#Política

Chile a medias: hay, pero no queda

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Chile que estamos viviendo en estos días me ha hecho recordar una frase que leí hace años en un boliche capitalino, en una pequeña pizarrita que colgaba junto a la cocina: “hay pero no queda”.

Esta frase, propia del ingenio chileno, que agregaba más aliño al lugar puede perfectamente ser usada para hacer una radiografía de lo que es nuestro país hoy. Lo que aparentemente suena chistoso esconde un fondo  triste: el de las medias tintas, de las cosas a medio hacer, de las buenas intenciones sin llegar a puerto.

La celebración del Bicentenario es un ejemplo del “hay pero no queda:” festival de luces, parafernalia, nacionalismo de última hora, próceres que se daban la mano aunque en la tumba estuvieran revolcándose del asco, pero nada concreto que sintetizara el espíritu de la celebración. Tal vez sea porque recién debemos celebrar el Bicentenario en unos cuantos años más, cuando realmente se conmemora la fecha en que fuimos capaces de auto gobernarnos y no ahora, cuando sólo debemos conmemorar la “intención de legislar”, como dirían los honorables.

Frente a los mineros bajo tierra también actuamos bajo la lógica del “hay pero no queda”: Existe gran conmoción por los 33  -entendible por la suerte que están viviendo-, y se siguen sus pasos día a día, gracias a los despachos de noticias de  cada minuto. Guardando las proporciones, es el mejor reality de la televisión local. Pero no hay preocupación por los miles de otros trabajadores tan esforzados y olvidados como son los pescadores artesanales, los temporeros(as), que trabajan sin los mínimos resguardos laborales y que no tienen la “suerte” de tener instaladas cámaras de televisión cubriendo, con cierto morbo, su quehacer cotidiano.

Los mapuches son otro ejemplo del “hay pero no queda”. Hemos escuchado argumentos de diversa índole sobre la legitimidad o no de una huelga de hambre; sobre quiénes serían más responsables de la situación de exclusión que viven ellos y el resto de los pueblos originarios. Somos testigos de mea culpas de un lado y enrostramientos del otro. Pero no hemos visto acciones concretas, sinceras y honestas. Hay discurso, pero no acción. Las propuestas que da el gobierno son a medias; las demandas de los mapuches son completas. Hay  iniciativas pero no queda voluntad de asumir el conflicto en su conjunto.

¿Qué podríamos esperar de un país donde se dice que hay tanta solidaridad, tanta colaboración entre los hermanos, que somos capaces de sobreponernos a cualquier debacle, sobre todo si ésta es natural, y emocionarnos y movilizarnos por el dolor ajeno, pero esto no se corresponde con las acciones de quienes debieran liderarlas? ¿Seremos más quienes queremos que quienes pueden?

Un país así, dividido entre los que dicen que hay – que son mayoría- y quienes dicen que no queda, podría ser un buen augurio de desarrollo, siempre y cuando quienes dicen que hay voluntad, ánimo y fuerza para cambiar las cosas tengan el poder de cambiarlas.

Pero el caso chileno no es así. La minoría que dice que no queda tiene hoy el poder para difundir y comunicar excusas por las cuales no se pueden cambiar leyes, modificar artículos, reorientar el gasto público, abrir espacios de debate.

Mientras sigamos siendo el país del “hay pero no queda”, seguiremos siendo sólo una propuesta de país moderno, democrático y solidario, sin que exista posibilidad alguna de decir que “hay y que queda”. Y que queda para todos.

* Daniela Jorquera Beas, Socióloga

—————————————

Imagen: Graffiti de Bansky

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Gestionar las vulnerabilidades parece ser una materia pendiente por parte de autoridades, la acción previa que permite minimizar los efectos de una tragedia parece ser la tarea no aprendida
+VER MÁS
#Chile 2030

Gestionar el riesgo o enfrentar la tragedia

Seamos como los bomberos y bomberas, que se lanzan a ayudar, sin preguntar siquiera cuándo van a volver a sus casas. Ese altruismo y entrega necesita Chile, no sólo para apagar los incendios y reconstruir ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ser como los bomberos

La mayoría de los que optamos por estudiar pedagogía escuchamos en algún momento comentarios como: Pero, si le fue bien ¿por qué pedagogía y no otra cosa? O el revés, ¿no te alcanzó el puntaje para ...
+VER MÁS
#Educación

Elegir la pedagogía

Tienen una experiencia de vida que no se puede tirar a la basura por absurdos prejuicios y debe ser trasmitida y compartida con las generaciones más jóvenes y así minimizar el riesgo de seguir tropezando ...
+VER MÁS
#Sociedad

Edadismo o viejismo la discriminación no reconocida

Popular

Santiago, 11 de marzo de 2030.Querido nieto,Hoy asume el nuevo Presidente. Aunque todavía no tienes edad para votar, me encantaría sentarme contigo y conversar respecto de cuan importante es que la gran m ...
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a mi nieto

La gran diferencia entre el clasismo y cualquier otro tema que se discuta en esta página es que cambiar la mirada es gratis. No se necesita construir nada, mandar ningún proyecto de ley ni llegar a ningú ...
+VER MÁS
#Sociedad

Discriminación a voz en cuello

Informarse adecuadamente no es fácil, requiere un rol activo de buscar fuentes diversas y contrastar. Recordemos que la gran mayoría de los chilenos sólo se informa con la televisión. ¿Serán necesario ...
+VER MÁS
#Medios

¿Medios sordos y ciudadanos mudos?

Sin rito –entendido como solución a una contradicción indisoluble- es muy difícil elaborar personal y socialmente el duelo que sigue a toda pérdida.
+VER MÁS
#Cultura

Duelos y Mitos en la memoria sísmica chilena.