Estamos haciendo un balance de los 12 años de  nuestra comunidad.

Para eso, la voz de quienes forman parte de ella es una pieza esencial.
¡Ayúdanos contestando esta breve encuesta!

Quiero responder

#Cultura

Neruda, de Pablo Larraín

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La ansiada espera del estreno de Jackie, la próxima película de Pablo Larraín, se nos presenta también como una nueva excusa para hablar sobre su película anterior, esa especie de biopic sobre el poeta chileno. Neruda es una película extraña. Uno puede imaginar al comienzo un thriller policial y, en base a ello extrañar algo de intensidad; echar de menos aquello que sobra por ejemplo a Enemigos Públicos de Michael Mann. Los minutos pasan y uno percibe que, en realidad, cuando las dudas se van despejando, no se trata de una obra sobre persecuciones y la realización se presenta por lo que es: una película poética (que no es lo mismo que una sobre un poeta).


«Estamos ante una gran entrega del mejor director chileno del momento y, por qué no decirlo, uno de los mejores del mundo. No sería desproporcionado pensar que en unos años Larraín será de los pocos que podrían sentarse a comer en la misma mesa con un tal Raúl Ruiz.»

Nuevamente Larraín se inventa un personaje inexistente, otra vez de la mano de García Bernal, el argumento se construye en base a un ser que no existió para (re)crear la historia desde un anónimo, desde una narración que se desocupa de los hechos como realmente ocurrieron, para contar lo que verdaderamente (le) interesa. Se trata de la última realización de un director en estado de gracia, de esos que hasta en sus peores creaciones hay (todo y) mucho que rescatar, de aquellos en que los movimientos de cámara, la música, el manejo de actores, el montaje y la fotografía serán siempre de excepción y el mínimo está por el techo. A ello hay que sumar notables, breves y esporádicas, mas no por eso menos necesarias, apariciones de actores en interpretaciones imprescindibles, como Amparo Noguera o Roberto Farías.

En Neruda vemos a dos hombres que se buscan mutuamente sin querer encontrarse, que se necesitan sin saberlo, que se encuentran a sí mismos sin buscarse. Puede que el único pecado haya sido abusar del narrador y la voz en off, exagerar con el  verborreíco Bernal y olvidar que el cine es ante todo imagen en movimiento. También se extraña cierta mesura y contemplación. Sabemos de lo que es capaz el director, pero el constante movimiento de cámara –aunque siempre hermoso— se vuelve narrativamente fútil. Pese a estas sutilezas, estamos ante una gran entrega del mejor director chileno del momento y, por qué no decirlo, uno de los mejores del mundo. No sería desproporcionado pensar que en unos años Larraín será de los pocos que podrían sentarse a comer en la misma mesa con un tal Raúl Ruiz.

Larraín se consagra como un director de atmosferas. Tony Manero es la película de un asesino, pero, tras ello -y en el fondo delante –  pulula la densidad terrible y macabra de la dictadura; en No vemos mucho más que a un publicista de la franja, deambulan los colores de una época decadente y esperanzada; en El Club basta una pequeña casa y cuatro sacerdotes para mostrar toda la decadencia de una iglesia; ahora, en Neruda, se propone mucho más que una cacería, también mucho más que una biopic, se revuelve y se renueva el género para llevarnos a una película única, una que no habla sobre el poeta y la poesía: una película construida como poesía. El autor nos pide olvidar los libros de historia y aventurarnos en algo mucho mejor. Sin descuidar el argumento, Larraín nos invita a un cine de sensaciones, de lugares, de poesía y de atmósferas.

 

TAGS: #CineChileno Cine

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las expectativas y las necesidades populares, esta moldeado por el neoliberalismo imperante.

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar
+VER MÁS
#Política

El concepto de reparación en el debate público

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciudadanos no dejaron de disociar al proyecto con la actual administración.

Una nueva convención, la cual por supuesto puede estar acompañada de expertos, que cumplan un rol consultivo, de apoyo técnico indirecto y de armonización durante todo el proceso, es el mejor camino par ...
+VER MÁS
#Política

Vamos por una mejor Convención

Una nueva convención, la cual por supuesto puede estar acompañada de expertos, que cumplan un rol consultivo, de apoyo técnico indirecto y de armonización durante todo el proceso, es el mejor camino para resolver el vicio de ilegitimidad de la Constitución

Nuevos

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Continuamos entregando una reflexión que se quiere actual  del posible sentido de la conexión de lo humano y el sol. O sea, de la historia humana y la Naturaleza en los confines contemporáneos de la ave ...
+VER MÁS
#Cultura

Prosa segunda del sol

La realización IV Seminario Internacional sobre Educación en Derechos Humanos y el Premio Óscar Arnulfo Romero, de esta versión en Chile, nos pone en relieve los desafíos y metas a desarrollar en esta ...
+VER MÁS
#Educación

Derechos Humanos: Universal, Diverso e Inclusivo

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar
+VER MÁS
#Política

El concepto de reparación en el debate público

Popular

Como dice Wendy Brown ¿quién no es hoy un neoliberal? Una racionalidad gobernante como el neoliberalismo organiza y construye mucha conducta y muchos valores sin parecerlo. Produce «principios de realida ...
+VER MÁS
#Política

La derrota

Más que nunca tenemos que tener la convicción, para promover instancias de participación, vinculante y activa, desde los niños, niñas y jóvenes y, principalmente quebrar con nuestro discurso adultocen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Celebramos y rememoramos una democracia sostenible e integral

El sistema, encabezado por los descendientes de la Primera Junta de Gobierno quieren que tu vivas un eterno "18", los 365 días del año y no te des cuenta, o no te importe, que mientras te embriagas, te joden
+VER MÁS
#Sociedad

Patria, embriaguez y miseria

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno