#Política

Constituyente: un objetivo integrador para el movimiento social

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El movimiento social debe asumir con seriedad el camino hacia la asamblea constituyente. De no ocurrir aquello, el poder constituido seguirá siendo capaz de resistir frente a un movimiento social cualitativamente débil. Sin un diagnóstico y una estrategia que apunte al corazón del problema, el movimiento social será presa fácil para un poder que lo obligará siempre a jugar en un tablero cargado.

Algunos detractores de la asamblea constituyente han sostenido que aspirar a su convocatoria es inviable debido a que tal mecanismo no está contemplado en la Constitución. Aduciendo aquello, pretenden limitar el poder constituyente, otorgándole superioridad a un orden impuesto por la fuerza. Además de ignorar que todo poder constituido depende necesariamente del poder constituyente, quienes recurren a este argumento suelen callar acerca del carácter ilegítimo de una institucionalidad surgida producto de la usurpación de la soberanía política.

Además de conjurar un autoritarismo constitucional y un iusfundamentalismo sin precedentes, quienes elaboran estas argumentaciones omiten otro hecho empírico incontrarrestable: ninguno de los países que ha realizado asamblea constituyente contemplaba su convocatoria en los marcos institucionales previos. En aquellas naciones, los celosos resguardos institucionales fueron sobrepasados en la práctica por incontenibles procesos sociales. Encontrándose en la protesta social, los nuevos actores sociopolíticos comprendieron prontamente que para cambiar el impopular estado de cosas debían apuntar sus dardos al centro del tablero. De este modo, organizaron objetivos dispersos y los reunieron en torno a una lucha común y fundamental: cambiar sus constituciones.

Dicho esto, parece claro que el movimiento social debe asumir con seriedad el camino hacia la asamblea constituyente. De no ocurrir aquello, el poder constituido seguirá siendo capaz de resistir frente a un movimiento social cualitativamente débil. Sin un diagnóstico y una estrategia que apunte al corazón del problema, el movimiento social será presa fácil para un poder que lo obligará siempre a jugar en un tablero cargado.

Por el contrario, si el movimiento social asume decididamente la asamblea constituyente como una reivindicación colectiva e integradora del heterogéneo movimiento social, entonces este desarrollará la potencialidad de crecer cuantitativamente y cualitativamente. En ese escenario, el poder constituido quedará progresivamente arrinconado en manos de una ciudadanía cada vez más unida en el diagnóstico, la estrategia y la acción.

—-

Fuente de fotografía 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

24 de octubre

El conflicto de fondo sigue siendo el de siempre: entre justicia e injusticia, entre los derechos de todos y los intereses de una minoría, entre verdad y mentira.
No puede construirse una sociedad justa tolerando formas abiertas o veladas de corrupción, de abuso, de nepotismo, de autoritarismo o de elitismo.
No puede construirse la igualdad sacrificando las libertades democráticas, por más que se invoque el interés supremo del pueblo, si éste no tiene la forma de elegir y controlar a sus gobernantes. Tampoco es posible la libertad plena, sin el desarrollo de la justicia social en pos de la igualdad.
La transformación del orden social existente no es cómo se distribuye la riqueza, sino quién tiene el poder para decidir al servicio de qué intereses se gestiona esa riqueza.
Un autentico régimen democrático nace con la aprobación en un plebiscito de la Carta Fundamental, producto de una Asamblea Constituyente de un pueblo consciente de sus necesidades… Y no impuesto por la Traición, a Sangre y Hierro…

servallas

09 de noviembre

El tema es quien es quien en la representación de la asamblea constituyente, normalmente son grupos en estremo ideologizados, muy agresivos que se suben a la mesa y patean cualquier idea fuera del formato que llevan, los moderados simplemente se van dejandolos dueños de todo, de allí a la dictadura del pueblo,los comisarios del pueblo, los soplones de la cuadra, los tribunales populares, etc. hay un sólo paso.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Quizás si la primigenia conjunción de mestizos solariegos españoles y pueblo mapuches, allá en el siglo XVII en el espacio físico y cultural del Biobío Maulino, represente una de las primeras expresio ...
+VER MÁS
#Política

La sociedad comunitaria de derechos comunes. Utopía para el presente

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

La falta de votantes es un efecto más de la despolitización neoliberal que se impuso durante 17 años y que sin duda transformó a la sociedad chilena. Y ante esa situación hemos escondido la cabeza. Los ...
+VER MÁS
#Política

Aprendiendo de una vez por todas a ser ciudadanos

Pasamos muchas situaciones difíciles como toda urgencia pública. Pero no volví a sentir que alguien se moría frente a mí, sin poder hacer nada porque a otros les importan más las fotos y los titulares.
+VER MÁS
#Política

Diciembre 2013: Hospital inaugurado sin recursos. Gracias por nada

Popular

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka