#Internacional

A Europa: ni lo que reza

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Llegué de la Europa de más al norte hace 5 días y aun no logro interiorizarme de todo lo que ha pasado durante mi ausencia. ¿Novedades? No muchas, excepto que pareciera que las máscaras de buenrrollismo y los intentos por guardar las formas se están cayendo a causa de la crisis económica y de otras, que florecen cuando algunos y algunas suponen que otros u otras están quedándose con una parte de ese trozo de ese pastel de bienestar que nos vendieron hace unas décadas.

Las campañas electorales ya han comenzado. Comencé a adecuar el oído al particular canto de los discursos políticos electoralistas en Reino Unido, con una pelea de hermanos acerca de qué es mejor, la derecha o la no-tanto, que si fue un error o no invadir Irak, que si les quitan subsidios de educación a las familias de la clase media para no tener que bajar los gastos militares, que si la pudorosa y sobria reina sacó del erario público el dinero para la calefacción de sus chozas y las de su prole… El nuevo candidato laborista es -al menos- joven, y supongo que no hará tanta trastada, porque lo más seguro es que no morirá de viejo en 5 años, y que sólo un sueldo digno, ya se sabe que no alcanza para vivir.

Mientras estaba en una isla escocesa maravillosa y no entendía ni papa de lo que me decían, leía que la trama Gürtel seguía sacando chispillas en la clase política, y que Sarkozy, pese a tener un apellido de migrante q.t.c. , seguía expulsando a los gitanos rumanos de esa Francia de tetas al viento, cuna de los derechos civiles (de los hombres).

La corriente xenófoba corre desbocada por Europa: Las bridas del easy money se han gastado y ya no hay para chachas o/y jardineros 5 días a la semana. El terror al negro, amarillo y moreno ha florecido cual ortiga por morera: las y los migrantes ya no son tan necesarios, aunque la fruta la sigan recogiendo manos que han nacido en terceros mundos, llámeseles de la nueva Europa o de los de “países en vías de desarrollo” (no empobrecidos por el primer mundo, no, no, utilicemos la diplomacia), o que las casas sigan siendo limpiadas por mujeres sin papeles que mantienen a familias completas. Esas personas, al parecer, se están robando los trabajos de personas españolas de verdad, están abusando del sistema sanitario, y tienen plazas que no se merecen en las guarderías. ¡Qué se han imaginado!, que se vuelvan a sus países, que aquí no caben todos y les están quitando el trabajo a nuestros hijos e hijas, por eso hay tanta persona en el paro, por favor… ¡QUE ALGUIEN HAGA ALGO, POR DIOS!

Y viene la derecha (nuestros nacionales son los de San PE-PE) y se apunta el milagro: viva el fascismo facineroso, viva la liturgia pederasta del Vaticano y viva Berlusconi, instigador de esa Directiva de la Vergüenza que ya no avergüenza nada; hombre de negocios que está vendiendo mesas y respaldos de pupitres en las escuelas italianas, porque el dinero del Estado no alcanza para pagar profesorado o la cuenta de los lavabos, y va a parar donde más se necesita: armas, cárceles para inmigrantes, iglesia, Jaguars, Mercedes-Benz (que ahora están parados porque no tienen ni para gasolina, según ellos) y -por supuesto- a elementos de primera necesidad como la prostitución de lujo. Si dejan a Berlusconi -poeta italiano de pelo injertado y rictus ficticio del renacimiento de una nueva Chicago de principios del sXX llamada Italia- seguro que vende o alquila a hijos, nietos, madre, a los que le limpian el Soberano y a los capos y al pueblo que lo reelige y que lo mantienen en el poder.

Vuelvo, que me pierdo, a los píos truanes del PP, quienes se han apuntado a la cruzada europea contra la migración.

Cuando he revisado la actualidad desde fuera, me han parecido tristes memos, como cadenas de repetición de un canal central, con un teleñeco como ilustre candidato, rodeado de una tribu de majaras, entre los que se encuentra un grupo selecto y variopinto de ladrones, estafadores, encubridores, saboteadores, boicoteadores, cristianos (eso si, que ya se sabe que la confesión te deja libre de pecado) y una que otra persona normal medio franquista que intenta pensar libremente, pero ha de acallar cualquier estimulo cerebral de un CI superior al 80, bajo pena de expulsión del partido. Y tengo miedo.

Tan grave es el comportamiento de la derecha, como el de quienes dicen ser de izquierdas, que callan ante el agravio a la ciudadanía, ante el sentido común de quienes les eligen como representantes. Acaso más grave aun, porque en estos momentos están en el poder. A ver cuanto les dura.

¿Esta es la Europa de los cascos azules, de la cooperación internacional, de las democracias ejemplares? Señoras y señores: a esta Europa no le creo ni lo que deja de rezar. Esta no es la Europa de libre pensadores y pensadoras que marcaron la cultura de Occidente que se me enseñó a punta de reglazos en la escuela de un país en dictadura del cono sur. ¿cómo le voy a creer a una Europa que deja participar a Israel -un estado ficticio que sólo existió en un best seller de ciencia ficción llamado Antiguo Testamento- en todo tipo de eventos europeos, cuando están matando a diario a decenas de palestinas y palestinos, personas de quinta categoría, al parecer?

Claro está que quienes pueden dar clases de exterminio de un pueblo completo es este Israel de fantasilandia. Si, Lieberman tiene razón, señor Moratinos: Europa no es quien para dar consejos a Israel: aceptemos la asesoría sionista, que así Europa acaba de una vez con el flagelo de la inmigración o de los colectivos non gratos. Ahora, si desde el gobierno se cree que lo que Lieberman dice está mal, por favor, dejen de incorporar artificialmente a Israel a Europa, porque geográficamente está a tomar por donde ya se sabe, y porque tampoco quieren pertenecer, ideológicamente hablando: los vergeles que se los rieguen sus madres, y las naranjas que se las coman sus primos, los norteamericanos de EEUU. Con los kiwis y aguacates pueden hacer lo que se les ocurra, que imaginación tienen.

Y termino de ponerme al día y recuerdo que llego a Barcelona y que me siento en casa, que mi trabajo me encanta, que tengo amigas y amigos “nativos” y que soy migrante latinoamericana, hija de una dictadora maldita, que soy de izquierda y librepensadora, que tengo casa y que vivo bien. Y os lo cuento porque un día de estos el PP logrará echarme con cama y petacas si las personas que pueden votar y decidir no lo impiden, porque -hoy por hoy- me estoy convirtiendo en una indeseable.

———————————–

Foto: Bandera de la Unión Europerra – Inmigrante a media jornada / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de marzo

¿ Cual es tu problema con Israel ? , podrias acordarte que muchos pensadores de izquierda fueron o son judios , Carl Marx entre otros , son ellos los que inspiraron los Kibuts , experimento socialista comunitario , que a todo esto si funciono, no como los “socialismos reales”, Israel es la unica democracia del medio oriente , democracia que podemos identificar porque se parece a las de europa y la nuestra.. No seria mala idea pensaras en volver a tu casa , aunque te consideres ciudadana europea , eres Chilena.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Se requiere un Consejo Nacional de Inteligencia que esté por encima de las figuras enclenques y populistas de políticos que no se atreven a hacer cambios porque no son capaces de pronosticar los resultado ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Educación, vacaciones y lluvia

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

El fenómeno de la migración ha ido en aumento en la última década y es consecuencia propia de la realidad de Sudamérica, de sus procesos políticos, su desarrollo económico y de la globalización. Ant ...
+VER MÁS
#Sociedad

Inmigración en Chile: la Norma vigente y su enfoque de seguridad nacional

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros