#Política

La batalla de las primarias parlamentarias

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Para la construcción de un proyecto de país es necesario contar con candidatos con programas creados con los ciudadanos; la época de votar por una cara bonita ya es del pasado. Se necesita un equilibrio, un acuerdo entre el mundo político tradicional y la sociedad. Se necesitan primarias abiertas y vinculantes en todos los lugares donde exista un "retador".

Durante la elección municipal recién pasada se instaló la idea de trabajar con programas participativos con ciudadanos activos, preocupados por su entorno, con capacidad de ser co-responsables de su voto y exigir a su representante lo prometido. Ello reactivó una discusión que no tiene una sola respuesta, algo así, como ¿qué es primero, el huevo o la gallina? La interrogante es  ¿para qué  existen los políticos: para “dirigir” o para “ejecutar” lo encomendado por los ciudadanos?

Para algunos de nosotros la respuesta es evidente: la clase política existe para representar los intereses de los ciudadanos. A ellos se les entrega un poder de “representación”,  yo voto por un candidato que me represente, que piense parecido a como yo lo hago, que tenga ideales similares o al menos alguno que se le acerque.

Basta con mirar lo que sucede en las redes sociales para darse cuenta de que lo que la gente espera es que los candidatos no se corten en cuatro paredes. Esto, lejos de dañar la institucionalidad partidaria, como algunos señalan,  fortalece el lazo que los partidos tienen con los ciudadanos, costumbre bastante dejada de lado por estos días.

Al parecer ya hay algunas cosas claras: se realizarán primarias parlamentarias, pero no se sabe si en todo el país o en todos los lugares donde existan retadores o donde existan “cupos disponibles”. Me parece preocupante que se plantee como premisa realizar primarias parlamentarias con una tremenda letra chica.

Leyendo la prensa nos encontramos con calificaciones como “calidad del candidato”, “empoderamiento del cargo” “respaldo de la última elección”, pero qué significa todo esto, nadie lo sabe.  Me pregunto quiénes decidirán a qué candidatos se puede desafiar y a cuáles no. Es evidente que quienes quieran desafiar a un parlamentario deben demostrar su respaldo ciudadano. Por otro lado,  ante el cuestionamiento de llevar a primarias a parlamentarios  “consolidados” con más de dos periodos en su cuerpo, me parece más impresentable que mantengan su cupo sólo por ser ellos y no someterse a la decisión de sus ciudadanos. La primaria podría consolidar aún más a esos parlamentarios o bien demostrar que  las decisiones en las cúpulas partidarias ya están pasadas de moda.

Las últimas elecciones demostraron que existían candidatos probados que fueron desafiados y simplemente perdieron ante el respaldo ciudadano, lo que no significó un debilitamiento de la institucionalidad de los partidos (que ya esta alicaída hace mucho tiempo). Sólo significó tener candidatos más potentes, con campañas cercanas que representaban lo que la comunidad necesitaba.

Con el sistema binominal, que se encarga por sí solo de mantener un cierto equilibrio, lo menos que se puede esperar es que los partidos políticos le entreguen la posibilidad a los miembros de un distrito o circunscripción a opinar sobre quiénes serán sus candidatos.  Lo que se debe entender es que es urgente la recuperación de los vínculos de los partidos políticos con la ciudadanía, lograr que estos se transformen en instrumentos de representación y no en simples grupos de poder.

Para la construcción de un proyecto de país es necesario contar con candidatos con programas,  creados con  los ciudadanos, la época de votar por una cara bonita ya es del pasado. Se necesita un equilibrio, un acuerdo entre el mundo político tradicional y la sociedad. Se necesitan primarias abiertas y vinculantes en todos los lugares donde exista un pre-candidato interesado.

——–

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de noviembre

este ES EL DILEMA! Lo que los conservadores tanto de derecha como de izquierda en este país no han cachado y posiblemente no lo comprendan nunca. El modelo de política “a la MBA” donde el líder es un tipo eSHpectacular SHUPER LOCO que tiene todas las respuestas se fue al carajo. El político representa, por lo tanto primero escucha y después propone. NO MANDA!

Claudia Palma

26 de noviembre

Si solo el quinto poder de los ciudadanos son los que a cada minuto nos recuerdan que la política se hace con cada uno de ellos.
Ciudadanos pensantes comprometidos con opinión y creativos nueva generación !!!! las primarias son el riesgo y sueño de darle un giro a la política aunque existen muchos dinosaurios colados tratando de agarrar un cupo por si a caso resulta !!!!

E.S.

28 de noviembre

Es un problema complicado, sinceramente pienso que la labor de los políticos debiera de representación. Ello, porque la gente común está tan preocupada de sus propios problemas, salud, vivienda, trabajo (y el miedo a perderlo) y, sobre todo, deudas… que la política deja de ser una prioridad, algo razonable, porque es una actividad desgastante, se pierde mucho y se gana poco (por no decir nada). Por lo tanto, se necesita que alguien se haga cargo de los temas país y comunitarios.

Por lo tanto, necesitamos políticos, pero pasa que no hay confianza, pues no son probos.

Digo que la política es un colador social, la política en Chile, está pensada para unos mismos, digamos que está prostituida la actividad. Basta revisar libros de historia para ver, en forma transversal y salvo notables excepciones, los apellidos se repiten en distintos cargos y en distintas épocas. Manejan códigos elitistas, sus hijos van a los mismos colegios, tienen conflictos de intereses (como en la ley de pesca) y son políticamente irresponsables frente a los ciudadanos.

Antes, tanto en 1973 como en 1988, los ciudadanos pagaron un gran costo social, sufriendo un gran desgaste tanto al perder violentamente la democracia como al recuperar por la vía de los votos. Los únicos ganadores fueron los políticos de la élite, hasta el día de hoy, subsiste el binominal, los quórum de aprobación de las leyes, no hay regulación del lobby y mucho menos, no hay preocupación para fomentar la educación cívica de los ciudadanos (la derecha dio una clase magistral hace poco al rechazar la obligatoreidad en las salas de clases).

Pensar que la clase política va a entregar a la gente el poder de elegir sus candidatos así como así, me parece una ingenuidad. En esto, estoy muy de acuerdo con la agudeza de la columnista que el proyecto de primarias tiene letra chica.

Las primarias es algo insuficiente, creo que se necesita algo más. Pero para ello debe surgir un gran movimiento (o explosión?) social, pero a diferencia de otras veces, en lugar de ser apoyados por los partidos (pues los pueden traicionar de nuevo), deberán imponer por sí mismo su proyecto de país. Tal vez como en Argentina el año 2001. Tal vez no tanto.

Eso sí que es utópico, pero pienso que en Islandia pasó eso y ahora están avanzando, sacaron a las autoridades que hicieron políticas en favor de los bancos y los ciudadanos redactaron su propia Constitución (lo sé, es un país chico comparado con el nuestro, pero en pedir no hay engaño).

Pero no va a pasar. Lamentablemente.

Para finalizar, creo conveniente que además de las primarias, es muy necesaria una reforma a la Ley Orgánica Constitucional de los Partidos Políticos. No puede ser que en un partido democrático se elija en forma indirecta a sus directivos, como en el PS. Es algo impresentable, decimonónico incluso (y la dichosa ley es el año 87).

01 de diciembre

POR SUPUESTO QUE LA POLITICA CHILENA REQUIERE CAMBIOS DRASTICOS…. y las primarias abiertas (militantes de partidos opositores mas independientes) es una mecanismo que puede ayudar mucho en renovar nuestras política…. TENEMOS QUE EXIGIR PRIMARIAS ABIERTAS PRESIDENCIALES, PARA DIPUTADOS Y PARA SENADORES

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Esperemos que este estándar ético que han fijado los socialistas y que exige la ciudadanía, no se relativice con el transcurrir del tiempo, sino que más bien se consolide y se haga transversal al sistem ...
+VER MÁS
#Política

Más que un acto… ¿Un Estado de corrupción?

La producción de la serie ha debido recurrir a la imaginación sociológica para configurar en la trama el estudio incipiente del comportamiento humano en los albores del FBI por entender lo inentendible: ...
+VER MÁS
#Cultura

David Fincher: Perspectiva e imaginación sociológica en Mindhunter

Aunque un tal Matteo Renzi ha vuelto a instalar la idea, no es más que el caballito de batalla de políticos desesperados en circunstancias difíciles. A veces los puentes se caen… y eso sucede muchas ve ...
+VER MÁS
#Política

Hay puentes que caen antes de la primera piedra

Popular

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad