#Ciudadanía

A 40 años de un nombramiento

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy, a cuarenta años de dichos acontecimientos, creo que la conducta de hombres honorables como Daniel Arellano Mc Leod debe destacarse frente a la de otros que han ocultado muchas partes de la historia.

El 28 de agosto de 1973 fue nombrado como Ministro de Hacienda un almirante que la historia no debe olvidar. Fue Comandante en Jefe de la Escuadra, el segundo rango más alto de la Armada.

Por aquellos días hubo tres almirantes nominados como ministros en poco más de un mes, sus biografías se confunden en uno de los períodos más revueltos de nuestra historia patria. Pero en este 40° aniversario vale la pena destacar que así como hubo militares que apoyaron a la Junta Militar o se mantuvieron silenciosos, hubo otros que se mantuvieron constitucionalistas y leales al legado que había levantado el General de Ejército René Schneider, antes de la elección del 4 de septiembre de 1970.

La idea de cómo se valoriza a un hombre de armas está en el siguiente homenaje que le escribió un suboficial artillero a Daniel Arellano Mac Leod en 2007, cuando cumplió 89 años de edad. Hoy está en sus 95.

“Feliz Cumpleaños Almirante.

89 años de existencia cumplirá el próximo miércoles 16 de mayo, el Contraalmirante (R) don Daniel Arellano Mac Leod, distinguido Oficial de la Armada de Chile, que se graduó como Guardiamarina el 18 de diciembre de 1938, en ceremonia realizada por primera vez en el Estadio Playa Ancha de Valparaíso.

En la oportunidad también fueron investidos, entre otros, el Vicealmirante don Oscar Buzeta Muñoz y el Contraalmirante don Carlos Chubretovich Alvarez; tres únicos servidores que con este rango sobreviven a su generación.

Conocí a don Daniel Arellano en 1945, cuando él con el grado de Teniente 2°, y el suscrito, como grumete, integrábamos la dotación del antiguo Destructor “Orella”, oportunidad en que el buque realizó una importante misión de soberanía al norte del País, con las implicancias derivadas de la Segunda Guerra Mundial. Durante el mismo año y con la misma jerarquía, participamos en un curso de Artillería Naval que posteriormente rindió su prueba de fuego, a bordo del legendario crucero “Chacabuco”.

A comienzos de 1948, nos encontramos nuevamente, ahora a bordo del Destructor “Hyatt”, donde el mencionado Oficial me distinguió al disponer que yo, como marinero y a cargo de un sargento, tuviera responsabilidades en los ejercicios de Control de Tiro de artillería por Sectores, que por primera vez se realizaba en la Escuadra. Ese mismo año la tripulación del navío escoltó hasta el Cabo de Hornos a S.E el Presidente de la República, don Gabriel González Videla, que embarcado a bordo del transporte “Pinto”, iniciaba en febrero su histórico viaje a la Antártica Chilena. En este período y poniendo un broche de oro en estas actividades, salvamos al piloto de un avión cazabombardero, caído al mar frente a Papudo.

En 1960, el Crucero “O”Higgins”, al mando del Capitán de Navío, don Víctor Wilson Amenábar, llevando como segundo de abordo al Capitán de Fragata, don Daniel Arellano Mac Leod y al suscrito como jefe de pieza de un cañón antiaéreo, junto a una valerosa tripulación, cumplieron la honrosa misión de evacuar a niños, mujeres y ancianos desde Corral, ante la pavorosa catástrofe provocada por un terremoto y maremoto el 21 y 22 de mayo, con graves consecuencias para la ciudad de Valdivia.

Vaya esta reseña histórica como un reconocimiento a tan distinguido oficial, que supo inculcar en sus tripulaciones principios y valores que enaltecieron en su época, el accionar de una Marina siempre brillante y valerosa.

Manuel CHAMORRO Moreno, Suboficial (R), Armada de Chile.”

Décadas después de esos sucesos, el homenaje que le hizo el Suboficial Chamorro, puede ser complementado ahora con mi modesta opinión, ya que conocí personalmente al almirante en el Ministerio de Obras Públicas, donde me tocó desempeñarme como Jefe de Gabinete del Ministro y posteriormente viví un episodio que él protagonizó en las puertas del Ministerio de Hacienda. Lo conocí en la faceta de un hombre que cumplió el deber cívico que le dio la Armada, ante el llamado a proteger la democracia chilena.

Por aquellas fechas, en el ánimo de ampliar la base social de quienes buscábamos una solución pacífica para los conflictos sociales del año 1973, las cuatro ramas de las fuerzas armadas y de orden designaron destacadas figuras de sus filas para participar en el Gobierno. Posteriormente a estas designaciones ocurrieron otros hechos y el almirante Arellano fue trasladado al Ministerio de Hacienda.

A mí me correspondió ser trasladado al Ministerio de Economía, de tal manera que me tocó seguir trabajando en el mismo edificio que él, pero en distintos pisos.

En esta circunstancia llegó el 11 de septiembre de 1973. Pocos minutos antes de comenzar el bombardeo de La Moneda, algunos militares del Ejército, que ya estaban disparando contra Carabineros que la defendían, se acercaron amenazantes al edificio de calle Teatinos.

La inmensa mayoría de los funcionarios de Hacienda, Economía, Minería y CORFO no tenían armamento, pero continuábamos dentro de él, esperando lo peor. Sin saber que en pocos minutos más se iniciaría el bombardeo aéreo de La Moneda. En esas circunstancias, el almirante bajó a la calle y enfrentó a las tropas del Ejército diciéndoles que todos los que permanecíamos en ese edificio éramos funcionarios públicos, no delincuentes, y que no debíamos ser apresados. Él dijo hacerse personalmente responsable de nosotros y los soldados deberían respetar ese compromiso. Dicho lo cual se nos dejó salir, sin sufrir detenciones pero en un ambiente tenso, roto por las detonaciones en las calles.

En los días y meses posteriores ocurrieron los hechos de todos conocidos, pero sobre la conducta de los militares leales a la Constitución se ha dicho poco. Debo agregar que un tiempo después fui a visitar al almirante Arellano a su casa en Viña del Mar y me explicó que no iba a tomar partido por ningún bando por que ya había sido llamado a retiro y que deseaba terminar su carrera con su conciencia en paz.

Le hice presente los agradecimientos de los trabajadores que valorizábamos su valiente actitud del día 11 de septiembre y que respaldábamos su independencia ante la Junta Militar.

Hoy, a cuarenta años de dichos acontecimientos, creo que la conducta de hombres honorables como Daniel Arellano Mc Leod debe destacarse frente a la de otros que han ocultado muchas partes de la historia.

Nota: En la foto que encabeza esta entrada, se ve a la plana mayor del Ministerio de Obras Públicas y Transporte, el día que se hizo el cambio del almirante Ismael Huerta (que posteriormente a septiembre de 1973 representó a la Junta Militar en el extranjero) por el almirante Daniel Arellano (que permaneció leal a los nombramientos hechos constitucionalmente por el gobierno de Allende). En la fila de los de pie, aparecen en cuarto lugar de izquierda a derecha, el autor de este comentario, junto al capitán de navío Rodolfo Calderón y al Director de Arquitectura, Carlos Albrecht. En la fila de los sentados, aparece en tercer lugar el almirante Daniel Arellano y junto a él, Ismael Huerta.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de Agosto

Conmovedora historia.
En los tiempos que vivimos, que desafortunadamente demuestran que al menos una gran parte del pasado no se ha superado, éstas historias se hacen más necesarias que nunca.
Quizás sea una tarea aún pendiente para nuestros historiadores, poblar nuevas páginas con relatos como el suyo, que habñan de la total honorabilidad de hombres de nuestras FF.AA.
Saludos cordiales,
Gustavo

Celestino Enrique Cisternas Cifuentes

28 de Agosto

Gustavo, hubo muchos hombres de las FFAA y de Orden que dieron un paso al costado en aquellas circunstancias. Algunos fueron ejecutados, otros encarcelados, otros dados de baja, otros exiliados.
Cuando volvió a Chile el Capitán Muñoz, que estuvo a cargo de la guardia de Carabineros de palacio en La Moneda, se tuvo que instalar con una farmacia en la barrio Estación Central.
Algunas instituciones, como Investigaciones y Fuerza Aérea reconocieron, décadas después, a algunos de sus camaradas de armas. Otras mantienen silencio hasta ahora. La misma Armada, por mano de José Toribio Medina, ya había sancionado a los suboficiales que se habían manifestado en contra del golpe que se veía venir.
Efectivamente, hay una enorme tarea para historiadores y para organizaciones de la sociedad civil en este ámbito del reconocimiento,la Educación Cívica y el honor.

felipe

13 de Septiembre

Muy buen comentario sobre el almirante Arellano, lamentablemente falleció el 24 de diciembre de 2015. Dejó un libro sobre sus memorias, donde relata su estadía en el ministerio aquel 11 de septiembre, pero la historia que usted cuenta no figura. Sobre su alejamiento de sus filas esta la versión que el da en su libro habla de un retiro voluntario, sobre la que da un conocido historiador del ámbito naval y nieto de un conocido almirante anterior al golpe, habla de que fue destituido por su prepotencia. Sea como sea, no plegarse a la conjura fue un gran acierto.

cristián barría

14 de Mayo

Es bueno para este país conocer las historias de los militares que no de alzaron contra el gobierno constitucional, pero como persona interesada en estas materias no puedo dejar de hacer presente mí opinión respecto de varios puntos: Don Enrique reconoce que fue miembro del gobierno, pero que tuvo la suerte de no ser detenido, bien por el y su familia, pero los que fuimos de familia partidaria del gobierno del presidente Allende y que nuestros padres tuvieron la valentía y decencia que quedarse en Chile sabemos a que grupo de personas pertenece don Enrique, segundo: don Enrique y don Celestino hacen referencia al actuar de carabineros el 11-9-1973 , la verdad es que no hay ningún registro fidedigno de otros testigos que señalen que ningún funcionario de esa institución haya disparado ningún tiro en defensa propia o del gobierno constitucional, es más está más que acreditado que una vez que el presidente Allende dejara en libertad de acción a sus acompañantes en la Moneda los carabineros salieron arrancando “literalmente como ratas”de La Moneda liderados por el general director en funciones Sepúlveda Galindo ¿ por qué ? no tuvieron la decencia de cumplir con su deber quedándose a defender La Moneda, como sí lo hicieron los miembros de la guardia de Investigaciones. Para finalizar quisiera señalar que aunque hubo militares que no apoyaron el golpe, ninguno disparó un solo tiro en el cumplimiento del deber de defender al gobierno constitucional, pudiendo hacerlo.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Nuevos

La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Popular

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...