#Sociedad

¿Cuenta Chile con los recursos para avanzar en derechos sociales?

28 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En semanas recientes se ha producido un intenso debate respecto de la necesidad de reformar el modelo previsional, regresando en la dirección del vilipendiado modelo de reparto que opera en países del primer mundo, como en Alemania donde se acaba de anunciar el mayor aumento de su tasa de reemplazo en las últimas décadas. Y, tal como respecto de las necesidades en materia de financiamiento público para la reforma en la educación, la salud, etc., el Gobierno se ha apresurado a precisar que carece de los recursos para concurrir a su financiamiento.


Quizás ha llegado el minuto de realizar ejercicios de participación ciudadana vinculante para someter a una consulta pública el orden de las prioridades en el gasto del Estado de Chile, independiente del Gobierno de turno.

Inmediatamente se han levantado voces desde todos los sectores señalando que los recursos fiscales existen, pero se encuentran mal destinados. Pero ¿qué significa que los recursos estén mal distribuidos? En términos simples, desde la óptica de los incumbentes o afectados, las prioridades fiscales no se encuentran alineadas con aquellas de la gran mayoría de la población. Quizás ha llegado el minuto de realizar ejercicios de participación ciudadana vinculante para someter a una consulta pública el orden de las prioridades en el gasto del Estado de Chile, independiente del gobierno de turno.

Al margen de lo anterior, queda por responder si el Estado cuenta o podría contar con los recursos necesarios para atender nuevas (o antiguas) demandas de la ciudadanía, que en definitiva es la que entrega los recursos fiscales a los gobiernos de turno para su óptima gestión. Si analizamos el PIB del país, existe una base productiva suficiente para asegurar el funcionamiento fiscal moderno de un país del tamaño y la estructura del nuestro. Entonces ¿por qué las autoridades dicen no contar con los recursos suficientes? Simplemente porque nuestro sistema tributario no es el adecuado.

Habrá quienes dirán que hubo una reciente reforma tributaria que dio cuenta de grandes cambios para aportar los recursos necesarios, pero en la práctica todos sabemos que ello no ocurrió. La gran reforma que iba a financiar todos los cambios estructurales se quedó en el pizarrón, luego pasó por la cocina y terminó en un macetero. Ni hubo cambios profundos al sistema tributario ni hubo un aumento de la recaudación como aquel que se aspiraba a generar de forma permanente (como regla, los gastos permanentes deben financiarse con ingresos permanentes, no con la fluctuación de commodities).

Para ello, tal y como señalaba en el 2012 la Federación de Trabajadores del Ministerio de Hacienda, se requiere un nuevo sistema tributario, más simple, moderno, progresivo y efectivo.

Respecto de la simplicidad del sistema tributario en régimen, esta en lugar de acercarse, se alejó. El sistema es más engorroso, se ha requerido de enormes esfuerzos para explicarlo incluso a los más entendidos en la materia y, en lugar de cerrar los espacios para la elusión, se han mantenido o generado nuevos.

En materia de progresividad, uno de los temas más complejos de abordar, es que el tesoro público se financia mayoritariamente por la vía de los impuestos al consumo y no de aquellos asociados a la renta. Un sistema progresivo es aquel que se financia fundamentalmente con los aportes sobre las ganancias o utilidades de los participantes, de manera que exista justicia social y una mayor redistribución del ingreso antes de impuestos. En Chile, eso no ocurre, y por eso se ha hecho pública la frase que dice que una secretaria paga más impuestos que un gerente (porcentualmente respecto de sus respectivos salarios eso es una verdad del tamaño de una catedral). Sin ir más lejos, en el debate por el diseño de la reforma tributaria, Michel Jorratt en una entrevista en un medio digital se manifestó por terminar con el FUT y reducir drásticamente el IVA para avanzar en esa dirección. ¿Qué pasó con ese espíritu? Poderes superiores a las convicciones progresistas lo transmutaron en la cocina.

Y respecto de la efectividad del sistema, se requiere (en términos muy simplificados) de dos componentes: el cumplimiento voluntario de las cargas fiscales y el combate efectivo a la evasión tributaria.

En relación con el cumplimiento fiscal voluntario, creo que nos conocemos lo suficiente como para que cada uno tenga la convicción de que parte de nuestra cultura es “hecha la ley, hecha la trampa”.  Se requerirá de una reforma valórica y de currículo en la educación, la reposición de la educación cívica desde la enseñanza básica, etc., para que veamos dicho cambio cultural en un par de generaciones cuando menos.

Y respecto del combate a la evasión tributaria, los Servicios Fiscalizadores enfrentan fuertes tasas de evasión: un 20,3% en IVA y sobre un 40% en renta  en el SII y a pesar de que Aduanas trabaja en una metodología de estimación, existen diversos informes del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, de la Organización Mundial de Aduanas e incluso otro encargado por la propia Subsecretaría de Hacienda que describen una gruesa evasión superior a los US$MM400 al año, cifras refrendadas semanalmente en la prensa con detalles de fraudes y contrabandos detectados por sus funcionarios.

A ello hay que sumar la presión generada por el estallido de los Panama Papers, aunque los mismos antecedentes de flujos ilícitos de fondos estaban sobre la mesa de los analistas antes de este incidente global. Se trata de capitales que se desvían a paraísos fiscales para evitar la baja tributaria que enfrentan en Chile (apenas sobre el 5% efectivo según reciente informe de la CEPAL). Uno de los mecanismos frecuentes para hacerlo es el “Trade Misinvoicing” (transacciones con manipulación fraudulenta de precios). Por ejemplo, una productora de plátanos de Brasil es “adquirida” por una empresa en Islas Vírgenes. Desde Chile compramos los plátanos a la casa matriz, pero vienen desde nuestros vecinos. La transferencia de precios del productor al “dueño” se hace al costo, la venta desde el dueño a Chile se hace a valor real y las utilidades quedan en el país del dueño, donde, por su condición de paraíso fiscal, no pagan impuesto a la renta.

¿Ocurre esto en Chile? Sí. Parte de la estrategia tributaria de las empresas es evitar el pago de impuestos para maximizar las utilidades, por ello, tal y como se ha señalado en diversas publicaciones, existe el incentivo a desviar fondos nacionales a paraísos fiscales.  Según la Global Financial Integrity en su reciente informe sobre flujos ilícitos de fondos, entre el año 2004 y el año 2013, más de 54 mil millones de dólares habrían abandonado Chile en estas circunstancias. Imaginemos que esos fondos tributaran en Chile, incluso aplicando los bajos esquemas actuales. Otra cosa.

En definitiva, ¿cuenta el Estado de Chile con una estructura productiva que, al contribuir fiscalmente con apego a las leyes y normas, permita financiar las demandas sociales de la ciudadanía? (suponiendo que el Gobierno de turno alinee su programación presupuestaria con el mandato de la ciudadanía). Sí. Solo falta voluntad política para salir de la cocina.

TAGS: AFP´s Pensiones Reforma Sistema de Pensiones

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
solopol

08 de agosto

Segun entiendo, el impuesto a las empresas es plano. Y el impuesto a las personas es progresivo. No es lo mismo las personas que las empresas. Estas ultimas tienen medios, recursos, tienen motivos ademas para evadir impuestos, pueden contratar gente o tener departamentos dedicados a eso. Las personas no, en ellas es menos comun. Entonces tal vez el problema es que el impuesto a las personas debiera ser mas plano y el impuesto a las empresas mas progresivo. Porque segun entiendo, quienes ganan menos de alrededor de 600 mil pesos estan exentos. Pero ocurre que segun eso, una gran parte del pais esta exento. Y eso no creo que sea muy bueno. Es decir, tal vez estoy diciendo algo muy tonto, pero eso desempodera. Quienes son los que levantan la voz y golpean la mesa por sus impuestos? Los que tienen plata. Ellos tienen el privilegio de molestarse. Estoy seguro que si a todo el mundo se le cobrase el 1 o 2% de sus ingresos en impuestos directos, esto se habria acabado hace rato. La gente no habria aguantado que se le quitase la salud, la educacion, al Estado se le exigiria que cumpliese con sus objetivos. Por otra parte, cobrar mas impuestos a los que tienen plata no puede ocultar que los sueldos son bajos, que las condiciones son miserables, que no se hace contrato, que no hay derecho a sindicalizarse y defender los derechos, como si hacen los empresarios con sus gremios, en suma, no puede ocultar la desigualdad.

solopol

08 de agosto

Los impuestos indirectos no los paga solo el consumidor, sino el consumidor y el vendedor, en distintas proporciones. Si creo que los empresarios, sobre todo las grandes empresas, evaden impuestos directos a las empresas. Creo modestamente que el problema esta mas bien con las empresas, y sobre todo con las grandes. Pero como pienso hace muchos años, los impuestos no tapan ni remedian la desigualdad. Creo hace mucho tiempo que “enojarse por mis impuestos” es un privilegio que tienen los ricos.

08 de agosto

Gracias por tu comentario. Hay que efectivamente separar ambos tipos de impuestos, pero quise hacer mas simple el análisis para todas y todos. Aun asi hay muchas precisiones, tramos exentos, franquicias, etc. Pero no caben en esta columna. Pero apunta en la misma dirección de tus ideas. Un abrazo!

solopol

11 de agosto

No soy un experto en estos temas, de manera general creo que el objetivo que se propone es modesto y por tanto alcanzable, controlar la evasion. Ademas es alcanzable porque los derechos sociales a los que apunta son basicos. Por otra parte, creo que la reforma educacional como estaba planteada, mediante vouchers, es mas costosa que una educacion publica convencional. Es lo que puedo decir desde mi conocimiento, que si se puede hacer, que no es irrealizable, irrealizable es segun la forma que se plantea el problema, mediante vouchers o becas es absolutamente inmanejable, no es posible asi, pero porque se plantea como financiar una industria privada, pagando precios de mercado, financiando el costo mas la ganancia, en vez de seguir un camino convencional que debiese ser mucho mas simple. Saludos y gracias por su columna.

solopol

11 de agosto

No soy especialista en el tema, por eso no doy mas opiniones. No obstante creo que lo que plantea la columna es perfectamente posible, y que la oposicion a ciertos derechos sociales es principalmente ideologica, porque lo que se propone no es un gran sistema de seguridad social, sino algo bastante basico. Ademas siempre he creido que la gratuidad por la via del “voucher” es mucho mas costoso y prohibitivo en comparacion con una educacion publica convencional. Porque eso financia el costo de la educacion y ademas la ganancia de una industria privada. Muchos defienden la educacion totalmente privada, si uno mira lisa y llanamente cuanto cuesta la matricula y la mensualidad de una escuela o una universidad, es estratosferico e irracional. Y si el Estado financia eso, es obvio que es imposible. Entonces, planteado de otra forma si es posible y probablemente hay recursos para eso, ademas el Estado ya invierte. Entonces la oposicion cerrada a esto me parece mas ideologica que motivada por alguna razon en especial, porque ademas tampoco se pretende suprimir la educacion privada, sino solo fortalecer la publica. Y unido a que en su columna propone combatir la evasion, lo encuentro lo mas sensato y hasta convencional del mundo (por tanto, posible). Saludos muy cordiales.

08 de agosto

Se observa la clara tendencia a definir que se quiere, y con eso ver cuanto hay que sacarle a unos para darle a otros. Y evitar que se ” escapen” los mas cazurros. Simple ingnieria social, que unos iluminados gobernantes son capaces de imaginar e implementar. Suena facilisimo, si ahora nos parece que todo chileno debiera poder viajar, digamos, a Venezuela, basta calcular cuanta plata se necesita y se la quitan a un grupo en particular y asi se deja contento a los que viajaran. Fantastico, Robin Hood no lo hubiera hcho mejor.
Lo que no se plantea por ningún lado es si eso es sostenible en el tiempo. Se hace el supiesto de que lo que se haga a nivel tributario no afecta en nada al resto de las cosas (trabajo, capital, etc), por lo que es una vaca que se puede ordeñar eternamente.
Poco realismo.

08 de agosto

Muchas gracias por su comentario, don Arturo. Saludos.

Servallas

08 de agosto

Tengo la misma sensación, creo que se puede, el estado puede y debe recaudar más recursos. Pero hay dos temas allí,  el primero, no hay cultura en el pueblo para pagar impuestos, es muy cierto y triste lo de las empresas, pero también es cierto que muchas personas que hacen actividades comerciales y extractivas pequeñas , tales como comerciantes (entre ellos los ambulantes que es en sí una subcultura), pescadores, agricultores no pagan, ni han pagado nunca. La gente se corre, no paga impuestos, un segundo tema es ¿para que los impuestos?, ¿para pagar los millonarios sueldos de la clase política?,  ¿para pagar pensiones a gente que nunca ha querido imponer ni un peso y además se queja de lo poco que les entrega el estado?, ¿para financiar pésimas gestiones públicas?, ¿para pagar los sueldo de un estado que crece y crece como un tumor sin control?. Es muy cierto, se requieren más recursos,  y se pueden obtener con sistemas universales donde paguen todos, todos, pero mejor estatificados, más claros y responsables porque falta tanto por hacer, hay ciudades que patean su pobreza todos los días, el país no es solo Santiago, hay tanta pobreza y miseria, faltan  recursos para educación, la salud pública es para llorar a gritos, las viviendas sociales y sus contextos son medioambientes  de desolación, locura y tragedias, absurdas concentraciones planificadas de pobreza. Hay tanto por hacer, las pensiones es sólo una parte, y es mejor reparar, mejorar, rediseñar el sistema que tenemos.

08 de agosto

Muchas gracias. Ese es el sentido de esta columna. Hay temas que resolver, pero para ello debemos repensar el país en que queremos vivir. Un abrazo!

Bernardo Tapia

09 de agosto

Excelente columna

09 de agosto

Este debate era apropiado antes de la reforma tributaria, la que al final resultó un híbrido que nadie entiende. Pero a estas alturas con la caída del producto y un PIB proyectado del 1% para este año debemos volver a lo razonable: Los porfiados hechos vuelven a demostrar que para fortalecer los recursos del estado para garantizar mejores derechos sociales lo que hay que cuidar es el crecimiento mas que los impuestos.

Chile necesita crecer mucho mas para que el estado pueda respaldar “derechos sociales”. Ejemplo: Si cobras impuestos a utilidades que no han sido retiradas vas a crecer menos, recaudar menos y además van a evadir mas. Seria el equivalente en la discusión de esta semana imponer ahora un 20% para la previsión como los países de la OCDE y no del 10% y así terminamos la discusión de mejores pensiones. Las empresas y las personas pertenecen a la misma cultura: que los grandes lo hagan.

Hay que olvidarse de los impuestos, son lo de menos porque repartir dinero es lo mas fácil, lo difícil es ganarlo.

Saludos

09 de agosto

Muchas gracias don José Luis, por su comentario. En particular, una reforma (a la que no he puesto fecha) como la que propusimos en el 2012 y que no fue desarrollada, por lo que sentimos como pendiente, no necesariamente se relaciona con aumento de tasas. La mayor recaudación que se requiere es la “efectiva”, es decir, que las personas y empresas paguen los impuestos que deben pagar, ni más ni menos, esto es cumplimiento voluntario y combate a la evasión. Efectivamente se requiere un impulso al crecimiento, pero la competencia desleal de un grupo de empresarios, bajando su carga de costos operacionales al evadir tributos, no ayuda nada al grueso del aparato productivo en Chile. Un abrazo y que tenga una buena semana!

Maria Eugenia Galvez Meza

09 de agosto

Gracias por la informacion hay que participar activamente en las consultas publicas en las demandas Sociales .

09 de agosto

Muchas gracias por su atento comentario, María Eugenia. Pienso lo mismo, aun cuando tengo claridad que para eso necesitamos primero un cambio cultural profundo y generar los espacios para que ello ocurra. Un abrazo!

Carlos

09 de agosto

Excelente columna. FELICITACIONES.

10 de agosto

Muchas gracias por su atento comentario. Que bueno saber que ha sido de su agrado. Muy buenos días!

Renato

10 de agosto

Los que manejan la riqueza en Chile están dispuesto a aceptar medidas de mejoramiento de la economía, siempre y cuando ellos tenga su beneficio y no sea tocadas sus riquezas. El papel aguanta todo y con que cara establecen que una jubilación de $400.000 y mas es de los privilegiados de este país. Sería interesante que demostraran que un matrimonio de tercera edad puede vivir ( a lo mejor sobrevivir solamente) con esa cantidad. A esa edad se fueron los niños (pero llegaron las enfermedades). No me quiero referir a los señores Congresista que son otro problema que tiene Chile. ¡uf! mejor no sigo

10 de agosto

Muchas gracias por tu comentario y opinión. Se requiere un diálogo social renovado para poder construir un mejor Chile. Que sea una buena jornada!

10 de agosto

M parece que acabamos de inventar una liebre falsa y varios comentaristas han ido detrás de ella.

Una duda, no entiendo qué significa esta expresión: “gruesa evasión superior a los US$MM400 al año”
¿Serán 400 millones de dólares al año?…

Lo otro, procuro sumar el “desfalco” y no logro el resultado de alarma.

Acabo de mencionar ¿US$400 millones?
Añado 54 mil millones que abandonaron Chile en un década.
5.ooo al año. Debieran pagar, no sé, mil millones de dólares d impuesto anual ?

Suma para el debate: 1.400 millones de dólares en pérdidas para el Estado.

AHORA, suponiendo que esa es la cifra, la liebre falsa estaría en que. ¿Qué porcentaje representan 1.400 millones de dólares del Presupuesto Nacional?

(responder esta pregunta para corroborarlo o desmentirlo, así como añadir algo que le falte a mi suma),

Entonces, si el % es estadísticamente insignificante, no entiendo por qué la alarma de la evasión.

Seguramente hemos tenido peores evasiones en el pasado. Es decir, de a poco se va construyendo una base sobre la que percibir los impuestos que correspondan, base que se puede y se espera que mejore,

sin embargo, la evasión al ser tan supuestamente mínima, nos quiere decir que el choclo se pela mal en otro lugar, por otra razón, para conseguir el objetivo, ósea, más recursos para beneficios.

Al respecto, creo simplemente que el Presupuesto Nacional se usa mal y que para hacer uso racional de él, se necesita un Parlamento Digital…

10 de agosto

Muchas gracias por su comentario, que ciertamente no comparto pero valoro. Para mi US$MM1.400 anuales es una cifra enorme que permitiría un incremento en gasto social considerable. Pero ojo, que esa cifra es conservadora. Que tenga una gran jornada!

10 de agosto

Ni aunque sean 2.000 millones de dólares la supuesta evasión, que incluso me atrevería llegar a suponer del orden de cinco mil millones de dólares,

esta es una cifra enorme, que bien dice que permitiría bastantes beneficios sociales, sin embargo, la cuestión es ¿qué tan grande es esa cifra en relación al Presupuesto Nacional?.

Insisto en pedir la respuesta a esa pregunta.

Ello porque debemos hablar de pérdidas estadísticamente significativas. Si sucede que se pierde el 5% de algo, señor, no veo el motivo de la alarma porque eso pasa en todos lados. Usted siembra trigo y perderá el 5%. Usted tiene una imprenta y perderá el 5% del papel y de los materiales…

Entonces, mi enfoque dice que hay que preocuparse más de tener mejores herramientas para administrar el 95% que no se pierde y cuando esas herramientas existan, no será problema acercarse a una mayor recaudación, persiguiendo el 5% que no se ha recaudado.

Cabe hacer notar que una mayor preocupación por el buen uso del 95% del Presupuesto, podría detonar en el uso de parte de él para generar más recursos, tal como cualquier entidad empresarial que tiene dinero lo haría. Eso nos puede llevar a una situación tal en la que no lamentemos la pérdida del 5%, porque se han generado recursos que pueden tener crecimiento ascendente.

¿Se puede hacer esto?, yo supongo a priori que sí y lo podría argumentar.

(Respecto a su piedrecita roja, tratemos de hacer al mundo un lugar más amable intentando comprendernos)..

10 de agosto

Obvie añadir a “la suma” el “20% en I.V.A. y el 40% en renta”, que no se dice cuánto es y tampoco lo sé.

Es decir, sería bueno expresar el monto total de la evasión que se cree que existe. Sobre ese número es más comprensible la necesidad de ampliar medidas anti evasión.

Aparte de esto, los gastos del Estado debieran bajar, porque en diversas cosas son demasiado elevados. Un ejemplo, el costo del Congreso Nacional en relación al de otros países, que entiendo nos sitúa en, tal vez, el Congreso más caro del mundo.

Otro ejemplo. Educación da laptops a cierto nº de alumnos de séptimos. El Presupuesto para el Ministerio de E. tal vez supera los 12.000 millones de dólares. Esos laptop representaban 3 piñuflos millones de dólares, entonces, “siendo una herramienta como un laptop algo que definitivamente mejora las notas si el niño quiere aprender y tiene acceso al software preciso”, no se entiende cómo se destina tanto dinero a algo que no sea esa herramienta, con prioridad. Es decir, para el caso, primero se compran los laptops y luego se asigna lo que quede del Presupuesto del Minist. de Educ. a lo que falte.

Aquí, hay que evaluar si conviene fabricar.

Por otro lado, el Estado debe producir cosas que la entidad privada no esta produciendo (el ejemplo más a mano, la decisión de fabricar laptops).

La administración de los recursos del Estado debe hacerse en plena democracia digital, para no desechar ideas y debe ser una preocupación ciudadana permanente…

10 de agosto

Gracias nuevamente. Ahora me queda clarísima su observación. Hay cosas que tuve que editar porque el tamaño de la columna es restringido, pero es muy efectivo para iniciar el debate. Las cifras son bastante mayores de las comentadas. Los US$MM54.000 son sólo una parte de la evasión a la renta. No considera el monto de otras evasiones, ni de la elusión. Tampoco considera la evasión al IVA. El estudio que cito de Aduanas registró una evasión posible superior a los US$MM400 anuales tan sólo en un segmento de las importaciones (Procedentes de China + Sector Calzado + Vía Courier), sin considerar Contrabando comercial, Contrabando y Fraude de exportación, Mal uso de franquicias Aduaneras ni efectos presupuestario de Contrabando no comercial (reparación de drogadicción, daños por armas, etc.).
El Presupuesto 2016 es este: http://tinyurl.com/jcybpno
Y ciertamente, se requiere una mejor distribución de los recursos, tal y como se señala en la columna. Un abrazo y gracias por el aporte!

10 de agosto

Felicito al autor por esta columna ejemplar de gran contenido y que además atiende con gran dedicación e hidalguia.

Se han cubierto muchos tópicos pero apunto 2 que a mi juicio faltan:

Para quienes no entienden lo que es una escuela neoclásica debo ser un ejemplo de alguien enfermo por ideología: tiendo a concluir que una disminución de la evasión significativa equivale en la practica a un aumento en impuestos, efectivamente el estado aumenta recursos para beneficios sociales, pero eso crea una baja equivalente en la producción que provoca un perjuicio social también equivalente, va disminuyendo la riqueza de donde recaudar y además se va comprometiendo el desarrollo en el largo plazo lo que encuentro irresponsabel. No me quita el sueño la evasión como a uds.

El otro punto es como usar lo recaudado. Los beneficios sociales se deben enfocar en las minorías que lo necesitan para que se noten que son tales, pero el criterio de moda es populista, es la “redistribución”, lo que significa destinar todo a intentar dejar contenta a la enorme clase media (donde están los votos), lo que sin duda implica cumplir como 1% de las promesas para despues quedarse sin lucas y los mas pobres deben esperar a volver a ser la mayoría, como era antes de aplicar el modeo, para ser considerados. Eso es, como dicen, “atornillar para abajo” o “emparejar hacia abajo”.

Saludos cordiales

10 de agosto

Muchas gracias por su comentario. Parto al revés. Totalmente de acuerdo con el segundo punta. Nada que agregar. Respecto del primero, uff… Es largo… el tema en sí da para un debate que no cabe en estas páginas. Depende del tipo de impuestos, si es a la renta o al consumo. Si afecta o subsidia la producción. Si es a la renta, se trata de personas o empresas? Si es a la producción, insumos o suntuarios? Que elasticidades… en fin… Pero el tema de fondo es… Una empresa que evade impuestos para tener utilidades… es aceptable? es necesaria? es útil? No tengo las respuesta… si tengo convicciones, pero pueden alejarse de la realidad… Lo que si se es que la sociedad y sus normas debemos hacerlas entre todos, por el bien de todos y para el desarrollo de todos. Por eso estos espacios (como los que brinda esta página) son importantes, porque permiten abrir el debate y opinar… contraopinar, enriquecerse con la opinión del otro… generar empatías, poner a prueba la tolerancia… En fin… para mi, al menos, un gran ejercicio. Un abrazo!!!

11 de agosto

Debo aclarar enfáticamente que pienso que ninguna práctica contra la ley debe ser aceptable y debe ser castigada sin ninguna contemplación. Mi punto es que no me quita el sueño la consecuencia por falta de recaudación en la economía porque eso tiene, a lo menos muchas veces, una contrapartida de efecto negativo para el largo plazo. Y por cierto seria interesantisimo una columna para revisar los impuestos que tambien contemple los efectos secundarios porque todas las que leo sólo muestran una cara de la moneda. Se ha creado toda una cultura absolutamente miope al respecto.

Las normas las hacemos entre todos, por acción u omisión, al elegir nuestros parlamantarios. Ellos son lo que somos.

Saludos cordiales

11 de agosto

“Se requiere un diálogo social renovado para poder construir un mejor Chile.”

Y en referencia a abrir el debate y enriquecerlo,

preocupa q hoy haya q hacer una manifestación con miles d personas para q los cambios se muevan.

En referencia al diálogo social renovado, debe ser un sistema q permita el diálogo conducente a conclusiones.

Esto se ha reemplazado por Comisiones diversas, pero, hay comisiones q no se han formado. Temas q no se han tocado. Posibilidades q no se han discutido. Información q no se ha publicado en la debida forma.

Un ej. .. es el ejercicio de preguntar por el % de evasión en relación al monto del Presupuesto Nacional.

Ppto. Nac. que no es sencillo encontrarlo. Un día ?? al Senado y me enviaron el link de la Ley de Ppto. (ahora acaba de pasar algo parecido). Volví a ?? al Senado, pero, pidiéndoles el monto del Ppto. desde 1973 hasta este año, indicándoles que no insistieran en enviarme la Ley de Ppto., sino que los datos precisos de cada Ppto.. No he recibido respuesta aún.

Hay cifras q no son del conocimiento público pero, q son la base del comienzo del debate. Debate q debiera avanzar, involucrando entidades y tratando la información asociada al tema de una forma metódica.

Concluyo diciendo q no tenemos la herramienta del debate.

Por ahora sólo tenemos herramientas para hacer boche,

porque no hemos institucionalizado formas de democracia digital para debatir y tratar ideas.

Necesitamos:

un Parlamento Digital

ANTONIO

19 de agosto

Efectivamente una mayor recaudaciòn serìa importante, pero nuestra cultura de pais es evadir y no pagar impuestos, se observa en las personas como que fuera algo malo o sera que se han utilizado mal estos puedes ser?

Lo otro el daño que hizo la politica corrupta al pais es muy grande, sin duda seriamos un pais mejor, y hablo de todos los sectores y en todos los ambitos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La Lista de la Desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

No hay espacios para avanzar cuando mi meta es que pierda el otro, solo se avanza cuando nuestra meta es solo que gane Chile.
+VER MÁS
#Política

Mi discurso presidencial

Soluciones existen, sin embargo, hoy el real problema radica en la falta de voluntad política de las entidades públicas, pues el Estado o los municipios son a menudo tan malos pagadores para las pymes com ...
+VER MÁS
#Política

La necesidad de agilizar proyecto que apura pago a pymes

¿Cómo podemos creer que Piñera logrará un alto crecimiento en un eventual nuevo gobierno? Considerando que él no fue el causante de ese alto crecimiento, por lo que no se puede asegurar de que Piñera ...
+VER MÁS
#Economía

El crecimiento económico de Piñera: ¿Logro del gobierno o mera suerte?

Popular

Sebastián Piñera intentó implementar una política presidencialista, plebiscitaria, técnica, suprapartidaria y eficientista, basada en el objetivo de articular a la derecha, al tiempo que maximizaba foc ...
+VER MÁS
#Política

Las falacias de la excelencia gubernamental de Piñera

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha