#Trabajo

Endeudarse para comer

2
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hace pocos días el Centro de Estudios Laborales de INFOCAP dio a conocer los resultados de la Encuesta “Tarjetas de crédito: usos y abusos”. La investigación aplicada a los trabajadores y trabajadoras que estudian en nuestra institución, pertenecientes a los quintiles de mayor vulnerabilidad social y laboral, evidenció que casi la mitad de quienes poseen tarjetas de crédito (48.6%) las utiliza para adquirir alimentos.

El estudio también demostró que un número similar de estudiantes (48.4%) se encuentra endeudado “producto del uso de sus tarjetas” en más de 350.000 pesos y que el 82.2% de quienes poseen tarjetas de crédito, declara haber sido víctima de abusos por parte de alguna casa comercial (concentrándose las situaciones de mayor abuso entre los estudiantes “no jóvenes” y en las mujeres).

Recientemente el Ministerio de Salud, el Instituto de Seguridad Laboral y la Dirección del Trabajo entregaron los resultados de la primera “Encuesta Nacional de Condiciones de Empleo, Trabajo, Salud y Calidad de Vida de los Trabajadores” (ENETS), que indican que el 60.8% de los trabajadores declara ganar menos de 250.000 pesos, 56% de ellos hombres y 74% mujeres.

Las conclusiones de este último estudio ayudan a analizar los datos obtenidos por INFOCAP e invitan a reflexionar acerca de una situación social que afecta directamente la vida de muchos chilenos y en particular la vida de los trabajadores pobres de nuestra patria.

Una lectura rápida de la encuesta ENETS permite entender la necesidad de endeudamiento de las familias para alimentarse y confirma que una redistribución del ingreso, entre otras medidas, se hace necesaria para frenar los abusos comerciales.

Varios indicadores nos han venido anunciando lo que ambos estudios demuestran. Entre ellos, el sueldo mínimo. Hace pocos meses se discutía respecto a la inconveniencia de elevar el salario mínimo. Los argumentos de quienes se oponían a mayores aumentos apelaban, como todos los años, a que la medida desincentiva la contratación y enciende las alarmas inflacionarias. Finalmente, el ajuste alcanzado está muy lejos de satisfacer las necesidades básicas de muchas familias.

Un segundo indicador: la tasa de desempleo. Para el trimestre móvil mayo-julio 2011, la tasa de desempleo fue de 7.5%. Sin embargo, de acuerdo a estudios de la Fundación SOL, además de los 602.180 desempleados registrados oficialmente, existen 740.207 subempleados, es decir, personas que trabajan involuntariamente menos de 30 horas a la semana. La calidad de estos empleos responde en parte la pregunta con la que nos enfrentamos frecuentemente en INFOCAP, “si trabajo, ¿por qué sigo siendo pobre?”

Un tercer elemento: la ocupación femenina. Nuestras cifras se ubican en un 47.5% de ocupación, en circunstancias que en naciones OCDE la participación de las mujeres se sitúa en 60%. No es posible pensar en mejorar la calidad de vida de los más pobres si los incentivos no están puestos donde más se requieren. 

Cuarto, ¿quién crece cuando Chile crece? Lo que hemos venido escuchando cada vez que conocemos el Índice Mensual de Actividad Económica es que se sitúa “por sobre las expectativas de los analistas”. Sin embargo, noticias como ésta sólo generan alegría –precisamente- entre los analistas. No es un misterio que el crecimiento económico no está llegando a toda la población, ni menos a la población social y laboralmente más vulnerable.

Para muchos chilenos su trabajo ha dejado de ser la principal herramienta de promoción social y dignidad humana. Es momento de enmendar el rumbo y elevar la calidad de un debate cada vez más complaciente a la hora del análisis.

Las cifras siempre esconden la angustia de los trabajadores cuyo esfuerzo diario no les permite llegar a fin de mes; ocultan la frustración que les produce ver que el futuro de sus hijos se hipoteca; se desentienden del desamparo que genera la imposibilidad de responder a las exigencias familiares mínimas, que hoy se sortean con tarjetas de crédito.

A todas luces hace falta más debate, pero por sobre todo, mayor generosidad a la hora de distribuir lo que entre todos producimos. Este es el camino para un mayor reconocimiento de la ciudadanía y dignidad de los más pobres.

*Por Luis Roblero, SJ, rector de Infocap.

———

Foto: Jec.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
peon

01 de octubre

Estimada INFOCAP o Universidad del Trabajador…

Tal como tú dices, HAY QUE ELEVAR LA CALIDAD DEL DEBATE y dejar de hacer interpretaciones de loro repetitivo de lo que dicen las encuestas, los informes, o el público y la gente de la política y hay que dedicarse al noble oficio de pensar…

El planteamiento que tú sostienes es de nivel básico, amigo o amiga…

Si hablas de “redistribuir el ingreso nacional”, dime, ¿qué ingreso quieres redistribuir?… ¿El de las mineras transnacionales, el de las grandes tiendas, el de los bancos, el de las AFPs, Isapres, farmacias, o cuáles?…

NO TENEMOS UN PROBLEMA DE DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO… Asúmelo… Lo que tenemos es una “distribución normal” respecto a la forma en que se aplica la sinvergüenzura en el país, en cuya media de tal comportamiento está la clase política y la económica, callando la primera y gozando la segunda de los beneficios del silencio y omisión de la otra… Es decir, lo que tenemos es UNA PÉSIMA FORMA DE DISTRIBUCIÓN DE LA PERTENENCIA, ya que pocos son dueños de demasiado…

Es curioso que seas la Universidad del Trabajador, ya que hay una serie de propuestas que precisamente hacen girar el desarrollo de la gente, de la productividad nacional y el desarrollo territorial, en torno a la palabra TRABAJADOR…

Te quiero sugerir que leas atentamente los tres links que encuentres en éste LINK:

http://camaraciudadana.cl/node/3

y que medites en ello y procures descubrir cómo unas simples medidas aplicadas en el país podrían transformar completamente tus planteamientos…

camaraciudadana.cl

fdsfsdf

Wlad

18 de julio

Eu nunca estive tao hitardada quanto na gravidez e ganhei apenas 9kg, mas… as estrias apareceram nas duas ultimas semanas. Poucas, verdade seja dita, mas tao aqui. To usando o Mustela antiestrias que ja apareceram, mas nao sei se ta funcionando. Mas tambem nem fiquei desesperada, minha barriga nao tinha mais pra onde crescer mesmo…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores