#Economía

Política pesquera ¿para quién?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Desde hace dos años venimos siguiendo con interés, sistemáticamente, las informaciones y el debate sobre el proyecto de ley que reemplazaría a la Ley de Límites Máximos de Captura por Armador (LMCA) tras terminar su década de vigencia en diciembre de este año.

Inicialmente esperamos que hubiera una evaluación de los impactos de los LMCA, de manera de poder constatar los efectos de dicho cuerpo legal en el actual estado de las principales pesquerías nacionales. Sin embargo, sólo hemos seguido escuchando las mismas explicaciones de siempre: El Niño, La Niña, la jibia, el cambio climático, el calentamiento global, la muerte natural de los peces…

Así tras una propuesta inicial liderada por el ministro Juan Andrés Fontaine, que contemplaba verdaderas licitaciones de una fracción progresivamente creciente de la cuota industrial, pasamos, tras asumir la cartera de Economía el ex senador Pablo Longueira, a un proyecto reciclado que acudió a la pirotecnia seudo-científica para no licitar. Así llegamos a esta fórmula de licitaciones al llegar al Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) de una pesquería, cuando los verdaderos científicos recomiendan exactamente lo contrario: que el RMS sea un techo, no un piso.

Para ser rigurosos, la licitación de la fracción industrial estaba en la Ley General de Pesca y Acuicultura desde 1991, pero nunca se aplicó, pues siempre quedó a la discrecionalidad de los subsecretarios de pesca de turno, que jamás elaboraron un reglamento para llevarlas a cabo.

De esta forma llegamos a un proyecto, legislado con urgencia, como estila en muchas materias importantes el actual gobierno, que no ha escuchado a todos los pescadores artesanales del país, reduciendo su participación en este debate al fraccionamiento de pesquerías obtenido, excluyendo actores relevantes.

Hasta ahora el Ministro, el Subsecretario y el Gobierno eluden el temas del cierre de las 5 millas en todo el país, evitan hablar de regular la pesca de arrastre para proteger los caladeros históricos de pesca artesanal, e insisten en que los pescadores artesanales deben instalar posicionadores satelitales en sus embarcaciones pese al alto costo que esto tendrá para ellos.

Nada dicen tampoco sobre la posibilidad de que existan pesquerías que sean 100% artesanales, considerando especialmente que dichos recursos están dentro de las 5 millas. Por el contrario, han recurrido a fórmulas legislativas anómalas, como el asignar cuotas de esas pesquerías a la industria, pero que estipulando que esta puede (y debe) traspasarse a un pescador artesanal para ser pescada.

Además, como si todo eso fuera poco, el Gobierno elaboró una minuta donde desconoce el vínculo que existe entre la actividad pesquera y los pueblos originarios. Como si los chinchorro, los changos, los selknam, los huilliches, los rapa nui y los lafkenches, entre otros pueblos originarios, no pescaran en este territorio que ahora es Chile desde hace miles de años.

El gobierno no puede, amparado en una mayoría circunstancial en la Comisión de Pesca, buscar imponer, esta vez a perpetuidad, los privilegios que desde hace años disfrutan sólo unos pocos grupos económicos, plenamente identificados y caracterizados como “las 7 familias”. El argumento de la “certeza jurídica”, cada vez más parecido a un chantaje respecto de la inversión y el empleo, no puede seguirse aceptando. No puede entenderse como legítima una supuesta excepcionalidad en esta actividad económica, que ninguna otra tiene, bajo el argumento de que de esa forma los inversionistas (que son también beneficiarios) no se desincentivarán” y así seguirán generosamente generando empleo, como si fueran los únicos capacitados para hacerlo.

Esperamos que la Cámara de Diputados rechace el proyecto, o si no hay suficiente voluntad de exigir una verdadera política pesquera nacional, al menos se vote mayoritariamente contra supuestos “derechos adquiridos” que la Ley Longueira busca convertir en perpetuos y heredables, para que personas que aún no nacen, sean desde ya dueños de peces que todavía no existen.

Y, lo más importante: confiar en que los parlamentarios sabrán hacer respetar un principio ordenador básico, que fue aprobado por la vía de la indicación y que hasta ahora la ley no contemplaba: que los peces son del Estado, o sea de todos los chilenos.

Equipo PecesGratisNo

http://pecesgratisno.wordpress.com

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Política pesquera ¿para quién? | Desgobierno de Chile

12 de julio

[…] Fuente: pecesgratisno, Política pesquera ¿para quién? […]

Política pesquera ¿para quién? | ¡¡Nuestros peces, gratis no!!

16 de julio

[…] Fuente: http://elquintopoder.cl/economia/seguimos-esperando-una-politica-pesquera/ Me gusta:Me gustaBe the first to like this. […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?