#Política

Chile a medias: hay, pero no queda

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Chile que estamos viviendo en estos días me ha hecho recordar una frase que leí hace años en un boliche capitalino, en una pequeña pizarrita que colgaba junto a la cocina: “hay pero no queda”.

Esta frase, propia del ingenio chileno, que agregaba más aliño al lugar puede perfectamente ser usada para hacer una radiografía de lo que es nuestro país hoy. Lo que aparentemente suena chistoso esconde un fondo  triste: el de las medias tintas, de las cosas a medio hacer, de las buenas intenciones sin llegar a puerto.

La celebración del Bicentenario es un ejemplo del “hay pero no queda:” festival de luces, parafernalia, nacionalismo de última hora, próceres que se daban la mano aunque en la tumba estuvieran revolcándose del asco, pero nada concreto que sintetizara el espíritu de la celebración. Tal vez sea porque recién debemos celebrar el Bicentenario en unos cuantos años más, cuando realmente se conmemora la fecha en que fuimos capaces de auto gobernarnos y no ahora, cuando sólo debemos conmemorar la “intención de legislar”, como dirían los honorables.

Frente a los mineros bajo tierra también actuamos bajo la lógica del “hay pero no queda”: Existe gran conmoción por los 33  -entendible por la suerte que están viviendo-, y se siguen sus pasos día a día, gracias a los despachos de noticias de  cada minuto. Guardando las proporciones, es el mejor reality de la televisión local. Pero no hay preocupación por los miles de otros trabajadores tan esforzados y olvidados como son los pescadores artesanales, los temporeros(as), que trabajan sin los mínimos resguardos laborales y que no tienen la “suerte” de tener instaladas cámaras de televisión cubriendo, con cierto morbo, su quehacer cotidiano.

Los mapuches son otro ejemplo del “hay pero no queda”. Hemos escuchado argumentos de diversa índole sobre la legitimidad o no de una huelga de hambre; sobre quiénes serían más responsables de la situación de exclusión que viven ellos y el resto de los pueblos originarios. Somos testigos de mea culpas de un lado y enrostramientos del otro. Pero no hemos visto acciones concretas, sinceras y honestas. Hay discurso, pero no acción. Las propuestas que da el gobierno son a medias; las demandas de los mapuches son completas. Hay  iniciativas pero no queda voluntad de asumir el conflicto en su conjunto.

¿Qué podríamos esperar de un país donde se dice que hay tanta solidaridad, tanta colaboración entre los hermanos, que somos capaces de sobreponernos a cualquier debacle, sobre todo si ésta es natural, y emocionarnos y movilizarnos por el dolor ajeno, pero esto no se corresponde con las acciones de quienes debieran liderarlas? ¿Seremos más quienes queremos que quienes pueden?

Un país así, dividido entre los que dicen que hay – que son mayoría- y quienes dicen que no queda, podría ser un buen augurio de desarrollo, siempre y cuando quienes dicen que hay voluntad, ánimo y fuerza para cambiar las cosas tengan el poder de cambiarlas.

Pero el caso chileno no es así. La minoría que dice que no queda tiene hoy el poder para difundir y comunicar excusas por las cuales no se pueden cambiar leyes, modificar artículos, reorientar el gasto público, abrir espacios de debate.

Mientras sigamos siendo el país del “hay pero no queda”, seguiremos siendo sólo una propuesta de país moderno, democrático y solidario, sin que exista posibilidad alguna de decir que “hay y que queda”. Y que queda para todos.

* Daniela Jorquera Beas, Socióloga

—————————————

Imagen: Graffiti de Bansky

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad