#Medios

¿Es TVN el canal de todos los chilenos?

54 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
- 2010 -

Por lo ocurrido con la transmisión de los partidos del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010, la respuesta debiera ser no.

La historia es sencilla. TVN adquirió los derechos para transmitir en Chile el Mundial pero en atención al alto costo, que según se indicó triplicó el valor del Mundial de Alemania 2006, para financiar la operación decidió el año pasado vender parte del paquete a DirectTV, operador de televisión pagada, que sí transmitiría la totalidad de los partidos a sus abonados. A su vez, los partidos que TVN no transmitiera en su señal abierta, serían emitidos con un leve diferido en su señal en Internet. Todo esto es público desde noviembre de 2009 y de esa fecha en adelante, DirectTV se promocionó como el único medio que transmitiría por TV en Chile todos los partidos.

Entender a TVN como un canal de televisión pública, bajo los estándares que uno ve a la BBC, Televisión Española, la RAI o la Canadian Broadcasting Corporation (CBC), es crear, de antemano, expectativas irreales sobre su deber ser.

Ahora, con el Mundial entrando en su fase final, estalla la indignación de los hinchas. En la redes sociales, el reclamo contra TVN es intenso, y crece a medida que partidos de alto calibre futbolístico, como el duelo entre Inglaterra y Alemania de octavos de final, no son transmitidos. Una de las páginas del canal en Facebook se llena de insultos; en Twitter, la burla es permanente e incluso surgen cuentas con el único fin de reirse del canal. Uno de los sitios de TVN es hackeado. Es la pasión desatada del pueblo futbolístico, en un país como el nuestro, para cuya inmensa mayoría deporte es sinónimo de fútbol y que cada cuatro años vive el Mundial como el creyente una epifanía. Y si Chile está en la cancha, el éxtasis religioso alcanza cimas mayores.
Pero más allá de la reacción de los usuarios de las redes sociales -que representan el malestar general de la ciudadanía, pero que muchos de los cuales podrían usar la señal Internet de TVN como alternativa-, lo que me llama la atención de la medida de vender parte de los derechos de transmisión, es la lógica segregadora que implica. Una lógica escasamente mencionada por los furibundos hinchas.
La ley que norma a TVN es clara. El canal debe operar como un canal privado, no obstante las máximas autoridades (su Presidente y el Directorio) sean nombrados por el Gobierno, en acuerdo con el Congreso. Tiene un mandato de autofinanciarse y compite con las otras señales de TV abierta en Chile con las mismas reglas de mercado. Y desde esa mirada, no le ha ido mal. Todo lo contrario: es hoy el principal canal de televisión chilena, con todo lo bueno y lo malo que ello significa en una valoración de conjunto de nuestra televisión.
Entender a TVN como un canal de televisión pública, bajo los estándares que uno ve a la BBC, Televisión Española, la RAI o la Canadian Broadcasting Corporation (CBC), es crear, de antemano, expectativas irreales sobre su deber ser. 
Sin embargo, TVN juega con la ambigüedad en este ámbito. Son innumerables las veces en que hemos escuchado a los presidentes de sus directorios o a sus directores ejecutivos hablar del “exitoso modelo de televisión pública de calidad y autosustentable” que TVN ha construido en estos años. Una empresa del Estado que no depende del presupuesto fiscal y que se financia con sus ingresos. Una canal de televisión que no requiere de los impuestos de nosotros pero es, finalmente, “el canal de todos los chilenos”. O así, por lo menos, repite machaconamente su slogan.
Sin embargo, en esta pasada, algunos chilenos quedaron fuera. Los millones de compatriotas que no tienen suficientes recursos para contar con acceso a Internet de calidad en sus domicilios o para abonarse a DirectTV, recibieron un servicio de segunda calidad -cuando lo recibieron- respecto de aquellos otros que tenemos acceso a una o a las dos opciones alternativas. Millones de personas que nunca vieron algunos partidos de este Mundial y otros los pudieron presenciar en diferido, horas después de ocurridos.
Y eso es segregación provocada por el Estado. Una segregación basada en la desigual distribución del ingreso: el Mundial lo ve completo y en directo quien puede pagar por ello. Se podrá argumentar, como hizo el canal, que era la única manera de que no fuera un mal negocio para TVN. Sí, es cierto contablemente. Pero este Mundial es ya un mal negocio desde el punto de vista de su responsabilidad social, al dejar en evidencia que para TVN los números son prioritarios frente a su rol social que, insisto, en la ley bajo la que se rige no está definido y queda, por tanto, al arbitrio de sus autoridades.
Cabe hacer varias preguntas. Si el negocio era tan costoso y TVN no tenía, aparentemente, capacidad de ofrecer en su señal abierta todos los encuentros, ¿no hubiera sido más razonable haber compartido los derechos con otra señal abierta, como en mundiales anteriores? O si aún así no era sustentable, y ante la imposibilidad de asegurar el acceso a todos el país, ¿no hubiera sido más responsable no adquirir los derechos y que otro canal hubiera transmitido el Mundial? ¿Debe un Canal que es empresa del Estado asegurar la transmisión gratuita de todos los partidos o sólo los de nuestra Selección? ¿Debe un canal del Estado pagar por transmitir una actividad privada -que eso es finalmente el Mundial- por muy popular que sea?
Esta, en el fondo, no es una conversación sobre fútbol e hinchas/televidentes despechados. Es una conversación sobre televisión pública y equidad, y responder a la pregunta de si es TVN el canal de todos los chilenos va más allá de la final del Mundial.
——————————————————————————
TAGS: Televisión TVN

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de junio

Es lamentable cómo TVN ha perdido el foco respecto de acontecimientos de interés no sólo nacional, sino planetario, como lo es un campeonato mundial de fútbol. Ante un hecho de una magnitud insdicutible, TVN elige ofrecer una transmisión deficiente, y que tiene al televidente (no nos olvidemos de los extranjeros con selecciones participantes que residen en Chile) con un derecho violado (porque ver el Mundial es, dada la magnitud e interés transversal del evento, un derecho), un servicio de mala calidad y con una cuota altísima de frustración y rabia.

El fiasco que ha significado para TVN este Mundial de Sudáfrica (un Mundial en el que más encima participa Chile, y de forma bastante decorosa, incluso) echa por tierra dos esloganes que de frases llenas de altisonancia, han pasado a convertirse en una deleznable falacia, a saber “El canal de todos los chilenos”, “El canal del Mundial”. La solidaridad entre canales de televisión se ha perdido; antaño no era raro que estos acontecimientos fueran transmisión conjunta de Canal 13 y TVN, como, por ejemplo, la final de la Copa Libertadores 1991 que ganó Colo-Colo, donde los canales 7 y 13 no sólo hicieron una transmisión conjunta, sino que hasta era posible ver hasta un clima de hermandad y unión, nociones que la empresa privada y el libre mercado han borrado de un plumazo.

Como siempre, la intervención de actores políticos ha sido tardía, inefectiva, o derechamente inexistente, y la mano del mercado ha dejado como damnificados a 18 millones de chilenos sin la posibilidad de ver todos los partidos en vivo. Y no olvidemos que entre esos 18 millones de chilenos se encuentran aquellos que están en las zonas más afectadas por el terremoto, los cuales en muchos casos contaban con el Mjundial como paliativo a estos últimos y dfíciles meses. Porque si en Santiago o en zonas no afectadas es difícil acceder a la señal HD de TVN o a una conexión de Internet de calidad mínimente aceptable para ver el streaming de los partidos (que, a todo esto, no es de TVN, sino del canal mexicano Televisa), no hace falta imaginar que en Dichato, Constitución, Iloca, y en los lugares golpeados por la catástrofe de febrero pasado, eso es una quimera.

Se señaló que no se transmitirá el partido por el tercer puesto. Soñemos un poco, e imaginemos que Chile jugara ese partido, ¿será transmisión en diferido? Ni imaginar el caos que eso suscitaría. Menos mal que no somos Argentina, en ese caso.

cindy-iriarte

28 de junio

¿Es posible dimensionar el daño a la marca que esta serie de decisiones equivocadas ha provocado? ¿Es real ese daño o sólo un pataleo momentáneo de quienes estamos conectados? ¿Hubiera sido lógico que intervenciones de la clase política hubieran alterado una decisión que es de exclusiva competencia de las autoridades del canal? ¿No hubiéramos tildado de populistas a aquellos políticos que hubieran intentado aquello?

28 de junio

Varias preguntas.
El daño a la marca, si es que es tal, se verá con el tiempo, cuando haya eventos de magnitud similar. De todas formas como sucesos del tamaño de un Mundial se dan sólo cada cierto espacio temporal, puede caber lo del pataleo momentáneo, que es del todo legítimo, a mi modo de ver.

Como actores sociales los políticos, y siendo el Mundial un evento que trasciende el deporte, para ser de carácter social (sobre todo cuando está presente la selección chilena), más que lógico es deseable que los políticos hubiesen ofrecido a tiempo sus buenos oficios para mediar en el asunto. Para nada lo de lo populismo, pues el Mundial es un asunto serio de interés nacional. Populismo es querer vestirse de glorias baratas proponiendo medidas como la nacionalización por gracia de Bielsa, o el rebautizo de la Alameda u otra arteria con el nombre del técnico o un jugador. Medidas que rayan en la vulgaridad y el tropicalismo y que no reportan ningún beneficio efectivo en la población, a diferencia de la gestión de las transmisiones en vivo de todos los partidos. No habría sido populismo, sino una chance de demostrar si los políticos entienden lo que es el servicio público, en este caso, darle la posibilidad a las personas de que asistan en vivo a eventos de alcance planetario. Esas gestiones habrían tenido un resultado útil, y no circense como los antedichos casos.

01 de julio

Encuentro super insólito, que el fútbol pueda causar que pongamos en tela de juicio a un canal que por lo demás.. es de lo mejorcito que tenemos en al televisión abierta. Si bien TVN, ahora no transmitirá en directo el partido del 3er puesto en el mundial, seamos realistas, si hubiera jugado Chile, obviamente lo iba a transmitir.
Estoy totalmente de acuerdo que nuestra televisión no es la mejor y que queda mucho por hacer para que realmente represente lo que muchos quisiéramos ver. Pero basta con ver los programas que lideran sintonía para ver que la mayoría de la población piensa otra cosa y realmente los pocos programas “culturales” la mayoría de las veces significan perdida para el canal que los emite y como bien dice enzo el canal tiene que autofinanciarse como cualquier otro canal.
me molesta sobremanera que políticos critiquen tanto al canal por no transmitir todos los partidos, siendo que el país tiene problemas más importantes que partidos de futbol en los que ni siquiera nuestro país está en este momento.
Si todos dedicáramos el mismo tiempo que dedicamos a criticar a TVN, por un tema realmente sin sentido desde mi punto de vista, a reclamar sobre el royalty, o simplemente a hacer presión ante la wea de sueldo mínimo que la gran mayoría de nuestros compatriotas pueden optar, creo que podríamos empezar a mejorar desde los cimientos nuestra sociedad que es lo que verdaderamente necesitamos.
Por favor déjense de dar jugo con este tema que realmente por el motivo que se generó, no tiene sentido.

cindy-iriarte

02 de julio

René, el tema no es el fútbol, por lo menos en el planteamiento que yo hice. Mi interés en este tema va por el lado de televisión pública y equidad en el acceso a los contenidos que transmite. Esa hebra está unida a las que tu mencionas (royalty, salario mínimo).

28 de junio

Muy bien. Ojo que además del incumplimiento tácito de lo que al parecer la mayoría de los chilenos siente que debería ser un derecho, se agregan incumplimientos publicitarios:

Señal “online” aparece en la publicidad de TVN como parte de su oferta mundialera, sin embargo no existe tal cosa, se trata de un link a otro medio de otro país, con otro relato.

La señal “móvil”, tampoco está transmitiendo el mundial, y además no es compatible con iPhone, una de las más importantes plataformas móviles masivas con posibilidad de mostrar video IP en vivo.

Realmente TVN ha incurrido en muchos errores a propósito del mencionado evento deportivo. Pero lo que me parece más interesante de la situación es que revela una forma de gobernar, donde no sólo tenemos TV para ricos y TV para pobres, esa discriminación está aplicada también en educación, salud y transporte público. El entretenimiento es un pelo de la cola, sin embargo está permitiendo llevar la conversación del abandono de lo público a un amplio debate.

Lo otro que me parece interesante comentar es que esta entrada, una opinión informada que explica muy bien lo ocurrido, es superior a aquellas aparecidas en importantes medios profesionales de periodismo profesional. ¿Dónde está la investigación periodística? ¿Dónde está el dato de quién ideó la ley y quiénes votaron en su favor? Insisto que no lo digo como crítica para esta entrada y su autor sino para las empresas periodísticas chilenas, las cuales no parecen atreverse a hacer periodismo de investigación que critique a uno de los actores más importantes de su pequeño oligopolio.

cindy-iriarte

28 de junio

Gracias Ignacio. No recuerdo -aunque la memoria me puede estar fallando- que la reforma a la ley que norma a TVN haya sido un tema en las elecciones presidenciales de 1993, 1999, 2005 y 2009. Tampoco recuerdo que hayan existido movimientos políticos o ciudadanos que hayan hecho de la reforma a esa ley, una bandera de lucha. Aparentemente, o estamos conformes como país con el canal público que tenemos o sólo nos molesta de manera puntual.

¿Hubiera ocurrido esta reacción si el protagonista del caso hubiera sido otro de los canales de TV abierta? Posiblemente sí, por lo que al parecer el motor de esta manifestación está siendo el que nos hayamos quedado sin la transmisión en directo de unos partidos, más que el tipo de televisión pública que tenemos.

28 de junio

Todos los canales de TV abierta, usan para emitir sus señales un radioespectro que nos pertenece a todos los chilenos y sobre el cual unos pocos lucran. Aquí hay un “pecado original”. En otras palabras, los actuales canales de TV son privados, pero se aprovechan de un bien público para obtener ganancias significativas, sin que estas generen un retorno evidente para la comunidad.
El Canal Nacional no es la excepción. Es un canal privado, con participación puntual de poderes del estado que poseen atribuciones acotadas y que suelen representar cuotas de poder, previamente negociadas entre el ejecutivo y el legislativo. Sus orientaciones y decisiones están orientadas a una política comercial que busca, legítimamente, maximizar sus ganancias, bajar sus gastos, cultivando una imagen positiva entre sus clientes. A esto responde la decisión comercial, en relación a las transmisiones del mundial.
El punto de fondo es que nuestro actual modelo de TV Abierta no da para más. No cabe duda del poder de la televisión en el Chile del siglo XXI, sin embargo, este potencial está subutilizado y menoscabado.
Necesitamos una TV Abierta con un rol educativo fundamental, que aporte en el desequilibrio en el acceso a la cultura y el conocimiento, que represente la diversidad que convive y enriquece nuestra vida cotidiana, que ofrezca contenidos y entretención de calidad. Y ciertamente, que resguarde el acceso equitativo a los fenómenos globales de interés cultural y social (como el Mundial de Fútbol).

cindy-iriarte

28 de junio

Totalmente de acuerdo, Hugo. ¿Será la TV digital una oportunidad para asumir cabalmente esas carencias de nuestras actual TV abierta?

28 de junio

Me permito agregar la experiencia de televidente de TVN (internacional) en el extranjero. Pago 7 dolares mensuales por tener TVN en mi cable (en el que numerosos canales latinoamericanos, asiaticos, del medio oriente o europa son visibles gratis). A eso sumale que la señal de TVN tampoco es accesible por internet en el extranjero, porque el canal de todos le vendio derechos a JumpTV y tendria que pagar otros 10 dolares mensuales para verla ahi.

A la mala parrilla nacional se suma mala parrilla internacional (cosas como un programa de cocina en disco en la patagonia, micrometrajes sobre Chile de 1985, o repeticiones de Sucupira). No transmiten ni un solo partido del mundial. Afortunadamente lo puedo ver en CBC Canada, todos y gratis: Television publica de calidad y entendida como bien publico. Endeudadisima, es cierto, pero me pregunto si no es consustancial al estatus de servicio publico. Entiendo el punto de Enzo en cuanto a que TVN no es tele publica. Me pregunto eso si, cuando veo la parrilla, si tiene sentido que sea otra cosa.

O puesto de otra manera, recuerdenme que era lo que nos enorgullecia de TVN. Què programa era el que compensaba a los Rafael Aranedas, las Argandoñas, los noticiarios centrados en alunizajes, los realities eternos?

cindy-iriarte

28 de junio

Florencio, ¿conoces datos sobre el nivel de satisfacción de los televidentes canadienses con los contenidos de CBC o su posicionamiento en Canadá frente a otros canales abiertos? Por momentos pienso que toda esa conversación sobre la necesidad de contar con una televisión pública de calidad que no se maneje en términos de mercado (como el resto de las señales de TV), es una mirada minoritaria.

Si tomamos el rating como un barómetro, TVN bien podría decir que en estos 20 años, las audiencias la han acompañado, por lo que su apuesta programática sería la correcta. Claro, sin tener la obligación de asumir un rol educativo, cultural y formador (o asumiéndolo a su manera).

28 de junio

El elefante en la habitación es que TVN si bien se comporta comporta como un canal privado su propiedad es 100% del Estado, por lo tanto es una excepción aberrante. Los otros canales de TV de libre recepción en Chile también tienen obligación de informar, entretener y educar a cambio de su concesión, pero TVN es diferente.

En el peor de los casos, aunque TVN está obligada hoy por ley a autofinanciarse, el impulso de su capital inicial y el no tener que generar lucro para retornar ese gran volúmen de inversión debería dar como resultado una TV mucho más orientada al bien público y a la inversión social. Por lo tanto incluso bajo el espíritu de la ley que lo rige TVN no estaría cumpliendo su rol.

No se de otros casos en que TV estatal esté totalmente autofinanciada. ¿Los hay, o es otra de las innovaciones introducidas al país gracias a esa generación de economistas de Chicago responsable de las AFPs e IsaPres?

28 de junio

Es un poco absurdo no?
Es como pretender que los hospitales públicos funcionen sin deuda al costo de atender menos, reducir servicios, externalizar en privados o dar prioridad a los que pueden pagar.
O que las escuelas publicas sean sustentables por la vía de atraer mas matricula al costo de que aquellas estructuralmente imposibilitadas de atraer mas matricula (porque están justamente en los sectores mas pobres, estigmatizados y con peor equipamiento y personal) sean cada vez mas estigmatizadas, y tengan menos acceso a recursos para mejorar…
OH WAIT!

cindy-iriarte

28 de junio

La BBC reconoce públicamente que los británicos son sus dueños. Y desde ese reconocimiento se proyecta como una empresa de comunicaciones que tiene como objetivo fundamental crear valor público. Recorriendo la información corporativa de TVN, por ningún lado aparecemos nosotros, los chilenos, como sus propietarios, si bien se explicitan en varias partes enunciados de que debemos sentirnos reflejados en sus contenidos. Quizá esa sea la diferencia.

28 de junio

ummm… tvn… les sorprende que esté pasando esto con el mundial?
en serio?
les sorprende además el descontento público hacia los relatos y comentarios de los partidos que transmiten (en vivo o diferido, da igual) ?
cada vez que sucede algo como esto, recuerdo las pasadas elecciones presidenciales en que todos sabían quién iba a resultar electo y esa “frase” que dice que “cada país/pueblo tiene el gobierno que se merece”.
bueno, en este tema, da la impresión de que “cada chileno tiene la televisión nacional (de chile) que se merece”

28 de junio

Ah perfecto, entonces no hagamos nada porque tenemos lo que merecemos?

Falso, en primer lugar porque el sistema electoral es clasista, hay que tener dinero para financiar campañas, por lo tanto hoy la clase gobernante representa los intereses más del empresariado que del pueblo y la ley lo que asegura es que TVN no perjudique los intereses de los empresarios.

cindy-iriarte

28 de junio

Estás en lo cierto, Cristóbal. No sorprende. Como dije más arriba, la discusión sobre el tipo de televisión pública no está en la agenda pública, existiendo un explícito acuerdo sobre el modelo actual. Pero como bien dice Ignacio, eso nos hace responsables a todos de la televisión pública que tenemos.

28 de junio

Estoy en un profundo y sincero acuerdo con ustedes (Ignacio y Enzo) con respecto a que algo hay que hacer.
No es mi intención plantear que “tenemos lo que nos merecemos” y punto, ya que también me parece preocupante e incluso molesto que “el canal de todos” no sea de todos y que a nadie parezca importarle desde un punto de vista político, económico, social, periodístico y cultural.
Estoy dispuesto a apoyar iniciativas de cambio que apunten mejorar nuestros medios de comunicación simplemente porque nuestra sociedad lo merece y necesita.
La concentración de poder existente hoy en día (y desde hace un buen rato) se manifiesta claramente en nuestros medios y ha llevado a que casos como el de Diario La Nación, la fallida venta de Chilevisión y la gestión de TVN en la transmisión de la presente Copa del Mundo, por poner algunos ejemplos, parecieran practicamente condenados no tener solución.

P.d.:Con respecto a los contenidos de calidad: hey! existen. Prisma Tv es un ejemplo. Lo han visto? http://vimeo.com/channels/prisma
Tv de calidad que sale por señal internacional y que sólo podemos ver online porque aquí estamos obligados a ver Calle 7.

cindy-iriarte

29 de junio

Cristóbal, ¿qué propones tú para cambiar el actual escenario?
Gracias por el dato de Prisma TV. Me haré el tiempo para ver algunos capítulos.

29 de junio

Ciertamente, debe haber quienes temen que esa concentración se desarticule, y su argumento estrella suele ser el que la “torta” publicitaria es demasiado pequeña como para compartirla. Perfecto, mayor razón para sacar a TVN del juego publicitario y reformar nuestra TV pública para volver a estar al servicio del país, de todos los chilenos y no de todos los avisadores.

Bueno el dato de Prisma TV, y como eso hay muchos otros contenidos audiovisuales que no están en la web. No olvidemos cierto programa, financiado por un fondo concursable, que iba a ser transmitido por otro canal abierto donde finalmente también primo un criterio privado y no público, y finalmente el Estado perdió dinero invertido en esa producción.

05 de julio

enzo, disculpa la tardanza en responder a tu pregunta sobre qué propongo para cambiar el actual escenario.
como no soy experto en el tema sólo creo que habría que partir por hacer dos cosas:
– ser honestos y cambiar el lema de “el canal de todos los chilenos”.
– definir qué es lo que vamos a hacer. televisión pública? estatal? privada? chicha o limoná? a mi me parece que en la ambiguedad del modelo actual radica el problema.

29 de junio

Hola Enzo. No sé cuáles son los rating de CBC, pero hay que entenderlo en el contexto de un país con tv cable ubicuo, en que la competencia es directa con el cable, no cabe tanto la diferenciación tv abierta – cerrada. En la cotidiana creo que es visto y valorado, con una mezcla de orgullo, desaprobación por su carácter de dinosaurio gastador (aunque a diferencia de BBC si tiene publicidad en sus medios), e incorporación al set de canales frecuentes del (la) Canadiense, que por definición es un personaje que pasa 4 meses al año encerrado en su subterráneo viendo hockey en una tele en 60 pulgadas )el campeonato lo transmite CBC by the way).
Recuerdo un fenómeno muy curioso que se daba en Francia cuando median usuarios con encuestas en las calles y en el people meter. Cuando le preguntaban a los franceses en la calle, decían que su canal preferido era ARTE, un canal cultural público franco-alemán que ya te imaginas de que va. Pero en el people meter, nadie veía ARTE. No creo que fuera solo pose, pienso que lo veían quizá una vez al mes, pero veían algo que recordaban.
Aca hay dos hilos que se enredan. El del tipo de propiedad v/s la demanda de sostenibilidad que se le pide al canal tal como lo @micronauta menciona más arriba. Y el del mandato (o no) de ser un generador de contenidos públicos, de calidad, diversos, competitivos (o no). En lo personal, si la condición para existir de TVN es la total abdicación de su función de producir contenidos, que pierde mucho sentido.
Pero quizá debiese haber un tercer hilo, que no se plantea y es el de los formatos que el Estado utiliza para generar contenidos. El debate sobre TVN –al igual que el de La Nacion- es un debate por los formatos de lo “publico”. Y se reduce a los más tradicionales y jerarquicos. Una política diversificada de generación de contenidos públicos tendría que tomar en cuenta otros formatos (digitales, radiales, musicales, idiomaticos) y los modelos de sustentabilidad de cada uno. Una forma de ser sustentable es apuntar a muchas audiencias segmentadas tipo long tail.

cindy-iriarte

29 de junio

Me parece interesante el tercer hilo que mencionas pero me asalta la duda de si debe el Estado ser un generador de contenidos públicos, o más bien propiciar las condiciones para que las personas creen contenidos que fortalezcan el bien público. Sé que esta reflexión está en la periferia del centro de esta conversación, pero en el nuevo escenario provocado por el acceso masivo y a bajo costo a tecnologías que promueven las capacidades creadoras de las personas, la idea del Estado como un generador de contenidos quizá también sea hora de revisarla.

Tensionando un poco más el argumento, podríamos decir que You Tube está jugando hoy el rol de televisión pública con contenidos creados por todos nosotros. La ironía, como suele con casi todas estas plataformas, es que estamos jugando a lo público en un espacio que es privado. Con la creciente integración de plataformas, en la que TV e Internet tienden a fusionarse cada vez más, esta ironía será cada vez más relevante. No sería nada raro que a futuro, Google fuera quien comprara los derechos de transmisión del Mundial en todo el planeta.

29 de junio

Creo que “generar” puede significar varias cosas. Si se trata de “producirlos” en una oficina de un ministerio, pienso que no. Si se trata de posibilitar ecosistemas desde los que surgen contenidos relevantes que se ubican en el espacio publico, creo que si. En particular en el contexto de un pais con concentracion de medios (y ojo, que creo que La Nacion no debiese ser parte del esfuerzo), eso me parece importante. Y creo que lo que no se esta metiendo en la formula, es justamente la capacidad de produccion de contenidos de los usuarios / auditores.

29 de junio

Mundial gratis para todos, que otro ya pagará. Será que el acceso a TV se ha convertido en un nuevo derecho en esta época donde donde los derechos aparecen por doquier, y en el proceso el individuo se va desarmando frente al poder gracias a los caramelos envenenados que le ofrece el político.

Los ejemplos de la BBC y de TVE son un Caballo de Troya (no conozco el caso de la RAI). El modelo británico es ejemplar, ya que se financia con una licencia de £145.50 por hogar y año, independientemente del nivel de ingresos. A eso los súbditos de su graciosa majestad lo llaman igualdad ante la ley, no mediante la ley. El caso español es también interesante. Acumula una deuda de 7.800 millones de euros, algo así como un cuarto del presupuesto del estado de Chile. Si queremos algo así, más que hablar del canal de todos los chilenos, deberíamos hablar de la deuda de todos los chilenos. TVE es un canal al servicio del poder de turno, profundamente sectario y ha sido usado una y otra vez por aquellos que detentan el poder, de forma especialmente escandalosa por el PSOE. Recientemente, el gobierno socialista español dispuso que la TVE deje de emitir publicidad, no para imitar a la BBC, sino para que las cadenas de TV próximas al poder (Cuatro y la Secta, uy perdón, quise decir la Sexta) pudiesen acceder a un trozo mayor de la torta publicitaria. El problema del financiamiento de la señal estatal se chuteó para adelante, aunque esta vez sólo un poquito, dado el patético estado de las cuentas del gobierno.

__________

En cuanto a que el espectro radioeléctrico pertenece a todos los chilenos, eso es así porque el Estado así lo define, pero de hecho no tiene dueño, se lo incauta. Si fuese de todos, todos podríamos usarlo, pero no, se confisca y después se administra. Se legaliza el robo y a continuación se organiza el reparto del botín. Afortunadamente para nosotros, la tecnología va unos pasos por delante del Ogro filantrópico.

cindy-iriarte

29 de junio

Murray, como puedes leer al final de mi entrada, no me queda claro que un canal público deba adquirir los derechos de transmisión de un Mundial, dado el alto costo y la incapacidad de evitar inequidades en el acceso en aras de evitar pérdidas financieras.

La idea, que también menciono, de un canal público pagando para transmitir un evento privado también es cuestionable, más cuando quien organiza el evento (la FIFA) tiene un largo historial de acciones que van contra lo público (como concepto) o contra los estados derechamente (recordemos su histórica oposición a que las leyes de cada nación interfieran en el funcionamiento de las federaciones nacionales que la conforman).

Dicho esto, te hago la pregunta: ¿por qué debiera el Estado abstenerse de tener un canal público de televisión? Reconoces en tu comentario que la televisión es un medio de comunicación que transmite ideologías, pero acaso no lo hacen también canales como los tres grandes de Estados Unidos (CBS, NBC y ABC) o canales como FOX. La gran diferencia es que estos canales (privados) no están obligados a ser plurales y diversos en su representación de la realidad, lo que si debiera ocurrir con los canales públicos (otra cosa es que ocurra cabalmente).

Y respecto al espectro, una aclaración: sí tiene dueño, todos nosotros, en tanto es de dominio público. De no intervenir el Estado para regular su uso, sería utilizado sólo por aquellos que tuvieran los medios para ello. Y eso se llama ley de la selva.

29 de junio

Enzo,

“La idea, que también menciono, de un canal público pagando para transmitir un evento privado también es cuestionable.”

Todo es cuestionable. Siguiendo esa lógica, los equipos técnicos que permiten las retrasmisiones de TVN han sido comprados a empresas que tienen como finalidad el ánimo de lucro. Ya puestos, ¿deberían ser las ropas que lucen los presentadores confeccionadas por un equipo de TVN? Imagino que también se cuestiona la compra de los derechos de las películas de Hollywood.

__________

¿Por qué debiera el Estado abstenerse de tener un canal público de televisión?

Porque es contrario a Derecho. La única función del Estado es la de defender la vida, la libertad y la propiedad privada. Todo lo demás es un asalto al poder vía el aparato coercitivo del Estado a través de un falso y artificial proceso de legitimación.

__________

“Y respecto al espectro, una aclaración: sí tiene dueño, todos nosotros, en tanto es de dominio público. De no intervenir el Estado para regular su uso, sería utilizado sólo por aquellos que tuvieran los medios para ello. Y eso se llama ley de la selva.”

El problema del espectro radioeléctrico es uno de derechos de propiedad mal definidos. El Estado no regula su uso, no es un mero árbitro, se inmiscuye en el juego en busca de un resultado determinado. La finalidad del político no es la pluralidad, sino acceder al poder y mantenerse en él.

cindy-iriarte

29 de junio

Difícil argumentar cuando partes de la base de la imagen de un Estado arbitrario, que construye su poder sólo para perpetuarse en él (una tautología en sí misma).

Pero intentando mantener la conversación en lo que a televisión se refiere y usando tu misma lógica la televisión pública podría entenderse como un medio para defender la vida, la libertad y el derecho a la propiedad. Claramente, desde mi punto de vista, junto a eso también debe batallar por un equitativo acceso a las oportunidades. No existen los medios neutrales. Todos tienen una mirada sobre la realidad que transforman en su línea editorial y desde ahí comunican.

Sí, la televisión es una poderosa herramienta en la formación ciudadana, y que como en uno de los primeros comentarios Hugo Martinez sugirió, está al debe en Chile.

30 de junio

Enzo,

“Difícil argumentar cuando partes de la base de la imagen de un Estado arbitrario, que construye su poder sólo para perpetuarse en él (una tautología en sí misma).”

No se puede olvidar que el Estado surge fruto de la violencia, de la victoria de unos sobre otros. A continuación se inicia un proceso de legitimación, donde los intelectuales juegan un rol clave. No es de extrañar, el Estado es una enorme oficina de empleo.

__________

“Pero intentando mantener la conversación en lo que a televisión se refiere y usando tu misma lógica la televisión pública podría entenderse como un medio para defender la vida, la libertad y el derecho a la propiedad. Claramente, desde mi punto de vista, junto a eso también debe batallar por un equitativo acceso a las oportunidades.”

Lo único que se necesita para hacer cumplir la Ley es un sistema judicial independiente y unas fuerzas de seguridad, nada más. Ese es, con matices, el ideal liberal clásico. Desafortunadamente, en el momento que una agencia tiene el monopolio del poder, ya se ha plantado la semilla de su posterior crecimiento. Eso no quiere decir que otras alternativas estén exentas de problemas, pero nos da una perspectiva más realista de lo que estamos hablando.

Veo dos problemas en tu equitativo acceso a las oportunidades. El primero es de índole moral, ya que para que ello suceda tienes que convertir a unos individuos en medios para los fines de otros, es más, se penaliza a aquel que tiene éxito, desincentivando la labor de aquellos que nos muestran el camino. El segundo es de carácter epistemológico y se fundamenta en la idea de que el aparato estatal encargado de coordinar la acción para que el acceso a las oportunidades sea equitativo nunca podrá hacerse con la información necesaria para darle el efecto coordinador buscado. No sólo no tiene opción a hacerse con la información, sino que obstaculiza en gran manera la creación de nueva información.

__________

“No existen los medios neutrales. Todos tienen una mirada sobre la realidad que transforman en su línea editorial y desde ahí comunican.”

Yo creo que si la Concertación se encuentra huérfana de medios de comunicación, el mercado le está entregando una magnífica oportunidad para hacerse presente. Tienen que armar un un buen proyecto y buscar un socio capitalista, dentro o fuera de Chile. El Estado que han ayudado a crear debería entonces encargarse de que exista libre competencia.

cindy-iriarte

30 de junio

Murray,

lamento decepcionarte, pero ese ideal liberal clásico al que adscribes existe sólo en los libros de teoría. Por eso se ve, en el papel (en la pantalla, en este caso), perfecto: porque no toma en consideración las múltiples asimetrías que marcan la relación entre las personas (asimetrías de información en la base y sobre esas todas las de diferencias de poder), e incluso otros elementos incluso anteriores, parte de la impredecible condición humana. No es sólo una cuestión de estímulos correctos para que las sociedades funcionen en una dirección u otra.

01 de julio

“lamento decepcionarte, pero ese ideal liberal clásico al que adscribes existe sólo en los libros de teoría.”

¿Usted es de izquierda? Sí.

¿Y eso a estas alturas como lo entiende? Como lo he entendido siempre: como la capacidad de llevar adelante los sueños y hacer realidad los sueños de la gente.

Michelle Bachelet, The Clinic, 3 de abril de 2010-07-01

http://www.theclinic.cl/2010/04/03/entrevista-a-bachelet-2-popularidad-y-gobierno/

Por cierto, ¿conoces la fábula del pavo empirista de Bertrand Russell?
http://www.ciao.es/Ensayos__Opinion_1367631

__________

“Por eso se ve, en el papel (en la pantalla, en este caso), perfecto: porque no toma en consideración las múltiples asimetrías que marcan la relación entre las personas (asimetrías de información en la base y sobre esas todas las de diferencias de poder), e incluso otros elementos incluso anteriores, parte de la impredecible condición humana. No es sólo una cuestión de estímulos correctos para que las sociedades funcionen en una dirección u otra.”

La realidad es asimétrica porque somos humanos, esa es su naturaleza, y es por ello que los mercados funcionan, esa es la idea detrás de la metáfora de la mano invisible. La libertad individual produce desigualdades en muchos respectos porque demuestra que ciertas formas de vivir tienen más éxito que otras. Detrás de una supuesta igualdad de oportunidades lo que realmente se esconde es la pretensión a una “más justa” distribución de la riqueza, y eso se parece mucho a la idealización de la envidia. El énfasis debería estar en combatir la pobreza, no en combatir la desigualdad.

29 de junio

No quiero entrar en el tema de la televisión porqué se me iría la vida, con lo de la TV pública me pasa un poco lo mismo. Hay tanto que discutir, en especial con mucho de lo que aquí se ha dicho.
Gracias a Murray no tengo que explicar algunas simplificaciones que se manejan en esto. La TV gratis en Inglaterra no existe y la española tiene mucho menos sentido de estado que la nuestra: en sus programas informativos es un panfleto del gobierno de turno donde la reciente medida de limitar de su publicidad fue forma de pagar favores políticos, como allí se acostumbra hacer entre gobierno y empresarios afines.
Aunque entiendo que irrita la alusión a Chicago creo que en este tema tenemos que asumir que “there is not such thing as a free lunch”. Si queremos comprar un producto que tiene un costo hay que pagarlo y, por suerte, en este país no se usa la deuda pública para disimular esos pagos en perjuicio del desarrollo y crecimiento futuro.
Pienso que no es lógico que el Estado saque dinero de otras partidas del presupuesto para comprar el fútbol, eso hoy lo hacen los países en que las platas públicas ya están descontroladas. Incluso en Inglaterra la BBC se unió al principal canal privado (ITV) para transmitir todos los partidos en abierto (dato de @cristianrad).
Creo que este país tiene necesidades más urgentes todavía sin financiamiento como para entregar futbol para todos. He defendido en estos espacios multiplicar hasta por 100 lo que hoy el Estado destina a televisión de calidad por la importancia de la cultura en el desarrollo, pero no vería correcto que parte de esos recursos fueran a este tipo de eventos.
Aproveché Twitter para investigar que se hizo en otros países y ayer, mientras sufríamos, me contestaron varios amigos. En Uruguay se juntaron los tres canales privados y los transmiten todos, pero e igual le vendieron a DirecTV la transmisión pagada (con la ventaja de tener muchas señales y pantallas) (dato de @carinanovarese). En Méjico se juntó Televisa con Televisión Azteca, aunque también lo transmite Sky por satélite (dato de @warkentin). En Estados Unidos en abierto solo aparece en la ABC, pero pocos partidos, por el menor interés. Hay que llegar al cable y ahí en castellano lo transmite Univisión, entero, incluso en dos canales si hay simultáneos y en inglés está todo en ESPN, aunque estos canales son de pago, aunque es difícil definir que el cables es de pago, ya que canales como Univsión vienen gratis en varios mercados relevantes de ese país (dato de @kraljevic).
En esta caso concreto creo que TVN no debió haber licitado algo que no era capaz de pagar, sino contaba con los ejecutivos capaces de hacer de este proyecto algo rentable (lo que se confirmó con los resultados de la programación relacionada con el mundial que nos han mostrado durante este tiempo). Estoy seguro que uno o varios canales hubieran podido asumir el costo de conseguir una transmisión del 100% de los partidos en abierto.
El fútbol es un negocio publicitario y se debe manejar en ese entorno. Si la FIFA supiera que nuestro Estado se va a hacer cargo a fondo perdido del pago el costo crecería todavía más para nuestro país.

29 de junio

Por lo que he visto, la televisión francesa, sumamente estatal pero a su vez sumamente crítica del gobierno actual, es un mucho mejor ejemplo de lo bien que se puede hacer la TV pública que el caso de la TV pública española, que en mi opinión está aún en una etapa de transicion.

Lamentablemente la mayoría de los comensales no tienen acceso a la TV francesa, a mi incluso me cuesta porque mi dominio del idioma es menos que precario, pero al final se trata de algo sencillo: una TV pública que ante todo no le falta el respeto a sus usuarios tratándolos de oligofrénicos, a eso debemos apuntar porque cualquier otra cosa es una verguenza.

29 de junio

Ignacio,

Yo pongo en cuarentena la idea de que la televisión francesa sea crítica con el poder estatal fruto de su independencia, más bien me parece una manifestación típicamente gala, donde el ejecutivo está atado de pies y manos. Si decidiera cambiar la línea editorial de la señal estatal lo más probable es que se encontrara con una huelga, con los funcionarios en la calle y promoviendo la movilización, independientemente del coste que tenga. Francia me parece un pésimo ejemplo a imitar.

04 de julio

pucha y si en el extranjero fueron capaces de aliarse para transmitir un evento de interés masivo, qué nos pasó?
Será que esta división entre lo público y lo privado nos está pasando la cuenta?

29 de junio

Sobre la BBC y el impuesto que la financia, es cierto lo que menciona Murray Rothbard, pero hay que considerar que los costos en el Reino Unido son más altos que en Chile para hacer cualquier cosa. Sospecho que pagando mucho menos por hogar podríamos tener una TV mucho mejor que la actual TVN, pudiendo además implementarse algo más proporcional para favorecer la equidad, por ej. cobrar un impuesto mayor para televisores HD y liberando de ello a los móviles con capacidad para recibir 1-seg, cosas así, aunque no soy experto en tributación.

Recordemos que lo que cada hogar paga por la BBC no le da derecho tan sólo a 1 canal de TV sino a varios, y también a varias radios, es una parrilla completa de contenidos diversos y hoy muchos hogares en Chile ya desemblosan más que eso por TV de pago, que para nuestra indignación está llena de publicidad. El otro día saqué la cuenta, los canales del servicio de TV que tengo en casa que no tienen avisaje son menos de 10.

Enzo creo que la mejor manera de propiciar las condiciones para que las personas creen contenidos es pagarles por ello, y ya que el que paga define qué contenidos quiere, a TVN le corresponder encargar contendidos de valor social. Por suerte esto no ha desaparecido del todo: hay un excelente ejemplo actualmente en emisión por la misma TVN, la serie Pueblos Originarios, que no tiene nada que evidiarle a producciones de la TV estatal europea, al National Geographic, etc.

El costo cada vez más bajo de acceso masivo a tecnologías para la creación y distribución es sólo una parte de la ecuación, la mano de obra es desde hace muchos años lo más caro y crítico en producción de contenidos de valor. Es por eso que en el modelo comercial la competencia extrema neoliberal ha llevado a Yingo, Pelotón, etc., porque se trata de contenidos donde se invierte el mínimo en mano de obra.

Una TV (y radio, y web) pública que encargue buenos contenidos puede ser no sólo motor cultural para la audiencia, también puede ayudar a fortalecer la industria al elevar el nivel de la conversación mediática, apoyando la existencia de profesiones ligadas a la creación de contenidos. En este sentido el Fondo Audiovisual del CNCA no ha sido una mala idea, pero ha faltado un criterio más profesional en la selección de contenidos y un apoyo más activo a realizadores, comprometido más con el rol social que con el rol privado.

Es una verguenza además la cantidad de excelente material que se ha creado con fondos concursables y que nunca ha visto la luz por TVN, por lo tanto cuesta entender la existencia de programación precaria y la excusa de la falta de dinero para la producción. Aunque si uno considera que el área comercial de TVN vive en gran parte de comisiones publicitarias, se puede entender que haya poco incentivo interno en dicha entidad por emitir contenidos que no son del interés de los avisadores.

He llegado a pensar que esto se diseñó a propósito por quienes quieren ver morir la TV pública, similar al caso de lo que sucede en la educación pública y que tan bien ha evidenciado en esta conversación Floro Ceballos.

Yendo entonces a algo más propositivo: podríamos visualizar una nueva TVN, integrada con el CNCA y el Ministerio de Educación, que tal vez tendría que pasar a llamarse Ministerio de Cultura y Educación, que crezca para abarcar no sólo TV sino también medios escritos y radiofónicos, canalizando toda la producción nacional bajo lo que antes eran fondos concursables, no como distribuidores o encargantes de producción externa, más bien participando activamente en la conceptualización y producción, siempre bajo criterios no condicionados por el mercado.

Y para evitar que los privados pongan el grito en el cielo por competencia desleal, se podría reducir drásticamente el avisaje publictario, dejándolo sólo como la explicitación de donaciones (algo como lo que hacen la TV y radio pública en Estados Unidos). Sospecho que además la eliminación del área comercial de TVN reduciría sustancialmente sus costos.

29 de junio

¿Qué es un contenido de valor social?

29 de junio

Creo que si un buen ejemplo en el mismo párrafo. A todo esto, cuál es tu nombre real? No suelo conversar con anónimos, más bien los pongo en cuarentena 😀

29 de junio

Creo que *di* un buen ejemplo, digo :s

29 de junio

Si, ya vi el ejemplo. El problema es que éste puede ser interpretado de diferentes maneras, por eso es que pregunté por una definición más acotada.

De momento prefiero mantenerme en el anonimato, aunque creo que ya sabes quien soy.

29 de junio

leo los comentarios y el debate que provoca esta columna de enzo y me llama profundamente la atención que el tema sobre “el valor de televisión pública” de TVN haya saltado a raiz del mundial de fútbol y de las negociaciones de las transmisiones. Es un tema más complejo hablar hoy del debate en relación a TVN y su rol de tv pública y de todxs los chilen@s, pero me remito a recordar que fue hace una década y algo atrás que TVN se convirtió en un modelo único en el mundo de tv pública: público pero comercial. con la meta de ser el canal de una nación pero con fines de lucro.
De esta forma ¿qué le podemos pedir a TVN? Si no que justifique no sólo sus afanes para negociar las transmisiones de este mundial, sino que como uds lo han señalado por diseñar y entregarnos una parrilla programatica tan variada y nutrida en sus contenidos, en sus visiones del país q somos, en sus apuestas por potenciar la producción de contenidos a nivel regional más alla de los noticieros regionales de la noche o del actual “chile conectado”,
Hace años, quienes estudian e investigan en comunicaciones y medios de comunicación, como el profe Valerio Fuenzalida (quien escribió un interesante libro La Reforma de la TV pública en América Latina, año 2000, FCE) hacia los últimos intentos por mostrar caminos y alternativas viables para sin llegar a copiar modelos como el de la BBC, que ya no fue en nuestro chile, podriamos encontrar alternativas a la bendita búsqueda de sustentabilidad, sin depender de la formula 100% subvención estatal o 50% subvención de los televidentes (como ocurre en europa e inglaterra).
Por eso, creo que el debate que se nos viene a raiz de la tv digital y de la reforma del rol de TVN en este escenario es tan fundamental y clave.Porque es la única puerta que tenemos a mano y pronto para potenciar de verdad la tv que queremos ver, y no la tv que nos dan “no más”. Más aún pensando en las redes de productores audiovisuales y de las televisiones comunitarias que están esperando en este proceso de digitalización una oportunidad para distribuir sus producciones y propuestas de contenidos. Y perdón pero en televisión, no se trata de entender a los “contenidos de valor social” como algo aburrido, fome y sin creatividad; sino q comprender q nosotr@s televidentes agradecemos un buen y entretenido contenido que te haga pasar un buen rato, sin el necesario desfile de seudo estrellitas de tevé o de realities – show como única fórmula de pasar las tardes o las noches de ocio. 🙂

29 de junio

Por mucho que le doy vueltas –y créeme que llevo años dándole vuelta– no logro ver cómo el cambio a broadcasting digital vaya a implicar un cambio significativo. A pesar de que la modalidad digital abarata levemente los costos de transmisión. Es mucho más barato para hacer TV comunitaria transmitir por Internet, no hay que pedirle permiso a nadie, no hay censura y si bien habrá siempre quienes digan que eso es excluyente por la “brecha digital”, el acceso a la web es creciente y apostaría que en cualquier casa donde hay una repisa con libros hay una computador con Internet, incluso más que vice-versa, y en el peor de los casos es cosa de tiempo.

Básicamente, hoy cualquiera que tenga el talento y la capacidad de invertir tiempo en crear contenidos hallará más problemas en justificar económicamente ese tiempo y conseguir colaboraciones que en hacer distribución, asunto solucionado con la Internet.

Sin ir más lejos, para lo de Castells hicimos TV en vivo con mucha facilidad y tuvimos una audiencia instantánea que superó los 100 usaurios. La infraestructura requierida para transmitir cuesta menos que un televisor con sintonizador digital y lo necesiario para recibir es cualquier PC. Para el terremoto hice algo similar para facilitar la información durante la emergencia y superé 4 mil usuarios simultáneos usando la misma plataforma.

El cuello de botella no está en la distribución, está en la producción, en eso creo que hasta Eduardo Arriagada estará de acuerdo conmigo. Y lo fundamental es aprovechar oportunidades como la del fútbol y TVN para demostrar la falencia de una TV financiada por el libre mercado y hacer ver que los contenidos tienen que ser sustentados de otra manera, especialmente si al sacar el lucro de la ecuación podemos bajar los costos.

Volviendo al punto, no tenemos mucho que pedirle a la TVN, lo que necesitamos es crear un nuevo marco legal para una TV pública totalmente diferente. Y que insisto debe contemplar medios múltiples, no sólo lo audiovisual.

29 de junio

TVN es un ejemplo de una empresa producto de una estructura económica Crony Capitalista.

Lo mismo incluso me atrevería a decir de Codelco.

29 de junio

Mi pregunta va por el costado:
¿No será que esta modalidad representó un negocio o cruce de intereses de algún o algunos miembros del directorio y DirecTV?
Nadie tiene nada que ver entre TVN y DirecTV?
Porque con esto, quien hizo o pudo hacer su gra negocio fue la operadora.
Pesonalmente, creí que era maniobra publicitaria cuando DirecTV anunciaba ser los únicos que transmitirían todos los partidos. (Me hubiese cambiado de VTR a Directv) y apriori creí cuando TVN debóa que era el canal oficial del mundial.
Sencillamente TVN mintió y solapó o impidió una fuga de abonados desde un sistema a otro (esta última elucubración es contradictoria con el supuesto cruce de intreses, ero es igualmente válida hacérsela.

cindy-iriarte

30 de junio

César, prefiero partir de la confianza en las personas. Querer ver detrás de esto una maniobra de una(s) persona(s) para enriquecerse de manera ilícita, es dudar del honor de ella(s) sin tener fundamento.

