#Salud

Las víctimas de la Talidomida en Chile esperan gesto de humanidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En Chile jamás existió la orden oficial de retirar el medicamento del mercado, pues nunca se emitió una resolución exenta emanada del Servicio Nacional de Salud  del Estado de Chile que dijese retírese o paralícese su distribución, venta y fabricación.

Mañana sábado, 18 de enero, se cumplen 3 años desde que la Cámara de Diputados aprobara por unanimidad el Proyecto de Acuerdo Nº 237 que señala dentro de los antecedentes lo siguiente:

“Durante el año 1961, entre los meses de febrero y abril, por medio de diversas resoluciones exentas, el Servicio Nacional de Salud del Estado de Chile, aprobó la distribución, fabricación y venta del Fármaco conocido como Talidomida. Ese mismo año, a nivel internacional se comenzaron a descubrir los horrendos  males que el fármaco ocasionaba en los niños en estado de desarrollo embrionario cuando era consumido por mujeres embarazadas y por ello fue retirado del mercado en los diferentes países en que se había distribuido, no obstante, el mal ocasionado ya había alcanzado a miles de familias y niños que sufrieron  los brutales efectos de la droga a nivel mundial, incluido  nuestro país”. Es más en Chile jamás existió la orden oficial de retirar el medicamento del mercado, pues nunca se emitió una resolución exenta emanada del Servicio Nacional de Salud  del Estado de Chile que dijese retírese o paralícese su distribución, venta y fabricación.

La Talidomida fue la causante de miles de casos de malformaciones congénitas en el mundo, especialmente en países como Canadá, Gran Bretaña y Alemania, que es el país donde fue originalmente desarrollado por la empresa Chemie Grünental. En esos países se han creado una serie de organizaciones privadas y públicas destinadas a resarcir a las víctimas que la droga causó a nivel mundial.

A pesar de haberse autorizado su comercialización en nuestro país y que ésta fuera recetada a mujeres embarazadas, ni el Estado de Chile, ni la empresa privada, se responsabilizaron por los efectos que la distribución del fármaco tuvo en un número importante de familias chilenas y, por tal razón, no existen en nuestro país registros de las personas que pudieron verse afectadas, con la salvedad de dos personas que si cuentan con Resoluciones emanadas de dos Comisiones Médicas Preventivas e Invalidez (COMPIN) que dictaminan que en estas personas su discapacidad esa causa de la Talidomida.

Por ese motivo los(as) Diputados(as) consideran que el Estado de Chile debe reconocer la responsabilidad que le cabe en el inconmensurable dolor causado a un número indeterminado de compatriotas por la distribución de este fármaco, ya que a pesar del tiempo transcurrido, las víctimas de las malformaciones causadas por la droga siguen arrastrando hasta el día de hoy los problemas y traumas que se les ocasionaron por el consumo del medicamento, que los condenó a vivir diariamente con dolorosas secuelas, las que han debido arrastrar por más de medio siglo.

Las víctimas de secuelas de la Talidomida, debido a sus problemas físicos, han visto truncadas o limitadas severamente sus posibilidades de inserción social y laboral, hecho que repercute sobre sus hijos, al no poder poseer ellos los medios para brindarles una educación de calidad, y por eso también creen los parlamentarios de todos los sectores que el Estado de Chile debe procurar la inserción social, no sólo de las víctimas, sino también de sus descendientes, como forma de reparar los dolorosos males que se les ocasionaron.

Sin embargo han pasado 3 años desde que se envió el Proyecto de Acuerdo a Don Sebastián Piñera, Presidente de la República y representante del Estado de Chile, y él ha hecho caso omiso a la solicitud de la Cámara de Diputados y a las más de 10 cartas enviadas por las víctimas de la Talidomida, en cuyas misivas solicitan audiencia para tratar la constante violación a los derechos humanos sufridas por más de 50 años.

Hoy, faltan 53 días para el término del mandato del Presidente Piñera y a nosotros, las Víctimas de la Talidomida en Chile, nos queda claro que estas autoridades nunca han comprendido que el Estado está por sobre el gobierno de turno y por tanto ya no se hicieron cargo de nuestro dolor y el de nuestras madres que aún viven.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

La eficacia de este nuevo paradigma que privilegia la horizontalidad, la creatividad, la intuición y la innovación se encuentra precisamente en hacernos creer que somos más autónomos, más libres. Allí ...
+VER MÁS
#Trabajo

El significado actual del trabajo: De la vocación a la autoexplotación

Una vez más constamos que tanto el sector privado como el sector público tienden a cometer “errores” para violar la ley, pero teniendo a una Corte Suprema conformada por magistrados íntegros, la ciud ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ilegalidades urbanísticas a la orden del día

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?

Popular

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

Pedimos que el Parque Intercomunal Padre Hurtado sea administrado por el Parque Metropolitano, ingresando a la red de Parques bajo su protección
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Parque Intercomunal en riesgo de perder importantes áreas verdes

El llamado es a las autoridades, y en especial al gobierno, a crear mecanismos que validen y aseguren el ejercicio de la maternidad, independiente de la funcionalidad y/o condición de cada uno.
+VER MÁS
#Género

Por una maternidad digna

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión