#Sociedad

El valor de lo público

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La semana pasada, con motivo de la pandemia, hice mención a la importancia de no andar a las carreras dejándonos llevar por las ambiciones y la tentación del consumismo, así como la de vivir más en armonía con la naturaleza, sin buscar su sobreexplotación. Terminaba haciendo alusión a la necesidad de repensar nuestra forma de vida, nuestros modelos productivos, nuestra mirada respecto de la propiedad y la gestión de los medios de producción. Ahora abordaré el tema del valor de lo público y la próxima semana la relevancia de asegurar una renta o ingreso mínimo garantizado.


Nosotros mismos tenemos una gran responsabilidad: ser exigentes en nuestra condición de ciudadanos para que se nos provea un servicio público de calidad, en el campo de la salud, la educación o cualquier otro.

Una vez más, cada vez que ocurre un desastre -terremotos, aluviones, guerras, en este caso una pandemia- unos y otros, trabajadores y empresarios, quienes sufren las consecuencias, buscan refugio, apoyo en el Estado. En tiempos “normales” sumidos en el exitismo, en la lógica neoliberal dominante denostamos a ese mismo Estado buscando reducirlo a una mínima expresión, a un rol meramente subsidiario, de privilegiar los derechos de propiedad y de monopolizar la posesión de la fuerza para resguardar la seguridad nacional interna y externa.

Lo que estamos viviendo ilustra el valor de lo público, lo que debiera expresarse en disponer de un Estado en forma para enfrentar una emergencia como la actual. Las emergencias han llegado para quedarse, hoy es una pandemia, así como en el pasado han sido  terremotos, aluviones, contaminaciones u otros. No obstante los progresos registrados en todos los campos, persisten serios problemas cada vez más complejos en la sociedad contemporánea: creciente contaminación, crisis hídrica, desigualdad. Su envergadura no es para que sean abordados en base a gestos y actuaciones de buena voluntad por parte del sector privado. En vez de menor y peor Estado, necesitamos, con urgencia, como lo prueba la realidad actual, más y mejor Estado.

Yo mismo arisco la nariz al afirmar esto, dudando de la posibilidad de ello. Sin embargo, no tenemos alternativa, y para ello nosotros mismos tenemos una gran responsabilidad: ser exigentes en nuestra condición de ciudadanos para que se nos provea un servicio público de calidad, en el campo de la salud, la educación o cualquier otro.

A la hora de la verdad, las dificultades se multiplican cuando estamos ante un Estado incapaz de responder con eficacia y eficiencia, así como de coordinarse apropiadamente con el sector privado, ante una contingencia como la que vivimos.

No obstante los heroicos esfuerzos en que está empeñado el personal médico y paramédico para encarar el covid-19, las tribulaciones que está viviendo el área de salud pública no son menores. Gran parte de ellas se explica por la postergación experimentada desde hace décadas, la que debiera ser revisada bajo el prisma del valor de la salud pública, del valor de contar con una población sana, lo que trasciende en mucho el ámbito privado.

TAGS: #SectorPúblico Derechos Estado de Bienestar

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Nuevos

La acción de abrir el cajón tal vez no significa una violación al código sanitario pero sí una provocación a una población que no puede darse dicho privilegio.
+VER MÁS
#Política

Los umbrales del peligro

Se necesitan 6 semanas de cuarentena real, de hibernación, para volver a tomar el control de la ciudad. Para lograrlo, con $100.000 por persona no será suficiente
+VER MÁS
#Ciudad

Cuarentenillas, tránsito y (des)control

Una de las varias lecciones que permite la pandemia, es que en salud no se improvisa, que el centralismo territorial e institucional no ayuda a la comprensión de la capilaridad del fenómeno social
+VER MÁS
#Salud

¡Nuevamente en el 2020! La Atención Primaria de de Chile, siempre héroe

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

Popular

Al arbitrio de este rasgo característico estuvieron las vidas de cientos de jóvenes mutilados desde el 18-O y las vidas de toda una generación sobreviviendo pensiones paupérrimas y que son los más vuln ...
+VER MÁS
#Política

«Abran los ataúdes»: Piñera y la necropolítica

Por ello, junto a diversas asociaciones de investigadores, desde hace meses hemos demandado al gobierno que se consideren los factores socio-ambientales, territoriales, culturales y afectivos, teniendo a lo ...
+VER MÁS
#Ciencia

Por una democratización epistemológica. Respuesta a Ramón Latorre

No recuperaremos lo que antes teníamos y hemos perdido, porque lo que antes existía y denominábamos como normalidad y confianza, nunca fueron aceptadas como tales sino con altos niveles de imposición
+VER MÁS
#Ciudadanía

La nueva confianza

El problema, se genera cuando la política adopta medidas oportunistas, basadas en esa realidad creada, y en el costo-beneficio que le genera aparecer dando un golpe de autoridad sin realizar un mayor esfuerzo.
+VER MÁS
#Justicia

Delito y pandemia: Motivación del aumento de penas y el populismo penal