#Política

Y otro 11 sin justicia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Y llegó un nuevo 11. No el que llenará los documentales de NatGeo o Discovery, con Bush declarando la guerra al terrorismo y los valerosos Yankees levantándose de las cenizas.

Aquí también hay un pueblo levantándose de las cenizas. Y también hay una guerra al terrorismo, pero al terrorismo de Estado. Sí, ya lo sé: van 41 años y aún no damos vuelta la página. Cierto. ¿Podremos hacerlo algún día? Tal vez. Yo espero que sí. Pero para eso falta una sola cosa que es fundamental: justicia.

Resulta en extremo violento escuchar a algunos pidiendo que avancemos, que no nos quedemos en el pasado, cuando han sido ellos mismos, si no los autores, al menos encubridores o partidarios de quienes cometieron los crímenes en forma sistemática e impune.

Pasará otro 11. Los noticiarios se llenarán de barricadas, Carabineros y políticos sonriendo con la burla de su dieta, expresando lo necesario que es que el país mire hacia adelante. Y quienes aún esperan, tras 41 años, que su papá, su hermano, su esposa, su hija, vuelvan a entrar por la puerta de su casa, llorarán silenciosamente su historia tan conocida pero tan anónima.

Para las generaciones más jóvenes (y para algunos que no lo son tanto, pero prefieren hacerse los ignorantes) no siempre es fácil de entender, y creo que lo mejor es ejemplificarlo: un delincuente tortura, viola y asesina a tu hija, a tu hermana o a tu mamá. Luego, vuelve hasta tu casa, llama a tu puerta y te dice “¿Sabes qué?, no te quedes en lo que pasó, mejor demos vuelta la página y avancemos por el bien de todos”. En eso, tú, mediante las herramientas que te entregan las leyes, consigues que se le lleve a juicio y se le condene. Pero lo envían a un recinto en que no está junto con los demás presos, sino que tiene Internet, visitas, y si se enferma lo llevan a un hospital privado. Y, más encima, tiene una pensión y regalías costeadas por tus propios impuestos.

Es sumamente necesario que nuestro Chile amado pueda de una vez por todas dar ese paso definitivo a la reconciliación. Pero para eso falta lo indispensable y es que se sepa toda, pero realmente toda la verdad. Que los que conocen lo que ocurrió den un paso al frente y lo digan. Que los Allamand, los Longueira, los Moreira, los Cardemil, dejen de mirar hacia el lado y, como integrantes de nuestra nueva vida civil, digan lo que pasó mientras ellos colaboraban con la dictadura militar. Que las Fuerzas Armadas desclasifiquen los archivos y nos dejen enterrar a nuestros muertos. Que el Estado les suprima las pensiones a los violadores de los derechos fundamentales, del lado que sean. Y que los que están en una cárcel estén en la misma que ocupan los otros violadores, asesinos y ladrones. Insisto, del lado que sean. Ninguna vida vale más que otra.

Pasará otro 11. Los noticiarios se llenarán de barricadas, Carabineros y políticos sonriendo con la burla de su dieta, expresando lo necesario que es que el país mire hacia adelante. Y quienes aún esperan, tras 41 años, que su papá, su hermano, su esposa, su hija, vuelvan a entrar por la puerta de su casa, llorarán silenciosamente su historia tan conocida pero tan anónima.

No olvidaremos. Pero podremos aliviar el dolor cuando la justicia llegue realmente como lo prometió la democracia, cuando tengamos una tumba donde llevar las flores, y cuando podamos mirar las fotos con la tranquilidad de que aquella justicia al fin cumplió su labor.

Foto: Elkioscobloggero

TAGS: Golpe de Estado Reconciliación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Alguien que solo ha vivido en las montañas y da un paseo por la llanura, está destinado al fracaso, pues su mirada será siempre torpe, siempre a medias, nunca podrá calibrar los deseos del pueblo
+VER MÁS
#Política

Gobernantes, con riqueza; pero sin fortuna

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Nuevos

Alguien que solo ha vivido en las montañas y da un paseo por la llanura, está destinado al fracaso, pues su mirada será siempre torpe, siempre a medias, nunca podrá calibrar los deseos del pueblo
+VER MÁS
#Política

Gobernantes, con riqueza; pero sin fortuna

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Popular

El problema, se genera cuando la política adopta medidas oportunistas, basadas en esa realidad creada, y en el costo-beneficio que le genera aparecer dando un golpe de autoridad sin realizar un mayor esfuerzo.
+VER MÁS
#Justicia

Delito y pandemia: Motivación del aumento de penas y el populismo penal

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Para muchos -especialmente para la clase gobernante– es el “País de las Maravillas”, donde se espera cosas extraordinarias de gente común, con condiciones comunes. No, no, momento, con condiciones n ...
+VER MÁS
#Política

Chile en el país de las maravillas

Nuestra era es la del post fordismo, el de la flexibilidad laboral, la desprotección, el trabajo discontinuo y rotativo, con breves contratos y muchas especializaciones
+VER MÁS
#Política

Los Colaboradores