#Medio Ambiente

De hipsters, gatos y Rafael Gumucio

23 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

si creemos que la vida de los animales (humanos y no humanos) tiene el mismo valor, o sea, negamos la especie, hay una serie de situaciones que dificultan sostener el punto. Si leemos bien, Gumucio compara “salvar gatos y perros” v/s “compatriotas que luchan por sus vidas”, es decir, se elige (supongo) entre animales con el mismo valor de vida por aquel que está en una posición mayor de indefensión.

Rafael Gumucio incendió las redes sociales mientras las llamas devoraban el puerto de Valparaíso al escribir en su Twitter: “Algunos hipster fueron a salvar gatos y perros mientras Valparaíso ardía y miles de sus compatriotas luchaban por sus vidas #verguenzaajena”. La polémica ya es bien conocida: una que otra (muy poca) crítica, hordas de termocéfalos invocando ordalías propias del medioevo, muchos insultos, algún ecologista furioso y carta del escritor-humorista defendiéndose contra el fascismo green. Pese a lo ya comentado de sobra, me parece que hay ciertas reflexiones interesantes que podrían haber surgido con la polémica y que seguramente habrían sido más atractivas que leer los mismos garabatos escritos de las más diversas maneras.

No puedo (ni me interesa) meterme en la cabeza de Gumucio para saber lo que realmente quiso decir. En su carta de defensa en The Clinic se dedicó más a rechazar el odio recibido que a explicar o desarrollar algún punto. Gumucio es un humorista. Creo que no hay que ser tan grave ni tomar tan en serio su tuit, después de todo, en tiempos pasados su irreverencia fue aplaudida junto a Plan Z. Por ello me referiré a lo que yo pienso sobre su tuit. Obviamente es una interpretación mía (puede que Gumucio lo haya escrito en otro sentido), pero desde ya quiero señalar que no comparto ni la forma ni el momento en el que el comentario se realizó, mas comparto el fondo en algún sentido, y espero que por esto no me manden a arder en la hoguera. (1)

Lo primero que me llama la atención del tuit es que usa la palabra “hipster”. Con ello pareciera que la crítica está orientada a un grupo determinado de personas. No apunta a las fundaciones que se dedican hace años a preocuparse por los animales en las tragedias: ataca a los hipster. ¿Quiénes son ellos? En términos simples y para lo que interesa en esta columna, son una moda. Entonces, hay gente que por cierta “moda” está salvando gatos mientras seres humanos luchan por sus vidas. Dicho de este modo ya no suena tan terrible.

Parece que lo verde está de moda. De ser así, de seguro sería una gran moda que ojalá todos siguieran. Sin embargo, es fácil encontrar algunas contradicciones incomprensibles. En primer lugar, si pensamos que la vida de un ser humano está por sobre la del resto de los animales, sea por la capacidad de razonar, consciencia de sí mismo, etcétera, la conclusión obvia es que la consciencia social está antes que la ambiental. De este modo, no se entiende que alguien se preocupe por los arbolitos o gatos y no se preocupe de las personas. Hay casos en los que, por ejemplo, se tienen supuestas conductas “ecologistas” que en realidad no son más que negaciones de la consciencia social (y con ello de la ecológica). Por ejemplo, Leonardo DiCaprio es famoso por ser unos de los más green de Hollywood, tiene una mansión (y otras varias) muy “ecológica” llena de paneles solares.

Hubo un chileno, hace varios años, que se trajo un auto hibrido de Europa cuando aquí apenas se conocían, para así contaminar menos. ¿Cuál es el problema? Creo que hay dos: (a) gastar varios millones de dólares en una casa o 100 millones de pesos en traer un auto me parece un lujo innecesario que atenta contra la consciencia social en un mundo plagado de pobreza y desigualdad; (b) el hecho mismo de construir una casa contamina. Tener varias casas –más allá de si tienen o no paneles solares– es un lujo innecesario que atenta contra la preocupación ambiental. Por último, con esos varios millones de dólares podría tener una casa más pequeña y construir una planta de reciclaje, si es que de verdad lo que nos preocupa es el medio ambiente y no aparentar y demostrar que nos preocupa el medio ambiente.

Ahora, en caso contrario, si creemos que la vida de los animales (humanos y no humanos) tiene el mismo valor, o sea, negamos la especie, hay una serie de situaciones que dificultan sostener el punto. Si leemos bien, Gumucio compara “salvar gatos y perros” v/s “compatriotas que luchan por sus vidas”, es decir, se elige (supongo) entre animales con el mismo valor de vida por aquel que está en una posición mayor de indefensión. Guillermo Arriaga, escritor, guionista (Amores Perros, Babel) y director, explica en una entrevista en La Belleza del Pensar, con gran lucidez, por qué se define como un “cazador que escribe”, concepto que le ha traído innumerables críticas de animalistas. Señala que el Hombre está sentado en un trono de sangre. Para que un ecologista use jeans, se queman miles de hectáreas para poner una fábrica del algodón y ahorrar en su construcción; para comer vegetales, se construye sobre tierra que alguna vez hogar de animales. El ser humano es inherentemente responsable de la muerte de animales. Como cazador, él sólo caza animales que come. Lo que hace es reducir el círculo de la cadena alimenticia yendo directamente a matar al animal que, al menos, tuvo la posibilidad de ser libre. En este sentido, un animalista serio debe ser un férreo opositor a la economía basada en el consumo que fomenta el neoliberalismo. El solo hecho de pavimentar ya es matar animales.

No busco decir que sea malo rescatar animales en una catástrofe. Es más, en tiempo donde “mucho se habla de derechos humanos/Poco/Nada casi de deberes humanos”, como dice Nicanor Parra, creo que es imperativo respetar los deberes que tenemos con los demás animales. Sin embargo, creo que gran parte del escándalo provocado por el comentario de Gumucio se debe a que hay gente que no entiende el problema ambiental. Obvio que hay un nivel de contaminación que es inevitable y el “progreso” es algo deseable, pero sólo hasta cierto nivel.

En suma: hay una serie de hipsters que recogen gatos o recicladores de Lollapalooza que a mí también me dan vergüenza ajena.

(1)     Me baso en el tuit que copié y algunas de las respuestas. Desconozco comentarios o aclaraciones posteriores de Gumucio.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Phil

23 de abril

Un artículo muy bueno y lúcido de lo que sucedió con este tema, puesto que, al parecer, estamos plagados de “perristas y gatistas” y no de ambientalistas propiamente tal. Por lo demás, me llama la atención que haya tanto “hípster” que se diera aludido por el comentario de Gumucio. Nadie nunca dijo que fuese malo ayudar animales, solo que en temas de conciencia social hay prioridades.

Alejandro Celis Torres

23 de abril

siempre e escuchado gente que critica sin fundamento a los animalistas ellos se preocupan por todos los animales incluyendo el animal humano los que no se preocupan ni por animales no humanos ni por los animales humanos son los que critican, yo no vi a gumucio nunca en valparaiso con alguna pala

Hugo

23 de abril

wn, que mierda tu comprensión de lectura, la crítica es a los wns que se creen animalistas por preocuparse por un gato o un perro antes que un niño o una señora, la crítica no es a los animalistas, sino a los wns que están en el carro de una moda solo para crearse una moral y sentirse superior al resto, o acaso los animalistas que tanto defienden amenazan de muerte a las personas que opinan distinto???? Fascismo verde, qué buen término!

23 de abril

Preguntas utilitaristas:
(a) Se quema una población, y tienes la opción de rescatar a tu mamá o bien a diez personas ¿qué eliges?
(b) Se quema una casa y tienes que elegir rescatar a la mamá o su bebé. ¿Quién eliges?
(c) Otra catástrofe más y están en riesgo una persona común y corriente versus 5 ladrones ¿salvas a los ladrones o a una pura persona?
Las cosas no son tan simples… El ser humano es egoísta y altruista, tiene las dos tendencias, podemos elegir a nuestra madre, sabiendo racionalmente que es mejor salvar a más gente. Sacamos el cálculo de “tiene mucho más por vivir” y rescatamos bebés antes que a madres, a la vez que podemos ser vengativos dejando que se quemen los “malhechores”.
Pero ¡insisto! las cosas no son tan simples, por lo cual no sé, ni creo que existan respuestas correctas a (a), (b) y (c).
Ahora bien, con el caso de los animalitos… es también complejo. Creo que el enfoque más bien está en el “ojo del que ayuda”, luego está en él y solo en él decidir lo “correcto” de lo que innecesario, lo urgente de lo menos urgente. Quienes estamos desde fuera podemos meternos nuestra opinión por…
Al final, espero que me comprendan, no hago una defensa de nada ni de nadie, pues es una batalla sin ganador la que se puede hacer entre ecologistas (cuidar el medio ambiente porque así nos protegemos a nosotros mismos) versus ecologistas profundos (cuidar el medio ambiente porque es valioso por sí mismo).
Quienes salvan animales de manera indiscriminada poniéndolos al mismo nivel que el ser humano tienen una filosofía completa tras de ellos, una cosmovisión que, para bien o para mal, debe ser entendida como producto de nuestro propio desarrollo cultural/moral y por tanto solamente la luz de la historia nos dirá cuan visionarios o inquisidores fueron.
Insisto ¡las cosas no son tan simples! El ser humano hoy por hoy no está en condiciones de cuidarse a sí mismo, por algo existe el aborto ¡porque no somos capaces de encontrar suficientes hogares adoptivos! porque los hogares estatales son una mierda, en fin, porque históricamente se ve que el ser humano, como dice Hobbes “el hombre es un lobo para el hombre” o como dijo probablemente Lord Byron “Mientras más conozco a los hombres más quiero a mi perro”.
Frente a la innegable crueldad humana y su frivolidad (estoy de acuerdo en la crítica a todo tipo de moda) es comprensible el fanatismo animalista, el cual de algún modo se basa en una acertada crítica a nuestro egoísmo.

24 de abril

No hay nada mas hipster que ver una tragedia por television y escribir un twit “chistoso” y pseudo intelectual. Gumucio dispara al voleo por lo que ve en la TV en el living de su casa. No hay ni filosofia ni fundamento detras de su opinion, excepto un analisis de conversa en un carrete. De hecho en el pasado ya se ha anotado “numeritos” justificando pateaduras y violencia contra perros y animales. Respecto del analisis del “fondo” que aqui se desarrolla, hay varios “peros”: cuando se habla de indefension, los animales domesticos son per se indefensos y dependientes, un perro o gato domestico esta al nivel de un ni~no de 5 u ocho a~nos, dependiendo de su edad. Sus due~nos en ocasiones los abandonan en las calles porque deciden “no hacerse responsables” de lo que en un momento fue la solucion a un berrinche o a un deseo, sin la madurez necesaria de hacerse responsable por una vida. La gente no se estaba quemando viva al lado de los voluntarios que rescataban perros y gatos que si estaban quemados, en dolor y en shock, a los que nadie prestaba atencion. Y respecto de los “cazadores”…, nadie caza por alimentacion, cazan por diversion, si el consumo de animales ha de ser necesario (como efectivamente creo que es, yo no soy ni vegetariano ni animalista), este se debe hacer a traves de instituciones y organizaciones controladas, normadas y fiscalizadas, justamente para resguardar y velar por un trato digno y respetuoso, aqui a lo que se apunta es a animales de crianza con vidas lo mas plenas posibles y sacrificios controlados y, a falta de una mejor palabra, “humanos”. El hecho que un ser humano, como animal, tenga inteligencia o auto conciencia es absolutamente transparente para la naturaleza, el hombre desarrollo su cerebro como un metodo de supervivencia y adaptacion, al igual que todos los animales con diferentes otros organos y sistemas, cuesta que lo entendamos, pero el hombre NO tiene ninguna diferencia con cualquier otro animal o ser vivo de este planeta, es parte de una cadena alimenticia y de un equilibrio poblacional como cualquier otro organismo vivo.

Flo

24 de abril

Perdona, pero el hombre como animal inteligente SÍ se diferencia y no es transparente para la naturaleza en ningún sentido. Nuestra capacidad de adaptación incluye el gran factor que significa modificación del entorno y con eso solamente, ya has condenado a miles de especies en este planeta. Mira todo lo que hay alrededor tuyo, todas esas cosas se generaron a partir de una idea, que no se le pudo haber ocurrido a ningún otro animal, eso es bastante diferenciador que, lamentablemente, irrumpe en la cadena alimenticia y en el equilibrio poblacional. Pero, a la vez, es esa misma inteligencia que nos puede permitir ayudar a otros seres vivos y procurar que ellos también tengan una mejor vida, y también nos permite enfocarnos en cosas relevantes en casos de emergencia, como prestar ayuda de la forma que sea posible y no fijándose en un comentario ajeno, por desubicado que sea. El problema es que se nos olvida como utilizar esa inteligencia…

25 de abril

Lo que estoy diciendo Flo no es que la inteligencia humana no tenga efectos sobre la naturaleza (de hecho, como tú bien dices, es todo lo contrario), si no que la inteligencia humana en sí es el desarrollo de un facultad orgánica de la especie en un momento de necesidad, nuestros antepasados homínidos tuvieron que ideárselas para encontrar comida cuando ésta ya no alcanzaba e inventaron métodos para generarla y obtenerla (el clásico ejemplo del mono que aprende a usar un palito para sacar hormigas del suelo). Dale suficiente poder a cualquier especie y terminará superpoblando el planeta y quebrando su equilibrio ecológico, y ojo, no hay un juicio moral a esto, es simple biología. Lo que SI nos da la inteligencia, es la OPORTUNIDAD de reconocer este hecho y reaccionar, lo cual es un desafío enorme. Reducir enormemente la cantidad de población, recuperar los equilibrios con especie autóctonas y cederles terrenos, reconstruir nuestras ciudades para manstener nuestro impacto polutivo bajo control. La contaminación es el impacto de nuestro hacer sobre el entorno, todo animal ejerce un impacto sobre el entorno, si se tienen suficientes aves, sus deposiciones se acumulurán en cerros de estériles de caca, como son las guaneras de Aricas. Entonces, ¿son necesarios tantos televisores, iPads, celulares, Desechos plásticos y químicos que no son biodegrabales, toneladas y toneladas de basura? No, sin embargo el desarrollo tecnológico es parte de lo que somos y debemos encauzarlo y mantenerlo a raya. Todos aquí estamos escribiendo en algo que genera un impacto ecológico negativo.¿es contradictorio? Por cierto que sí. Tampoco se trata de elegir a 3 mil millones de personas y matarlas para reducir a la mitad de la población y equilibrar un poco el asunto, no es simple, es complejo, según mi punto de vista se trata de tener menos hijos, no 9 o 12 como mis abuelos, si no 1 o 2, y educarlos, formarlos. Y ayudar, gastar tu tiempo y energía en ayudar a mantener un poco a raya el impacto de nuestra sociedad, y tu dinero, fomentar las iniciativas que van en ese sentido, aunque sean un poco más caras, cuanto se pueda. Y políticamente, llevar todo esto a la política y tratar de convencer al resto de lo urgente y crítico que esto. Entonces, básicamente estamos de acuerdo en todo, en lo único que nos diferenciamos es que tú consideras que hay que darle prioridad a ayudar y atender a los humanos antes que a los perros y gatos y que hay un imperativo moral de lo primero sobre lo segundo y en realidad, para mí eso no está tan claro.
Otra cosa es el odio, en eso no puedo estar más de acuerdo contigo, las amenazas de muerte a Gumucio y a sus hijas y en general las reacciones de odio que se generan en algunas personas habla de un trastorno y una enfermedad. Pero eso no excusa a Gumucio de la estupidez que dijo.

Flo

25 de abril

Entiendo tu aclaración y la comparto. Gracias, José 🙂

Jota

24 de abril

Sobre el tuit de Gumucio, hay poco que decir. Es más, intentar profundizar sobre eso no sólo es un ejercicio forzado (excesivamente forzado, al leer tu columna) sino que además es ridículo.

Por otra parte, tú asumes que el tuit de Gumucio encierra algún grado de verdad, cuando solamente es un juicio valorativo sobre algo que él parcialmente vio por la televisión. Interpretarlo sin antes ponderar el grado de certeza del comentario mismo solamente lleva la discusión a distinciones absurdas, como las que tú mismo señalas. Como si ayudar a otro ser vivo tuviera como requisito una determinada postura filosófica.

Ahora, lo primero: el tuit de Gumucio no sólo fue fome, sino que además fue lanzado en una pésima oportunidad y a título totalmente gratuito. Como dije antes, se basa en un entendimiento parcial de la situación ocurrida en Valparaíso. ¿Sabía Gumucio si había gente exclusivamente dedicada a sacar animales, en perjuicio de los seres humanos?

En eso está el problema. La gente binaria (como Gumucio y como tú, que sigues la misma nefasta lógica) cree que una cosa se sustrae de otra. Es decir, y tomando como base el ejemplo de Gumucio, “hay gente que fue a rescatar animales, ergo, no se preocupan de los humanos que están sufriendo”. ¿Hay algo de lógica en eso? La verdad es que no hay que ser escritor ni humorista (ni mucho menos algo más inteligente) como para notar que una afirmación como esa carece de cualquier grado de coherencia interna. En consecuencia, solamente cabe atribuirlo a un momento visceral del autor del comentario.

Lo anterior, porque cuando nos referimos a la tragedia misma, lo tenemos que hacer en términos globales. Una persona (o muchas) va como voluntaria a colaborar en alguna catástrofe. Una vez allí las funciones se asignan en torno a la necesidad que exista. Entonces, dudo mucho que alguien que estuviera (por ejemplo) buscando a un perro o gato en los escombros, fuera a dejar de lado a una persona si la encontrase dentro de esos mismos escombros. ¿Se entiende? Suponer lo contrario ya no sólo es un ejercicio genuino de mala leche, sino que refleja una estupidez del porte de un buque.

Entonces, había mucha gente ayudando en Valparaíso. ¿Cuál era el problema con que parte de esas personas estuvieran pendientes de rescatar a los muchos animales que quedaron a su suerte luego del incendio? ¿Eso implicaba menos amor o respeto por la especie humana? La verdad no. Creo que habría que caer muy bajo intelectualmente para asumir esa postura. Gumucio cayó así de bajo. Darle más vueltas al asunto en un afán interpretativo solamente aumenta la estupidez del comentario original.

Aquí no tiene mucho que ver la conciencia social ni tampoco requerimos conocimientos del capitalismo verde ni mucho menos profesar alguna seudofilosofía de vida ecológica. Eso también es atribuir características inexistentes a las personas que fueron a ayudar. ¿Acaso Gumucio conocía a todos esos “hipsters” que fueron al puerto? ¿Le consta que era una moda? Más aun, ¿le consta (o a ti) que mientras ellos estaban rescatando animales hubiera gente que reclamó su ayuda y ellos no los asistieron?

Porque al final, en eso se resume el problema del seudofilósofo: en una implicación falsa. Cualquier forma de ayuda es una manifestación positiva de humanidad. Tanto a nivel de ayuda a un igual, como cuando ayudamos a un animal. Entonces, asumir que ayudar a uno necesariamente encierra un juicio de ponderación del tipo “si ayudo a A, es porque considero que B es menos” es una huevada con patas, perdonando la expresión. Uno va y ayuda, y por lo demás, había mucha gente haciéndolo. Lo que pasa es que Gumucio seguramente levantó su trasero del sillón solamente para ver 2 ó 3 minutos de tele y luego ir a tuitear algo que creyó sería muy loco ashí irreverente, que sencillamente le salió mal por lo fome e impertinente de su contenido. Que lo hayan puteado de lo lindo creo que era lo mínimo. Se lo tenía totalmente merecido.

Cuestión aparte es su réplica a través del The Clinic. Eso sí que era vergüenza ajena. Su comparación con los nazis caía en el absurdo. Reitero: aquí no hay una cuestión de valoración diferente sobre la vida, hay simplemente diversas facetas de un mismo acto, que es el de ayudar. No sabía que por ayudar a un animal que estuviera en una situación riesgosa podría ser calificado como un misántropo o algo por el estilo.

Y eso. Se entiende que muchas personas lo hayan insultado, porque en términos bien honestos, los insultos están en un mismo nivel de construcción intelectual que el comentario que se mandó por tuiter (a ese nivel de pobreza argumentativa, me refiero).

24 de abril

Comparto varias cosas contigo. También encuentro que la relación entre el tuit y lo que digo quedó algo forzada. En todo caso, creo que todo acto humano tiene una relación inseparable con la intención que la orienta. Entonces, no “cualquier forma de ayuda es una manifestación positiva de humanidad”, pues se debe observar (de ser posible) el fin de la conducta para poder valorarla. Lo que escribí iba más allá del ejemplo particular del incendio o tuit, esa fue la excusa. De todas formas, al menos ya hay una crítica harto más interesante que los insultos acusados de nazismo. Saludos.

Flo

24 de abril

Es curioso que inicies diciendo que profundizar en el tuit es absurdo y ridículo, siendo que lo haces durante toda tu larga explicación. Incluso, concluyes que la reacción del autor es visceral, pero después lo consideras una estupidez del porte de un buque o un argumento bajo y que es pseudofilosófico… Supongo que sabes los que significa visceral. Luego, dices “Darle más vueltas al asunto en un afán interpretativo solamente aumenta la estupidez del comentario original.” ¡Y lo amplías aún más con tus mismas interpretaciones!

El comentario ya fue, ya pasó. Estoy totalmente de acuerdo con que se haya prestado ayuda a los animales en cualquier circunstancia, ayudar siempre es bueno y dudo que alguien hubiese ayudado a un perro teniendo a una persona en llamas al lado.

El momento en que Gumucio publicó el tuit fue el menos apropiado, de acuerdo; pero la satanización que haces (hacen varios) del autor es absurda y la defensa en The Clinic no es al hecho de prestar ayuda a cualquier animal multicelular de este planeta, sino a la forma de reaccionar enferma que tuvo la horda de personas sin comprensión de lectura pues, como se mencionó en un comentario más arriba, nunca dijo que ayudar animales fuera malo, y aquí cada cual leyó y entendió lo que quiso. Entonces, ¿justifican y respetan la ayuda a todo ser vivo, pero amenazan a una persona por su opinión? ¡Es una estupidez más visceral y aún mayor! Pues ni siquiera entienden lo que se escribe y se dan por aludidos, como tu nefasta interpretación “No sabía que por ayudar a un animal que estuviera en una situación riesgosa podría ser calificado como un misántropo o algo por el estilo”… Nadie apuntó a eso. De nuevo: nadie dijo que ayudar animales es malo, y ese es solo tu “afán interpretativo que aumenta la estupidez del comentario original”.

No cabe duda, que hay personas que estuvieron en su justa razón para sentirse ofendidos, pero la falta de altura de mira y comprensión de lectura hace, en gran parte, de esto una moda, ¿por qué las miles de personas que insultaron no estaban ayudando en vez de repudiar el tuit y satanizar al autor? Porque estaban igual que Gumucio viendo la tele. Las que estaban ayudando o irían a ayudar estaban preocupadas de cosas más importantes, que leer un tuit y ensañarse sin sentido con otra persona.

Por último, si quieren amenazar a alguien, puteen a la Dra. Cordero, esa vieja sí que la cagó con su tuit, porque explícitamente celebraba la muerte de animales.

24 de abril

Flo:

La gente ya no necesita estar sentada frente a su computador para mandar un tuit. Tienen telefonos por los cuales puede hacerlo. Y debio ser superdesagradable para las personas que estaban ayudando en Valparaiso detenerse unos momentos para descansar, comenzar a tuitear y encontrarse con semejante desprecio y ofensa a su labor dicha por alguien que no es la primera vez que dice una estupidez, pero como es alguien con contactos se le da la etiqueta de “irreverente” en vez de llamarlo como lo que es, “imbecil”.

No defiendas lo indefendible: nadie ataco a Gumucio, el ataco a cientos de personas, solo para armar polemica porque nadie lo toma en cuenta. Y sí, lo logro, asi que ¿a que viene lo de defenderlo, si el queria lo que esta pasando? “¿justifican y respetan la ayuda a todo ser vivo, pero amenazan a una persona por su opinión?” Ah, pobrecito, victima porque no esperaba que lo trataran tan mal… Flo, es que el esperaba eso, y salir en los diarios o en la radio dando su version de porque se le malentendio, porque claro, el es el que tiene la tribuna para hacerlo, no los cientos de personas que ofendio. ¿Te das cuenta que sin esta polemica que el armo, nadie sabria si esta vivo o muerto y a nadie le importaria?

Gumucio SÍ DIJO que ayudar animales es malo. De hecho, lo califico de “una visión equivocada de las prioridades morales”. “Me pareció penoso que el mismo día domingo, mientras ardia Valparaiso, un grupo se preocupara antes de las mascotas.” (http://www.theclinic.cl/2014/04/15/carta-abierta-a-rafael-gumucio-por-su-critica-a-los-animalistas-y-su-labor-en-valparaiso/)

Usar internet para ofender gratuitamente a personas simplemente porque no hacen lo que desde “su” moralidad debieron hacer sí es tener “una visión equivocada de las prioridades morales”. Porque piensalo: si Gumucio no fue a ayudar a nadie, ni movio su trasero de su sillon en todo este tiempo para hacer algo por la gente de Valparaiso, lo moralmente correcto era callarse si estaba pensando tanta cosa retorcida sobre esas personas, o solo dar gracias a toda esa gente generosa que sí estaba ayudando en Valparaiso. No decir semejante estupidez y luego, supuestamente defendiendose, seguir diciendo estupideces.

Y de las replicas que recibio lo unico cuestionable es que le hayan dado a este tipejo mas relevancia de la que merece. No debieron darle el show que estaba buscando.

Si quieres seguir defendiendolo adelante, pero no lo merece.

Jota

24 de abril

Flo: la verdad es que acusas mucha falta de comprensión lectora, y no entendiste nada de lo que yo escribí.

Por otra parte, tú también buscas darle un sentido al tuit de Gumucio, en un afán desesperado por justificar o matizar la intención del mensaje. Lo lamento, pero nadie acá es pendejo. Nadie cree que fue una cuestión inofensiva. Aquí hay que distinguir: no obstante ser un tema irrelevante (por la persona de Gumucio, que es más bien un payaso intelectualoide y por el mensaje en sí mismo, que no merece tampoco mucha consideración), sí fue ofensivo. Ofensivo particularmente hacia personas que fueron a Valparaíso a ayudar, así como a quienes siempre están disponibles para ayudar (sea en lo ocurrido en el puerto o en cualquier otra situación, sea a otras personas o a animales).

Digo que tal vez el comentario fue visceral, porque dudo que una persona que se cree inteligente postee semejante tontera esperando aplausos o una risotada por su “irreverencia”. No tengo la certeza. Por otra parte, sus reacciones posteriores y su columnita del The Clinic (que es penosa) confirman el tinte seudofilosófico del mensaje que intenta transmitir Gumucio. Primero lanza un comentario tonto, recibe insultos (no justifico mucho eso, pero no niego que se los merecía) y finalmente se hace la víctima. Y nada mejor que hacerlo comparando a los animalistas (como si TODOS quienes fueron a ayudar a animales fueran animalistas per se) con nazis. Eso es ridículo.

Lo único que yo comenté es que el sentido del mensaje (y posterior explicación de Gumucio) son una falacia tras otra. No me interesa más allá el tuit mismo, sino que la clase de imbecilidades a las que le dan publicidad (con el The Clinic como cómplice). Eso, porque el mensaje que entrega es engañoso. Está al mismo nivel que otra genio que decía que nunca antes los perros callejeros habían necesitado ser alimentados (a propósito de lo de Valpo. O sea, los perros callejeros se alimentan haciendo fotosíntesis seguramente). A eso me refiero, a banalizar cualquier acto humano en virtud de falacias. Es más, si tú tuvieras una comprensión de lectura decente, notarías que el tuit es bien claro respecto a esa falacia, y las explicaciones posteriores (como las que cita Marcela Castro más arriba) solamente agravan esa postura (que bien podrá tenerla, total, él puede pensar de la manera que su cerebro le permita, pero ello no significa que no podamos hacer notar su completo error al respecto).

Finalmente, no llorís oye. Si te gusta Gumucio, bien por ti, pero venir a defenderlo agregando más tonteras que desvían el tema solamente te deja al mismo nivel que él.

Saludos,

24 de abril

Con lo de la crítica interesante me refería a la tuya.. No a la mía

24 de abril

El solo hecho que compartas “el fondo” de lo que dijo Gumucio no habla muy bien de ti, Rodrigo.

En primera, porque Gumucio rara vez dice algo que sea medianamente inteligente o siquiera comprensible. Estaria bueno que hubiera ido a clases para modular, dinero no le falta para hacerlo pero supongo que creera que hablar como el Gato Silvestre le da un estilo. Sí, claro, el estilo del Gato Silvestre.

En segunda, ¿Gumucio es humorista? ¿En serio? No, no lo es. Solo es un tipo con muy buenos contactos que, como no es capaz de decir algo que valga realmente la pena, quiso armar una polemica y, como casi todo lo que hace, fue patetica.

Asi que no hay fondo en lo que dijo. Cero, lo que dijo esta tan vacio como su cerebro. ¿Por que le dedicas un articulo y extraes de su frase toda una serie de conclusiones sobre la “moda ecologica” que no tiene nada que ver con lo ocurrido en Valparaiso? ¿Que tiene que ver Leonardo Di Caprio en esto? Estas dando un contenido a la frase de alguien que no escribio algo con contenido, sino que escribio algo ofensivo, grosero y estupido, como solo hace alguien ofensivo y grosero como es Gumucio, la octava maravilla del universo.Gumucio fue ofensivo y lo hizo deliberadamente, por lo que es absurdo que vaya de victima, debio tener el valor de mantener lo que dijo y no andar con disculpas estupidas, que solo demuestran que en su neuronita no ocurre nada importante. ¿Para que darle una pizca de apoyo, eres tan iluso de creer que algo de lo que dijo ese tipo es rescatable o razonable?

La mayor parte de la gente sobrevivio sin mayores problemas al peor incendio que ha tenido el puerto. De hecho, para la magnitud de lo ocurrido, es increible que hayan muerto tan pocas personas y que la mayoria haya salvado la vida sin heridas ni daño. Y es digno de aplauso que espontaneamente miles de personas hayan ido a ayudar sin siquiera esperar a que se les llamara. Nunca habia oido que una ciudad en donde ocurrio una tragedia se tuviera que poner restriccion vehicular por la enorme cantidad de voluntarios que estaban ayudando, nunca, en ninguna parte del mundo creo que ha pasado algo semejante. ¿Como se puede ser tan ruin para criticar a los pocos que se preocuparon por los perros y gatos y otros animales afectados, cuando habia miles preocupandose por las personas? ¿Acaso esos pobrecitos seres no merecian la minima atencion, merecian morir por no ser humanos?

Un perro, un gato, un hamster corre mas riesgo que un ser humano de morir en un incendio. Las personas huyen del fuego, los animalitos se esconden. Por eso muchas personas del Valparaiso no lograron encontrar a sus mascotas y ahora las lloran. Una casa se recupera, la camiseta del Colo-colo se recupera: tu amigo el perrito, o el gato que se acurruca a tu lado cuando estas triste no. Asi que aquellos que tuvieron la suerte de recuperar a su amigo, a ese miembro de la familia que creyeron perdido, no estan pensando en hipster y nada de eso, sino que vieron a la persona generosa, que fue a ayudar y que les devolvio a ese ser. ¿Por qué entonces compartes el fondo de lo que Gumucio dijo, cuando ese tipo lo dijo desde la comodidad de su casa, sin mover un dedo para ir a Valparaiso a ayudar?

Es muy dificil ser ecologista al 100%, empezando porque el resto del mundo ni siquiera planta una flor y por el hecho de que es imposible. ¿Que eso no justifica a tanto hipocrita ecologista? No, y si el articulo se hubiera centrado solo y exclusivamente en lo hipocritas que son muchos ecologistas habria estado bien porque vaya que hay hartos ecologistas hipocritas. Pero los que fueron a Valparaiso no estaban siendo ecologistas o hipster. Se enteraron de un incendio, fueron a ayudar, y cuando vieron que las personas estaban a salvo (o todo lo a salvo en las circunstancias) se preocuparon por la vida de otros seres indefensos. Eso es mucho mas de lo que haria alguien como Gumucio que solo vive para el y nada mas.

Criticable son los falsos damnificados, los congresistas que ni siquiera fueron a ayudar, los Gumucios que armaron polemicas estupidas, los periodistas que fueron a estorbar, lo repugnante que es saber que se tuvo que botar ayuda. Pero nadie de los que fue a ayudar merece critica, ni la mas pequeña, porque en un Chile en que siempre nos tiramos para abajo como pueblo, en que nos autocalificamos de lo peor, el ver a gente tan generosa que dedico tiempo de su vida para ayudar a otros, que reaccionaron mas rapido que todas las autoridades, solo merece respeto y reconocimiento.

Groucho Marx, que sí era un humorista y ademas una persona inteligente, lo dijo con claridad: “Es mejor estar callado y parecer un tonto que abrir la boca y despejar las dudas”. Ya no hay dudas con Gumucio: es un troll. No se puede estar de acuerdo ni siquiera minimamente con un troll, y los palos que recibio merecido se los tuvo porque ademas se los busco.

24 de abril

Una aclaración.. yo escribí “Ahora, en caso contrario, si creemos que la vida de los animales (humanos y no humanos) tiene el mismo valor, o sea, negamos el especismo”… No “negamos la especie”.

Flo

25 de abril

Una vez más queda de lado el objetivo principal.

Nadie dijo que el tuit fuera inocente, ni que Gumucio es una víctima, esa fue a la interpretación irónica de Marcela. El tipo no me gusta ni lo defiendo, tampoco es un intelectual, SOLO ES LA PERSONA IMPLICADA EN ESTO.

El artículo de Rodrigo apunta a que el hecho de ser ambientalista y animalista se está convirtiendo en moda, en este caso, algo que la gente aparenta hacer solo porque sabe que es una acción noble para quedar bien ante el resto, sin entender propiamente tal de qué trata.

A una persona consciente que está prestando ayuda junto a miles más, lo que menos le importa es lo que dicen otros (sé personalmente por qué digo esto), menos en Twitter tras un computador o un celular. Las personas que se sintieron ofendidas, no amenazaron a nadie, y por muy desagradable que fue, no se detuvieron a putear por Twitter con su celular, sino a difundir ayuda y las necesidades que tenían. Si fui a prestar toda la ayuda posible ¿qué mierda me importa que salga un pelafustán a decirme hipster porque estaba ayudando en Valpo? Ayudé a las personas, salvé animales, ¿acaso me importan los 140 caracteres de alguien que no vio lo que hice? NO, porque salí e hice lo que pude, mis acciones y las de los que ayudamos superan mil veces a esos 140 caracteres de Twitter.

Estas polémicas de Twitter las inicia un solo idiota, pero millones más la alimentan, porque entienden solo lo que quieren entender y sus egos a la moda se ven ofendidos, probablemente, porque no han hecho nada, pero apoyan la causa sin acción; no así las personas conscientes, pues saben que ya están actuando. En este caso, los ambientalistas a la moda son quienes alimentan estos temas con ese odio contra alguien que piensan distinto, pero alivian ese odio con solo responder un tuit y no actuando en la ayuda de la catástrofe. Esto genera una saturación del tema donde el acto real y noble del ecologismo y/o animalismo se funde con esa moda, dejando a un lado lo esencial y la ayuda, para pasar simplemente a una discusión que poco interesa a la gente comprometida en la acción.

Por otra parte, no me interesa el tipo de publicidad que se le haya dado a Gumucio, de hecho no leí su explicación en The Clinic (pasquín que muchas veces deja que desear), porque no valía la pena. Leer y seguir odiándolo sería validar ese tipo de información, cosa que no me interesa como a ustedes.

Si interpretan que lo estoy defendiendo, es solo porque es la persona implicada en este tema, nada más, nunca he dicho ni lo considero un intelectual brillante ni nada por el estilo. Menos crítico a la gente que fue a ayudar sin importar la forma. Aun así, no valido la ira de las personas a la moda que se sintieron con una moral superior por odiar, amenazar y putear un tuit.

Finalmente, Jota, usted es que el que debe dejar de llorar analizando las estúpidas falacias de alguien que considera de bajo intelecto, porque no nos importa si usted odia o ama a Gumucio, no estamos a la moda como usted.

Aquí lo importante es reflexionar sobre lo que pasa con estas modas sociales que se transforman en hordas de odio.

Jota

25 de abril

Jajajaja, “a la moda”. Bueno, siga llorando con sus explicaciones. En todo caso, da un poco lo mismo si las personas que fueron a ayudar lo hicieron por moda o por un genuino sentimiento de compasión. El hecho es que fueron. Por lo mismo, la crítica de Gumucio no se sostiene ni siquiera asumiento que todo es “moda” (como gente limitada tiende a creer, tal y como ud.).

Flo

25 de abril

“Estas polémicas de Twitter las inicia un solo idiota, pero millones más la alimentan, porque entienden solo lo que quieren entender y sus egos a la moda se ven ofendidos, probablemente, porque no han hecho nada, pero apoyan la causa sin acción; no así las personas conscientes, pues saben que ya están actuando”

– Gente no a la moda = gente que va a ayudar
– Gente a la moda = critica a un imbécil tras un computador (o celular), al mismo nivel que él.
– Nadie dijo que todo fuera moda. La acción hace la diferencia.

“Esto genera una saturación del tema donde el acto real y noble del ecologismo y/o animalismo se funde con esa moda, dejando a un lado lo esencial y la ayuda, para pasar simplemente a una DISCUSIÓN que poco interesa a la gente comprometida en la acción.”

– La gente a la moda hizo “famoso” el tuit. Independiente del grado intelectual del autor, son estas personas quienes lo ponen en los medios, actuando con el mismo odio/estupidez que él. Aun así, se sienten con moral elevada solo por defender una causa en la que NO PARTICIPAN. En ningún momento se está afirmando o defendiendo la crítica del autor (como te cuesta arduamente entender), es solo el detonante.

Si aún con todo eso crees que estoy generalizando todo como moda y no eres capaz de entender la cuestión de fondo, limitándote nuevamente al tema de odiar o defender a Gumucio (¿sabías que entre el amor y el odio hay solo un paso? Quizás por ahí va tu problema), vuelve a educación básica y aprende a leer, porque no tienes objetividad, entiendes solo lo que quieres y te ofendes. Esto no es llorar, es tirarle un piedrazo de objetividad y realidad a un hater como tú.

No seguiré validando tus comentarios reiterativos y tozudos con una respuesta, me interesa la gente que busca reflexionar y comprender las cosas a fondo, y con distintas perspectivas, no en casillas de subjetividad.

Saludos a la gente que sabe leer.

paolo

27 de abril

Este fenómeno debe ser mundial, pero característica de nuestra cultura es no la mala comprensión lectora, sino la mala comprensión en general. He visto que muchas veces quien opina en respuesta a otro sin decir “estoy de acuerdo con lo que dices” inmediatamente se toma como si estuviese en desacuerdo, como si estuviese criticando. Parece ser que no existiese la posibilidad de simplemente comentar, complementar lo que se dice con opiniones propias. Conversar no tiene que ver con discutir, discutir es válido y muy entretenido, pero también existe el simple conversar, y esto está fuera del aprobar o desaprobar. Nuestra cultura es mala comprendedora en un sentido general, porque es una cultura desconectada de lo emocional, y por tanto entiende poco el significado del concepto “subjetivo”, es una cultura cerebral en que todo se entiende a favor o en contra. Me atrevo a decir que los que se descagaron con todo contra Gumucio son más intelectuales que este, porque no entienden lo subjetivo de su opinión, este puede tener una opinion desagradable y desubicada, pero lo que más cuesta hacer entender es que no se necesita estar a favor de la opinion para entenderla, porque aqui no se está apoyando o desapoyando una afirmación, se está conversando, y eso tiene que ver con compartir apreciaciones, sensaciones e impresiones sobre las cosas. Así funciona la conversación, que no es un debate en un podio académico, es charla, y eso tiene que ver con la capacidad de equivocarse y ser incorrecto, ser persona. Por supuesto, dentro de cierto limite, no se puede decir cualquier cosa, pero para entender bien hay que darse cuenta de que la vida en sí no es una discusion en un simposio, es una cháchara, y esta implica un grado de libertad, de relajo para decir lo que uno piensa o siente respecto a algo en particular. Saludos

29 de abril

Más que la defensa del planeta, animales, respeto social y elucubrar argumentos en torno al medio ambiente, la discusión pasa por lo animalescos que reaccionamos cuando alguien toca las fibras más delicadas de la dermis chilena. Siento que tenemos ese rasgo característico de aldeano susceptible que está presto a quemar a cualquiera que parezca un brujo o un comentarista honesto. La masa no piensa, no tiene reflexión, y a Gumucio lo atacó esa masa de aldeanos ignorantes con antorchas y tridentes. Lo mismo pasó con el video “Hey, hey, hey” de Los Tres, o esas reacciones básicas con “La casa de Vidrio”. Aldeanos hipsters.

Ulises

01 de mayo

Aunque sin dudas la ayuda siempre es bienvenida,,lo más probable es quienes ayudan a los perros y gatos lo hacen “sabiendo” que otros ayudarán a personas,,bajo ese precepto juzgaríamos a quienes aportan con el Green peace y no con fundación las rosas…

carlos varela

04 de mayo

Siento lo mismo que Gumucio, estos grupos que si bien no dañan a nadie, ocupan un montón de atención, tiempo y esfuerzos en la ayuda de perros y gatos que en situaciones normales pasarían inadvertidos para el resto pero al aplicarse a una tragedia como la de Valpo se vuelve algo moralmente confuso.
Se vislumbra el fetichismo de la actitud, todo esto se confirma con la violencia de no poder aceptar la opinión de otra postura, simplemente no pueden aceptar su propia naturaleza humana vista en los demás: que el ser humano es egoísta; y no como los animalitos domesticados que representan en el fondo el ideal que nunca podrán alcanzar como personas.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco