#Economía

Concentración de la riqueza, nada nuevo bajo el sol

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En Chile, siempre ha existido un grupo de gente, que en base a “méritos” y/o “argumentos” tributarios, familiares, financiero, político, geográfico, entre otros, mantiene posiciones de privilegio. La probabilidad de permanecer en el 10% de mayores ingresos en Estados Unidos es de un 19%, mientras que en Chile, lamentablemente la probabilidad de permanecer en ese grupo es del 56%

Poseemos una gran concentración de la riqueza solemos escuchar con actuada sesudez a gran parte de la clase política de un tiempo a esta parte. Es cierto, pero el punto es que  no es nuevo. Uno entiende el revuelo que puede haber causado la tesis de Ricardo Lagos Escobar cuando culminaba derecho sobre el poder económico. ¿Pero hoy? No es novedad. Más aún, frases del tipo “está mal pelado el chancho” son habituales en todas las conversaciones de los chilenos.

Ahora bien, ¿cuál fue el motivo de esta repentina NUEVA preocupación por la concentración de la riqueza o su distribución desigual?
Probablemente las cifras de la OCDE, organización de la que formamos parte hace unos pocos años (desde el 11-01-2010), fue el hecho desencadenante. Parte del “verán como quieren en Chile al amigo cuando es forastero” y del “nadie es profeta en su tierra” se ve reflejado en ello, es decir, si no lo hubiese dicho la OCDE, no nos hubiésemos “preocupado” por un problema más antiguo que la República.

Pero, ¿qué fue lo más alarmante de aquellas cifras? Sin duda, encontrarnos en el nada honroso último lugar en lo que a distribución del ingreso se trata. Un último lugar, para una sociedad que ha adquirido de muy buena forma algunos ideales norteamericanos, afecta nuestro orgullo. El no ser calificado de winner nos altera, pues estamos acostumbrados a escuchar cifras económicas que nos sitúen en el podio.

Una explicación del surgimiento de la concentración de la riqueza en Chile radica en la colonización. Es claro que los conquistadores obtuvieron posiciones de privilegio en la sociedad, aun siendo un grupo minoritario, poseían cargos en el gobierno, se relacionaban con la Iglesia, el Ejército, o se dedicaban al comercio, conformando la aristocracia, que con tierras, poder y alto nivel cultural, mantenía el poder económico.

La situación hoy es similar. De hecho, si comparamos los niveles socioeconómicos utilizando la clasificación típica (ABC1, C2, C3, D y E), veríamos que se replican los porcentajes en gran medida, que la distribución se asemeja con los españoles, criollos, mestizos, indígenas y esclavos, respectivamente.

En Chile, siempre ha existido un grupo de gente, que en base a “méritos” y/o “argumentos” tributarios, familiares, financiero, político, geográfico, entre otros, mantiene posiciones de privilegio. La probabilidad de permanecer en el 10% de mayores ingresos en Estados Unidos es de un 19%, mientras que en Chile, lamentablemente la probabilidad de permanecer en ese grupo es del 56%.  Dentro de este contexto, modificar los impuestos y avanzar de verdad en una reforma tributaria es muy necesario, pero se requiere valentía política para recuperar tantos años. Ahora bien, si la preocupación de toda la clase política es real, debiera haber consenso en ello para un próximo gobierno.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.