#Política

La distopía de las redes sociales

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Tomasso Campanella y Tomás Moro idearon en el siglo XVI lo que sería una ciudad perfecta; paz, hermandad, oportunidades y justicia social eran apreciables en su máxima expresión. El primero la llamó Ciudad del Sol; el segundo, Utopía. Los escasos lectores de la época —conscientes de encontrarse ante una propuesta idílica— propagaron su lectura con el exclusivo fin de utilizarla como guía comunitaria emblemática del sentido cristiano de una sociedad justa.

Aldous Huxley y George Orwell, en el siglo XX, retomaron la tradición literaria ocupada de la conformación de las sociedades y publicaron, con escaso optimismo, Un mundo feliz (1932) y 1984 (1949), retratando lo que a su juicio sería nuestra sociedad en menos de un siglo. Los escasos lectores de nuestra época propagaron y recomendaron su lectura, sin certeza respecto a la veracidad futura de dichos vaticinios.

Como las obras de Huxley y Orwell no eran registrables precisamente en el campo semántico de la palabra utopía, no quedó más que inventar para ellas un antónimo donde refugiar su sentido: distopía.

Sabemos, por cierto, que una de las grandes fatalidades previstas por Huxley se cumplió: nuestra sociedad es adicta a los psicofármacos (soma). Estamos expectantes, sin embargo, respecto de si serán alguna vez los seres humanos creados a gusto de los padres con capacidades y características especiales, siendo clasificables en  grupos.

Sabemos, a su vez, que una de las grandes aberraciones premonitorias de Orwell se cumplió: efectivamente, los artefactos tecnológicos pueden resultar esclavizantes. Pero su segunda predicción —por lejos la más aterradora— ha fallado, tendiendo exactamente a lo contrario.

La peor pesadilla de 1984 consistía en que el desarrollo tecnológico no fuera utilizado por la ciudadanía sino contra ella, propiciando las grandes dictaduras —la dictadura del Gran Hermano— donde el Amo era capaz de vigilar e interactuar con todos y cada uno de los ciudadanos a través de pantallas instaladas en espacios públicos, salones y dormitorios.

Afortunadamente, todo apunta a que Orwell erró en este punto.

Erró porque la experiencia del desarrollo tecnológico comunicativo en la segunda mitad del siglo XX señala que el uso de Internet, lejos de conferir un poder dictatorial a los gobernantes, ha otorgado el poder a cada uno de los ciudadanos de vigilar que el actuar de las autoridades sea lícito. Toda la corriente occidental de nuevas regulaciones de transparencia institucional vía Internet apunta a ello. Erró, además, porque con la expansión y velocidad de las nuevas formas de comunicación social se ha hecho aún más difícil concentrar el poder, posibilitándose a los pueblos informarse y manifestar su descontento. En síntesis, Internet ha sido la gran herramienta para que el electorado controle a las autoridades. Lo contrario, como bien predijo Orwell, podría acarrear resultados inimaginables.

Por eso, que un gobierno monitoree redes sociales me parece peligroso.  

———–

Foto: Gran hermanoLicencia CC
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?