#Salud

Ejecución presupuestaria en Salud: ¿Un serio caso de ineptitud?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El gobierno de la “excelencia”, en su segundo año nos está mostrando, no solo en salud, sino que en el resto de los ministerios también, una enorme capacidad para no gastar los recursos que por ley se asignaron. Esta ineficiencia se expresa sobre todo en los recursos destinados para inversión. De ellos, los ministerios con menor ejecución son el Ministerio de Obras Públicas, Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud.

Si revisamos las estadísticas fiscales que son publicadas mensualmente por la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda, nos encontraremos con un dato no menor, y es que, en el conjunto de las operaciones del gobierno a octubre del 2011, la ejecución de los recursos de inversión está en un 49,2%.

Inversiones en salud

Lo primero que debemos considerar para juzgar el problema de ejecución del presupuesto, es determinar en qué se gastan los recursos en cuestión. En el caso de las inversiones en salud, los fondos que se utilizan para realizar:

– Los estudios pertinentes antes de realizar la construcción de algún tipo de establecimiento de salud.

– Obras de normalización.

– Financiamiento de obras de reposición, que tienen como finalidad renovar los establecimientos ya existentes.

– Construcción de nuevos establecimientos de salud.

Así también se financian con estos recursos construcciones específicas al interior de algún establecimiento ya construido y compras de equipamientos. Hay que decir, que el gasto en inversión en salud, es fundamental, tanto para la mantención de la infraestructura como para el crecimiento de la red existente, en la cual se atienden 12,7 millones de chilenos. El que no se gasten estos recursos deteriora el acceso de los pacientes a los servicios que requieren. Nuestros hospitales y consultorios están muchas veces colapsados, y se requiere inversión tanto para mejorar los establecimientos ya existentes como para construir nuevos que permitan mejorar la calidad de vida de la población.

Servicios de salud e inversión

La última ejecución presupuestaria conocida de los servicios de salud corresponde al tercer trimestre de este año (09/2011). En estos informes se puede constatar la bajísima ejecución de los recursos destinados a la inversión. Hay casos que son muy extremos. Por ejemplo, el caso del servicio de salud Iquique, que ha gastado 0 pesos. Esto es claramente una muestra de una total incompetencia y un insulto a la población que recibe atención en este servicio.

Sin embargo la bajísima ejecución es menor a lo que se mencionó en la prensa, que sitúa el gasto, tomando las transferencias (que no son recursos necesariamente gastados) realizadas a los diferentes servicios de salud. El real grado de ejecución lo veremos tomando lo que han gastado cada uno de los servicios de salud, y considerando los 29 servicios de salud; la real ejecución es de un 23,58% (y no el 37% anunciado en El Mercurio).

Tabla: ejecución de inversión sectorial de salud (Fuente: Dipres).

Servicios de Salud

Ley de Presupuesto

Gastado

 al Tercer Trimestre

% de Gasto

  Servicio de Salud Arica

11.728.029

4.361.577

37,19%

  Servicio de Salud Iquique

136.755

0,00%

  Servicio de Salud Antofagasta

15.351.235

5.287.415

34,44%

  Servicio de Salud Atacama

10.366.701

4.613.274

44,50%

  Servicio de Salud Coquimbo

5.456.662

318.267

5,83%

  Servicio de Salud Valparaíso – San Antonio

2.588.856

167.513

6,47%

  Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota

1.807.383

121.692

6,73%

  Servicio de Salud Aconcagua

3.198.345

664.294

20,77%

  Servicio de Salud Libertador General Bernardo O’Higgins

26.515.843

6.099.321

23,00%

  Servicio de Salud Maule

36.820.853

10.439.886

28,35%

  Servicio de Salud Ñuble

5.018.107

1.225.971

24,43%

  Servicio de Salud Concepción

14.849.627

6.176.343

41,59%

  Servicio de Salud Talcahuano

7.439.626

3.295.824

44,30%

  Servicio de Salud Bío – Bío

14.406.634

6.863.763

47,64%

  Servicio de Salud Arauco

10.716.681

775.559

7,24%

  Servicio de Salud Araucanía Norte

3.368.229

452.510

13,43%

  Servicio de Salud Araucanía Sur

5.829.521

4.181.204

71,72%

  Servicio de Salud Valdivia

5.357.977

1.416.419

26,44%

  Servicio de Salud Osorno

12.697.061

3.181.030

25,05%

  Servicio de Salud del Reloncaví

24.900.356

8.307.581

33,36%

  Servicio de Salud Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo

4.243.296

69.033

1,63%

  Servicio de Salud Magallanes

2.910.119

79.574

2,73%

  Servicio de Salud Metropolitano Oriente

9.182.151

4.907.069

53,44%

  Servicio de Salud Metropolitano Central

4.116.515

765.997

18,61%

  Servicio de Salud Metropolitano Sur

8.169.594

2.123.746

26,00%

  Servicio de Salud Metropolitano Norte

5.155.825

934.674

18,13%

  Servicio de Salud Metropolitano Occidente

4.149.121

696.697

16,79%

  Servicio de Salud Metropolitano Sur – Oriente

26.644.680

939.722

3,53%

  Servicio de Salud Chiloé

4.371.555

17.308

0,40%

TOTAL

287.497.337

78.483.263

23,58%

 

Una tarea esencial de todos nosotros es estar atentos para fiscalizar y exigir que estos recursos sean gastados. ¿Quién gana con una menor inversión en salud? La creciente red privada de clínicas está realizando enormes inversiones para aumentar año a año su capacidad (el próximo año se proyecta una inversión de 500 millones de dólares). Tampoco esta demás recordar que hoy entre el 46% y el 50% de los pacientes que las clínicas atienden, provienen de Fonasa. Esto nos muestra que, frente a una mala percepción de la red pública de salud y a una insuficiencia de los recursos para la inversión, se está optando por el mundo privado.

Desde hace ya un tiempo se viene desarrollando una campaña de desprestigio orquestada por los medio de comunicación sobre el sistema de salud público, sumado a las intenciones del gobierno nos hace generar muchas dudas respecto a las intenciones de este gobierno respecto al futuro de la salud pública en Chile, dado que claramente su preocupación esta puesta en mejorar el sistema privado.

————–

Foto: vagawi / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

15 de diciembre

“Una tarea esencial de todos nosotros es estar atentos para fiscalizar y exigir que estos recursos sean gastados”

Me parece muy infantil el argumento, no será que lo importante es el “como” son gastados los recursos. La eficiencia en gestión no puede medirse solamente por la cantidad de recursos, me parece más adecuado hacer un análisis relacionado a metas o indices de perfeccionamiento de gestión.

16 de diciembre

Juan Pablo:
En gestión pública, el primer y principal indicador de gestión es el nivel de ejecución presupuestaria, es decir, si fuiste capaz de hacer lo que te comprometiste a hacer..
Por si no lo sabes, el presupuesto no es un cheque en blanco. Para su aprobación en el Parlamento, se tiene que explicitar con mucho detalle para qué se requieren esos recursos, por lo tanto los objetivos no sólo están claros al momento de la aprobación, sino que han sido profusamente justificados, de lo contrario las partidas pueden no ser aprobadas (el ppto es ley de la República). Por lo tanto, la ejecución mide si hiciste lo que te comprometiste a hacer con los recursos públicos que se te entregaron.
Otra cosa son los indicadores de impacto, es decir, qué efectos tuvo lo que hiciste. Esos indicadores se evalúan en forma posterior a la ejecución presupuestaria.
Es cierto que el Estado está lleno de trabas burocráticas que dificultan la ejecución, y eso nos lleva a otra conversación: la urgente necesidad de modernizar el Estado para hacerlo sustentable el el mundo moderno. Pero mientras esto no ocurra, hay que aprender a navegar en sus aguas. Si las cosas se hacen bien y con anticipación se evita la pérdida de estos recursos (Ojo; los recursos no gastados son recursos perdidos desde el punto de vista de la gestión pública; no se pasan para el año siguiente)

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President