#Política

El Dia del Rechazo

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Se ha iniciado un nuevo ciclo político, con un contundente triunfo de la opción Rechazo. Se respeta  la soberanía popular en las buenas y en las malas y sin un atisbo de  duda. Procede además destacar la impecabilidad del acto electoral conducido por el Servel.

Habrá que desentrañar, por otro lado, las causas que condujeron a que casi un 62% de nuestros compatriotas decidiera en contrario a la opción Apruebo, que hemos defendido como el camino más adecuado  para salir de la crisis en la que se encuentra el país. No podrá ahondarse lo suficiente en solo dos carillas, pero algo podrá decirse. Por de pronto, que los triunfadores disfruten el dulce sabor de la victoria, pero que no se equivoquen porque en este país convulso que habitamos, la victoria de hoy puede ser derrota electoral segura mañana.


Si consideramos el intento por cambiar la Constitución impulsado por el gobierno Bachelet 2, a partir de 2014, llevamos 8 años  intentando cambiar la Constitución de Pinochet y reemplazarla por una nacida en democracia.

Eso es lo que pareciera indicar el proceso político que quedó abierto tras la revuelta social en el que ni el país ni ninguna fuerza política logran estabilizarse de una elección a otra. Desde la realización del Plebiscito de entrada, en 2020, que definió el camino cerrado el pasado domingo, hemos pasado de un 78,28% de apoyo a un cambio de constitución, y un 80% de apoyo a que el órgano encargado de redactarla fuera compuesto por convencionales íntegramente electos por la ciudadanía, arrojando un resultado desastroso para la derecha; hasta llegar a esta elección que la encumbra como el sector político preponderantemente triunfante, sin siquiera haberse mostrado de cuerpo, sí en alma, en el curso de la campaña electoral.

Desde el punto de vista del resultado, es evidente que la estrategia electoral utilizada por las fuerzas del Rechazo, en especial la derecha, fue exitosa en cuanto a replegar a sus principales figuras públicas, cediéndole su espacio habitualmente muy bien resguardado a independientes y figuras de la  llamada centroizquierda por el Rechazo. Junto con reconocer que el diseño estratégico acertó, yendo algo más al fondo del asunto, en algún momento la sociedad chilena tendrá que decidir si acaso las fake news que este sector utilizó generosamente como recurso de campaña, que oculta y blanquea con su  triunfo, las acepta como recurso valido para  campañas políticas. Las fake news erosionan la democracia y sus instituciones y si no veamos el nivel que este “estilo”, multiplicado en tiempo real por la inteligencia artificial, le está significando, a EEUU, hasta hace poco, la democracia liberal más consolidada del planeta. Las fake news también construyen realidades.

Con respecto al Apruebo, mucha tinta ha corrido acerca de episodios y torpezas que se cometieron al interior de la Convención. Se ha incluso responsabilizado con nombre y apellido a quienes incurrieron en comportamientos inapropiados. Poco se ha dicho acerca del hecho mismo que la Convención es producto de la más profunda crisis social y política que hayamos vivido desde la recuperación de la democracia  y su aparición en escena ocurre como consecuencia de la incapacidad del sistema político Institucional para procesar demandas incubadas en la sociedad  desde por lo menos hace quince años. Y no es que falte evidencia para señalar lo anterior. Citando el trabajo del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES), publicado por El Mostrador días antes del Plebiscito de salida, para llegar al acuerdo por la paz que permitió canalizar la revuelta, tuvieron que ocurrir, en 12 años, 22.605 protestas ciudadanas antes que la clase política reaccionara.

Antes de ese estudio, el PNUD, aportó valiosos antecedentes respecto al creciente desapego de la sociedad chilena de la política y las instituciones sin que apenas haya sido advertido. Por eso, cuando se le exige autocrítica a la Convención y los convencionales, que por cierto ayudaría para terminar de conocer los entre telones del proceso vivido, y pasar por tanto a convertirse en aprendizaje socialmente útil,  también ayudaría una autocrítica de quienes se negaron durante 30 años a avanzar en las reformas necesarias para el país, que nos han llevado hasta el punto en el que nos encontramos ahora.

¿Hay errores políticos en el contexto de la Convención? Sin ninguna duda. El inicio del proceso de deliberación nunca debió haber partido con temas de nicho; el proceso de deliberación debió haberse iniciado con los temas que le dieron origen al proceso constitucional, que no eran otros que las demandas sociales. Esto habría generado un vínculo afectivo entre la Convención y la comunidad, el que  sin duda habría podido contrarrestar una campaña de desprestigio y mentiras que de todos modos habrían ocurrido. El espectáculo alrededor del cambio de autoridades de la Convención también contribuyó a desafectar sectores ciudadanos, lo mismo que la torpeza aquella de no haber invitado a los expresidentes a la ceremonia de entrega de la propuesta constitucional, errores explotados sin  piedad por todas las formas y expresiones del rechazo.

Con todo, la Convención logró avanzar en temáticas que son fundamentales para la convivencia pacífica de la sociedad, que tendrán que ser rescatadas en esta etapa del proceso constituyente. Entre las más importantes: Estado social democrático de derecho en reemplazo del Estado subsidiario,  paridad de género, regionalización efectiva mediante distribución del poder hacia las regiones, derecho humano al agua, economía basada en el conocimiento, control de los abusos, cuidado del medio ambiente y atención activa a la emergencia climática, sin olvidar materias de Probidad que han estado a la base del descontento, entre otras.

Si consideramos el intento por cambiar la Constitución impulsado por el gobierno Bachelet 2, a partir de 2014, llevamos 8 años  intentando cambiar la Constitución de Pinochet y reemplazarla por una nacida en democracia. Para los menos, ese esfuerzo viene de mucho antes. El proceso de cambio ha resultado más complejo al previsto y corresponderá a la política dar cuenta de ello. A pesar del traspié electoral del 4S es indispensable conseguir una Nueva Constitución, que permita por un lado  resolver democráticamente las contradicciones que originaron la revuelta social y el país pueda, al fin, hacerle frente a los desafíos del siglo XXI.

Con respecto a la oposición de derecha, por su comportamiento histórico, “ver para creer” si cumple su promesa de reemplazar la Constitución del 80. Si  además asume que el rechazo al texto constitucional propuesto por la Convención incluye oponerse y bloquear en el Congreso los proyectos de ley que el Gobierno tiene que  presentar para avanzar en la realización del Programa por el cual fue electo,  mediante el camino del veto, habrá contribuido a escenarios de polarización que el país quiere superar avanzando en mejor democracia y más justicia social.

Por de pronto, es una mala señal el veto al Presidente de la República en cuanto a elegir a sus colaboradores.

TAGS: #NuevaConstitución #RolDelEstado Estado Social Democrático de Derecho Plebiscito de Salida

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

07 de septiembre

Suena todo casi tan bien que no me explico qué pudo haber ocurrido para que finalmente ganara el rechazo. Al parecer atribuyes la derrota a mentiras que sembraron rechazo, pero, no te veo una verdadera auto crítica que explique mejor el fracaso del apruebo, aún con el ofertón del Estado Social Democrático de Derecho… En el fondo dices que el pueblo fue engañado por la derecha, como si el pueblo no tuviera nada discernimiento racional. Algo no me cuadra aquí…

Con 22.000 protestas en 12 años yo no me atrevería a decir que la ciudadanía no tiene interés en la política. Más bien diría que los gobiernos de los partidos políticos corruptos nunca han deseado tener una plataforma digital de conversación con la ciudadanía para que se eviten las protestas, los daños, los malos ratos, los heridos, los mojados y los ahumados, ya que mientras menos le abran la puerta digital de la alameda a una verdadera democracia, con debate de ideas, mejor es su rédito de río revuelto con discusiones de pelotera política que poco beneficia al pueblo.

Es difícil creer que esos mismo políticos que han mantenido tanta discusión inútil y sesgada, poco creativa y poco sanadora de la vida de la nación, pudieran resolver realmente el problema de la nación que es empoderar económicamente al pueblo chileno. A cambio de ese poder económico que debiera tener el pueblo, le ofrecen subsidios y derechos, pero no poder económico. Ni siquiera entienden bien el problema creyendo que interpretan a la gente…

anysur

07 de septiembre

Quedo demostrado que pueden ser manipulados los medios digitales ,por lo tanto ud. ¿Puede asegurar que una plataforma digital no es manipulable tanto interna como externamente?

08 de septiembre

No es mi preocupación la manipulación que usted imagina. Mi preocupación es la exposición de las ideas, el debate, la capacidad de lograr una conclusión; hacer algo con esa conclusión, materializándola. La gente debate casi lo mismo muchas veces y en la mayoría de esos debates no se llega a nada. No hay poder en el pueblo, porque el pueblo no está organizado. Una forma lógica de organizarlo es a través de la iniciativa estatal, pidiendo a las universidades una Red Social Chilena, una Cámara Ciudadana Digital y un Congreso Digital de Nodos, que constituyan un Cuarto Poder del Estado, el Poder Civil, elementos que hacen propio de los chilenos los datos que se manipulan en las tres entidades que acabo de mencionar. La propiedad de los datos permite una manipulación de orden nacional, soberana, no como ahora donde siempre hay un filtro en uno y otro lado. Las grandes redes sociales se manipulan, aún así las elecciones funcionan. Escogemos a un Presidente, aunque no debiéramos. Esta misma página se manipula, lo mismo que la Presidencia. Ahora no es posible escribirle al Presidente, tengo la impresión. Se puede hacer por otras redes, pero, ¿usted llega a conocer otras ideas que llegan a la Presidencia?… No… Lo mismo pasa en elquintopoder, hacen una encuesta con varios puntos, pero, los datos que reciben no se transparentan igualmente que si hace una publicación para cada tema que consulta, para que los usuarios interactúen haciendo más aportes que individualmente. Sinergia…

08 de septiembre

Como siempre, el que pierde culpa al del lado, y los errores propios son minimizados. En este caso, la izquierda y gobierno no dan un apice de duda que Chile , lo que mas quiere, es cambiar la Constitución; esto, amparandose en la votación del plebiscito de entrada, sin reconocer lo sesgado que este estuvo por la pandemia. ¿Que hubiera pasado si en ese momento , hubiera votado toda la masa que votó para el 4S?… No niego que quizas hubiera ganado el apruebo, pero quizas 53-47….y no se podría gritar a los cuatro vientos algo que, además, es muy cambiante en el tiempo.
Pero cuando a alguien le preguntan si quiere cambiar lo que hay, basta que haya UNA cosa que le moleste para decir que si, pensando que lo que no le molesta queda igual, y probablemente ni siquiera lo imagina. Por ejemplo, ¿hubiera sido igual el plebiscito de entrada, si en esa misma pregunta le hubieran puesto al votante la información de que en la nueva propuesta se pondria el «Estado plurinacional»? Seguramente no. Entonces, la izquierda aprovechó en forma tramposa comparar una situación existente (Constitución) con un imaginario (Nueva «Casa de Todos»). Es claro que suena mejor el cambio.
En el caso del plebiscito de salida, pasó lo contrario: La propuesta cargaba con todos sus errores y aciertos, pero basta que al votante le moleste harto UNA cosa, para rechazarla. Y la oposición, inteligentemente, destacó varias cosas que podrían molestar.
Ambos jugaron sus cartas.
Esperemos ahora si vayamos a puerto.

Felipe Cortes

08 de septiembre

Otro que aún no entiende de cifras básicas y sigue hablando desde una superioridad moral que no tiene: entiéndalo bien: un 62% del electorado dijo NO a una nueva constitución. Punto. El poder constituyente volvió por tanto al Congreso. Si quieren seguir haciendo experimentos, mínimo lo tienen que volver a consultar a la ciudadanía. Deje de esgrimir argumentos tontos como las noticias falsas, considerando que ustedes tienen secuestrado desde hace rato al Colegio de Periodistas, quienes se declararon públicamente a favor de Boric para la segunda vuelta y a favor del Apruebo en el primer trimestre de este año. SI hay fake news, evidentemente provienen de ellos, con nefastos personajes como Matamala, Mirna Schindler y los panelistas de todos los matinales; de los pseudo académicos con tribuna como Leporati, Axel Callís y un largo etcétera, en una palabra, de todos los «wokes» aspiracionales de este país. Vergüenza debería darles que el incompetente que está sentado en La Moneda haya oficiado de jefe de campaña en vez de gobernante, dilapidando los mismos recursos fiscales que necesita para financiar los tan cacareados derechos sociales y que peor aun, ahora se porten como la tropa de déspotas , clasistas y aspiracionales que siempre han sido, denostando a toda persona de origen popular que votó Rechazo. ¿Es ése el respeto que profesan por el pobre? Por favor, haga con su constitución lo mismo que las travestis porteñas, en una de esas se le pasa la frustración.

anysur

08 de septiembre

Estimado Rolando, me gustaria ver la implementacion de tu idea a escala, tal vez a nivel universitario considerando que son todos sujetos con derecho a voto, seria interesante de observar y estudiar.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?