#Sociedad

Reflexión constante: Qué hacer frente al sufrimiento del otro

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

A la luz del alcance mediático que han tenido las vulneraciones de derecho que afectan a niños/as y adolescentes en Chile, emergen los cuestionamientos a la labor de cuidado de las instituciones llamadas a esta tarea; desde la familia y los profesionales, hasta los programas e instancias judiciales. Todos tenemos el llamado a replantearnos, qué estamos haciendo por los niños/as y sus familias.

Conocidas son las noticias que nos han alertado y la alta prevalencia de maltrato infantil (físico/psicológico, negligencia, abandono, abuso sexual, infanticidios, y por qué no decirlo, pobreza). Son años de deuda histórica que nos muestran esta realidad. A ello se suma la relación existente entre consultas de Salud Mental, diagnósticos de patologías psiquiátricas y un alta tasa de suicidios.


En la violencia hay un no reconocimiento del otro como sujeto, cuando cerramos la intervención, replicamos lo mismo que nos espanta.

En Chile mueren niños/as productos de la violencia. De los que no, algunos llegan a adultos con un sufrimiento encriptado que, en ocasiones, se traduce en síntomas e indicadores de patología, sobrevivientes del dolor que  se enfrentan día a día al devenir,  sumidos en el consumo, en la no pertenencia del sí mismo, en el dolor, en el olvido y desesperanza. Algunos se convierten en madre o padre, y a veces la historia de sufrimiento se repite, a esto le llamamos Trauma Transgeneracional. Sí, la violencia es constitutiva de traumas. Cuando estos no reciben atención, se rigidizan y generan malestares que reducimos a un trastorno, a veces descontextualizado de la historia, de toda subjetividad, del sufrimiento profundo que se esconde -cabe mencionar que también hay quienes se sobreponen y tienen un mejor destino-.

Qué hacemos para acoger a quienes, a pesar de todo, buscan nuestra ayuda, o a quienes no lo hacen, pero llegan a nuestras puertas porque a través de sus acciones nos muestran su dolor. La psicoanalista Beatriz Janin señala que “cuando una sociedad está en crisis, la infancia queda en estado de vulnerabilidad absoluta” y que “…también hay violencia en los tratamientos cuando se medica para tapar trastornos y para no preguntarse acerca del funcionamiento de los adultos”. En mi experiencia, he visto esta descontextualización del dolor innumerables veces, la falta de escucha y comprensión, no siempre por malas intenciones, sino que por la alta carga de angustia que implica enfrentarse al horror, por la falta de preparación y el abuso del sentido común. A veces, ataca el miedo e inmoviliza. No obstante, nuestra formación nos permitiría estar advertidos y preparados. Freud, ya señalaba que para la formación como analista era necesario el estudio, la supervisión y el propio análisis, si bien, hoy no lo podríamos poner en duda, nuestra formación sigue en deuda.

También Janin cuenta sobre un niño medicado que decía “yo no me voy a rendir, no voy a darles el gusto… me las van a pagar” “no quiero tomar medicación. Que la tomen ellos”, un niño maltratado por su padre. Janin expresa su sorpresa al señalar que nadie le había preguntado que había detrás de esta conducta desafiante, y reflexiona “¿por qué no se los escucha, por qué no se los piensa como sujetos capaces de dar cuenta de lo que los perturba?”.

Vale hacernos estas preguntas por nuestros pacientes, ¿por qué los dejamos de escuchar? ¿Por qué hablamos de habilidades parentales cuando nos encontramos con adultos traumatizados, sobrevivientes de feroces historias en un estado de congelamiento psíquico, que impide ejercer la sagrada parentalidad? Cuidar a los niños también es cuidar a los adultos que los cuidan y saber hasta dónde hacerlo. Nuestra labor no es criminalizar, estigmatizar, juzgar. Nuestro rol es amparar y acompañar en el alivio del sufrimiento. Gadamer decía “el hombre comprensivo no sabe ni juzga desde una situación externa y no afectada, sino desde una pertenencia específica que le une con el otro, de manera que es afectado con él y piensa como él”.

Si no podemos ver el horror, si no escuchamos a nuestros pacientes, si no empatizamos con sus historias y comprendemos sus acciones, cómo pretendemos ayudarlos, cómo estar advertidos frente a adultos de perfiles perversos, cómo cuidamos. Janin señala “no sólo debemos develar las condiciones que llevaron a la violencia, sino que debemos poder dar instrumentos para prevenirla, para evitar su repetición”. En la violencia hay un no reconocimiento del otro como sujeto, cuando cerramos la intervención, replicamos lo mismo que nos espanta.

Hablamos de un tema serio que requiere expertiz, y ésta no se adquiere sólo de la bondad y el sentido común. Cada sufrimiento es particular, cada necesidad es única, cómo podemos responder a ellos con dispositivos rígidos y deshumanizados que determinan el tiempo y periodicidad para sanar.

En mi experiencia, los mejores resultados estuvieron cuando prevaleció la subjetividad de mis pacientes, por sobre toda norma.

Janin, B. (2007) La medicalización de los niños o cómo silenciar la infancia
Janin, B. (2009) La Violencia en la estructuración subjetiva
Orange, D. (2013) El Desconocido que Sufre
TAGS: $Terapia Maltrato Infantil Protección a la Infancia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La reunión sostenida a mediados de junio entre los mandatarios de Corea del Norte, Kim Jong-Un, y de Estados Unidos, Donald Trump, generó expectativas respecto al congelamiento de las relaciones entre dos ...
+VER MÁS
#Internacional

La Cumbre de Singapur, se mueve el tablero del sudeste asiático

La aplicación del decaimiento del procedimiento administrativo, se vino a instaurar a través de la jurisprudencia de la Corte Suprema, como una verdadera sanción hacia los órganos de la administración ...
+VER MÁS
#Justicia

Decaimiento del Procedimiento Administrativo

El reconocimiento de las identidades indígenas se vuelve un pilar fundamental para estructurar las acciones del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

Censo y pueblos indígenas: la importancia de un enfoque de derechos

Debemos generar facilidades para que jóvenes extranjeros vengan a estudiar a Chile, sobre todo a aquellas carreras que tienen poca matrícula nacional, pero que significan un capital humano fundamental par ...
+VER MÁS
#Uncategorized

Por un nuevo trato hacia los inmigrantes

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

La crisis actual del Parque Cultural de Valparaíso, no es solo una crisis de presupuesto, es una crisis de modelo —como en muchos otros campos de la vida social—, de subvalorar procesos culturales comp ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Las huellas de las crisis. Repensar la gestión de espacios culturales

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)

Y de esta manera, es como la manifestación de la escena artística y cultural de un país, a partir de la inserción brutal de la casta neoliberal, nos va esclareciendo la matriz de lo vivido y aprendido, ...
+VER MÁS
#Cultura

Lo mercantilizaron todo, hasta nuestra memoria