#Chile 2030

Guillermo menos 11

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Este podría ser el nick de un twitero o de un columnista de diario juvenil. Sin embargo, la frase “Guillermo menos 11” será mi denominación al egresar de mi formación universitaria. Entiendo que -por la envergadura de las movilizaciones de año pasado- habrán Felipe menos 15, Juan menos 18, incluso Alejandra menos 20 y Francisca menos 24.
 
Todos aquellos que ingresamos a nuestra formación superior, sea técnica, profesional o universitaria, con el vapuleado CAE o Crédito con Aval del Estado, partimos nuestra vida laboral -y por cierto- adulta, desde un menos algo. Es decir, al egresar ya somos Guillermo Marín con una deuda de casi $11.000.000 de pesos.
 
Así, la planificación de vida que en un momento podría ser viajar, hacer un magister, una casa, un auto, hijos, familia, se ve seriamente amenazada por los más de $100.000 pesos mensuales que tendremos que pagar durante más veinte años.
 
Esta situación pasa desapercibida en los cuatro, cinco, seis o más años que pasamos por las instituciones de educación superior. Cada  año, ingresamos a la página de la comisión “ingresa”, y le hacemos clic al 100% del arancel de referencia. Lo hacemos como si fuese un derecho adquirido, como si ese dinero fuese un premio, incluso hay quienes dicen “me gané el crédito”. Cuando lo que en realidad hacemos es: pedir fiado, pedir un préstamo, endeudarse a largo plazo.
 
Rodrigo menos 3 estudió dos años una carrera universitaria. Se fue, pues su familia no pudo seguir pagando el diferencial entre el arancel de referencia y el arancel real. Este diferencial puede llegar en algunas ocasiones a superar el sueldo mínimo que por ley deben pagar los empleadores en Chile. Rodrigo menos 3 congeló su carrera y se dedicó a trabajar en lo que encontrase con el objetivo de pagar los tres millones que debía. Con la precariedad laboral que existe en Chile para jóvenes, no le fue posible encontrar trabajo que pudiese cubrir la deuda. Así, su única opción fue emigrar a Argentina. Estudiar gratis para llegar a pagar su Rodrigo menos 3.
 
Ahora bien, en los casos donde idealmente se terminase la carrera en los años establecidos, ¿qué significa partir con Guillermo menos 11? ¿Cuáles serán las consecuencias de ese endeudamiento? Y en las carreras con una empleabilidad de un 70%, ¿qué hará ese 30% desempleado con los $100.000 mensuales? ¿Les alcanzará el presupuesto mensual para disfrutar de todo el esfuerzo empeñado en 4 o 5 años de estudio más el esfuerzo de la familia por costear el diferencial del arancel real y el de referencia? ¿Será posible llevar una vida digna, cumpliendo con las expectativas puestas en llevar un título universitario bajo el brazo o seguirá creciendo la frustración de un Chile frustrado?
 
El argumento para la creación del CAE fue: ampliación de cobertura a cambio de endeudamiento a largo plazo. Modelo no tan diferente de las ofertas hipotecarias que luego terminaron creando grandes burbujas financieras en países del primer mundo y con esto el derrumbe de sus economías.
 
El modelo especulativo chileno quizás podría provocar resultados similares si es que los recién egresados no logran cubrir esa deuda y se generan situaciones de no pago masivas. Sin embargo, lo más preocupante para las autoridades de nuestro país es la creación de un nuevo sujeto revolucionario de cambio. Tal como Marcuse vislumbró en Estados Unidos de los 60’, los inmigrantes, los desocupados y las minorías se constituirían como un sujeto de protesta y de cambio social. En Chile los endeudados con cartón podrían transformarse en un sector que –por sus grados de frustración- deje de creer en las alternativas democráticas  y aumente la desafección hacia la política y sus instituciones. La amenaza autoritaria y populista en este caso estaría a la vuelta de la esquina.
 
Guillermo menos 11, Rodrigo menos 3, Felipe menos 20, Francisca menos 25, entre todos los miles y miles de endeudados, están a la espera de que la racionalidad y el bien común se anteponga a la avaricia de unos pocos. Urge un cambio, señores políticos, estamos a la espera.
 
