#Economía

Neoliberalismo: de la eficiencia a la corrupción

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La corrupción no es algo nuevo. Si miramos el caso chileno -en particular el FUT-, veremos que tiene cierta justificación el recuperar la pérdida de empresas quebradas con posterioridad a la crisis del 82, como un incentivo para los empresarios que lo perdieron todo y que podían, mediante el mecanismo de utilidades absorbidas, obtener devoluciones del Estado en proporción a las perdidas que tuvieron. También, está la justificación de que servía para “invertir” en derivados con el consecuente desarrollo y crecimiento económico. Sin embargo, ya en los 90 es posible considerarlo un fraude, o al menos el origen de fraudes tributarios, pues la época del FUT ya había terminado.


En el sistema público y privado es posible ver ineficiencias en la administración, provocadas de manera intencional con el fin de disfrazar la “corrupción como extracción directa” en una búsqueda de eficiencia combinada con “corrupción como atajo”.

Otras variantes como ventas  ”negras” o “ahorros” de energía y agua de empresas medianas y grandes permitían cierta “eficiencia” y se convertían en una barrera de entrada para los empresarios honestos, dificultándoles competir y en muchos casos anulándolos. También era posible completar la declaración de impuestos con alguna boleta o factura falsa con el fin de “manejar la base imponible” para calcular favorablemente los impuestos.

Esto, calificado de “corrupción como extracción directa” de recursos públicos. No terminaban haciendo daño al modelo, probablemente porque no eran situaciones muy conocidas ni generalizadas. La situación hoy es bastante diferente, a nadie se le ocurriría que algún tipo de corrupción es aceptable. Sin embargo, es posible encontrar teorías dentro del modelo neoliberal que encuentran a la “corrupción como atajo” cuando la administración es mala o deficiente.

“Corrupción como atajo” serían los contratos a dedo, saltarse los concursos públicos, o ganarse previamente las licitaciones, que por distintas razones dan la seguridad de que se alcanzarán los objetivos, evitando distorsiones e ineficiencias del sistema público reduciendo tiempos y costos. De acuerdo a esta forma de ver las cosas, sería posible considerar que existe la “corrupción eficiente”.

Sin embargo, en Chile estamos un paso más allá. En el sistema público y privado es posible ver ineficiencias en la administración, provocadas de manera intencional con el fin de disfrazar la “corrupción como extracción directa” en una búsqueda de eficiencia combinada con “corrupción como atajo”.

Una ineficiencia fabricada es, por ejemplo, un sistema informático que es deficiente y que impide la productividad en una empresa pública o privada; y dentro de la misma línea, no alimentar adecuadamente con la información de compras y ventas en tiempo real. Esta ineficiencia se fabrica con el fin de manipular los presupuestos y conseguir los fondos que provee el Estado a las distintas reparticiones.

Esta ineficiencia fabricada que consiste en “saltarse” el Sistema Integrado y que podría ser considerada como bastante localizada, genera un efecto en cascada que alcanza a las distintas empresas contratistas y subcontratistas que no alcanzan a proveer los recursos para pagar impuestos, imposiciones y remuneraciones entre otros.

Y además, se transforma en la excusa y justificación perfecta para no pagar dichas obligaciones. ¿Este tipo de situaciones son sostenibles en el tiempo? ¿Caracterizan de alguna manera la etapa terminal del modelo neoliberal? Al amparo de toda esta estructura de corrupción comienzan a surgir formas de vida empresarial parasitaria que no buscan más que aprovechar todas las posibles situaciones para su propio beneficio sin interés productivo alguno. Como conclusión, se demuestra que la “corrupción eficiente” no es posible y es sólo el intento de justificar de manera teórica los altos niveles de corrupción dentro del modelo neoliberal.

Referencias:

http://www.suomenpankki.fi/pdf/160134.pdf

TAGS: #Corrupción #SociedadChilena Neoliberalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de agosto

Hay muchos instrumentos y normas que han servido para hacer corrupcion pero es un tema de mala fiscalizacion. Las reformas deberian ir en ese sentido.

No se puede culpar de las infracciones de transito al trazado de las calles.

Saludos

27 de agosto

Demagógico el artículo, más demagógico que técnico. En realidad, nada técnico. El término”corrupción” no tiene nada que ver con los privados. Fraude, fraude al fisco es el término correcto para referirse a las facturas falsas recibidas para recaudar fondos, sustraerlos del Estado mediante simulaciones de devolución del impuesto al valor agregado. Evasión es en tanto aquella parte del impuesto a la renta que se elude descontando gastos inventados de las utilidades reales mediante esas mismas facturas falsas que uno recibe. También pueden ser boletas por honorarios nunca ejecutados. Corrupción en tanto es el fenómeno en virtud del que agentes del Estado reciben coimas por servicios prestados en virtud de sus posiciones de poder. Llamar “corrupción” a los fraudes de los privados es un acto deshonesto que pretende distraer la atención desde de los agentes corruptos del Estado hacia los delitos de cuello y corbata de los privados. Es en pocas palabras una cortina de humo, una descarada proclama del orden “es verdad que los agentes del Estado robamos, pero los privados también. Preocúpense de ellos y déjennos seguir robando tranquilos” Y finalmente, nada técnico es el artículo porque no comenta ni el más mínimo aspecto de por qué el FUT ya no se justifica. Y no estoy defendiendo el FUT. Simplemente no he tenido tiempo de estudiarlo y me quedo con la inquietud respecto de la parte de las utilidades que el propietario de la empresa no retira, que invierte y que pese a ello deba pagar impuesto. Si fuera como creo, sería absurdo, porque a fin de cuentas lo que gravan los impuestos es la renta de las personas. El impuesto a las empresas es solo un anticipo a cuenta del impuesto a las personas. Pero si esa renta nunca llegó a manos del empresario, no entiendo por qué gravarla. Todavía más, ahora con el insomnio, de repente me han dado unas fuertes ganas de pensar. En seeeerio. Y me he dado cuenta de una contradicción en el enfoque estatista de la reforma laboral. Si actualmente el Estado quiere consagrar en el derecho a la huelga la prohibición de la contratación o sustitución de las plazas de los huelguistas, es porque considera que si bien la empresa pertenece a sus propietarios, de todos modos hay en ella un factor intrínsecamente superior y de valor público. Evidentemente, porque si pensara de otro modo, si estimase que el privado es del todo dueño de su empresa y pudiese hacer con ella lo que se le antojase, no podría coartarle el reemplazo de los huelguistas. Pero y si piensa así, ¿cómo diantres se explica que le grave con impuesto la parte de las utilidades que no retiró y que quedaron dentro de la empresa, convertidas por ejemplo en nueva maquinaria, en nuevos galpones y demás, instalaciones todas que luego acaban usando esos huelguistas? Es absurdo, significa pagar impuestos por una riqueza de la que no se puede disponer y que el propio cobrador del impuesto impone pueda quedar eventualmente inmovilizada.

27 de agosto

¿Y qué tiene que ver el neoliberalismo con todo esto? Chancho en misa, peras con manzanas, chamullo, en fin.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia