#Ciudadanía

El poder sanador del gobierno de Piñera

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Sanar “consiste en aprender a conocernos a nosotros mismos, internamente y externamente, reconociendo las funciones de nuestro cuerpo biológicamente y espiritualmente de cada órgano, de cada parte de nuestro cuerpo, aprender a respirar, comer sanamente, escuchar y ver atentamente los mensajes que nos está enviando constantemente nuestro cuerpo, desde el interior y el exterior”. Esta es la definición que encontré por azar en Internet, mientras buscaba material para mi tesis.
 
Los cuerpos humanos se pueden sanar después de un arduo trabajo, cuya empresa se calibra y ajusta respecto a la magnitud del daño. Lo mismo sucede en la actualidad con lo que estamos viendo respecto al “organismo ciudadano”.
 
Lacerantes silencios guardados en pos de optar por el mal menor, reiteradas esperanzas alentadas para probar que los “parches curadores” que permitirían al modelo neoliberal retardar la gangrena del paciente, han fallado.
 
La alfombra está en la cúspide de un cerro de polvo que se ha procurado cubrir, las alcantarillas revientan por frustración, la verdad indesmentible se toma las calles, las escuelas, las fábricas, las ciudades. La red esparce información en formatos amigables dando significado, repartiendo conocimiento, como una gran represa que estalla y no se puede contener.
 
La derecha se descoloca, se llena de muletillas que no tienen audiencia, da palos de ciego, porque no sabe cómo avanzar, porque fue arrogante y no respondió a lo que prometió, porque ser Presidente no es lo mismo que ser Gerente General.
 
La Concertación, a través de la prensa y en el fragor de las movilizaciones, empieza a repartir la torta municipal. Con el cuchillo afilado establece las tajadas. No decepcionan, poco y nada se espera de ellos y ellas. A esta altura da igual.
 
Pero la ciudadanía despierta del letargo, abre un ojo luego el otro, las redes sociales empiezan a activar el movimiento cardiaco, le vuelve el color y el alma al cuerpo. Ya no le basta con el ofrecimiento de la clase política: “les vamos a resolver el problema”. La ciudadanía se quiere sentar en la mesa, quiere ser parte de la decisión. Es que el cobre es de ella y no son los poderosos los que tienen la última palabra para decidir en qué se gasta o no los recursos que solo a ella debiera beneficiar. Es que la cosa ya no es solo como el señorito dice.
 
La ciudadanía limpió la garganta de los residuos dejado por los acuerdos mal paridos y no se calla, porque sabe que tiene razón.
 
Boaventura de Sousa Santos señala que se requiere de una dimensión especial de la justicia, aquella que denomina justicia cognitiva, que está ligada con la comprensión que quienes ejercen el poder tienen y deben integrar y validar las reflexiones y demandas que levantan aquellos a quienes han silenciado a través de la fuerza o a través de los mecanismos que han excluido a la ciudadanía de hacer llegar su palabra a quienes les gobiernan.
 
No se puede tapar el sol con un dedo, se debe reconocer que las “cañerías” parlamentarias y del ejecutivo están podridas y oxidadas, y que el torrente ciudadano necesariamente tenderá a salirse de los cursos que hasta ahora los han normado.
 
En este sentido, el gobierno de Piñera ha sido sanador, porque es muy difícil que una ciudadanía que presenta claros signos de mejoría y sanación, vuelva nuevamente a la UTI. La ciudadanía goza de buena salud y guste a quien le guste, ya no hay vuelta atrás.
 
* Erika Silva es miembro de la Comisión de Redes Sociales de la Asamblea de Investigadores en Postgrado de la Universidad de Chile y miembro de la Comisión de Educación de los Padres y Apoderados del Liceo 1
—————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Nuevos

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Aquì, precisamente, el sol pasa por la Violeta cantando al sol.  Se hace una pregunta por el singular William Turner --adelantando ciertas conversaciones. Finalmente, sorprendentemente, parece que entramo ...
+VER MÁS
#Cultura

Sol, Violeta, William, acompañándome en una ferretería

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?