#Educación

Tiempo para la Historia. Carta abierta al Presidente de la República

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Señor Presidente:
 
La eliminación de un 25% de las horas dedicadas a historia, geografía y ciencias sociales en el sistema escolar, anunciada hace un mes por el ministro de Educación, Joaquín Lavín, ha motivado un amplio  rechazo entre profesores y estudiantes de las disciplinas cuya enseñanza será afectada, expertos en educación, personalidades de la cultura, historiadores y otros intelectuales.
 
Actos públicos, columnas de opinión, entrevistas y reportajes en prensa, radio, televisión y medios digitales han expresado un consenso transversal verdaderamente extraordinario en contra de esa grave decisión ministerial, entregándose sólidos argumentos acerca de las indeseables consecuencias que la reducción horaria tendrá para la formación de las nuevas generaciones. 
 
Este consenso se ha articulado en torno a la convicción de que el conocimiento de la historia nacional y global,  así como la comprensión del entorno natural y cultural en que vivimos y la conciencia de nuestros derechos y responsabilidades, constituyen un capital cultural imprescindible para desenvolvernos con propiedad en el mundo actual. Y que es precisamente en el sistema escolar donde esos contenidos y competencias deben ser incorporados al acervo de los nuevos chilenos y chilenas.
 
En cambio, ningún argumento se ha esgrimido para justificar la reducción de las horas dedicadas a estas disciplinas. El ministro Lavín y algunos funcionarios que lo han secundado, se han limitado a sostener la pertinencia de aumentar las horas de lenguaje y matemáticas, pero no han dado una sola razón para hacerlo a expensas de la enseñanza de la historia, la geografía y las ciencias sociales. Ello puede hacer pensar que esas razones no existen o que serían impresentables.
 
Hasta hace unos días, estuve entre quienes preferimos pensar que el cercenamiento de las horas de historia, geografía y ciencias sociales había sido una decisión insuficientemente meditada por el ministro de Educación y sus asesores. Y que, en consecuencia,  cabía esperar del propio ministerio una corrección de esa ligereza y el restablecimiento del tiempo  imprescindible para la enseñanza de estas disciplinas.
 
Sin embargo, la respuesta del ministro Lavín a la consulta de si se puede revertir la ampliamente cuestionada reducción de las horas de historia, en una entrevista publicada en El Mercurio el pasado 13 de diciembre, revela su voluntad de perseverar en el error, a la vez que vuelve a exhibir una absoluta carencia de argumentos sobre este tema. 
 
A falta de motivos razonables, en esa entrevista el ministro procura eludir la cuestión de fondo, confundiéndola con el establecimiento de “un currículum mínimo obligatorio, enfatizando Lenguaje y Matemáticas”, para luego afirmar que “nuestra intención es mantener la distribución del currículum”. Sobre la eliminación de las horas de historia, sostiene “que los colegios tienen seis horas de libre disponibilidad y, por lo tanto, reducir o no las horas de historia es voluntario”.
 
Sin embargo, el problema es precisamente lo que la respuesta ministerial intenta disimular: su insistencia en reducir en un 25% las horas de historia, geografía y ciencias sociales establecidas en el currículum mínimo obligatorio, sin entregar ninguna razón para hacerlo ni escuchar los múltiples y poderosos argumentos que –a lo largo de un mes- se han esgrimido en defensa de la enseñanza de estas disciplinas.
 
Es por eso que, como historiador y ciudadano, me dirijo a usted para solicitarle que, en su calidad de Presidente de la República, considere con el ministro de Educación dejar sin efecto la reducción de las horas de historia, geografía y ciencias sociales correspondientes al currículum mínimo obligatorio, optando por mejores alternativas para reforzar las competencias en las áreas de lenguaje y matemáticas, como utilizar las propias horas de libre disponibilidad para tal efecto y potenciar las sinergias entre las distintas asignaturas. 
 
Le saluda atentamente,
 
Alfredo Riquelme Segovia
Doctor en Historia
Académico UC
 
(*) Si compartes la reflexión de Alfredo Riquelme, adhiere a esta acción.
—————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Kast y la derecha están preparando al futuro ciudadano, carente de aquellos modelos, y buscan asemejar identidades sin dimensiones políticas, ciudadanos no interesados en las transformaciones sociales
+VER MÁS
#Política

El triunfo de la inmediatez en la guerra de José Antonio Kast

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado

Popular

En Chile el apellido tiene un poder predictivo relevante en los ingresos. La estratificación social es persistente. En otras palabras, hay una cierta movilidad social, pero con techo.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Meritocracia chilena ABC1: Perpetuidad de privilegios

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado