#Política

El PPD y las cúpulas de los partidos

14 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estamos cansados de los falsos discursos de democracia, transparencia y lealtad, discursos vacíos que si no van acompañados de acciones que lo demuestren, carecen de toda sustancia y de toda importancia.

Es paradójico lo que ocurre al interior del Partido Por la Democracia. Hoy, cuando las señales de nuestra ciudadanía claman enardecidamente que la clase política se vuelque a trabajar por ellos, que abran sus ojos, sus sentidos y se den cuenta que no son parte de una clase superior, nuestro partido “por la democracia” nos da una lección de exactamente lo contrario antidemocracia.

No es desconocido que nuestro sistema político obliga a los ciudadanos a ser parte de una forma de hacer las cosas que lo único que hace es perpetuar a nuestros dirigentes, otorgarles un poder, que en teoría no tienen ya que se les mandata, pero una vez electos, los políticos se transforman en seres intocables, llenos de ego, mientras sus acciones reflejan  una gran búsqueda por conseguir mayor protagonismo que les permita hacer crecer sus propias  carreras.

La mayoría de quienes somos parte de un partido político, hemos sido durante años parte de las bases partidarias. La mayoría del tiempo (o de los discursos) se nos sindica como la parte fundamental del partido, lo más importante y lo más digno por lo que luchar. Esto, hasta la elección siguiente. Algunos audaces, a ratos, nos hemos convertido en la piedra en los zapatos para algunos ¿Por qué? Simple: nunca hemos creído que ser parte de una partido te hace mejor, ni más importante que el resto de los ciudadanos, no creemos que por ser militantes tengamos la misión de “dirigir”  un proyecto de país, sino que creemos firmemente que la política chilena está desgastada debido al caudillismo imperante no solo en el nuestro, sino que en todos los partidos del sistema, porque compartimos con la ciudadanía la necesidad de cambios en nuestra política pero tal vez la diferencia se encuentra en que creemos que estos cambios deben hacerse desde adentro, tomándose los espacios. 

Estamos cansados de los operadores de poca monta que, parafraseando a Fito, pululan por los pasillos de nuestros siniestros ministerios. Nuestro partido no es una bolsa de trabajo, no buscamos obtener cargos ni ganar grandes sueldos por soñar con un país más democrático e igualitario,  queremos simplemente que se nos permita luchar y trabajar desde nuestras convicciones para mejorar primero nuestro sistema político y luego nuestro país sin que los “grandes” lideres nos arrebaten los mandatos que nuestro militantes, nuestro “pueblo” partidario nos ha otorgado mediante los votos.

Estamos cansados de los falsos discursos de democracia, transparencia y lealtad, discursos vacíos que si no van acompañados de acciones que lo demuestren, carecen de toda sustancia y de toda importancia. Nuestro partido nació como un instrumento para recuperar la democracia, si bien reconocemos y respetamos a quienes dieron esa ardua tarea, hoy no nos queda más que manifestar nuestra profunda decepción de la institucionalidad que ellos mismos crearon, para luego destruirla, y las distintas estructuras que buscan cuidar una democracia interna que hoy más que nunca se encuentra quebrada. El día 13 de mayo de 2012 se realizaron  elecciones internas en el PPD; conocidas por todos son las “prácticas electorales” que se utilizan en estos períodos. Los resultados de estas son sabidos: el sector “girardista” ganó casi todos los regionales de nuestro país, con excepción del Regional del Maule. Así es demostrado por los conteos de votos realizados.

Es el Tribunal Supremo el encargado de calificar esta elección. Esta institución hoy es presidida por Don Alfredo Morgado Travezán, abogado de gran prestigio, conocido y respetado por su nivel moral y legal. Misteriosamente, a un mes de dicha elección, este Tribunal ha descontado una serie de cómputos de votos al resultado final, dando vuelta el resultado y, con esto, resultando misteriosamente  ganadora la lista “girardista” de la región. Cabe señalar que nuestro partido se rige supletoriamente por la ley 18.700 de votos y escrutinios, la que establece que cuando se procede a anular la votación de las mesas y estas cambian el resultado de la elección, dicha elección debe  repetirse. Hasta el día de hoy no existe un pronunciamiento oficial del presidente de este Tribunal, solo hemos podido acceder a los conteos que entrega el sistema computacional interno para conteo de votos, donde hemos verificado esta situación.

Con esta situación, no sería de extrañar que en los próximos días apareciera algún titular que anunciara el protagonismo del “girardismo” en todas sus estructuras al interior del PPD, ya que, al parecer, el Tribunal Supremo de nuestro partido ha resuelto la calificación de las elecciones con calculadora en mano, pasando a llevar la opinión de los militantes de base que están cansados de estas prácticas  y que, mediante el voto. ¡Inocente democracía! Sólo buscan realizar  un real cambio en las prácticas.

Lo más indignante de todo es que este tipo de artimañas, han pasado a ser tan cotidianas en los partidos políticos que a nadie le sorprenden y la capacidad de  condenarlas ha disminuido a su menor expresión. El cuidado de la opinión pública respecto de la institucionalidad ha pasado a ser más importante para los grandes referentes que el cuidado por la democracia interna, la transparencia  y sus militantes.

El PPD, que en el discurso busca acercarse a la ciudadanía, que señala los principios democráticos como básicos para su funcionamiento, no es más que un mecanismo bien engrasado de mantención de poder, donde sus representantes, de manera nihilista, discuten, opinan y trabajan por arrebatar el gobierno a la derecha. Solo cabe una pregunta a la luz de este dilema ¿Para qué?

Nosotros no les dejaremos la tarea fácil: seguiremos trabajando por nuestras convicciones, utilizando recursos que no tenemos por promover un real recambio, no nos amedrentan jinetas ni nombres bombásticos, ni con amenazas ni jugadas sucias y de bajo nivel. Somos jóvenes, ustedes caudillos solo son la primera etapa de nuestro quehacer político, nuestro primer obstáculo. Lo sortearemos con éxito, enseguida cambiaremos Chile.

* María de los Ángeles Rodríguez Muñoz (miembro comisión política PPD 2010-2012)  Andres Díaz Trujillo (Vicepresidente Nacional JPPD 2010-2012) “la Nueva Fuerza PPD”.

——-

Foto: The Clinic

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
E.S.

14 de junio

Notable columna. Y el hecho es grave, debería investigarse, publicarse en los medios y la actual directiva debe una explicación a sus militantes de bases y a la ciudadanía.

Ganar con la “alegría sana, de la limpia victoria alcanzada” no es igual a una victoria por secretaría y jugar al “todo vale” con tal de seguir el poder, y en lugar de una alegría sana, se actúa con prepotencia (amargura) y se pasa a llevar a la gente que votó. Después ellos se preguntan porque la gente no les vota.

Buena columna y se agradece el aporte

Mario Chapa M.

14 de junio

Fué paliza en todo Chile!!!!…..solo se cuestiona 1 región????…hubo fraude???Se puede recurrir a los tribunales….show mediático???
Por primera vez en su historia esta directiva responde fielmente al clamor irrestricto de sus bases. Igual espero que exista una aclaración de esta denuncia, porque muchos nos sentimos afectados como militantes. Mario, Valparaíso.

14 de junio

hay muchas denuncias de irregularidades, pero en el caso de esta región se ganó con los votos y se perdió por secretaria, en los demás casos, las denuncias no alcanzan a afectar el resultado final. Saludos

Ismael

15 de junio

Tremensa verguenza el TS del PPD, apesar de presentar Declaraciones juradas, emails, y el acta de la comision electoral Regional del Maule, en la cual fui el presidente. es una Región , que importa? esa es la logica de este sector? al agotarse todas las instancias internas, se deben sacar a la luz publica, de frente a la ciudadanía.

15 de junio

Lamento mucho las discrepancias internas en el PPD, precisamente ahora que se me ha invitado, en calidad de dirigente vecinal de Las Condes a participar en la próxima elección municipal como candidato Independiente a concejal. Para aceptar este honor, puse sólo una condición: que se apruebe mi Programa de Acción Comunal, que está basado en las necesidades reales de nuestros vecinos y que me comprometería notarialmente a luchar por su cumplimiento. Hice esto porque, en general, he notado que no hay Programas de los Partidos, sino solo ideas para mejor comportarse ante las encuestas. Nuestra propuesta de “voto programático” tiende a fortalecer la democracia participativa por sobre la antigua democracia representativa (que hoy representa tan poco a los chilenos).

15 de junio

“Una de las grandes paradojas de nuestro tiempo: que el poderoso y normalmente indiscutible grito por “igualdad” es conducido por el decididamente anti igualitario objetivo de cabalgar sobre su espalda hacia el cada vez más absoluto poder político, un triunfo que desde luego convertiría a los mismos igualitarios en una elite gobernante en ingresos y en riqueza, así como en poder.
No parecen tropezar ni un paso en su escalada hacia la riqueza, la fama y el poder. En cambio, invariablemente se regodean en felicitaciones a sí mismos y a sus similares colegas de la elevada moral en la que se han envuelto a sí mismos” Rothbard.

Robert Michels hace años también decía: “La organización es lo que da origen a la dominación de los elegidos sobre los electores, de los mandatarios sobre los mandantes, de los delegados sobre los delegadores. Quien dice organización, dice oligarquía”.

Y agregaba: “Toda representación partidaria representa un poder oligárquico fundado sobre una base democrática.”

Proudhon decía: “Multiplique la democracia cuanto quiera con sus funcionarios las garantías legales y los medios de vigilancia; llene de formalidades los actos de sus agentes; llame sin cesar a los ciudadanos a que elijan, a que discutan, a que voten; que quiera que no, sus funcionarios son hombres de autoridad, palabra ya admitida; y si entre ellos hay alguno o algunos que estén encargados de la dirección general de los negocios, ese jefe, individual o colectivo, del gobierno es, como le ha llamado el mismo Rousseau, un príncipe, a quien falta una nonada para que sea un rey”.

De tu escrito, surgen varias preguntas y afirmaciones.

Primero, que las prácticas oligárquicas y elitistas que Michels detectó hace años en los partidos políticos, no han desaparecido.

Segundo, que esas prácticas surgen y existen –y han existido- incluso en partidos cuyos dirigentes dicen tener como horizonte la igualdad o la justicia. O sea, da lo mismo el modelo económico.

Que bajo control de esas castas políticas, la democracia ha sido un instrumento para su beneficio, permitiéndoles concentrar más poder. Contrariando el ideal federalista de atomizar el poder a través de la democracia.

Por tanto, y tomando en cuenta lo que decía Lord Acton, de que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe más, el desarrollo de una democracia decente, no depende del mero surgimiento de nuevos dirigentes “más comprometidos” que reemplacen a viejos oligarcas –mal que mal todo revolucionario termina siendo un conservador-.

Depende de que la sociedad civil defienda instituciones e ideas democráticas de manera más concienzuda.

Es decir, depende de que el poder político se atomice. Y eso se logra, según mi humilde opinión, no eligiendo genios o supuestos iluminados más comprometidos, menos aún con violencia y barbarie, sino con algo más simple: sorteando cargos en el Parlamento, como se hacía en la antigua Grecia.

Esa idea del sorteo, parece les imposible a las castas políticas en general, tan elitistas, pues piensan que –como decía Malatesta- los electores son “incapaces de atender por sí mismos a sus propios intereses”, y por tanto incapaces de acceder por simple sorteo a un cargo senatorial como el que ellos ocupan.

Y Malatesta entonces preguntaba “Pues si se consideran a estos flamantes electores como incapaces de atender por sí mismos a sus propios intereses, ¿Cómo habrán de acertar, a elegir los pastores para guiarles? ¿De qué manera podrán resolver el problema de alquimia social consistente en obtener la elección de un genio como resultado de la acumulación de votos de una masa de imbéciles?”

La pregunta que surge es, tomando en cuenta lo que describes al interior del partido político…¿Por qué sigues en éste?

Monstequieu decía: “La elección por sorteo es propia de la democracia; la designación por elección corresponde a la aristocracia. El sorteo es una forma de elección que no ofende a nadie y deja a cada ciudadano una esperanza razonable de servir a su patria”.

Los verdaderos demócratas ya no están en los partidos políticos. Por lo menos en los tradicionales.

Saludos y paz

15 de junio

Jorge:
estoy de acuerdo con lo que plantes, como se señala, no creemos que quienes participan en un partido político sean mejores que otros, somos conscientes del desgaste del sistema político actual. Respetamos profundamente los intentos por derrotar a este sistema que hacen las distintas personas de las mas diversas colectividades, pero como lo expresamos, somos un grupo de personas que creemos que los cambios deben comenzar desde adentro de este sistema, por cierto acompañados de los esfuerzos por cambiarlo desde quienes están afuera de los partidos. Por otro lado, el escrito no hace más que señalar una serie de hechos que tienen que ver con la contingencia de lo vivido al interior del PPD. Más allá de las discusiones internas sobre como romper con el poder que se intenta perpetuar se encuentran las discusiones de fondo con respecto al sistema económico y lo que se sueña para nuestro país. Hoy estamos para dar la lucha al interior de nuestra colectividad, con la convicción de que los espacios se deben tomar, en todo ámbito.

16 de junio

Hola

es una interesante pregunta la que realizas ya que, tras de ella, planteas una tesis de fondo, cual es la deslegitimidad de los partidos y con ello la necesidad de un cambio radical en el sistema político. Una respuesta rápida y simple es la que me lleva a creer que el sistema organizado en partidos ofrece mejores condiciones de gobernabilidad y estabilidad política. Distinta cosa es a lo que aspiran dichos partidos. Hoy no aparecen mas formas mejores de organizarse que la democracia liberal, aún cuando esta presenta profundas deficiencias que son los motores de nuestra necesidad de cambio y lucha política. Decir que los verdaderos demócratas se encuentran fuera de los partidos me parece que dista un poco del buen léxico y cortesía entre quienes defendemos esta sistema. No es posible, ni admisible, minimizar los esfuerzos de varios cientos o miles de personas que entienden que los partidos deben seguir siendo la forma organizada de hacer política. No es admisible tampoco caer en la inocencia de presumir que los movimientos de explosión social o algún tipo distinto de organización son LA forma de hacer democracia. Probablemente aspiramos a lo mismo, desde caminos distintos, el nuestro es desde dentro de un sistema, el suyo al parecer desde fuera de ellos. ¿por que estoy? porque no me basta con sentarme en el parque y decir que lata una vez mas estos gallos y dejarle la tarea a otros, yo mismo quiero hacer los cambios.

Carlos Fuentes

15 de junio

La paradoja es que dirigentes políticos de una región no sean capaces de solucionar sus problema regionalmente, dialogar los distintos sectores internos y culpen al centro de sus problemas. Hace rato que perdieron poder político en lo local y regional, hace rato que vienen con problemas y eso supera a todos los “ismos” como dice Fito. No será mejor cambiar regionalmente? Chile crecerá cuando sus regiones se desarrollen, incluidas las personas por cierto¡¡

15 de junio

lo que tu planteas, es una discusión que se replica al interior del partido, el nivel de centralismo daña cualquier tipo de trabajo que se pueda realizar en lo local. Es parte de la critica tener que depender de decisiones abordadas de manera central, desconociendo que las regiones, provincias y comunas tienen distintas realidades. El modelo político esta desgastado y esa es una realidad que se ve en todos los niveles, sobre todo en los partidos políticos que hoy erradamente son el centro de este sistema.

15 de junio

a lo expuesto anteriormente por Maria de los Angeles, quiero añadir solamente que no se trata de incapacidad de los dirigentes locales, quienes hemos vivido en regiones sabemos (a veces a enormes costos) que las decisiones locales, independiente del dirigente, terminan desconociéndose, y, reitero, no por impericia de los dirigentes regionales, sino de ansias de poder absoluto de ciertos caudillos a nivel central

17 de junio

KAKE GRANDE Y VALIENTE

20 de junio

Una semana despues de esta publicacion el Tribunal Supremo “resolvio” anular la mitad de mi votacion como Directiva Nacional quedando con 1 solo voto menos que el necesario para resultar electo. ¿casualidad? Noooo es solo el quirurgico metodo siciliano. Solo resta decir que no es suficiente para acallarnos, al contrario esto nos motiva aun mas.

22 de julio

Interesante analisis por parte de Jorge. Lo que se obseva y sale a la luz, es lo alejado que nos encontramos de una democracia, considerando democracia el gobierno de la mayoria. El sistema politico corrompe dicho concepto hasta reducirlo a un procedimiento nimio, como es votar. La solucion a este alejamiento vendria dado por el sorteo, sin embargo lo que saldrian sorteados podria tambien ser corrompidos por el tecnicismo aristocrisante. Por tanto, se requiere de otro metodo que permita “operacionalizar” dicho principio de la mayoria: La democracia directa: Hoy en dia realizamos transacciones bacarias y comerciales por internet, por que no podriamos manifestar nuestras decisiones politicas atravez de este medio? Anteriormente no podrian haber votado, por ejemplo por una ley dos millones de personas, no existian los medios de ordenar dicha informacion, sin embargo en al actualidad existe la posibilidad tecnica de realizarlo: Reemplazemos a los politicos corruptos y corruptibles, es posible…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?