#Género

Ley de identidad de género: ¿Un presente griego?

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

estoy absolutamente de acuerdo con normas que tengan el propósito y fin de eliminar todas las formas de discriminación de grupos excluidos en el país, pero hay que realizar el análisis crítico de estas nuevas regulaciones para que sean realmente efectivas y adecuadas para las personas que utilizarán las herramientas a futuro.

Hace algunos días, el gobierno puso en trámite de suma urgencia el boletín N° 8924-07, correspondiente a la moción parlamentaria que reconoce y entrega protección al derecho de identidad de género, propuesta por los senadores Pérez, Rincón, Escalona y Letelier.
Esta iniciativa ha sido tristemente mediatizada por las indicaciones que los senadores van Rysselberghe y Ossandón presentaron para limitar el cambio de nombre y sexo a mayores de edad, no casados y sin hijos, como también por transformaciones retrógradas en las definiciones y alcances de la identidad sexual y de género.

Esta nueva norma contiene en su mensaje buenas intenciones para mejorar la calidad de vida de cientos de personas, cumpliendo con las obligaciones internacionales contraídas y ratificadas por el Estado de Chile por medio de tratados y pactos sobre el tema; incluso se señala que fueron parte de la elaboración de la Organización de Transexuales por la Dignidad de la Diversidad (ODT) y la Fundación Iguales. Hoy tenemos una interpretación sistemática del ordenamiento nacional por medio de las solicitudes de rectificación de partidas de nacimiento, donde a través de causas voluntarias ante los tribunales civiles se lleva a cabo lentamente.

Sin embargo, al revisar la propuesta resaltan muchos obstáculos que incluso con la antigua manera de tramitar las rectificaciones de partida de nacimiento en nombre y sexo no se presentaban. Quiero señalar, de igual forma, que estoy absolutamente de acuerdo con normas que tengan el propósito y fin de eliminar todas las formas de discriminación de grupos excluidos en el país, pero hay que realizar el análisis crítico de estas nuevas regulaciones para que sean realmente efectivas y adecuadas para las personas que utilizarán las herramientas a futuro.

En primer lugar, es importante reconocer que la Ley claramente establece que la acreditación de la identidad de género no permite a tribunales exigir el uso de fármacos o tratamientos quirúrgicos para acceder a la solicitud, algo que en la práctica actual suelen pedir.

A la vez, hay un retroceso en cuanto al juez competente para conocer estas causas. Pareciera ser que los tribunales de familia no son el lugar para discutir esto, entendiendo radica en este lugar por temas de eficiencia de estos tribunales, cosa que no es real, dado el nivel de atochamiento que tienen. Sería preferible que se mantuviera en los tribunales civiles, dado su know how sobre estos asuntos y porque fueron los que abrieron la posibilidad de que se esté hablando de estas reformas hoy y aceptaron la interpretación sistemática de la legislación para tramitar las primeras solicitudes de rectificación. En lo personal, preferiría que se trasladara la sede administrativa de estas solicitudes, antes que cambie de tribunal.

Si bien se mantiene la publicación en el Diario Oficial, la oposición a la rectificación es errónea. La causal de “existencia de un perjuicio directo e indirecto de carácter moral o patrimonial” es demasiado abierta y contraria a los intereses de los solicitantes. Un perjuicio de carácter moral puede legitimar, caricaturizando, a grupos de fundamentalistas religiosos que se presenten en tribunales con el sólo fin de molestar a los transexuales que pidan la rectificación, llevándolo a incidentes que inclinen la balanza jurisprudencial al lado contrario al que se busca con esta Ley. La Corte Suprema ha entendido de manera  amplia ell daño moral (en el caso de indemnizaciones) que incluso no solicita que se acredite. Hoy una persona  se puede oponer uno a un cambio de nombre y sexo sólo si tiene antecedentes que lo justifiquen.

Ahora se celebra la determinación de eliminar la práctica de los tribunales civiles de decretar mediante oficio la realización de denigrantes (y hasta hace poco, sin protocolo) exámenes médicos ante el Servicio Médico Legal, y que el Registro Civil se limite a pronunciarse exclusivamente sobre la petición, sin emitir opinión o sugerir resolución al tribunal.

En conclusión, aplaudo que se haya revivido una antigua propuesta de los congresistas sobre identidad de género; hay avances importantes en discriminación e igualdad, pero hay que poner ojo en el detalle del procedimiento voluntario para realizar la rectificación de partidas de nacimiento, donde la apertura de oposición de terceros, extraños a la solicitud, y el traslado a los tribunales de familia, pareciera ser más negativo que positivo.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Han pasado meses y la estúpida guerra de “dictadura sale con votos” versus “dictadura sale por presión internacional” se consume la mente de los venezolanos, cuyos líderes no hacen nada más sino ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Será que no hay otro sueño posible para Venezuela?

Es tiempo de levantar la cabeza y volver a soñar en una sociedad distinta, un modelo donde el trabajo, la educación, la cultura, el amor, el desarrollo integral nuestro, sea parte de un todo
+VER MÁS
#Ciudadanía

Es tiempo de despertar

Somos aún uno de los grupos más vulnerados que está inmerso en una sociedad que cuenta con algunos sectores que niega con violencia nuestra existencia.
+VER MÁS
#Género

TRANSitemos a un mundo mejor

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

Popular

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial