#Municipales

Paños fríos para Providencia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Siendo Josefa Errázuriz una candidata ciudadana, es probable que sus seguidores tengamos distintas posturas frente a la problemática educacional y al actual conflicto estudiantil, que lamentablemente tienden a confundirse. Sería nefasto que, producto de estas declaraciones, se “educacionalizara” la próxima elección municipal en Providencia.

Las recientes declaraciones de Josefa Errázuriz, candidata a alcaldesa de Providencia, provocaron toda una batahola en las redes sociales. “No soy partidaria de las tomas, pero hoy día no queda otra medida que las tomas” dijo, marcando una clara diferencia con el actual alcalde (UDI), Cristián Labbé. Por supuesto que dichas palabras despertaron vehementes apoyos y exaltados ataques, polarizando el debate y haciéndolo retroceder a la época del Sí y el No.

Sin embargo, sería nefasto que, producto de estas declaraciones, se “educacionalizara” la próxima elección municipal en Providencia. Como candidato a concejal por esa comuna, reconozco las múltiples y complejas dimensiones que comprenden su gestión municipal: seguridad, mejoramiento urbano, salud, medioambiente, apoyo al emprendimiento, servicios a usuarios, educación, adultos mayores, entre otros, además de una evidente falta de fiscalización. Y la polarización del debate solo beneficia a posiciones extremas, impidiendo un diagnóstico profundo y nuevas fórmulas de solución al conflicto. Más aún, mantener esta crisis facilita su instrumentalización en favor de intereses de grupos radicales por sobre el bien común, en especial ante próximas elecciones municipales, parlamentarias y presidenciales.

Está claro que tenemos un gran problema a nivel nacional en educación y así lo perciben los chilenos. En la última encuesta CEP (Julio-Agosto 2012), el 46% de encuestados la señaló como uno de los tres problemas en los que debiera enfocarse el Gobierno.  Asimismo, al consultárseles sobre la gestión municipal, temas prioritarios para un alcalde son el funcionamiento de consultorios (59%), combate contra la delincuencia (50%) y educación de la comuna (48%).

Por tanto, existe consenso acerca de la necesidad de solucionar a nivel país la crisis educacional. Sin embargo, eso no significa unanimidad respecto a sus soluciones. Y habrá temas que tendrán que resolverse a través de grandes acuerdos nacionales –involucrando autoridades, estudiantes, académicos, apoderados, legisladores y partidos políticos- y otros a nivel comunal, con menos interlocutores, pero más enfocados. Gran problema cuando los dos ámbitos se confunden, voluntariamente o por error.

En Providencia, la situación es compleja. Administra 13 escuelas y liceos a través de una Corporación de Desarrollo Social (CDS), persona jurídica de derecho privado sin fines de lucro. La preside el alcalde (UDI) Cristián Labbé y la integran Emma Salas, Ambrosio García-Huidobro (representantes vecinales) Alicia Romo (rectora Universidad Gabriela Mistral), y Pedro Navarrete (gerente general Clínica Santa María). ¿Cuál será la disponibilidad de tiempo que ellos podrán dedicarle a la educación municipal?

Su matrícula total es de 11.924 alumnos, pero sólo el 21% reside en Providencia. Con una distribución socioeconómica en que el 35,9% corresponde al segmento ABC1 y el 38,3% al C2,  probablemente la mayoría de hijos de vecinos estudian en colegios privados, restándole urgencia al tema de la educación pública. Incluso más, para muchos de sus habitantes la educación –pública o privada- sólo aporta externalidades negativas (ruidos, estacionamientos) sin beneficios a cambio.

Pero la educación es un tema país y Providencia no se puede restar. En ella existen sólo dos jardines infantiles municipales (Bernarda Morín y Belén), cuatro escuelas básicas (El Vergel, Mercedes Marín del Solar, Juan Pablo Duarte y Providencia), una escuela especial de lenguaje (Abelardo Iturriaga), 13 establecimientos particulares subvencionados, 36 colegios particulares pagados y 30 universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica. Además, el municipio olvida que administra bienes de relevancia nacional -benefician a toda la Región Metropolitana-, a través de cinco liceos emblemáticos: Lastarria, Liceo 7, Tajamar, Carmela Carvajal y Alessandri.  Por esta razón, la instrumentalización del tema de la educación pública resulta fácil ante la ausencia de titulares en la comuna.

Siendo Josefa Errázuriz una candidata ciudadana, es probable que sus seguidores tengamos distintas posturas frente a la problemática educacional y al actual conflicto estudiantil, que lamentablemente tienden a confundirse. Habrá gente que apoya estas tomas “democráticas”, y otros, en cambio, las denostarán profundamente. En mi opinión –y como candidato a concejal de Red Liberal-, las reglas democráticas implican un irrestricto respeto al Estado de derecho, y por lo tanto, la toma de un colegio es un acto de violencia, contrario al orden legal, independiente de la simpatía que uno sienta hacia los movimientos estudiantiles. El hecho que ésta sea aprobada por una mayoría de alumnos del plantel, tampoco la convierte en un acto legítimo.

No obstante, ante el total descrédito de la clase política –rechazo ciudadano al manejo del Gobierno en el tema de la educación (77%), a la Concertación (74%) y a la Coalición por el Cambio (64%), Adimark, agosto 2012-, desde el pingüinazo del 2006 que estudiantes tratan directamente con autoridades, sin recurrir a intermediarios externos o canales tradicionales de la democracia representativa. Quizás ellos fueron los primeros, pero hoy ya es un proceso irreversible con nuevos movimientos: regionales como Aysén, Calama o Freirina; sindicales como ANEFCUT; minorías sexuales como MOVILH; o ciudadanos como Ciclistas empelotados. ¿Hasta dónde avanzarán? ¿A quienes se les permitirán tomas “democráticas” y a quiénes no?

Sin perjuicio de esto, se hace absolutamente necesario el crear instancias de diálogo a nivel nacional para solucionar la crisis educacional que vive nuestro país. En especial teniendo en cuenta la importante diferencia entre apoyo a demandas universitarias y secundarias versus forma en que estudiantes realizan movilizaciones y manifestaciones (Adimark Nov 2011). Y en cuanto a Providencia, mi comuna, también resulta imprescindible poner paños fríos, ya que una eventual polarización sólo beneficia a los grupos más extremos. Es demasiado lo que está en juego…

—-

Foto: Wikipedia

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia