#Educación

Tiempo para la Historia. Carta abierta al Presidente de la República

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Señor Presidente:
 
La eliminación de un 25% de las horas dedicadas a historia, geografía y ciencias sociales en el sistema escolar, anunciada hace un mes por el ministro de Educación, Joaquín Lavín, ha motivado un amplio  rechazo entre profesores y estudiantes de las disciplinas cuya enseñanza será afectada, expertos en educación, personalidades de la cultura, historiadores y otros intelectuales.
 
Actos públicos, columnas de opinión, entrevistas y reportajes en prensa, radio, televisión y medios digitales han expresado un consenso transversal verdaderamente extraordinario en contra de esa grave decisión ministerial, entregándose sólidos argumentos acerca de las indeseables consecuencias que la reducción horaria tendrá para la formación de las nuevas generaciones. 
 
Este consenso se ha articulado en torno a la convicción de que el conocimiento de la historia nacional y global,  así como la comprensión del entorno natural y cultural en que vivimos y la conciencia de nuestros derechos y responsabilidades, constituyen un capital cultural imprescindible para desenvolvernos con propiedad en el mundo actual. Y que es precisamente en el sistema escolar donde esos contenidos y competencias deben ser incorporados al acervo de los nuevos chilenos y chilenas.
 
En cambio, ningún argumento se ha esgrimido para justificar la reducción de las horas dedicadas a estas disciplinas. El ministro Lavín y algunos funcionarios que lo han secundado, se han limitado a sostener la pertinencia de aumentar las horas de lenguaje y matemáticas, pero no han dado una sola razón para hacerlo a expensas de la enseñanza de la historia, la geografía y las ciencias sociales. Ello puede hacer pensar que esas razones no existen o que serían impresentables.
 
Hasta hace unos días, estuve entre quienes preferimos pensar que el cercenamiento de las horas de historia, geografía y ciencias sociales había sido una decisión insuficientemente meditada por el ministro de Educación y sus asesores. Y que, en consecuencia,  cabía esperar del propio ministerio una corrección de esa ligereza y el restablecimiento del tiempo  imprescindible para la enseñanza de estas disciplinas.
 
Sin embargo, la respuesta del ministro Lavín a la consulta de si se puede revertir la ampliamente cuestionada reducción de las horas de historia, en una entrevista publicada en El Mercurio el pasado 13 de diciembre, revela su voluntad de perseverar en el error, a la vez que vuelve a exhibir una absoluta carencia de argumentos sobre este tema. 
 
A falta de motivos razonables, en esa entrevista el ministro procura eludir la cuestión de fondo, confundiéndola con el establecimiento de “un currículum mínimo obligatorio, enfatizando Lenguaje y Matemáticas”, para luego afirmar que “nuestra intención es mantener la distribución del currículum”. Sobre la eliminación de las horas de historia, sostiene “que los colegios tienen seis horas de libre disponibilidad y, por lo tanto, reducir o no las horas de historia es voluntario”.
 
Sin embargo, el problema es precisamente lo que la respuesta ministerial intenta disimular: su insistencia en reducir en un 25% las horas de historia, geografía y ciencias sociales establecidas en el currículum mínimo obligatorio, sin entregar ninguna razón para hacerlo ni escuchar los múltiples y poderosos argumentos que –a lo largo de un mes- se han esgrimido en defensa de la enseñanza de estas disciplinas.
 
Es por eso que, como historiador y ciudadano, me dirijo a usted para solicitarle que, en su calidad de Presidente de la República, considere con el ministro de Educación dejar sin efecto la reducción de las horas de historia, geografía y ciencias sociales correspondientes al currículum mínimo obligatorio, optando por mejores alternativas para reforzar las competencias en las áreas de lenguaje y matemáticas, como utilizar las propias horas de libre disponibilidad para tal efecto y potenciar las sinergias entre las distintas asignaturas. 
 
Le saluda atentamente,
 
Alfredo Riquelme Segovia
Doctor en Historia
Académico UC
 
(*) Si compartes la reflexión de Alfredo Riquelme, adhiere a esta acción.
—————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Durante la visita del Papa Francisco, hubo un acontecimiento que puede ser   la lápida a la  profunda crisis de legitimidad de  nuestras  instituciones.  
+VER MÁS
#Política

Corrupción sistemática y decadencia institucional

El objetivo de LITMU con “Literatura de Mujeres” es hacer uso de una capacidad, un talento que puede ser trabajado
+VER MÁS
#Cultura

El escribir de Literatura de Mujeres

Nadie nace racista ni homofóbico ni misógino; son patrones con los que somos criados y están en  el hogar, la escuela, la sociedad, en nuestro entorno.
+VER MÁS
#Internacional

El racismo como ADN de la humanidad

¿Cuántas Yahairas podría tener Guatemala si desde mucho antes de nacer ya tuvieran un lugar protegido y enriquecedor en el cual crecer y desarrollarse?
+VER MÁS
#Internacional

Los genios perdidos y el caso de Yahaira Tubac en Guatemala

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento