#Sociedad

El libre mercado libera a China

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

 

La China que controla la cantidad de hijos que pueden tener sus habitantes, que encierra y apalea a los que opinan distinto, que vulnera sistemáticamente los derechos humanos es criticada por todos y cada uno de los habitantes sensatos del planeta. No hay duda. Por otro lado, la China que consume a niveles exorbitantes, que produce y comercializa con costos y precios bajísimos y que celebra tratados de libre comercio a diestra y siniestra es aplaudida y querida a nivel mundial. A pesar de haber una China en el mapa nosotros optamos por ver dos: una China nacional y una China internacional. Encontraremos idealistas que creen que hay que cortar relaciones internacionales políticas y comerciales con China, pues sólo así lograremos que éstos sientan la presión suficiente como para abrirse a jugar la vida internacional de acuerdo a las reglas del juego que ha fijado el mundo occidental, esto es, respetando los derechos humanos. Aquellos, tiernos y amorosos, bienintencionados sin duda, se pierden en la ingenuidad más básica de todas: aquel que ose aislarse de comerciar con China simplemente acepta correr la carrera internacional con los pies atados, nadie está dispuesto, políticamente, a correr ese riesgo. Relacionarse con China hoy es vital y quien decida no hacerlo deberá atenerse a las consecuencias macroeconómicas que ello implica.
 
Pero China no vive feliz jugando con el resto del vecindario. Su apertura comercial (necesaria puesto que era imposible que dicho país se sostuviese sin incorporarse al comercio internacional) le ha significado someterse a ciertas reglas que le eran completamente desconocidas, esto le ha traído tanto beneficios como problemas. Beneficios pues, sin duda alguna, su economía ha crecido y robustecido al punto tal que muchos vaticinan el derrocamiento de Estados Unidos como país más poderoso del mundo, pasando a ser reemplazado por China en un futuro no muy lejano. Problemas ya que, para el pesar oriental, su política interna pasó a ser "cuestión de todos" y no sólo de "ellos". El constante escrutinio internacional en materia de DD.HH. le ha significado a China además de una molestia, un cambio de postura y una mayor inversión en política internacional.
 
Los orientales, otrora impermeables, se han visto en la necesidad de iniciar una campaña de lavado de imagen internacional pues la presión del orbe ha sido constante y sonante. Los Juegos de Beijing fueron el primer intento que, sin embargo, terminaron siendo un tiro por la culata pues no hicieron más que exacerbar el interés por la situación de los derechos humanos en dicho país. Ya de forma más reciente, la premiación de Liu Xiaobo con el Nobel de la Paz, le significó a China "instar" a los diversos países con los que se relaciona a no asistir a la ceremonia de premiación. El golpe del Nobel fue fuerte y China lo acusó. Por otro lado los esfuerzos por mostrar sus avances al mundo en materia de derechos humanos al interior de su país no hacen más que confirmar la pendiente por la que va "cayendo" China, parece cosa de tiempo que el catálogo de derechos se vaya ampliando al interior de sus fronteras. Su última apuesta busca apaciguar la relación de las dos Coreas puesto que no sólo le interesa tener un vecindario tranquilo (condición imprescindible para el comercio internacional) sino que también buscan mostrar al mundo que son un aporte a la paz mundial, más allá de su contribución productiva y comercial.
 
Sin duda alguna los avances han sido lentos en materia de derechos humanos, pero no por ello menos significativos. Se ha disminuido el catálogo de delitos sancionados con pena de muerte, se ratificó para el área de Taiwán la vigencia del Pacto Internacional de derechos Civiles y Políticos y del Pacto Internacional de derechos Económicos, Sociales y Culturales, se están protegiendo de mejor manera ciertos derechos de  abogados y periodistas, etc., cuestiones que pueden ser consideradas básicas pero que eran impensadas para China hasta hace algunos años atrás.
 
Todo lo anterior no hubiese sido posible sin la apertura del país en comento al mercado internacional. Sin la China internacional sería imposible presionar a la China nacional en la forma que se hace hoy, con cierto grado de efectividad. La actual (aunque lánguida aún) permeabilidad china no es sino producto del libre mercado internacional, que en su constante necesidad de información, ha logrado poner en la palestra pública de manera constante la situación humana en China.
 
Esto debe llamarnos la atención: últimamente la postura anti mercado se ha transformado en una moda, calificándolo como el principal culpable de miserias y dolores sociales en Chile. Dicho análisis es injusto, el mercado como todas las cosas tiene virtudes y defectos, estos últimos se exacerban cuando la legislación es más pro empresa que pro competencia, cuestión que es la realidad persistente en Chile. Nadie podrá negar que en esta ocasión el libre mercado se anotó varios puntos en materia de derechos humanos, China parece ser su mejor ejemplo moderno.
 
(*) César Miranda es Vocero Nacional de Red Liberal
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
gabmarin

09 de diciembre

Guy Sorman contradiría lo que planteas. Esa “China nacional” de la que hablas, es experta en envasar la imagen de la “China internacional” que el mundo compra. El mercado mundial no está logrando que los derechos humanos en China se respeten más. Lo de los Juegos Olímpicos fue una farsa y en lo del Nobel están aún por verse sus consecuencias (aprovecho de comentarte que no logro establecer la relación entre el mercado mundial y el premio, ya que implícitamente sugieres que hay una relación entre ambos).

09 de diciembre

Discrepo, por las siguientes razones:

1. El mercado mundial somete a China a las condiciones de todo comercio moderno, que a largo plazo no puede ser jugado por reglas de las características chinas. Si te das cuenta la mejoría (que no es aparente) empezó desde la apertura comercial y el interés se exacerbó por lo mismo.

2. Lo de los JJ.OO. fue un intento de lavado de imagen, eso lo dije, pero fue un tiro por la culata porque desde entonces la preocupación por lo que sucede con los chinos en su país pasó a ser tema popular más que de ciertas élites intelectuales, lo que alimentó a todas las organizaciones de derechos humanos en materia de imagen yr ecursos.

3. No, el Nobel no es consecuencia del mercado (no fue mi intención implícita). Y, si no tuviese consecuencias, China no se habría esmerado en presionar a los mandatarios a no asistir o enviar representantes a la ceremonia.

¡Saludos!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

El sujeto marginal que desconoce o que derechamente no cree en los Derechos Humanos, tampoco tiene ánimos de respetar ni garantizar los ajenos. La vida y la muerte son para él, cuestiones relativas, discu ...
+VER MÁS
#Sociedad

Crimen, castigo y viralización impulsan la catarsis colectiva del pueblo chileno