#Sociedad

Juntos pero no revueltos.

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es sumamente extraño que alguien programado desde sus primeros pasos a competir con el otro, a pisarlo y botarlo, a aplastarle la cabeza, luego, milagrosamente, le responda a un personaje al teléfono que el bien común es el bien de todos. ¡No seamos hipócritas! Menos en una encuesta.

Eso le dijo, con un sesgo de mayoría, el encuestado al encuestador. Porque claro, por más maliciosa que hubiese sido la redacción de la pregunta, en el fondo, mal disimulada, estaba clara la respuesta. Ahí no hubo engaño.

Y es obvio. Es sumamente extraño que alguien programado desde sus primeros pasos a competir con el otro, a pisarlo y botarlo, a aplastarle la cabeza, luego, milagrosamente, le responda a un personaje al teléfono que el bien común es el bien de todos. ¡No seamos hipócritas! Menos en una encuesta. ¡Bah! Mi auto o su auto. Mi carrera o la de él. Todo, naturalmente, sin margen de error, con toda la sana lógica puesta al servicio de las palabras.

El bien común, digámoslo, es un anhelo bastante romántico en estos tiempos. Huele a fiambre. A azufre, yo diría, en éste siglo. Es como el nostálgico poema de Neruda que se memoriza en el colegio, sólo porque está en la malla oficial. Una idea vaga, mal aprehendida. No es la caridad de los domingos y del 24 de diciembre, por supuesto, sino la vieja y roída solidaridad. Sólo ahí hay bien común.  Antes, en los tiempos del duelo, se entendía un poco esto. El que “todos” significaba “algo”. Por lo menos, en ése entonces había pertenencia a algo más que dos amigotes tomando y resolviendo el mundo a la pasada. Era un requisito, un instinto de supervivencia, y no solamente una plástica meta vendida al mejor postor.

¿Cómo le podríamos decir ahora al gásfiter, al oficinista, al empresario, a la nana y al conserje que educar a sus hijos, es educar también a los hijos de los otros? Yo no podría. Suena hasta mal. ¿Solidaridad? Habría que explicarles que todos vivimos en comunidad, que las personas somos simbióticas y dependientes, que gobernar es educar, que el contrato social, y blablablá. En eso se nos pasa la vida, y el oyente sólo quiere que sus hijos tengan una casa en el mejor sector de Santiago. Para eso están pagando. Durante 40 años el país se ha movido con ése motor: el crecimiento como fin y no como medio. Desarrollo, pero de cifras y decimales. ¿Qué esperaban, entonces, de la encuesta? Yo nada. Ni siquiera alcancé a desilusionarme.

Sé que nací en el Chile post-dictatorial. La tarea fue bien hecha: poca cultura, odiado por sus vecinos, amado por los inversionistas. Y cómo no, somos el “new rich” de los países subdesarrollados. ¡Qué vamos a estar eliminando el copago, si por 20 mil pesos mi hijo no comparte con delincuentes! ¿Educación pública de calidad? Claro, pero sólo para los pobres. Para qué hablar de salud…

La encuesta CEP, confieso, me dio un poco de angustia, pero ya está, seguiremos en las mismas calles y colegios. Juntos pero no revueltos.

TAGS: Encuesta CEP

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

El nuevo Modelo Educativo que debemos de promover debe de tener una mirada prospectiva hacia la Cuarta Revolución Industrial, teniendo como base la neurociencia y la epigenética
+VER MÁS
#Educación

Nuevo modelo educativo