#Política

El libro de ex Presidente Lagos: reedición de la política de consensos

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En una época de pocas ideas, el libro del ex – presidente Ricardo Lagos, “El Chile que viene” editado en colaboración con Oscar Landerretche, es sin duda una importante y valiosa contribución al debate político chileno en general y de la oposición en particular. La amplitud temática del libro hace necesario el análisis desde varios puntos de vista. El presente comentario es principalmente una reflexión política.

En su introducción el ex – Presidente expresa con claridad su convicción de que “la sociedad tiene que ser convocada para consensuar, más allá de las diferencias políticas, un conjunto de temas que expresan los grandes desafíos del futuro”.

Surge inmediatamente la pregunta sobre ¿qué son las diferencias políticas sino visiones distintas respecto de los grandes desafíos y de las opciones para dar cuenta de ello? ¿Qué tipo de visión de la política subyace a esta perspectiva en que los grandes temas se apartan de la decisión democrática mayoritaria?

Asociada a esta visión, aparece el concepto de “políticas de Estado”. No existe una definición nítida, aunque normalmente se vinculan con políticas que tienen un apoyo más allá de las diferencias partidarias. Comúnmente están asociadas a situaciones de guerra o de alguna catástrofe. Es un concepto derivado de las políticas bipartidistas de los EEUU. Alude a un término confuso, pues todas las políticas son por definición de Estado (en el sentido que son formuladas, aprobadas e implementadas por los organismos del Estado). Es un concepto extraño pues quiere aludir a políticas que se impulsan más allá de los conflictos políticos, supuestamente menores, que separan a los partidos y que deben ser dejadas de lado cuando se enfrentan los problemas importantes. En general estas políticas surgen de consejos en que tienen un alto predominio tecnócratas con nulo o poco espacio para las organizaciones políticas o de la sociedad civil. De hecho esta manera de hacer política se fue imponiendo progresivamente bajo los gobiernos de la Concertación.

Son numerosos los campos en que el ex – presidente sugiere reeditar la política de consensos. En primer lugar en relación con los cambios constitucionales. En efecto, en la página 28, al tratar las reformas políticas y de la consecuente necesidad de reforma constitucional señala: “Estas modificaciones son muy profundas, y por ello muchos hablan de la necesidad de una Asamblea Constituyente. A lo mejor, como una forma de lograr la necesaria discusión ciudadana debería explorarse esta posibilidad. Lo que ocurre es que aquello puede tomar un largo tiempo y tal vez es más expedito implementar los cambios sobre la base de un acuerdo amplio sobre los puntos señalados, avanzando de inmediato” (El camino en los países que ha habido cambio constitucional en América Latina ha sido otro y parece haber sido muy efectivo).

Esta preferencia es lo que, en el mismo libro, Claudio Fuentes denomina “estrategia de reforma desde arriba” que se caracteriza como la que resulta de “un grupo relativamente reducida de actores de la élite política (que) concuerda un número de reformas significativas y coherentes entre sí, y que buscan resolver los problemas de representación” (página 70).

También en el ámbito de la educación el ex – Presidente afirma que se “requieren grandes acuerdos nacionales”. (página 30). Más adelante, insiste en que no le cabe duda de que la reforma tributaria que se requiere para financiar los requerimientos de una mejor educación tendrá la aprobación de los actores más acomodados. Pues “están conscientes que esa argamasa que une la sociedad chilena, que es una buena cohesión social, es el motivo superior que obliga a actuar con grandeza. Los sectores acomodados de nuestro país saben que el interés de Chile lo demanda” (página 31). La proposición no toma en cuenta las grandes diferencias que existen en el país respecto de la educación, lo que nuevamente sugiere que el problema no es de acuerdos amplios sino de hacer valer la mayoría democrática. ¿En qué sentido se puede concordar con el 5% más rico de la población respecto de que una distribución del ingreso más plana es mejor para el país? Hay temas sobre los cuales no se puede llegar acuerdo y debe primar la mayoría democrática, con los resguardos necesario para proteger los derechos de las minorías.

Algo similar ocurre en relación a la lucha por mejorar la distribución del ingreso. El ex – Presidente reconoce que enfatizar la distribución del ingreso es primero una decisión política pero señala “Se necesita una gran política de Estado que sea capaz de mantener y avanzar las inversiones y mejorar la competitividad del sector privado. El tema de la desigualdad de ingresos debe dejar de ser parte de la guerrilla política, para concordar todos en que es preciso hacer un esfuerzo para mejorar una situación que no nos permitirá seguir avanzando si no la abordamos inteligentemente y con una mirada de largo plazo”
La búsqueda permanente de consensos en sustitución de la construcción de mayorías democráticas no toma en cuenta la presencia de visiones ideológicas contrapuestas ni de intereses en conflicto. La derecha considera mejor para el país un sistema educativo estructurado en torno a la educación privada. Para ese sector, el fin de lucro es un buen medio para alcanzar la excelencia en educación. Al mismo tiempo, la educación privada constituye una buena área de negocios. En ese sentido, la lucha política, no puede asimilarse a un debate académico, en que triunfa (conceptualmente al menos) quién tiene los mejores argumentos. En la lucha política se impone quien dispone de fuerza política en la sociedad civil, en las instituciones democráticas y/o recursos económicos y medios de influencia para ganar voluntades. Naturalmente, que la convicción, la calidad de las ideas, la capacidad de argumentación ante la ciudadanía es decisiva para construir fuerza política, pero son sólo una parte del proceso. La insistencia en consensos como mecanismo fundamental para avanzar tiene que ver con el “acostumbramiento” a formas de operación al principio de la transición en que la derecha gracias a los distintos amarres institucionales, impedía la aprobación de cualquier iniciativa que no contara con su visto bueno. Es lo que Carolina Tohá ha denominado la dictadura de la minoría. Los resultados positivos y negativos de esta política, están a la vista. Su agotamiento, también. 

——–

Fuente Foto

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de diciembre

En una época de muchas ideas, tal como la que vivimos,

¿De qué forma haces prevalecer “la mayoría democrática”?…

¿Acaso utilizando una Cámara Ciudadana Digital en la que la gente tenga representantes directos en el Congreso y en el Senado y junto a ellos se pueda debatir este tema de forma estructurada, votando la ciudadanía finalmente por las alternativas de mayor respaldo o aceptación?…

Porque, si usas un plebiscito, ¿quién formula la pregunta a votación y de qué forma participa la gente del debate y la proposición de alternativas a la pregunta en cuestión?…

¿Acaso la pregunta a votar la realizaría la misma gente que ha formulado los consensos que se han llevado a cabo en el pasado?

Mmm… ?

vjhvjkx

30 de diciembre

Estimado:

La pregunta que planteas, y lo sabes, es dificil. Es el gran tema que los partidos deben responder y varios ni siquiera de la plantean. El artículo buscaba dejan en evidencia que las propuestas progresistas no avanzaran poniendo énfasis en la búsqueda de consenso. Que por el contrario ello será posible en la medida que se construya una mayoría democrática en su favor. Para eso, lo primero es plantear con claridad nuestras convicciones en relación con las principales preocupaciones de la población, un sistema educacional estructurado en torno a una columna vertebral pública; un sistema de pensiones en que el sistema de capitalización individual sea complementario; un sistema de salud pública de calidad con una orientación universalista; autoridades reguladoras con capacidad efectiva de regular y fiscalizar al sector privado en el ámbito bancario; en agua, electricidad y energía en general y en telecomunicaciones entre otras materias. Sobre esa base, es necesario entrar a debatir frente a la ciudadanía, evitando proposiciones que tras la ideaq de consensos nacionales se impide realizar transformaciones efectivas. Esto implica asumir además un gran desafío intelectual, ser capaces de proponer un nuevo camino para Chile.

30 de diciembre

Y ¿dónde planteas o planteamos “nuestras convicciones en relación con las principales preocupaciones de la población”?…

Es decir, ¿ante quién se plantean o quién se supone que debe atenderlas?…

Si me dices que los partidos, ¿en qué sitio web se haría aquello?…

Además, ¿qué seguridad tenemos de que los partidos políticos nos habrán de escuchar y atender a nuestras demandas?, porque, dado lo que hemos visto, ningún partido atiende a las propuestas de la gente, ya que en el pasado no han tenido un sitio en donde la gente participe con ellos…

Más que eso aún, todos tienen sus propios planteamientos políticos distintos y no hay sitio que los reúna a todos para dialogar, porque se entiende que cada uno desea hacer su propia carrera…

Entonces, la cuestión sigue siendo ¿en dónde la gente plantea sus ideas o puntos de vista para constituir esa mayoría democrática?…

A mí me parece que si tú no respondes a mi pregunta y si nadie acá responde a las preguntas similares que planteo cada vez que leo sus propuestas en torno a lo que se debe hacer, refiriéndome al cómo hacerlo, y ello incluye desde una nueva Constitución a una mejor democracia y el mejoramiento de los sistemas fundamentales con los que interactúa la población,

entonces,

creo que tal vez sería oportuno considerar lo que yo propongo, ya que sucede que mi propuesta responde a todos los cómos en los que se espera que una mayoría democrática y un consenso alcanzado vía un debate extenso y lleno de argumentaciones satisfaga las aspiraciones racionales de la gente, cumpliendo la legislación vigente, creando la necesaria si es preciso, y teniendo en cuenta las restricciones presupuestarias existentes y diferenciando lo que es posible de lo que no lo es…

No sé por qué seguir buscando el mecanismo que provea una solución satisfactoria para todas las partes… Tal vez no le guste a la gente de la política, porque ellos principalmente están interesados en llegar al poder pero, sin debatir nada con la gente, sin tener la pretensión de hacer el esfuerzo necesario para cambiar los sistemas que es necesario cambiar…

A diferencia de ellos, el pueblo tiene múltiples aspiraciones y variadas propuestas que hacer realidad, sin embargo, el sistema político, con o sin binominal, con más o menos parlamentarios comunistas o socialistas, de un partido verde o de uno por la supuesta democracia, con los que sea, sencillamente se ve que no atiende al pueblo y es más, no tiene el país un mecanismo institucionalizado para que se produzca y conduzca un debate ciudadano hacia el siguiente escalafón o peldaño político para hacer realidad una propuesta, tal como lo es llegar al Congreso Nacional para legislar…

Es decir, sin haber institucionalizado la participación ciudadana, mejorando la democracia, los partidos políticos y todo el sistema existente que ampara su operación, seguirá ignorando a la gente, por lo tanto es prioridad fundamental generar una democracia más compleja, con un nuevo estamento, en donde al menos el pueblo pueda decir que tiene una participación institucionalizada cuando logra esos consensos democráticos, a los que todos entendemos que te refieres….

Si la Cámara Ciudadana Digital no satisface los requerimientos para poder llegar a albergar todos los debates que sea necesario emprender, en el orden de cosas que se estime necesario, entonces, es imprescindible proponer una forma distinta de hacerlo que se diferencie del sistema actual, en el que el pueblo no tiene representación ni voz, pero, si propones una respuesta que no sea una Institución que satisfaga el requerimiento de la petición, o no propones un método apropiado que seguir y, en su defecto, respondes diciendo que “la respuesta es difícil” y que proponer un nuevo camino para el país es un gran desafío intelectual, entonces, pienso que tal vez sería aconsejable que comencemos a conformar esa mayoría democrática no en torno a qué se habría de hacer en el país, sino en torno a el cómo hacerlo y con qué herramienta realizarlo, misma que según mi criterio debiera ser una Cámara Ciudadana Digital y si crees que esta es una propuesta inadecuada, me pregunto si acaso conoces una mejor o una más completa…

Obviamente entiendo que lo que digo no es algo que deje a todos contentos, especialmente en un sitio como este, en donde he visto a mucho aprendiz de político con aspiraciones a desempeñar un cargo y ello colgado de la mano de alguien que pueda llevarlo hasta el sitio que desea, así es que cuando leen lo que digo, a pesar de estar buscando una montaña en el mar de los desafíos intelectuales, no ven lo que leen, porque posiblemente una Cámara Ciudadana levantaría un número tal de caudillos con capacidad propia de interpretar la realidad, de abstraerse de ella y modelar mecanismos de solución, que posiblemente terminarían con toda aspiración de quienes me leen para llegar a tener ese cargo…

Nada más imagínate lo que piensan los políticos respecto de la Cámara Ciudadana… Seguramente entienden que el sistema social y político que crearía la participación de la gente sería tan rico en variedad, contenido y alternativas a nuestra situación actual, que lo más probable es que la gente se cuestionaría todo, incluyendo la propia necesidad de los parlamentarios y de los partidos políticos, e incluso de las típicas carreras presidenciales que son un show inmenso que levanta un emblema tradicional, pero, no enaltece el poder de las ideas ni la fuerza que puede lograr la razón….

Me gustaría creer que lo que te digo es algo que caerá en tierra fértil, pero, he estado acá algunos meses y me he dado cuenta que la tierra es más bien árida por aquí y en determinados lugares se pude apreciar que existen duras formaciones rocosas…

A diferencia de lo anterior, no sucede lo mismo cuando me lee la gente del pueblo, porque ellos tienen hambre de justicia y sed de soluciones…

kljgrfjklgfjklgfjklg

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Aunque un tal Matteo Renzi ha vuelto a instalar la idea, no es más que el caballito de batalla de políticos desesperados en circunstancias difíciles. A veces los puentes se caen… y eso sucede muchas ve ...
+VER MÁS
#Política

Hay puentes que caen antes de la primera piedra

La industria 4.0 se apoya esencialmente en el análisis de grandes volúmenes de datos, la computación en la nube, la ciberseguridad, la robótica y la integración de los procesos. Se aspira a que toda em ...
+VER MÁS
#Tecnología

Hacia una empresa inteligente

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Popular

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Esperaríamos que este y futuros gobiernos anuncien con la misma fuerza que anuncian una operación policial claramente discriminatoria, un programa social destinado a enfrentar definitivamente la condició ...
+VER MÁS
#Política

Huracán y las vacaciones de Aleuy

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial