafíos del siglo XXI

Dejando estas situaciones de lado y con el fin de informar quiero destacar que la Nueva Constitución incorpora dos elementos que la hacen ser es una constitución moderna.

La propuesta de Nueva Constitución consolida los derechos humanos de primera generación, (derechos civiles y políticos) estructura y da forma a los de segunda generación (derechos sociales y económicos)
+VER MÁS
#Política

Nueva Constitución: Proceso y Contenido

La propuesta de Nueva Constitución consolida los derechos humanos de primera generación, (derechos civiles y políticos) estructura y da forma a los de segunda generación (derechos sociales y económicos)

A continuación algunos artículos de la Nueva Constitución para ser analizados e importantes de tener en cuenta antes de tomar una decisión, idealmente no ideológica sobre el Apruebo o el Rechazo
+VER MÁS
#Política

Artículos interesantes de la Nueva Constitución

A continuación algunos artículos de la Nueva Constitución para ser analizados e importantes de tener en cuenta antes de tomar una decisión, idealmente no ideológica sobre el Apruebo o el Rechazo

En Chile estamos en un momento único y esperanzador también en relación al derecho a la salud. La nueva Constitución  abre una tremenda oportunidad que permitiría garantizar mayormente este derecho
+VER MÁS
#Salud

Debe cambiarse el ´sálvese quien pueda` respecto al derecho a la salud

En Chile estamos en un momento único y esperanzador también en relación al derecho a la salud. La nueva Constitución  abre una tremenda oportunidad que permitiría garantizar mayormente este derecho

Nuevos

Dejando estas situaciones de lado y con el fin de informar quiero destacar que la Nueva Constitución incorpora dos elementos que la hacen ser es una constitución moderna.
+VER MÁS
#Política

La Nueva Constitución enfrenta los desafíos del siglo XXI

En la actualidad en esa comuna hay muchos edificios terminados que no cuentan con recepciones finales de obras, vale decir, existe una oferta de unos cuantos miles de departamentos que no se pueden habilitar
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cómo se resolverá el asunto de los guetos verticales ilegales en Estación Central?

El cese de la Fundición Ventanas parece ir en la dirección correcta, puesto que es una de las empresas responsables de la mayor cantidad de emisiones de dióxido de azufre en la zona
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Cierre de Fundición Ventanas y los derechos humanos

Desde hace años que tanto en Alemania como en otros países europeos, las circunstancias que se están viviendo están empujando y acelerando el uso de la bicicleta en paralelo a disposiciones de uso del e ...
+VER MÁS
#Sociedad

Desde Berlín: tiempos inciertos

Popular

A continuación algunos artículos de la Nueva Constitución para ser analizados e importantes de tener en cuenta antes de tomar una decisión, idealmente no ideológica sobre el Apruebo o el Rechazo
+VER MÁS
#Política

Artículos interesantes de la Nueva Constitución

La decisión de cierre de Boric abre la posibilidad de concreción de un nuevo proyecto de país al modo de las concepciones de la existencia humana en el nuevo siglo
+VER MÁS
#Política

Ventanas. Una decisión valiente y verdaderamente histórica

La propuesta de Nueva Constitución consolida los derechos humanos de primera generación, (derechos civiles y políticos) estructura y da forma a los de segunda generación (derechos sociales y económicos)
+VER MÁS
#Política

Nueva Constitución: Proceso y Contenido

La creencia ingenua de que una persona de menos edad, es más competitiva, tiene una razón: la búsqueda de poder pagar sueldos bajos con el argumento de la falta de experiencia en un puesto
+VER MÁS
#Ciudadanía

La discriminación en los anuncios de trabajo