#Educación

La Democracia Cristiana y la libertad de enseñanza

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La opinión pública se pregunta, ¿la Democracia Cristiana está o no por los cambios estructurales en educación? Los voceros de la colectividad se han manifestado en todo momento que sí está por el cambio estructural, pero cada vez que se puede, se transmite la preocupación por el resguardo a la “libertad de enseñanza”.

Luego de algunos hechos particulares, como el conflicto generado a partir del nombramiento y posterior renuncia de Claudia Peirano como Subsecretaria de Educación, desde diversos sectores se ha apuntado a la Democracia Cristiana como la “piedra de tope” para las reformas en educación. Esto ha reactivado en el debate público el rol que jugará la DC en estas reformas. Y es que Peirano representaba a ese sector de la DC que, beneficiándose del sistema, hace de la educación un negocio muy lucrativo, en total oposición a las propuestas del nuevo gobierno. Esto pareciera instalar en el escenario público a la DC como una especie de guardián del “statu quo” dentro de la Nueva Mayoría, convirtiéndola en el blanco perfecto para las críticas y acciones como la realizada por la coordinadora de las ACES.

Con el reemplazo de Peirano, personeros de la DC manifestaron su preocupación por la “poca representatividad del partido en el área de educación”, aun teniendo el partido la presidencia de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, a cargo del diputado Mario Venegas, en un año clave, en tanto que se deberá cumplir con las metas de los cien primeros días autoimpuestas por la Presidenta Bachelet. ¿A qué tipo de representatividad se habrán referido?

La opinión pública se pregunta, ¿la Democracia Cristiana está o no por los cambios estructurales en educación? Los voceros de la colectividad se han manifestado en todo momento que sí está por el cambio estructural, pero cada vez que se puede, se transmite la preocupación por el resguardo a la “libertad de enseñanza”, que más allá que se use discursivamente para desmarcarse del Partido Comunista, tiene una importancia conceptual e histórica.

Y es que la libertad de enseñanza en la Democracia Cristiana tiene un doble relato, uno en oposición a los cambios estructurales que anhela la ciudadanía.

El relato no oficial, pero que más visibilidad tiene, por cuanto es minoritario pero está sobre-representado en la colectividad, es entender a la libertad de enseñanza como una “libertad de emprendimiento”, que se ha traducido en la colocación de un lucrativo negocio que involucra colegios, institutos, universidades y agencias de asistencias técnicas en todo el país, cuyos dueños han sido importantes personeros del partido.

Por otra parte, la concepción demócrata cristiana oficial, a la que se le debe sumar la praxis, es entender a la libertad de enseñanza como una libertad de conciencia y política, la que permite a la familia escoger donde educar a sus hijos (no que las instituciones escojan a las familias para entregar educación), permitiéndoles seleccionar los establecimientos educativos más acorde a sus valores y fines, en contraposición a la monopolización por parte del Estado.

Esta versión oficial no es azarosa. Ha sido fruto de arduos y constructivos consensos al interior de la falange. Así, como suele citarse tras cada polémica de orden ideológico, ésta tiene su sustento a partir del último Congreso Ideológico y Programático de la DC. Se definió que en educación el lucro debe estar excluido, al igual que todo requisito de entrada en los colegios. Del Congreso Ideológico (254): “La  educación  privada,  que  recibe  financiamiento  estatal,  debe  ser administrada  por  personas jurídicas  sin  fines  de  lucro,  este  no  debe  estar presente  en  la  educación  subvencionada.  Como humanistas cristianos entendemos que el lucro no contribuye al verdadero espíritu de la labor educativa, que no es otra que colaborar a la formación integral de las personas y comunidades, y para ello es necesario que los recursos que se destinen a la educación sean usados integralmente para ese fin”; (257) “hay que propender a eliminar las barreras que se conviertan en obstáculo familiar para matricularse y asistir a las escuelas”.

Esta es la libertad de enseñanza que la Democracia Cristiana debe propiciar y promover. Y que tiene directa relación con el rol primordial del Estado en educación (rol que tenía antes de 1980), entendida como Patricio Aylwin lo expresó, cuando era senador, frente a la reforma constitucional de 1970: “por primordial se entiende no, que le pertenezca en primer término, sino que es una función, entre las del Estado, de alta prioridad”.

Con todo, desatendiendo la historia y los acuerdos políticos, persiste un sector al interior de la falange, grupo sobre-representado y con amplios poderes e influencias, que insisten en ver a la educación como un bien de consumo y no como un derecho.

Con todo, desatendiendo la historia y los acuerdos políticos, persiste un sector (sobre-representado) al interior de la falange, que no comprende que la educación es un derecho. A esos militantes que hacen caso omiso a los planteamientos doctrinarios: menos individualismo, más solidaridad.

—————-

Imagen: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad