#Política

Asamblea Constituyente para revitalizar la institucionalidad

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Si no hay una crisis institucional, y existe un fenómeno crónico de desencanto, de distanciamiento, cuando nos ponemos a fumar opio, con propuestas inalcanzables, más se acentúa ese fenómeno crónico.”  Camilo Escalona.

Chile tiene uno de los más altos índices de crecimiento económico de los últimos años en Latinoamérica. Sumado a esto, llevamos más de 20 años en una estabilidad democrática que nadie podría cuestionar. Así mismo no podemos negar que exista una deslegitimación de los organismos institucionales y un claro descontento hacia los  representantes de los diferentes poderes del estado.

Los datos hablan a nuestro favor. En las últimas elecciones solo participo el 41,98 % de los electores, siendo electa la presidenta Michelle Bachelet solo con el 25% del total del padrón electoral nacional. En las encuestas alrededor del 50% desaprueba la labor del congreso y casi un 75% la de los jueces, mientras tanto, por otro lugar la confianza a los partidos políticos es de un 6%. Pero no solo lo vemos en los datos concretos, sino día a día en las calles y con nuestros pares que expresan su descontento fustigando las malas prácticas de la “clase política”, la no solución a los problemas cotidianos que sufren las clases más populares tales como aquellos referidos a la salud, educación y vivienda y principalmente reprochan el no sentirse parte ni ser escuchados en las discusiones y decisiones que los organismos centrales elaboran.

La importancia de que este descontento no se exprese en una crisis mayor que lleve a las etapas más oscuras de las últimas décadas de la historia de Chile, es de lo que debemos hacernos cargo. Para evitar una caída insurrecta del estado tenemos que otorgarle legitimidad a nuestras instituciones, no solo a las elegidas por votación popular, sino también a todas nuestros organismos estatales. Esto solo puede ser posible otorgando un nuevo ordenamiento supremo que las regule del cual sintamos una intima cercanía al ser participes y creadores de esté. La única opción posible es la Asamblea Constituyente, resultado de la expresión mayoritaria, participativa y democrática, respetando a la más amplia diversidad que confluyen en la nación.

En chile desde Julio de 1989 que se viene reformando la Constitución, englobando estas modificaciones más de 30 enmiendas y 240 artículos. Debemos recalcar que la Constitución es la base de toda construcción estatal sobre la forma de organizar la convivencia política-jurídica. Sabemos que el actual gobierno en su programa de campaña propuso un cambio constitucional,  pero aun no hay claridades si será una nueva constitución o solo reformas a las actuales y mucho menos el mecanismo que utilizaran para realizarlo.

Actualmente la Asamblea Constituyente se presenta como una herramienta sumamente importante para la democracia moderna como mecanismo de ejercicio del poder constituyente originario en un sinnúmero de países e incluso llegando a ser, en algunos territorios, utilizada como ejercicio del poder constituyente derivado. Entiéndase Poder Constituyente originario el cual recae en la soberanía para darse a sí mismo una constitución completamente nueva y el derivado se encuadra en la acción de realizar reformas a la constitución ya existente en la nación.

En la historia constitucional Chilena, la constitución de 1928 es resultado del poder constituyente originario democrático, evidentemente, entendiendo democracia en los márgenes del periodo. Este proceso constituyente no tuvo como precedente un quiebre institucional, sino muy contrariamente fue un trabajo del liberalismo de ese entonces de dotar al Estado de una constitución racional.

Las diferentes doctrinas clásicas sobre el poder constituyente son escritas dentro de los contextos históricos de las revoluciones liberales-burguesas que acontecieron en el siglo XVIII. En acorde a esos antecedentes muchos señalan que la asamblea constituyente es un mecanismo utilizado en momentos álgidos de crisis institucionales.
Que en el Chile actual no exista un vacío de poder o un golpe de estado que lo preceda, no nos imposibilita de ninguna manera en avanzar hacia un cambio constitucional a través de una asamblea constituyente participativa y democrática. Que hoy se realice un cambio a través de esta vía es una posibilidad histórica e innovadora, un avance en un los últimos 40 años en Chile, un paso a dar legitimidad ciudadana a la organización del Estado.

Otros argumentan que las asambleas constituyentes en especial las Latinoamérica son usadas por gobiernos populistas para acrecentar aun más su poder. Contrariamente podemos afirmar que las asambleas constituyentes no son exclusivas de Latinoamérica y que históricamente constituciones europeas la han utilizado como mecanismo para darse a sí mismo una constitución, claro ejemplo es Italia con su constitución de 1948.

Concluyendo podemos señalar la importancia de generar una nueva constitución a través de la participación ciudadana para así lograr permeabilidad y un “sentir propio” a nuestro ordenamiento político-jurídico. La principal forma de participación ciudadana, multisectorial, identitaria y vinculante es la Asamblea Constituyente que hoy el pueblo de Chile reclama como forma de cambiar el actual sistema ya decadente.

TAGS: #AsambleaConstituyente #NuevaConstitución

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva Larrain

10 de Septiembre

¿A eso le llaman en la izquerda participación ciudadana?

¿Aprobar una asamblea para que haga una constitución que reemplace la que fué aprobada directamente por los ciudadanos?

¿No seria mas democrático redactar una constitución y proponerla como alternativa para que la ciudadania pueda aprobarla despues de leer en lugar aprobar una asamblea que la haga ? ¿ O es eso la democracia para ustedes ? ¿Aprobar una asamblea porque asi se da por aprobada una constitución sin que nadie la lea ?

¿Porque evita que la ciudadanía pueda leer lo que está aprobando? ¿Por participación ciudadana?

Saludos

PD solo para pinochetistas si queda alguno: ¿Como un pais tan lleno de ignorantes llegó a ser tan grande?…. gracias al tata pue !!! viva Pinochet y el 11 de Septiembre !!

10 de Septiembre

¿Cual es la constitucion de 1928…?

Jose Luis Silva Larrain

11 de Septiembre

Nose. Al menos yo recuerdo que la del 25 la encontraban despreciable y burguesa por lo que era necesario una Asamblea Constituyente (yá en los años 60 declaraban incapaces de redactar y proponer una constitución).

A lo mejor la del 28 es el eslabón perdido que nos falta para entender a la gente de izquerda.

Saludos

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La muerte del gobierno sólo es atribuible a su dejadez, a su falta de interés por hacer de Chile un país justo, un país que avance hacia su desarrollo brindando igualdad de derechos y oportunidades
+VER MÁS
#Política

El no gobierno

Ese sueño de la igualdad norteamericana nunca fue y no será nuestro sueño tampoco, porque ambos se equivocan si creen que la igualdad y la libertad están en el consumo igualitario.
+VER MÁS
#Política

Maldición de Malinche

Debemos fortalecer no sólo el sistema público de salud, donde se atiende el 80% de los ciudadanos, sino también renunciar a la idea de que la economía es más importante que la vida de las personas.
+VER MÁS
#Salud

El colapso del sistema de salud y la incapacidad del gobierno

Debemos reconocer la crisis que le seguirá rápidamente: la de las enfermedades mentales, e implementar los pasos necesarios para mitigarla.
+VER MÁS
#Salud

¿Qué hacemos ahora con nuestra Salud Mental?

Popular

La muerte del gobierno sólo es atribuible a su dejadez, a su falta de interés por hacer de Chile un país justo, un país que avance hacia su desarrollo brindando igualdad de derechos y oportunidades
+VER MÁS
#Política

El no gobierno

Ese sueño de la igualdad norteamericana nunca fue y no será nuestro sueño tampoco, porque ambos se equivocan si creen que la igualdad y la libertad están en el consumo igualitario.
+VER MÁS
#Política

Maldición de Malinche

Debemos fortalecer no sólo el sistema público de salud, donde se atiende el 80% de los ciudadanos, sino también renunciar a la idea de que la economía es más importante que la vida de las personas.
+VER MÁS
#Salud

El colapso del sistema de salud y la incapacidad del gobierno

Debemos reconocer la crisis que le seguirá rápidamente: la de las enfermedades mentales, e implementar los pasos necesarios para mitigarla.
+VER MÁS
#Salud

¿Qué hacemos ahora con nuestra Salud Mental?

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Definamos ignorante como entes sociales que no conocen la realidad política, sin capacidad de empatía social, masificados  y fáciles de influir por las emociones básicas y no la razón. Este votante es ...
+VER MÁS
#Política

La democracia fallida y el voto ignorante

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

Es importante que la labor del Estado, en este momento apoye y genere condiciones. Es preciso dejar la rigidez del proyecto político y ayudar a mejorar la salud mental de profesores y estudiantes, que por ...
+VER MÁS
#Educación

Generemos un nuevo equilibrio en el ejercicio de la pedagogía