30 de junio

Dime cómo te financias y te diré qué tipo de medio tienes. Dime como es tu audiencia y te diré cómo es tu sociedad. Bien que haya debate, sobre el tipo de “TV pública” que queremos, curioso que sea por causa de su cobertura del mundial y no de por ejemplo, cómo su fue tratamiento del terremoto. El reciente estudio del CNTV entrega datos que nos deberían inquietar y genera preguntas interesantes con respecto a lo que se podría hacer mejor. Particularmente, si es que un canal como TVN, debería tener un desempeño diferente…con un énfasis en el ser el canal de tod@s…

cindy-iriarte

30 de junio

Aunque no puedo dejar de coincidir contigo, que justo ahora TVN haya sido puesta en el banquillo de los acusados por esta decisión, y no obstante lo interesante de toda esta conversación, creo sin embargo que el debate -no este, sino el ocurrido los últimos días en los distintos medios- esté cuestionando el modelo. Quizá me equivoque, pero no he visto discusiones de fondo sobre la televisión pública en estos días, sino más bien un vivo reclamo por el hecho de que parte de nuestro país se quedó sin ver parte del Mundial.

01 de julio

David Belmar, actual director ejecutivo interino de TVN y director de estrategia y desarrollo de negocios en 2006, aclaró que cuando OTI vendió los derechos para Sudáfrica, TVN, La Red y Mega tenían la opción de compra, por haber emitido juntos Alemania 2006. El precio subió por tres, y los dos canales privados decidieron no ir, así que TVN se vio ante la disyuntiva de pagar en solitario los casi US$ 7 millones por un torneo que en su anterior versión sólo había generado unos US$ 2 millones en ingresos publicitarios. Y ahí tomó la decisión de subvender los derechos.

“Lo que hicimos hace cuatro años fue un ejercicio de responsabilidad. Ahora todos cuestionan que no estén todos los partidos, pero si Chile no hubiese clasificado, el cuestionamiento sería ‘cómo hacen mal uso de los recursos públicos’ “, sostuvo Belmar.

http://www.mercuriovalpo.cl/prontus4_noticias/site/artic/20100629/pags/20100629194538.html

02 de julio

Para mí el tema de la TV pública resulta un buen ejemplo de un fenómeno más general, que en el análisis comparado de políticas sociales suele llamarse “decommodification” (a veces traducido como “desmercantilización”), a partir del trabajo de Gosta Esping-Andersen. Esto apunta a que distintas sociedades, en mayor o menor medida, suspenden la lógica de mercado para ciertos ámbitos de la vida social. En el caso de la TV, que un canal (público) tenga la posibilidad de no depender de una lógica estrictamente comercial sino de financiarse por otra fuente, abre la posibilidad para tener objetivos distintos y generar otro tipo de contenidos. En el caso de la BBC, por ejemplo, los británicos están dispuestos a pagar $10.000 mensuales (cambio aproximado, son 12 libras al mes) para tener un canal público, al cual exigen calidad, que no exhibe comerciales y que no requiere depender exclusivamente de los ratings. En lo particular, la experiencia de ver la transmisión de un partido de fútbol en la cual los 15 minutos del entretiempo se dedican íntegramente al análisis del juego – sin el bombardeo de comerciales al que estamos acostumbrados y que muchas veces no deja tiempo siquiera para la repetición de los goles – es algo que yo valoro, y para lo que eventualmente estaría dispuesto a pagar.

El criterio de la decommodification (a riesgo de sonar como el Pato Navia) no apunta a que las cosas sean “gratis”, como alguien dijo más arriba, sino a buscar otras alternativas de financiamiento (típicamente a través de impuestos progresivos) y a la posibilidad de una sociedad de tomar decisiones normativas que impliquen no depender exclusivamente de lógicas de mercado. Como hacen los franceses, por ejemplo, al no permitir construcciones en altura en París, porque lo valoran (como si fuera a ser mal negocio vender departamentos ahí), o los británicos con su sistema de salud pública universal. O con televisión pública de calidad.

02 de julio

Daniel,

Las lógicas de mercado se imponen porque vivimos en un mundo donde los medios, por definición, son escasos. De no ser así, dejarían de ser medios porque los fines se obtendrían inmediatamente. Otras alternativas de financiamento no tienen en cuenta ese aspecto crucial

02 de julio

Debo suponer que Murray Rothbard escribio su comentario en 1988 o por ahi. Si algo caracteriza el mercado de las comunicaciones y los contenidos en el 2010 es justamente que los medios NO son escasos. Todo el esfuerzo de la industria de las comunicaciones es intentar mantener escasez donde no la hay. LAs alternativas de financiamiento en la escasez del S.XX no son las mismas que hoy.

02 de julio

Florencio,

Creo que pueda haber confusión acerca de la definición de medios, así que me propongo aclararla, cortesía de Jesús Huerta de Soto:

La acción humana es todo comportamiento o conducta deliberada.
Todo hombre, al actuar, pretende alcanzar unos determinados fines que
habrá descubierto que son importantes para él. Denominamos valor a
la apreciación subjetiva, psíquicamente más o menos intensa, que el
actor da a su fin. Medio es todo aquello que el actor subjetivamente cree
que es adecuado para lograr un fin. Llamamos utilidad a la apreciación
subjetiva que el actor da al medio, en función del valor del fin que él
piensa que aquel medio le permitirá alcanzar. En este sentido, valor y
utilidad son las dos caras de una misma moneda, ya que el valor subje-
tivo que el actor da al fin que persigue se proyecta al medio que cree
útil para lograrlo, precisamente a través del concepto de utilidad.

Los medios, por definición, han de ser escasos, puesto que si no
fueran escasos ni siquiera serían tenidos en cuenta a la hora de actuar.
Es decir, allí donde no hay escasez no hay acción humana.

maximiliano

15 de agosto

Si el logo de Televisión Nacional de Chile es “El Canal De Todos Los Chilenos” nosotros deberíamos tomar las decisiones sobre el canal que se hará en éste, los programas y la programación, nuevo equipos móviles de alta tecnología, nuevos países para la señal internacional, etc…

MAXIMILIANO VEGA

05 de mayo

¿Debería ser televisión nacional de Chile,ser propiedad del la república de Chile?,o más conocido como el canal público y el canal estatal,que se dice llamar “TVN el canal de todos los chilenos”, propietario de todos los chilenos,se salga de su autonomía y el gobierno de Chile vuelva a financiarlo desde el año 1992 hasta ahora….

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.
+VER MÁS
#Salud

Cáncer de mama: detectarlo a tiempo

Desde sus detractores neoliberales acusan la reforma al Código de Aguas de ser profundamente ideológica. Y por cierto que lo es. Lo es señalar que el agua debe contar con una priorización que permita en ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Reforma al Código de Aguas en el congelador: ¿Una nueva claudicación?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena