#Medio Ambiente

Hacia un Transantiago eléctrico

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En perspectiva, un reemplazo del transporte público alimentado por diesel a uno eléctrico corresponde al primer paso de una política energética que nos lleve a ser un país totalmente eléctrico, en especial soportado por la producción de energías renovables no convencionales, aunque esto último es de un aliento que implica décadas de desarrollo; sin embargo esta estrategia es de hacerla ahora, y un Transantiago Eléctrico es de este año y los próximos tres, al menos para implementarse cuando los actuales buses cumplan su vida útil y se deban reemplazar (2014).

Chile tiene todo para hacerlo. Primero tiene una necesidad real, no estamos hablando de un ‘gusto de país en desarrollo’. Un sistema de transporte público eléctrico, con baterías en sus buses, litio, por supuesto, ayudaría verdaderamente a descontaminar la ciudad. En segundo lugar, su implementación, con los sistemas de carga, sistemas de mantención, su operación, darían al país una base para acoger un sistema vehicular eléctrico, que además, acompañado de una legalidad ad-hoc, que premie el uso de estos vehículos, completaría un avance ambiental notable. En tercer lugar, el país recuperaría su inversión al reducir los costos de transporte, costos de salud asociados a la contaminación y los costos de energía -por mayor escala de producción-.

Es cierto, en el Transantiago de hoy los GPS no se instalan, el software funciona mal, existe la evasión del pago, las tarifas suben, y es para asustarse con los emprendimientos del Estado, pero en el caso de un Transantiago Eléctrico, estamos hablando de un problema asociado, principalmente, a la mayor inversión, lo que implica un problema de gasto inicial alto, y que seguramente deberá ser asumido en parte por el sector público, pero que dejará instalado un sistema con tarifas significativamente más bajas que en la actualidad, permitiendo que, en las etapas posteriores, el sistema de transporte para Santiago no sea un despilfarro de dineros que tendrán que pagar todos los chilenos, lo que ya ocurre.

Pueden revisar distintos estudios en internet de consumo eléctrico comparado con consumo de diesel; he analizado varios, pero todos indican ahorros de los que se deduce que las actuales tarifas bajarían en al menos 30 ó 40%, sin contar los demás ahorros por externalidades positivas para otros sectores del país.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
nicodelsolar

12 de agosto

Creo que el tema se debe analizar separadamente. Si ambos aspectos de la vida publica son un real problema sin solución aun a saber, el transporte publico y la energía, pienso que no es en nada positivo fundirlas en una problemática que será aun mayor que la primitiva.

Mientras no se haga una política energética clara (mas allá de la declaración de principios que se hizo por el anterior ministro de energía) y con verdadera incidencia en la matriz energética del país. No podemos pretender que el transporte público funcione con energía renovable no convencional, cuando las mismas no representan mas del 5% de la matriz actual del país.

12 de agosto

No he dicho que sea alimentado con energías renovables no convencionales. Lo que me indicas es el primer alcance que hago al principio de la columna. Ahora, no olvides que tenemos el potencial de abastecer el 100% de la demanda de energía al 2025. El punto es que no estamos apuntando a eso.
Por lo anterior sé que no hay una estrategia. La idea es debatir sobre esta que propongo, o sobre otra…
Fundir energía y transporte en este caso, obedece a la necesidad, no solo de reducir la contaminación- que ya es harto-, sino de reducir la tarifa del transantiago, porque es necesario no solo hacer un transporte barato, sino terminar con el déficit -que antes del transantiago no existía-.

nicodelsolar

12 de agosto

Entiendo tu punto! me parece una buena iniciativa. Cabe hacer presente eso si, que la voluntad política para hacerla es mínima. Si bien hemos tenido avances con las leyes cortas I y II de electricidad en materia de energías renovables, creo que no han existido verdaderos aportes hacia la generación de energía a nivel pequeño, como lo pueden constituir los medios de transporte. No existen privilegios ni facilidades en la actualidad para ello, por lo que apoyo la idea de que pueda llegar a hacerse.

24 de agosto

No tiene sentido usar baterias en los buses como fuente de alimentación principal, un sistema de recorrido fijo se puede basar en trolebuses que es mucho más barato y eficiente. Ironicamente, eso ya existía antes en Santiago.

Para darle flexibilidad se podría pensar en un sistema dual, con un generador o baterias en los buses para darle autonomía en zonas donde no haya alimentación o cuando esta falle.

24 de agosto

Podrías fundamentar por qué crees que no tiene sentido usar baterías de litio.

Yo lo que estimo es que las inversiones para un sistema de trolebuses son cuantiosas, probablemente mayores que en el caso de las baterías, y dificiles de hacer, y principalmente porque el consumo eléctrico en los trolebuses se daría en las horas peak, cuando justamente el consumo para las cargas de baterias puede hacerse fuera de los horarios peak (las baterías se cargan en la noche y tienes una autonomía que puede durar todo el día, no consumiendo electricidad en el día).

No estoy de acuerdo contigo, pero espero tus fundamentos.

Saludos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero