#Política

Y otro 11 sin justicia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Y llegó un nuevo 11. No el que llenará los documentales de NatGeo o Discovery, con Bush declarando la guerra al terrorismo y los valerosos Yankees levantándose de las cenizas.

Aquí también hay un pueblo levantándose de las cenizas. Y también hay una guerra al terrorismo, pero al terrorismo de Estado. Sí, ya lo sé: van 41 años y aún no damos vuelta la página. Cierto. ¿Podremos hacerlo algún día? Tal vez. Yo espero que sí. Pero para eso falta una sola cosa que es fundamental: justicia.

Resulta en extremo violento escuchar a algunos pidiendo que avancemos, que no nos quedemos en el pasado, cuando han sido ellos mismos, si no los autores, al menos encubridores o partidarios de quienes cometieron los crímenes en forma sistemática e impune.

Pasará otro 11. Los noticiarios se llenarán de barricadas, Carabineros y políticos sonriendo con la burla de su dieta, expresando lo necesario que es que el país mire hacia adelante. Y quienes aún esperan, tras 41 años, que su papá, su hermano, su esposa, su hija, vuelvan a entrar por la puerta de su casa, llorarán silenciosamente su historia tan conocida pero tan anónima.

Para las generaciones más jóvenes (y para algunos que no lo son tanto, pero prefieren hacerse los ignorantes) no siempre es fácil de entender, y creo que lo mejor es ejemplificarlo: un delincuente tortura, viola y asesina a tu hija, a tu hermana o a tu mamá. Luego, vuelve hasta tu casa, llama a tu puerta y te dice “¿Sabes qué?, no te quedes en lo que pasó, mejor demos vuelta la página y avancemos por el bien de todos”. En eso, tú, mediante las herramientas que te entregan las leyes, consigues que se le lleve a juicio y se le condene. Pero lo envían a un recinto en que no está junto con los demás presos, sino que tiene Internet, visitas, y si se enferma lo llevan a un hospital privado. Y, más encima, tiene una pensión y regalías costeadas por tus propios impuestos.

Es sumamente necesario que nuestro Chile amado pueda de una vez por todas dar ese paso definitivo a la reconciliación. Pero para eso falta lo indispensable y es que se sepa toda, pero realmente toda la verdad. Que los que conocen lo que ocurrió den un paso al frente y lo digan. Que los Allamand, los Longueira, los Moreira, los Cardemil, dejen de mirar hacia el lado y, como integrantes de nuestra nueva vida civil, digan lo que pasó mientras ellos colaboraban con la dictadura militar. Que las Fuerzas Armadas desclasifiquen los archivos y nos dejen enterrar a nuestros muertos. Que el Estado les suprima las pensiones a los violadores de los derechos fundamentales, del lado que sean. Y que los que están en una cárcel estén en la misma que ocupan los otros violadores, asesinos y ladrones. Insisto, del lado que sean. Ninguna vida vale más que otra.

Pasará otro 11. Los noticiarios se llenarán de barricadas, Carabineros y políticos sonriendo con la burla de su dieta, expresando lo necesario que es que el país mire hacia adelante. Y quienes aún esperan, tras 41 años, que su papá, su hermano, su esposa, su hija, vuelvan a entrar por la puerta de su casa, llorarán silenciosamente su historia tan conocida pero tan anónima.

No olvidaremos. Pero podremos aliviar el dolor cuando la justicia llegue realmente como lo prometió la democracia, cuando tengamos una tumba donde llevar las flores, y cuando podamos mirar las fotos con la tranquilidad de que aquella justicia al fin cumplió su labor.

Foto: Elkioscobloggero

TAGS: Golpe de Estado Reconciliación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

En las redes virtuales circulan muchos videos donde se exponen o autoexponen estas relaciones entre estudiantes, replicarlos nos hace fomentar odios y conductas agresivas.
+VER MÁS
#Internacional

Yolanda y los violentos

Los sucesos que marcaron el comienzo del accionar oligárquico santiaguino se desarrollaron sin un ápice de militarismo
+VER MÁS
#Bicentenario

La plebe en las Guerras de Indepependencia

¿Cuántos hoy en día se dan cuenta que detrás de esa beca o gratuidad, existieron generaciones luchando para que el día de hoy seas un profesional?
+VER MÁS
#Sociedad

Ser profesional, un compromiso por lo cambios sociales

La pregunta de fondo es ¿Quién diagnostica si una democracia está sana o no? ¿Cuáles son los elementos determinantes del diagnóstico? ¿Lo que digan los de arriba?
+VER MÁS
#Política

¿Cuál democracia está más enferma? ¿la del 73 o la de ahora?

Popular

La pregunta de fondo es ¿Quién diagnostica si una democracia está sana o no? ¿Cuáles son los elementos determinantes del diagnóstico? ¿Lo que digan los de arriba?
+VER MÁS
#Política

¿Cuál democracia está más enferma? ¿la del 73 o la de ahora?

En las redes virtuales circulan muchos videos donde se exponen o autoexponen estas relaciones entre estudiantes, replicarlos nos hace fomentar odios y conductas agresivas.
+VER MÁS
#Internacional

Yolanda y los violentos

Los sucesos que marcaron el comienzo del accionar oligárquico santiaguino se desarrollaron sin un ápice de militarismo
+VER MÁS
#Bicentenario

La plebe en las Guerras de Indepependencia

¿Cuántos hoy en día se dan cuenta que detrás de esa beca o gratuidad, existieron generaciones luchando para que el día de hoy seas un profesional?
+VER MÁS
#Sociedad

Ser profesional, un compromiso por lo cambios sociales