#Medio Ambiente

Una reforma tributaria verde

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Un país que tiene como ideal la justicia y la libertad debe construir una sociedad que persiga dichos objetivos. Los tributos son un sistema creado para dotar al Estado de medios económicos para enfrentar sus cada día más variadas tareas. Cualquier sistema social que aspira a la coherencia, busca tener equilibrio entre sus diversos subsistemas. Hoy el Estado chileno no tiene dicha coherencia a la hora de enfrentar sus desafíos como sistema social.
 
Chile aspira al desarrollo, aunque dicho desarrollo no es una cuestión de la cual se tenga un consenso respecto del contenido del concepto. El desarrollo tiene que ver para algunos con meras cuestiones de orden macro-económico y para otros existe una idea humana de dicho estado. Mi posición se acerca mucho más a la segunda idea, por lo cual la necesidad de contar con un sistema tributario distinto al actual ha sido y es urgentemente necesario e importante.
 
Si adherimos a la idea de que desarrollo es igual a buen vivir, calidad de vida, felicidad, y contar con unas bases económica, social y política para construir nuestros propios sueños, llegaremos con total normalidad a la conclusión de que es necesario transformar nuestro sistema impositivo actual para hacer frente de manera coherente los objetivos de ese desarrollo país. Sin embargo, aquí debemos aprovechar el filón, sabiendo que un desarrollo con buen vivir también integra la variable medioambiental, por lo cual nuestra reforma tributaria también requiere ser verde.
 
Varios países europeos en su momento adoptaron estás medidas. La tributación ambiental tiene como principal objetivo el mismo que todos los impuestos, recaudar, pero el fin de esta recaudación se utiliza para mitigar y en algunos casos compensar el daño ecológico que provoca la acción humana. Por lo cual una reforma tributaria verde en nuestro país requiere de una reforma constitucional que cambie la imposibilidad actual de no afectación de los impuestos a cuestiones específicas, abriendo de manera directa o como excepción la posibilidad de que impuestos verdes sean utilizados en políticas públicas medioambientales. Así se consagraría una máxima utilizada por aquellos países desarrollados a los que tanto nos gusta mirar: el que contamina paga.
 
A diferencia de las multas que el actual sistema chileno tiene para castigar a quienes incumplen la normativa, la idea de tributos ambientales busca adelantarse, no sólo castigar, y tiene un fin mucho más pro-activo en la utilización de dichos recursos. Dicha reforma también debe tener un amplio componente descentralizador, pues son los territorios los mejor preparados para saber dónde deben inyectarse los recursos y la naturaleza de los bienes ambientales a resguardar.
 
Chile estaría adelantándose a algunos acontecimientos de alta probabilidad en estas materias, ya que en el periodo post protocolo de Kyoto, los países desarrollados (hoy en crisis) desean proteger tanto sus productos como su competitividad, creando las tasas verdes de entrada a todos aquellos productos que sean elaborados con huellas ecológicas mucho más grandes que las suyas y por lo cual mucho de lo que exportan tendrán que tener cánones muchos más rigurosos. Varias empresas ya se están adelantando a estos escenarios posibles.
 
La reforma tributaria verde avanzaría en la dirección correcta de un desarrollo sustentable que no sólo reacciona ante el daño, sino que se adelanta y genera acciones con recursos disponibles para la conservación de nuestro medioambiente.
—————-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Lo único que hoy tenemos claro es que estos próximos cuatro años de gobierno será una constante lucha ideológica, y se nos viene una gran reestructuración del sistema político actual, en el que los p ...
+VER MÁS
#Política

Lo que nos queda por hacer

Nos tendremos que acostumbrar a un nuevo escenario político que llegó para quedarse, en donde se han configurado tres bloques en el poder que podrían repetir la experiencia de los tres tercios.
+VER MÁS
#Política

El nuevo centro político

El próximo domingo 17 de diciembre los chilenos tendrán que poner en la balanza dos culturas que se resisten a compartir de manera simultánea el mismo espacio
+VER MÁS
#Política

Chile frente a Chile

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?