#Ciudadanía

Valparaíso después de las llamas, una selfie del Chile de hoy

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La planificación del territorio, esa reflexión sobre el futuro común donde los especialistas entregan información adecuada para tomar decisiones conjuntas sobre el espacio que habitamos. Un ejercicio que fuimos perdiendo en calidad de ciudadanos, luego de años en que nos convencieron que la política de todo tipo es negativa, dejando en manos de unos pocos las resoluciones fundamentales.

Imposible abstraerse de las imágenes que llegan de Valparaíso.  El fuego que arrasa todo a su paso y riega de dolor, impotencia e incredulidad,  el histórico puerto se funde con la grandeza humana -in situ y a la distancia- que recorre Chile sobre los hombros de la solidaridad.  Momentos en que a destellos también refulgen ejemplos de la miseria humana, porque desde siempre nuestra humanidad, la colectiva y la individual, ha sido una mezcla de luces y de sombras.  Los ángeles a jornada completa no existen.  Los demonios, tampoco.

Hasta Aysén ha llegado el ímpetu movilizador.  Ya la noche del sábado se supo de iniciativas para acopio de víveres y ropa en Coyhaique, Puerto Aysén, Puyuhuapi y varias otras localidades de la región.  Y, por qué no decirlo, también el país supo del esfuerzo voluntario del diputado y ciudadano Iván Fuentes en los cerros porteños, labor que ha llamado la atención sobre su figura y sobre la fraternidad austral.  Ya lo dijo en alguna ocasión, quería ser un buen embajador de esta tierra.  Y en esta ocasión, nobleza obliga reconocer, por cierto que lo ha sido.

Cada día tiene su afán, dicen.  Y en las últimas semanas hemos sido testigos de varios hechos que nos notifican sobre la precariedad de nuestra existencia.  El reciente terremoto del norte fue el último acto en la historia de un país sujeto a fenómenos naturales que sistemáticamente nos recuerdan este Chile telúrico. Este masivo incendio del cual aún no podemos hacer una evaluación completa, sobre la importancia de la prevención.

Lo expresó el presidente del Colegio de Arquitectos, Sebastián Gray: “El incendio es resultado de una completa irresponsabilidad que se ha ido acumulando con el paso de los años”.

Luego de colaborar material y humanamente según las opciones de cada uno con las víctimas del inédito siniestro, la evaluación puede enfocarse en encontrar a los responsables de lo ocurrido; del incendio y de las condiciones que generaron su rápida y devastadora propagación.  De seguro aquello vendrá pronto, al ser esta una práctica bastante común dentro de la identidad nacional.

Otro camino, probablemente complementario, es escudriñar lo que ha pasado como soporte para apuntar hacia el futuro.  Para observar dónde estamos y qué nos rodea, y así iniciar un completo proceso de revisión de nuestras prácticas de planificación territorial.  Saber a ciencia cierta dónde estamos parados y así tomar los recaudos necesarios, diría un chileno de a pie con sentido común.  Algo de ello sabían los pueblos originarios, que nominaron muchos lugares basados en sus características geográficas o ambientales, traspasando así el conocimiento (e información pertinente) a su descendencia.  Definiciones que lagos con nombre de general, pueblos con el de presidentes y montañas con el de exploradores borraron de un plumazo.

La planificación del territorio, esa reflexión sobre el futuro común donde los especialistas entregan información adecuada para tomar decisiones conjuntas sobre el espacio que habitamos.  Un ejercicio que fuimos perdiendo en calidad de ciudadanos, luego de años en que nos convencieron que la política de todo tipo es negativa, dejando en manos de unos pocos las resoluciones fundamentales.

Es lo que llamamos participación.  Romper con el paradigma del hacer individual, del cada uno se salva como puede, del tipo selfmade man que tanta película nos vendió (y del cual la capitalización individual de las AFP es un dramático ejemplo), y entender que es junto a los otros que construimos el futuro común.  Sea ello en el acto solidario, en la reflexión colectiva, en la marcha por los temas que a cada uno convoquen.  Estar dispuestos a pensar y actuar con el otro, con los otros. Estar dispuestos a recuperar (o construir si es el caso) ese Chile donde nos podíamos sentir todos parte de un mismo plan.

Quizás hoy la pregunta más importante no sea cuándo dejamos de sentirnos así. Lo que debemos responder es si estamos disponibles para regresar.

Que el desastre de Valparaíso represente, en alguna medida, una nueva oportunidad, luego de mirar con detención la imprudente postal en que hemos convertido el Chile actual.

——————————–
Foto: CNN

TAGS: #IncendioValparaíso #Valparaíso

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?