* Entrada publicada originalmente en POLITIKA.CL. 
———–
Fotografía editada desde: http://actualidad.rt.com
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de Marzo

Tu lo esbozas en el artículo, el problema es MAS profundo.
El problema NO es el Arturo -20 o el Juanito -13. El problema es que tanto Arturo y Juanito no saben si podrán, y es más, seguramente no podrán, pagar el crédito tomado.
El punto es que, MAL o BIEN, hay un interés porque un ente superior (=Estado) te entregue el camino completo: escolaridad infantil, básica, superior, trabajo, jubilación. Es decir, que exista un camino, de principio a fin, salvaguardado por el Estado. De nada sirve el estudiar una carrera de educación superior si no podrás vivir de ella. Pero, aquí lo mas complejo, no queremos que sea el Estado quien dicte lo que debemos o no estudiar. Porque el Estado podría declarar que todos debemos ser Técnicos Electrónicos, por ejemplo, para impulsar una industria fuerte en Chile para enfrentar los próximos 50 años. ¿estaríamos de acuerdo con que, a cambio de que se nos entregue el camino educación-trabajo armado, tengamos que transar en lo que nos gusta o no hacer?
Por eso, Mal o Bien, la libertad que se ha dado respecto a lo que queramos estudiar, conlleva a que asumamos el costo y riesgo de que eso no nos sirva para vivir y pagar deudas. En estos momentos las banderas las llevan quienes piden que la educación sea gratuita…ok, digamos que se logra eso. ¿que va a pasar seguidamente, cuando gratuitamente 200.000 personas estudien psicología, y no tengan ni medio mercado laboral?

20 de Marzo

Si, lo que tu dices es cierto. La experiencia internacional ya nos ha mostrado lo complejo de la crisis de los cartones. Es decir, sobre oferta de profesionales y un mercado laboral no preparado para cubrirla. Que el Estado -de manera autoritaria y centralizada- planifique tampoco es una opción. Sin embargo, el Estado puede, en primer lugar, generar mecanismos de financiamiento más justos, sin especulación financiera, con diferenciación por nivel socio-económico y con un sistema de información que logre direccionar sobre las carreras y oficios con mayor demanda laboral. En segundo lugar, se deben generar condiciones para la eliminación de la participación de bancos y empresas financieras en el financiamiento en educación. Entregar y entregar créditos sin restricciones genera una generación de endeudados. Y si no tenemos capacidad de pago? El problema es gigante. Esperemos que el Estado se haga cargo. Si no, será un problemas mayor en 10 años mas.

Gracias por tu comentario.

20 de Marzo

Hay que tener mucho cuidado con el tema de que “el Estado se haga cargo”. Creer que el Estado es un ser bonachón, paleteado, justo, etc, es no entender que la sociedad tiene distintos actores, cada uno juega su rol, y pedirle al Estado que juegue todos los roles es peligroso, inconducente, e inestable en el tiempo. Si tu le achacas la responsabilidad completa de financiar, conducir el mercado laboral, hacerse dueño de los medios de producción (para darle trabajo a los estudiantes que egresan y recaudar mas plata para financiar sus estudios), responsabilizarse de los que no generan ingresos, etc, estás entregando algo que es el motor de desarrollo de la historia: la iniciativa. El que las personas se hagan cargo de sus decisiones, erradas o no, hace que deban tomar buenas decisiones. Tener un papá-estado que tiene que hacerse cargo de las decisiones erradas de sus ciudadanos, es el principio del colapso de cualquier sistema social.
Lo que debe romper con la hegemonía de los cartones es generar una sociedad industrial mas especializada, donde coexistan estudios técnicos, humanistas, etc que tengan un campo laboral propio, generando cierta escasez (por lo de la especialización), presionando los sueldos al alza. Los grandes problemas que tenemos ahora con esto es que estamos en una etapa muy básica, en la que el cartón de ingeniero sirve para todo, y prima mas el tema de donde estudiaste que lo que estudiaste.

20 de Marzo

La triada Estado-mercado-sociedad hoy esta des-balanceada. Es el mercado el que ha conquistado espacios antes conducidos por la política y la sociedad civil. Frente a esta situación propiciada por las profundas reformas al Estado realizadas en dictadura es necesario que el Estado tengo un rol mas relevante. Estoy de acuerdo que este no puede ser el centro del desarrollo de las sociedades modernas como ya lo fue en las décadas anteriores. ni mucho menos ser un Estado que regule toda acción de manera restrictiva como en países con partidos únicos. Sin embargo, para realizar reformas que eviten la supremacía del mercado en un ámbito como la educación, el órgano resposable responsable debe ser el Estado. Este -bajo una definición clásica y bastante normativa- agrupa las distintas posiciones valóricas por medio de los métodos democráticos de toma de decisiones. En fin, la triada sociopolitica debe balancearse en favor de la sociedad civil, con garantías y derechos resguardados por un Estado democrático y social.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El toque de queda ha sido una mera referencia. Nadie se movió de las calles incluso cuando se esperaba que aparecieran hordas de uniformados atacando en piquete, se han quedado de pie, esperándoles, no se ...
+VER MÁS
#Sociedad

La dignidad y el miedo

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual
+VER MÁS
#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

¿Es esta la sensación? ¿Así se sentía esta forma de tener miedo?
+VER MÁS
#Sociedad

Miedo

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Permitirse estas sugerencias, desde el equipo económico del gobierno, es la evidencia de que no serán sancionados ni reprendidos por nadie, pero más complejo que eso, no tienen ni meridiana cercanía, ni ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Indignante?, o ¿nos falta el humor del ministro Larraín?

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine