#Medio Ambiente

Sobre cómo responder a los incendios forestales

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Los incendios forestales sufridos en el último tiempo en el país, han generado una ola de temas de debate nacional. En el último tiempo hemos visto desde teorías conspirativas, la difusión negligente de hechos y/o personas que supuestamente estarían vinculadas a la generación de estos incendios, el siempre televisado sentido de solidaridad nacional, la capacidad para responder a las emergencias, el supertanker, el luchín y un largo etcétera.


Con una sensación de estar tristemente en lo correcto, es muy probable que la preocupación política por los mega incendios forestales se extinga en la medida que estos eventos sean apagados

Dentro de esa diversidad de temas nos encontramos con uno en el que no hay mucha claridad en cuanto a cómo se abordará: cómo reducimos la generación de estos incendios forestales. Al respecto ya se han conocido varias acciones: la propuesta legal de la Presidenta de crear el Servicio Nacional Forestal, la irrelevancia del tipo de plantación como elemento generador de incendios que ha defendido la CORMA, o la restauración anunciada por Arauco donde las 250 mil hectáreas de bosque nativo con las que cuenta, las que resulten afectadas producto de los incendios serán restauradas por especies del mismo tipo para preservar la biodiversidad e identidad del país. Asimismo, hemos visto a especialistas que no logran ponerse de acuerdo sobre el rol del tipo de plantación en la generación de estos grandes incendios.

Este escenario disperso de acciones provoca más confusión ante el reto de responder adecuadamente a la gran pregunta: ¿Cómo evitamos la generación de estos grandes incendios en un país forestal como Chile?

Con una sensación de estar tristemente en lo correcto, es muy probable que la preocupación política por los mega incendios forestales se extinga en la medida que estos eventos sean apagados por el esforzado trabajo de bomberos. Es muy probable no solo por la baja calidad de la discusión política en general, sino también porque nuestro país no asimila adecuadamente las estructuras administrativas necesarias para responder a la gran pregunta.

La organización administrativa será central para responder al riesgo permanente de estos incendios. Y lo será porque la respuesta a la gran pregunta requiere de una coordinación multisectorial, en la que los diferentes involucrados en los factores que contribuyen al riesgo, estén reunidos en una misma instancia coordinadora.

En otras palabras, por cierto que CONAF tiene mucho que decir sobre las actividades de regulación, evaluación y fiscalización, como la gestión de actividades en torno al bosque nativo o las plantaciones forestales; por cierto que el sector privado deberá responder a las externalidades que su actividad genera (no sólo forestales, sino que ahora incluso las empresas eléctricas); por cierto que las municipalidades deberán establecer áreas de riesgo cuando un incendio sea un evento futuro y  afecte su población (véase cada año el caso de Valparaíso); por cierto que la ONEMI y los sistemas de protección civil deberán tener identificados los riesgos de la población y la infraestructura e implementación suficiente para responder adecuadamente; por cierto que el Ministerio de Medio Ambiente deberá intervenir porque el cambio climático es un factor cada vez más protagonista en las temperaturas que facilitan las condiciones de estos incendios; por cierto que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo debería intervenir al estar a cargo de la planificación intercomunal o el Ministerio de Desarrollo Social a cargo del diseño y aplicación de políticas destinadas a grupos vulnerables, entre otros organismos más como la DGA (o la nueva DGA) por sus competencia en materia de recursos hídricos.

Sin embargo, nuestro aparataje estatal no está adaptado para responder a una necesidad pública desde la multidisciplinariedad (o mejor aún transdisciplinariedad) que aquella requiere. Ha sido una constante de nuestros legisladores la creación de diversos servicios públicos para responder a una necesidad pública. No obstante, este diseño lleva a que cada organismo público deba velar por el propio fin para el que fue creado, y en tal supuesto todos apuntan para el lado que mejor les convenga de acuerdo a su propia naturaleza.

Como se ha planteado, en la gestión del riesgo generado por los incendios forestales intervienen múltiples agentes (públicos y privados). Es de esperar que en un año electoral prime la cordura y que las respuestas a esta gran pregunta estén sustentadas en el ordenamiento y planificación territorial, así como en una instancia administrativa que reúna a los diversos agentes para lograr una respuesta lo más completa posible.

TAGS: Incendios Forestales Prevención

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
hfkjdshfkjsdhfjk

07 de febrero

Primero comentar que para resolver cualquier cómo, el país necesita una herramienta para tratar información, que puede recibirse en forma de ideas, propuestas, problemas… ¿Se entiende lo que digo?. Una estructura que colecciona preguntas para un sistema que se dedica a responder. Personas que de forma colectiva plantean problemas y discuten soluciones.

Si tal herramienta existiera y funcionara, apoyaría la idea de hacer una revisión y colección de ideas alternativas de uso para el Presupuesto Nacional, para responder a las preguntas dónde ocupar dineros, basados en qué criterios, prioridades o semejantes.

Como no existe la herramienta, construirla es el tema. La x-democracia que tenemos, no la ha construido y estimo que no lo harán. Al respecto, creo que es necesaria la organización ciudadana para tomar el poder y ordenar la casa.

Respecto a la pregunta, cómo evitar incendios, pienso que la primera medida es talar los bordes de cada predio forestal, así como limpiar y aumentar las fajas de tierra por donde pasan cables eléctricos. Esto implica hacer que las forestales concentren su trabajo en talar selectivamente y las eléctricas mantengan limpias sus fajas.

Aparte de eso, se necesita tecnología especial. Como somos la tierra del invento (con un nuevo Presupuesto Nacional), necesitamos una catapulta que dispare un dron a gran velocidad a la zona donde se descubra un incendio, para buscar posibles responsables y apagar el incendio en breve.

hgjhgjhghg

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La justicia a mano propia suele crecer al amparo de la falta de respuestas adecuadas del Estado, de la policía, de la Justicia con mayúscula, de las instituciones.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Justicia en tiempos de cólera

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios

Queda claro dónde hay ir a discutir ahora y bajo qué reglas: en el Congreso Nacional bajo el juego democrático
+VER MÁS
#Política

Tribunal Constitucional, un problema político y no técnico

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President

Aplaudieron el accionar de criminales de igual o peor calaña, esos que tanto cuestionan, incluso en su misma declaración. Se sintieron con sensación de justicia por la acción de los mismos criminales, c ...
+VER MÁS
#Justicia

De venganza y tratos vejatorios