#Educación

Simce a la chatarra

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
 
A los amantes del SIMCE habría que sugerirles un nuevo SIMCE; uno que se haga cargo de los conocimientos nutricionales de nuestros estudiantes. A juzgar por las cifras de crecimiento de la obesidad infantil, los resultados nacionales serían tan lamentables como el SIMCE en Inglés. Pero, como dice el ministro, en algún minuto hay que partir para saber de donde comenzamos y cuánto nos queda por recorrer.
 
Este nuevo SIMCE, a diferencia de los demás ya propuestos, no va a gozar de una buena recepción por parte de sectores de esta sociedad tan moderna, ya que la comida chatarra es el símbolo mismo de esta misma modernidad. Y el consumo de esta comida es un ingrediente sustantivo de identidad cultural y de muy lucrativos negocios. El debate en el parlamento sobre la propuesta de legislar sobre la comida chatarra en los establecimientos educacionales es un botón de muestra de las contradicciones en las que estamos atrapados. Gran coincidencia en la necesidad de formar a las nuevas generaciones en una cultura más saludable y que el tema de la salud de estas nuevas generaciones sea un tema de política pública. Educación y Salud de la mano en este camino al desarrollo. Fuera de las puertas del establecimiento, el consenso desaparece tan pronto se apela a la libertad de elección, a la libertad que me permite elegir, precisamente, lo contrario a lo que la escuela saludable me enseñó y que la sociedad sanciona positivamente, toda vez que permite la existencia de la comida chatarra.
 
Los aprendizajes logrados en la escuela se ven cuestionados en su validez social toda vez que no se ve la coherencia entre lo que se quiere que aprendan las nuevas generaciones y lo que la sociedad está sancionando como productos de consumo legítimos.
 
Apelar a la libertad de las personas para que discriminen entre alimentos saludables y no saludables es apostar a que la salud de un grupo importante de consumidores es irrelevante, ya que es más que presumible que por las características “atractivas” de la comida chatarra, escojan ese tipo de comida a otra más saludable. El bien común y el sano matrimonio entre Educación y Salud se rompen y se termina por desacreditar el esfuerzo social por hacer de la educación un actor protagónico en la salud de las nuevas generaciones.
 
De todos los SIMCE propuestos, el SIMCE a la comida chatarra (o para colocarle un nombre más elegante, SIMCE de conocimientos nutricionales) puede ser el más temido por los poderes fácticos de esta sociedad, toda vez que pone en cuestión a sectores productivos que están más preocupados del lucro que de la salud de las personas. Todos los otros SIMCE son muy bienvenidos por estos mismos sectores ya que sus buenos resultados les permiten mejorar la calidad de quienes tarde o temprano serán sus empleados. Pero habrá empleos en la medida en que consuman y no discriminen como talibanes (según expresión de un senador) entre lo saludable o no saludable de lo que consumen.
 
El mejoramiento de la calidad de la educación tiene que ser enfrentada coherentemente por la sociedad. El debate de estos días nos muestra, una vez más, que la coherencia es aún una virtud ausente en este esfuerzo colectivo en el que estamos todos comprometidos.
 
* Director del área de educación, arte y cultura de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.
 
Foto: Agu!Licencia CC
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

19 de abril

En nuestro país somos famosos por pensar una cosa ,decir otra y luego hacer todo lo contrario botón de muestra se quiere ser como Finlandia en educación pero se tienen cursos de 45 alumnos con un profesor en Finlandia hay 2 profesores para 36 alumnos.Esto es como querer que los automóviles funcionen sin combustible.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Ética, Consecuencia, Compromiso y Dignidad, ideas que no se pueden perder en la vida que seguramente en este escenario reivindicarían nuestros colegas, pues, los dolores que nos queda son los compañeros ...
+VER MÁS
#Sociedad

Trabajo Social: Pasados Inquietos

Ahora Piñera contará con el 100%% de los votos de Kast y hará laboriosos esfuerzos, utilizando el vocablo humanistas cristianos, para que los escasos votantes de Goic se plieguen a su candidatura.
+VER MÁS
#Política

Guillier versus Piñera : ¿quién será presidente?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno