#Tecnología

Una cosa es perder privacidad y otra que nos manipulen y controlen

5
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Nada es regalado en Internet todo lo pagamos, en este caso, con nuestros datos. Cada vez que utilizamos Facebook, Google, Instagram, WhatsApp, Twitter, YouTube etc., se recolecta información: nombres y apellidos, fechas de nacimiento, situaciones laborales y sentimentales, fotos y vídeos. Tienen nuestro número de teléfono y el de nuestros contactos personales, dónde vivimos y donde hemos viajado, la tarjeta que utilizamos para comprar y que compramos, qué aplicaciones utilizamos, que buscamos, leen nuestros emails. Todas las fotografías que hemos hecho con el móvil al igual las búsquedas en la red permanecen en el sistema, a pesar de haberlas borrado. Cada vez que iniciamos una sesión se registra fecha, hora, lugar, tipo de dispositivo, navegador, la IP y datos de la red Wi-Fi.


Las redes sociales llegaron para quedarse y la privacidad murió hace rato, lo cual no tiene vuelta atrás, pero una cosa es perder la privacidad y otra muy distinta es que utilicen nuestros datos para influir en las decisiones que tomamos

Se desarrollaron programas informáticos con algoritmos que analizan los comentarios, que compartimos, que buscamos y los “me gusta” de Facebook, pudiendo determinar, con gran certeza, nuestras preferencias políticas, creencias religiosas, nivel educativo y cultural, orientación sexual, si tenemos ideas conspirativas y una infinidad de datos más, hasta pueden saber a qué hora dormimos. Nos pueden llegar a conocer mejor que nosotros mismos.

Esta información tiene infinidad de usos, desde los publicitarios y marketing hasta demográficos, pero también se entregan a terceros y esto último es un peligro.

Tenemos el escándalo que afecta gravemente a Facebook y a su creador Mark Zuckerberg, que entregaron perfiles de usuario a Cambride Analytica, empresa dedicada a la “minería de datos y su análisis”. Esta empresa, utilizando mensajes y publicidad, pudo influenciar en los indecisos para el referéndum que desidia la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea o Brexit (junio/ 2016). Esta nueva forma de influir en la intención de voto para favorecer, en este caso el Brexit, es mucho más efectiva que la publicidad tradicional, la diferencia pasó del 1% al 5% y 7%, según datos entregados al parlamento británico por Chritsopher Wylie, quien trabajó para Cambride Analytica. Recordemos que el Brexit gano por un 2%, unos 600.000 votos, así que sin esta trampa, el resultado hubiera sido otro.

El mismo mecanismo fue utilizado en la campaña presidencial que llevó al triunfo de Trump, en este caso se actuó sobre perfiles específicos de usuario, como son los creyentes en teorías conspirativas y que aceptan con mucha facilidad noticias falsas que refuerzan sus creencias, les enviaban este mensaje: “se preguntarán por qué diarios y canales de TV no están reportando un movimiento de tropas ordenado por Obama a Texas como antesala para intentar obtener un 3er mandato presidencial”.

Ahora, hablemos de China, por años viene censurando y limitando a su población sobre que puede ver y hacer en la red y han enjuiciado a activistas por enviar artículos por WhatsApp. Incluso, obliga a empresas como Facebook y Google para que borren contenido que no les favorece.

Actualmente China desarrolla herramientas, que con normas fijadas por el estado, puntuaran a los ciudadanos según las actividades que realicen en las redes sociales. La calificación definirá si es un ciudadano confiable o no y esto le permitirá salir o no al extranjero, viajar dentro del país, conseguir trabajo, llevar a sus hijos a un determinado colegio, etc. Esta puntuación también afectará la calificación de sus contactos personales.

Les dejo un tema aparte para pensar: ¿Cuál sería la reacción de la comunidad internacional, si este mismo control lo hiciera un país sin gran influencia ni poder económico, como Chile, Italia, Venezuela o Portugal?

Sigamos, ya debemos saber que las redes sociales llegaron para quedarse y la privacidad murió hace rato, lo cual no tiene vuelta atrás, pero una cosa es perder la privacidad y otra muy distinta es que utilicen nuestros datos para influir en las decisiones que tomamos. Ya es molesto que el trabajo nos acompañe a casa por culpa de  WhatsApp o que una empresa mire el perfil de Facebook de un postulante para decidir si lo contrata o no.

Está bien que un supermercado en sus campañas de marketing me envíe ofertas de las cosas que más compro, o que las grandes tiendas comiencen a fijar precios personalizados o que Googlelea mi mente” y apenas escribo un par de letras ponga justo lo que estoy buscando, o que los gobiernos realicen estudios para determinar los intereses y preocupaciones de sus ciudadanos, etc., pero de allí que a través de las redes sociales me envíen noticias tergiversadas o falsas para manipular e influir en mis decisiones sobre un partido político o un candidato determinado, o me vigilen y/o juzguen por opiniones dadas en Facebook o WhatsApp. Esto debemos impedirlo ahora que aún hay tiempo para no caer en un totalitarismo digital, como pasa en China y Singapur.

Debemos defender la democracia y la libertad de pensamiento, legislando para tener leyes de permitan proteger, transparentar y controlar nuestros datos y al mismo tiempo desincentivar su mal uso y si ocurre, nos den herramientas para demandar y castigar severamente al infractor. De no hacerlo, quedamos vulnerables a caer en un Feudalismo 2.0. Obviamente, tendremos que vencer el fuerte lobby de las grandes empresas que se benefician con este hecho.

El tan manoseado y mal utilizado termino de “libertad” y “libre competencia”, no debe ser usado para que unos pocos tengan “libertad” para controlar y abusar de la mayoría de los ciudadanos.

TAGS: #DatosPersonale #Privacidad #RedesSociales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

03 de abril

“Se acabó la edad de la inocencia en Facebook” Cambridge Analytica nos manejaba igual que marionetas

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2018-03-19/cambridge-analytica-facebook-datos-cambian-mente_1537712/

03 de abril

El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook: “La capacidad para que cualquier persona pueda conocer lo que has estado visitando en internet durante años, quiénes son tus contactos, quiénes son los contactos de ellos, las cosas que te gustan y te disgustan, y cada detalle íntimo de tu vida -desde mi punto de vista- no debería existir”, señaló Cook.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-43623976

09 de abril

Es oficial: Facebook y las redes sociales están fuera de control. ¡270 MILLONES de cuentas de Facebook son falsas! Han robado los datos de 87 millones de personas para ayudar a Trump a ganar. Las operaciones de desinformación de Rusia han generado MILES DE MILLONES de “shares”. El miércoles, el presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, hará historia al testificar ante el Congreso de EE.UU. Es nuestra oportunidad de obligar al gobierno y a las grandes empresas de Internet a comprometerse a arreglar este desastre. Firma la carta abierta a continuación con un clic, y Avaaz se la entregará en una acción enorme en el exterior del Congreso:

https://secure.avaaz.org/campaign/es/facebook_open_letter_loc_/?cnVlhcb

10 de abril

El presidente y fundador del gigante tecnológico Facebook, Mark Zuckerberg, asumió este martes (10.04.2018) toda la culpa ante el Senado de EE.UU. del abuso de la compañía Cambridge Analytica, que utilizó los datos de millones de usuarios de la red social para la campaña electoral del presidente estadounidense, Donald Trump.

http://www.dw.com/es/zuckerberg-asume-ante-el-senado-de-eeuu-toda-la-culpa-por-la-filtraci%C3%B3n/a-43331387

11 de abril

“El creador de la red social más importante y más cuestionada del mundo, se vio contra la pared cuando el senador le preguntó si le gustaría compartir ante el Congreso el nombre del hotel donde se estaba quedando y el detalle de las personas a las que envió mensajes esta semana. El multimillonario respondió nervioso que NO, cuando el congresista le replicó: de eso se trata todo esto.”

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?

Un fuerte revuelo causó la noticia de que la boxeadora "Crespita" Rodríguez estuvo detenida en una cárcel boliviana por tráfico de drogas. Esta situación genera un impacto en la reputación e imagen de ...
+VER MÁS
#Medios

Comunicación en tiempos de crisis: tirar la toalla o vencer por KO

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?