Curas y pedófilos. Jesus dixit: separando el trigo y la cizaña - El Quinto Poder
#Religión

Curas y pedófilos. Jesus dixit: separando el trigo y la cizaña

26 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Por suerte soy mina y nunca fui a un colegio de curas. Sí a uno de monjas, en plena dictadura y aunque también tienen lo suyo, salvo unas mechoneadas y sacudones, no tengo mucho que contar. Pero varios de mis amigos, sí. Uno de ellos recordaba al sacerdote famoso que cada vez que él se confesaba insistía en saber de sus hábitos onanistas. Juro que es verdad. Otro tenía por gurú a uno que fue luego investigado por abusos. No son sólo historias de oídas, calumnias, mentiras para destruir la fe en el mundo. Constan en procesos judiciales unas pocas; la gran mayoría, no.

Claro que hay sacerdotes de otra condición. Sacerdotes que muchas veces no resultaron amables a las jerarquías eclesiásticas, aunque sí grandes amigos de sus pueblos. Sacerdotes que en años difíciles fueron uno de los tantos rostros de la solidaridad y de la misericordia. Son ellos, probablemente, los más heridos con esta imagen que enloda a la iglesia católica y que pone en tela de juicio a todos por igual. Ha llegado la hora de separar el trigo de la cizaña, para hablar en términos bíblicos.

Miles de niños en el mundo han pagado el costo del silencio y la indiferencia. Han pagado el costo del doble estándar de una institución que, tras años de abusos -y con otros episodios de abusos y negligencias también escandalosos en la historia- todavía no aprende a mirarse seriamente con suficiente humildad y criterio humanista. Una institución que por conservar parcelas de poder prefiere estigmatizar a los homosexuales, minimizar las cifras, culpar a los mismos niños.

Lo que las sociedades esperamos, seamos o no creyentes, es levantarnos un día y no encontrarnos con una declaración de algún cardenal, arzobispo, sacerdote o del mismísimo papa, que nos haga tomar la cabeza a dos manos. Un poco de contrición y de justicia es lo que las víctimas, como mínimo, merecen. Eso es lo que la propia iglesia necesita para sacudirse de los frutos podridos. Porque sólo cuando se asumen los errores y se reparan efectivamente, se puede hacer un gesto de honestidad que permita renovar la fe.

Separemos aguas, sin solapar responsabilidades ni generar caza de brujas. Para hacerlo, necesitamos abrir las orejas y escuchar todas las voces: las de las religiosas y los religiosos, las de los que fueron abusados o lo están siendo hoy. Las de los que tienen miedo de hablar. Salgamos del confesionario.

Busquemos modos de apoyo legal a las víctimas de este tipo de delitos, así como los hay para quienes sufren violencia intrafamiliar. Generemos instancias de evaluación para quienes trabajan en contacto directo con menores. Debatamos en serio sobre la pertinencia del celibato. Yo no sé. Sólo quiero contar que uno de los que abusaba de niños sonríe tan campante en Facebook. Lo veo y se me hiela la sonrisa. Aunque yo sea mina y nunca fuera a un colegio de curas, por suerte.

——————————————————————————————————-
 

Foto: Cross @ at the Communion – Daniel Y. Go

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

15 de abril

Estoy de acuerdo con esta “mina”, yo no soy católico e intento no sacar provecho de la “desgracia ajena” que envuelve a los católicos, al menos, a los jerarcas de la iglesia católica romana, pues veo una división muy profunda y estructural entre la iglesia que gobierna y los gobernados católicos… en fin, digo “a rio revuelto… ganancia de pescadores”, espero que no sea el caso, pues en Europa miles de fieles católicos dejan la iglesia romana todos los días… mi preocupación es ¿y a dónde se irán? muchos de ellos no optarán por ingresar a otros “credos” y por tanto quedarán a la deriva… el problema que se genera es que las iglesias, sobre todo cristianas presentan estructuras de contención en la sociedad, en donde la delincuencia y otras conductas anti sociales, están a la puerta para asaltar al que no tiene con qué llenar el vacío moral que se le generará al salir del seno de esta u otra iglesia. Por tanto, nuevamente pregunto, a dónde irán. No quiero decir con esto que los ateos o anti-teístas sean inmorales…. para nada, solo que hay personas que son más simples y que pueden llegar a actuar “sin dios ni santa maría”, como dicen los católicos… y yo he sido testigo, que los descarriados son más terribles que aquellos que no creen en nada. Yo soy protestante… de línea presbiteriana, en nuestras congregaciones las personas son importantes porque tienen poder de opinión y derecho a voz y a voto, nuestros clérigos o pastores o reverendos, son personas como todas las demás… se toman su cerveza, se casan, tienen hijos, pelean con sus esposas, se reconcilian “de varios modos”, estudian la biblia, nuestras iglesias no son jerárquicas y se jactan de un gobierno no episcopal, sino, democrático representativo… fue este sistema de gobierno el que dio forma a los países más importantes del mundo, o al menos, a los más desarrollados como EEUU, Alemania, Inglaterra y por esto mismo, donde se han dado las mayores democracias (aunque ninguna ha sido perfecta e inmaculada), en cambio miro con un poco de tristeza, que en los países “por tradición católicos” se han dado las mayores dictaduras del mundo… Italia, España, En Alemania, sobre todo en el sur donde Hitler tuvo su mayor apoyo con el consentimiento de los católicos. Uno siempre quiere el bien para sus conciudadanos, y pienso cómo me gustaría que el protestantismo fuera también una realidad con opinión dentro de nuestro país y no hubiese la monopolización en todas las esferas que reclama el catolicismo romano (sus jerarcas), pues todo sería muy diferente. Solo recordar que cuando tuvimos la oportunidad de tener “igualdad ante la ley” la iglesia católica se opuso con su tan conocida frase… “la igualdad se consigue solo entre iguales”, con lo que no aceptaba una igualdad estrucutal con otros credos, sino solo con aquellos que el Vaticano definía como iguales (Ortodoxos Griegos, y algunos protestantes). En fin… creo que nuestro país debe crecer, dejar las supersticiones y avanzar a un período no de tanto oscurantismo, como el sembrado por la jerarquía romana… mi comentario un poco disgregado, pero es mi opinión…

31 de agosto

Sergio; bueno tu aporte, solo agregare que el prtestantismo en general , tiene mucho mas peso que hace 30 años atras, pero menos que el que debiera dado a su 35% de la poblacion, creo que es porque detro del origen de las iglesias evangelicas esta la division, ¡son muchas!, creo qque es asi porque Lutero deseaba mejorar la Iglesia Catolica desde dentro, y despues vino Calvino, despues Suinglio, y un largo exetera.Mi abuela fue Presbiteriana , por eso conosco lo que cuentas. Yo creo en la Iglesia de Jesucristo, que no es la Catolica y que no es nacida del Protestantismo. La Iglesia Catolica tiene algo que ninguna Iglesia Protestante tiene, “Sucecion apostolica”, una linea continua entre Pedro y el actual Papa….., en otras palabras autoridad, ¿ quien era Lutero?, un sacerdote Catolico….., yo creo que esa autoridad apostolica murio, cuando los apostoles murieron…..por lo que la Iglesia Catolica no tiene esa autoridad….y ustedes tampoco, nosotros reclamamos tener esa autoridad apostolica, de hecho tenemos casi la misma organizacion de la Iglesia que Cristo se dio, es decir apostoles y profetas, con Cristo como cabeza, y la Iglesia lleva su nombre, y su nombre no es el resultado de su manera de organizarze, no de su fundador humano, no de su idea del dia de reposo, no de un versiculo del antiguo testamento, lleva el nombre de Cristo….., en la Iglesia de Jesucristo, los sacerdotes no beben alcohol, pero al igual qu en tiempos apostolicos se casan y tienen hijos, leemos las escrituras, tenemos la Biblia pero tambien tenemos mas escrituras, y tenemos profetas que como en la antiguedad se comunican con Dios, ¿ te preguntaste alguna vez porque Dios no conversaba con la Humanidad? , pues lo hace y al igual que en la antiguedad no escuchan…., nuestros sacerdotes sirven sin ser un clero profesional, trabajamos para nuestro sustento y servimos gratuitamente, somos el 6 % solamente de los Chilenos, pero seguramente tienes un compañero o pariente, seguramente tambien lo conoceras como los ignorantes nos llaman “Mormones”, que el equibalente de decirte a ti canuto, nosotros como en tiempos biblicos somos “Santos”, como Pablo lo usaba en sus cartas, bueno esa es mi opinion tambien ¿ que te parece?

15 de abril

Las opiniones y conceptos vertidos en el artículo develan un análisis hecho desde una óptica fuera de la fe católica, al igual que el primer comentario. Quisiera exponer acá para la consideración de todos una mirada desde un ángulo distinto, un ángulo a partir de la fe y por qué se mantiene a pesar de que las noticias que se muestran apuntan en la dirección contraria.

Quien ama aumenta su capacidad para lograr una mayor inteligencia de la realidad. Nunca entenderá la Santa Misa quien no vislumbre que el Santo Sacrificio del Altar es una historia de amor. Tampoco se comprenderá el celibato sacerdotal si no se capta que el sacerdote célibe atraviesa el convulso y agitado mar de este mundo embarcado en el Corazón de Cristo. El presbítero ha entregado el corazón al divino redentor y brilla ya el fuego del amor. A él, imagen de Cristo, otro Cristo, que actúa “in persona Christi Capitis”, que celebra la Santa Misa, no le resulta contrario tener un corazón enamorado e indiviso, entregarse en cuerpo y alma a Cristo célibe, con quien conforma su vida. Esto y no otra cosa es el celibato eclesiástico.

La hermosura y la grandeza sobre-natural de la vocación al celibato descuellan muy por encima de la misma belleza de la vocación al santo matrimonio, sacramento grande, camino de santidad. iEsplendor magnífico del celibato eclesiástico! Pero, en el estado actual del universo, el ideal no está ni en un mundo en que todos los hombres y mujeres sean célibes ni en el que todos sean casados. Ocurre al igual que el vuelo majestuoso del águila supera al del ruiseñor, aunque ambos se complementan, enriqueciendo así el bien en la sinfonía del universo.

Hay quienes recientemente han cuestionado el celibato sacerdotal como no conveniente por razón de que actualmente existen algunos sacerdotes pederastas. Realidad lamentable de la pederastia que llena el corazón de lágrimas. La noticia sobre estos pobres presbíteros incoherentes ha sido recibida como una descarga eléctrica, como una bomba que causa un fuerte impacto. Pero, si el mundo actual tan acostumbrado a mil y un escándalos en innumerables ámbitos de todo tipo ha recibido esto con tal vibración es señal certísima de que se trata no sólo de algo doloroso, sino también de cosa que en sacerdotes resulta no común, sino inaudito, inverosímil, impresionante, que causa extrañeza y sorpresa. Así, mayor es el grito de la gente, mayor es la proclamación implícita de que se trata de algo que sorprende por ser muy excepcional en sacerdotes. Indicio éste de que los sacerdotes pederastas son sólo unos pocos, una pequeña minoría en relación tanto respecto al número total de sacerdotes del universo mundo como en relación al curso multisecular de la historia. Obviamente, esos pocos sacerdotes pederastas han caído en ella no por ser sacerdotes, sino a pesar de serlo. El estado de la cuestión es pues el siguiente: frente al abultamiento y desfiguración periodística de la realidad, unos pocos han sido los sacerdotes desviados, mientras en muchos otros se observa el esplendor del celibato eclesiástico, verdadero milagro moral y potente faro de luz fulgurante que ilumina maravillosamente el Cosmos en el camino de la castidad. La panorámica lúcida del sacerdocio en el mundo actual no puede darse pues por aquella ínfima minoría de sacerdotes enfermos y necesitados de conversión y de curación sino por la mayoría de presbíteros. Cristo ha sembrado una santa pureza de nieve que extasía y levanta el mundo a una gran altura y muchos han sido los sacerdotes católicos psíquicamente sanos, fieles y buenos, mediante los cuales las costumbres se han suavizado y en este punto se ha logrado transmitir el buen olor de Cristo. Y, especialmente más representativos y dignos de consideración son aquellos que han seguido más fielmente a Cristo, los santos. Así, panorámicamente, sacerdocio católico y santa pureza están en íntima relación. No hay más.

Pretender que el pecado de unos pocos lleve a reformar la ley del celibato eclesiástico, buscando así la panacea y la medicina en que los sacerdotes se casen para lograr un remedio a la concupiscencia es una afirmación realizada que en buena lógica resulta insostenible. Y ello por las razones que siguen.

1) La Iglesia católica, esposa de Cristo, al obligar actualmente, de manera usual, en Occidente, al celibato eclesiástico, en conformidad con la potestad recibida de Cristo, logra conseguir que el Señor no niegue las gracias necesarias a sus sacerdotes para poder observar el celibato que Él les pide a través de su Iglesia, pues Dios no pide imposibles. Dios es la columna que sostiene a los sacerdotes fieles. La caída en la pederastia no ha sido pues a causa de que las vocaciones se hayan comprometido al celibato, sino a pesar de ello. Además, el compromiso al celibato no aparta de la pureza de vida sino que atrae más y más a ésta. Así pues, evidentemente, dado que todo sacerdote que ha prometido el celibato puede y debe vivirlo, éste no es un problema a solucionar, sino algo en sí mismo resuelto y sobre el que el Señor quiere infundir innumerables gracias, por lo que resulta del todo absurdo pretender que hay que buscarle una solución nueva como a algo aún no resuelto.

2) Además, la libertad humana tiene usualmente ante sí la posibilidad de escoger entre el bien y el mal, lo cual siempre conlleva riesgos. Pero, la libertad en sí misma es un bien y no un mal. Úsese bien y no se abuse de la misma. Del mismo modo que no se suprimen todos los aviones del mundo porque haya habido unos pocos malos conductores que hayan provocado un accidente aéreo, tampoco cabe suprimir un bien, el celibato, porque alguien haya abusado de su libertad en vez de usar bien de ésta. Sería absurdo y desproporcionado cortar las cabezas porque unos pocos han usado mal de ellas. Y, en definitiva, usualmente, mientras exista ser humano, en toda situación, estado y condición, habrá riesgos, a menos que se suprima de raíz la libertad humana. Pero, si la libertad tiene sus riesgos, también nos permite elegir el “amor Dei”, tener un amor de preferencia a Dios, amar a Cristo porque nos da la real gana.

3) No hay ningún bien en cambiar por los antedichos prácticamente inexistentes riesgos lo que es más por lo que es menos, como no hay por qué preferir una esmeralda a un brillante o un céntimo a un millón de euros, ni el matrimonio al celibato.

En conclusión, el celibato sacerdotal al igual que la virginidad consagrada es uno de los más bellos frutos de la redención, admiremos su conveniencia. Como ya había señalado el Concilio Vaticano II y había explicado por extenso S.S. Pablo VI, aunque el celibato sacerdotal es solamente algo disciplinar y no esencial al sacerdocio, no obstante, hay muchas razones de conveniencia para mantenerlo y admirarlo grandemente. Necesitamos almas de fuego, enamoradas de Cristo, entregadas en cuerpo y alma, como antorcha para la Creación toda.

16 de abril

El tema respecto a la pederastía al interior de la iglesia católica, debe tener alguna razón, sumado a cientos de casos que son vox populi, pero que no son publicados en los periódicos, ni en los medios… acá en la Vta. región solamente, el caso personal del cual yo conozco, un sacerdote de Quilpué, el cual fue sacado de su parroquia por mantener una relación con el auxiliar de la misma… por qué me es cercano? porque siendo yo de 22 años (hace años atrás), de manera insistente me invitaba a que saliéramos, lo cual, la insistencia me dió que sospechar… yo siendo protestante, el tema en común era la teología, sorprendido él de encontrar a un joven (aunque mayor de edad por supuesto) con “tanto conocimiento” bíblico. En fin estos casos que no deben ser pocos debe tener una explicación estructural y a diferencia de mi interlocutor, el sr. Cruzat, creo que se encuentra en la costumbre o tradición AUNQUE NO MANDATO del celibato, digo NO Mandato, porque principalmente la biblia que asumo es y debe ser norma de fe y conducta para el pueblo cristiano, NO LO IMPONE. Pablo en la carta a Timoteo advierte que el los postreros días los “falsos maestros, Prohibirán casarse y abstenerde de alimentos que Dios creó”, aunque Cristo recomnedó el celibato, no lo impuso como es la norma dentro del catolicismo, sino que solo advirtió que “NO serían todos capaces de sobrellevar dicha obligación” (Mt 19). La costumbre muy conveniente, sobre todo, para evitar fines contraactuales, vino siglos después dentro del seno del catolicismo romano. Usar terminología carismática aduciendo que el celibato es un “don” y una “gracia” incluso un “sacramento”, son solo formas de hablar, bonitas claro, pero que están vaciadas de toda realidad natural o sobre-natural, ya que la misión a principios del cristianismo ameritaqba este tipo de sacrificios, pero que ya no… digo y pregunto, ¿por qué razón es el celibato tan necesario pero no lo es tanto el “profetizar” o “hablar en lenguas” que también son gracias y dones que fueron dados para edificación de la iglesia y no usados por el catolicismo? Creo que la iglesia católica no es solo organismo (cuerpo vivo y espiritual de fieles), sino también organización (administración humana contractual), es a este segundo item al que le “conviene” de sobre manera el celibato impuesto de sus fieles. Cuál sería la solución, en mi pobre opinión, un celibato PERO NO IMPUESTO, la Biblia establece que “el espíritu de los profetas está sujeto a los profetas”, o sea, ningún don o gracia, por muy carismático que sea puede exceder las facultades naturales del que lo posee, incluso se puede tener la gracia, y no usarla o incluso abusar de ella, pero al fin y al cabo uno es dueño y señor de manifestarlo. Si el celibato es realmente una gracia, debe ser libre para tomarlo o usarlo y no impuesto. Creo que solo una visión tal, podría renovar definitivamente la iglesia desde dentro, como lo es con la iglesia católica Ortodoxa o las iglesias protestantes, donde sus pastores tienen la LIBERTAD para casarse y llevar una vida normal. No me cabe la duda que muchos célibes son homosexuales y han visto en dicho don (el celibato) un medio de sublimar su homosexualidad y ponerlo al servicio de Dios… pero separemos las cosas, el celibato IMPUESTO es campo fértil para otras perversiones que el pueblo católico y en realidad todo el mundo NO ESTAMOS DISPUESTOS A TOLERAR. Benedicto XVI (como lo ha observado ya Kung) a perdido varias veces la oportunidad de enmendar muchos errores que se arrastran por siglos, sin embargo, a endurecido su mano y ha oprimido a su pueblo con mayores penas.
Termino con una anécdota… teniendo mis 17 años de edad, caí enfermo al hospital de una hepatitis, durante mi estadía me visitó un sacerdote, el cual me habló de la importancia de la confesión y de la asistencia a Misa… no queriendo ser “imprudente” guardé silencio y solo le escuché, advirtiéndole que yo no era católico… sin embargo a los minutos, no lo pude soportar y como buen protestante le cité la Biblia… le dije pero sr. las Misas (sacrificios incruentos), YA NO SON NECESARIOS, pues la biblia expresa en su libro de Hebreos que “Ya no son necesarios más sacrificios, pues Cristo murió de una vez por y para todos, haciendo con su sacrifico perfectos a los santificados” y que la misma biblia establece que incluso una vez muerto Cristo y resucitado, los sacrificios que se hacían en el templo hasta ese momento (que son el reemplazo de las misas) Cristo había abolido… después de esto le expresé que en cuanto a las confesiones la biblia dice “SOLO A DIOS CONFESARÉ MIS TRANSGRESIONES y sólo TU perdonarás la maldad de mi pecado…” (salmo) a lo cual el sacerdote enojado se levantó y me dijo ¡HEREJE! ERES UN HEREJE!!… y sí, creo que lo soy. je

31 de agosto

Sergio: Sere breve, el celibato NO ES BIBLICO, la condicion para ser Obispo era estar casado, y ahora en la Iglesia de Jesucristo sigue siendolo. Se puede servir a Cristo y estar casado a la vez.

16 de abril

Agradezco a los dos Sergios 🙂 que se den el tiempo de comentar.

Sergio Cruzat tiene razón: hablo desde fuera de la fé católica. Pero no pretendo, como tú infieres, que nadie renuncie a su fe. Supongo que la fe en un dios no está directamente relacionado con las conductas de sus pastores. En eso no me meto. Precisamente porque creo que hay gente que legítima y honestamente busca hacer un bien con su vocación, es que creo que el ocultamiento y la mentira son doblemente peligrosos. El celibato comenzó, como tú debes saber, por razones económicas y no teológicas, post concilio de Trento. A mí me tiene sin ciudado como busque la iglesia custodiar la propiedad de sus bienes terrenales. Lo que no me tiene sin cuidado es que se deje entrar a cualquier parafílico y que, esas condiciones de abstinencia forzadas por el entorno y una ley que está lejos de ser divina deriven en las peores perversiones en contra de menores. Sobre la santidad, los saclamentos y lo altísimo , no me pronuncio.

Sergio Sepúlveda, estoy de acuerdo contigo: la iglesia no es sólo un lugar para rezar: es también un bastión de contención, ha sido un canal de diálogo y, sobre todo, en el caso de la teología de la liberación, un importante agente del pensamiento social y la justicia social. Yo en eso me saco el sombrero. Es un creador de sentido y, más allá de que yo no comparta este sentido, asumo que es vital como certeza cotidiana para muchas personas. A mí no me interesa destruir la fe. Creo que a nadie. El tema es que los delitos horrendos no se repitan, se eviten, que se discuta de lo que tiene sentido y lo que no en esa institución arcaica y que lo discutamos todos, porque los cabros chicos son de todos.

Cariños,

“la mina”.

18 de abril

Estimada “la mina”, (:D, solo para hacer menos grve esto que creo es serio…)
Como expuse latamente en la respuesta a Rodrigo (bendito sea dios que hay un cura acá, da profundidad a las otras visiones…) El tema de fondo no es si hay curas pedófilos, empresarios chuecos y que comulgan el domingo, y viejas beatas que rezan el rosario y le llevan a la nieta al cura como regalo (caso real que conozco de priimera fuente), ese no es el problema de fondo.
El problema de fondo para mi gusto es que los católicos no queremos ser santos, se nos olvidó la misión. Ojo, no dije que que los católicos no son santos, dije no queremos que es distinto. Nadie nace santo, se hace con sólida formación y lucha consigo mismo toda su vida. Los Santos cometen errores, por cierto, pero la probablidad de que sean del calibre que estamos viendo, es muy baja, casi cero. Si todos quisieramos tener una vidad de Santidad, no tendríamos esots graves problemas, estarían muy lejos de la discusión, las discusones serían otras.
Ese es para mi gusto el problema de fondo…formación y lucha. Como en el Karate, en el fútbol, etc. pero la Santidad es un ideal mucho mas grande, que incluye al deporte, al trabajo, a la familia, a los padres, a los hijos, a los nietos, a los amigos y a los enemigos, a los izquierda y a los derecha, nadie sobra para ser Santo. Fíjate que es mas accequible ser Santo que sabio, pero es mucho mas difícil ser Santo.
La Santidad es el camino que escogen l@s mejores, no necesitas mucha Fe para inicarlo, eso viene después, neesitas decidirte.
Ya no mas lata, un abrazo good nigth
No que dicen mis contertulios.
Saludos

31 de agosto

Ahora somos tres los Sergios…..

17 de abril

Algunas precisaciones (o reflexiones) al tema, desde mi condiciòn de cura:

1.- El tema del Celibato, no es un proceso Post Trento, màs bien, ya desde el siglo XII aproximadamente, se empieza a zanjar el aspecto disciplinario del celibato, Algunos Concilios provinciales (=sìnodos) fueron incluyendo que se aplicara la norma del celibato.
2.- Estoy absolutamente de acuerdo a que no caigamos en una ‘caza de brujas’, ya que existen varios sacerdotes que buscan en lo cotidiano dar razòn de su esperanza y lo màs importante, han sido ejemplos de vida para la sociedad. De hecho, mi opciòn por ser cura, nace por el modelo de uno de estos sacerdotes que fueron voz profètica en la historia nacional, como lo pueden ser otros hoy en dìa.
3.- Una frase que me marcò mucho, cuando era profesor, y me la citò el rector del Colegio en el que trabajè hasta este año, fue de “estar atento al ‘sentir de los fieles'”, que para los cristianos es un lugar teològico de importancia, concepto que el Vaticano II fortaleciò bastante para el enriquecimiento de la realidad comunitaria de la Iglesia.
4.- El Derecho Canònico, que en sì rige para la Iglesia catòlica, apunta a un hecho que a mi parecer, ha fomentado la visiòn negativa hacia la jerarquìa o, màs bien, la ha aumentado; me refiero al precepto de la “salvaciòn de la persona”, a la cual aplicamos una pena canònica. Sì, es cierto que debemos buscar la salvaciòn de esta persona (conversiòn), pero no debemos olvidar que los casos de pedofilia son un crimen, con todas su letras, por lo que el entregar a un acusado de pedofilia a la justicia no anula el ideal de esta conversiòn, ya que al momento de confesar, uno acepta que cometiò una falta y que debe remediar el daño cometido. Hay que ser misericordidos, pero conscientes de que la misericordia trae consigo la justicia, no la impunidad.
5.- Lamentablemente, y lo digo con dolor, hay varios de mis hermanso sacerdotes que se preocupan màs por la moral sexual, que por la moral de la vida… se preocupan de la letra chica, antes que de la necesidad de la persona de ser escuchada, valorada e incluso, aceptada., y que frente a este tema, o culpan al empedrado (como el Obispo de Tenerife) o realizan anàlisis poco afortunados, como el de Bertone.
6.- Toco un tema quizàs importante: es el referente a la formaciòn nuestra, como sacerdotes. Buscamos cantidad o calidad? pregunta que dejo para pensar, con las respuestas que implican.
7.- Invito a mis hermanos sacerdotes y catòlicos, a no ser tan fatalistas frente a las denuncias de estos casos, la culpa no la tienen los masones, ni los judìos, ni menos el New York Times o los medios de comunicaciòn. Los medios tienen un deber fundamental: informar y denunciar (que lo hagan con sensacionalismo o no, es cosa de ellos). La culpa, màs bien, parte de nosotros mismos, los catòlicos, desde la Jerarquìa hasta uno mismo. Es tarea personal y comunitaria, buscar las responsabilidades, y lo màs importante, pedir perdòn y actuar, para que no solo los que han salido dañados, puedan sanar, sino que para que no vuelvan a suceder estos casos.

Saludos.

Rodrigo.

18 de abril

Estimado Rodrigo, me parece que tus palabras ilustran bastante acerca de este tema y con la “gracia” de que hacer precisiones relevantes al respecto, nada tengo que agregar, excepto algo, que estoy seguro tu lo sabes de sobra, pero heché de menos en tu escrito y tiene relación con la formación de los sacerdotes y preguntas si cantidad o calidad, yo pienso que al igual que la de los laicos, además de cantidad y calidad, buscar la SANTIDAD.
Bien decía un Santo del siglo XX:

Un secreto. —Un secreto, a voces: estas crisis mundiales son crisis de santos.

—Dios quiere un puñado de hombres “suyos” en cada actividad humana. —Después… “pax Christi in regno Christi” —la paz de Cristo en el reino de Cristo.

¿Quieres la fuente? : http://www.escrivaobras.org/book/camino-punto-301.htm
Saludos y no se espanten con mi última línea he, jaja:D

pd, para los sacerdotes pedía :

Pensando en los sacerdotes del mundo entero, ayúdame a rezar por la fecundidad de sus apostolados.

—Sacerdote, hermano mío, habla siempre de Dios, que, si eres suyo, no habrá monotonía en tus coloquios.

http://www.escrivaobras.org/book/forja-punto-965.htm

Muchas veces decía que rezábamos pocos por nuestros sacerdotes, que debíamos rear más pedir que fueran muy santos.

Dato que no se publica en los periódicos, hay una página que contabiliza los sacerdotes santos, va en 958 http://www.santopedia.com/santo-y/sacerdote/p26, el sitio es más amplio que eso, pero esos santos vale la pena saber de su vida, por que son santos, ¿podemos tú y yo ser como ellos?

Ahora para que miremos otra ótica respecto de lo que he escrito: La hija del predicador Billy Graham quien también es Ministro de la Palabra, fue entrevistada en el programa Early Show, uno de los más vistos en la Unión Americana.

Se le preguntó “¿Cómo Dios ha permitido que algo así pase?” refiriéndose a los sucesos del 11 de Septiembre.

Ella respondió: “Creo que Dios está profundamente triste,tal como nosotros lo estamos, pues, por años le hemos estado diciendo a Dios que se salga de nuestras escuelas, de nuestros gobiernos y de nuestras vidas. Y siendo El un caballero creo que humildemente nos hizo caso.

Cómo podemos pretender que Dios nos dé su bendición y su protección si le hemos ordenado que nos deje solos?. Veamos alguno ejemplos.

Empecemos, la congresista demócrata Madeline Murray O’Hare, legisló para que en ninguna escuela de los Estados Unidos se orara; y nosotros dijimos OK. Lamentablemente ella fue asesinada y su cuerpo fue hallado recientemente.

Luego otro Senador propuso que era mejor no leer la Biblia en los colegios; la Biblia que dice que no se debe matar, que no se debe robar, que se debe amar al prójimo como a uno mismo. Y nosotros dijimos OK.

Luego, el Dr. Benjamin Spock dijo que no debemos castigar a nuestros hijos cuando se comporten mal porque sus frágiles personalidades y su autoestima se pueden dañar. Y nosotros pensamos “un experto debe saber lo que está diciendo”, así que dijimos OK. (El hijo adolescente del Dr. Spock se suicidó a los dos años de esa declaración).

Luego algunos expertos dijeron que los maestros y los directores de las escuelas no debían disciplinar a nuestros hijos cuando se comporten mal.

Las autoridades de educación dieron orden de que “ningún miembro de la escuela siquiera tocará a algún alumno pues eso sería mala publicidad y no querían problemas.” Y nosotros volvimos a decir OK. (Existe una gran diferencia entre disciplinar y golpear, humillar o maltratar).

Luego el movimiento feminista exigió:”permitamos que nuestra hijas tengan abortos si así lo quieren y ni siquiera tienen que decírselo a sus padres.” Y nosotros dijimos OK.

Luego los defensores de las libertades del “Estilo de Vida Americano” dijeron que no importa qué es lo que hagamos en nuestras vidas privadas mientras sigamos haciendo nuestro trabajo y respetando las libertades de los demás. En concordancia con ellos significa que no nos importa lo que cualquiera haga con sus vidas -incluyendo el Presidente- mientras tengamos trabajo y una buena economía?
Luego alguien dijo: “imprimamos fotos de gente desnuda y digamos que es arte, apreciación de la belleza del cuerpo. Y nosotros dijimos OK.

Y luego alguien tomó esa “apreciación” un poco más allá y tomó fotos de niños desnudos y dió aún otro paso más allá pues hizo posible tener acceso a estas fotos en Internet. Y nosotros dijimos eso es libertad de expresión”

Y luego la industria del entretenimiento dijo: “hagamos programas de TV y películas que promuevan la violencia, promiscuidad y el sexo ilícito y grabemos música que anime a la gente a violar, a usar drogas, a asesinar o a suicidarse, a tocar temas satánicos. Y nosotros dijimos? “es solo entretenimiento, no tiene efecto adverso, nadie toma esto en serio así que sigamos adelante no más.”

Ahora nos preguntamos porqué nuestros niños no tienen conciencia, porqué no saben diferenciar lo bueno de lo malo, porqué no les importa matar gente inocente, o a sus propios compañeros, amigos, o a ellos mismos.

Probablemente, si pensamos en ello lo suficiente nos demos cuenta de que estamos cosechando lo que nosotros mismos hemos sembrado. Es curioso ver cómo después de cada accidente, terremoto, atentado, masacre, los hombres se pregunten por qué Dios no lo impidió, o por qué Dios lo permitió.

Es curioso ver como muchos hombres se declaran agnósticos, al constatar que Dios es “impotente” ante el mal que causan ellos mismos. Es curioso ver cuan simple es para la gente apartar a Dios de sus vidas y luego preguntarse porque el mundo se está yendo al infierno.

Es curioso como todos creemos en lo que dicen los diarios pero cuestionamos lo que dice la Palabra de Dios.

Es curioso ver como alguien dice “yo creo en Dios” pero continua haciendo cosas del Diablo, quien por cierto, también “cree” en Dios. Curioso ver como nos apresuramos a juzgar pero no a ser juzgados.

Curioso como enviamos miles de chistes e información a través del correo electrónico que se propaga como fuego, pero cuando queremos enviar mensajes relativos a Dios lo pensamos dos veces antes de compartirlo.

Curioso como lo obsceno, sucio, vulgar e inútil se propaga libremente a través del ciberespacio, pero hablar públicamente de Dios en las escuelas y lugares de empleo, es considerado un atentado contra la libertad de los hombres y hay que suprimirlo.

Curioso como nos decimos cristianos porque vamos hacia Dios los domingos pero somos cristianos invisibles el resto de la semana. Curioso que cuando vayas a enviar este mensaje no lo vas a enviar a todos los de tu lista de direcciones porque no estás seguro en lo que ellos creen o lo que puedan pensar de ti por enviárselo.

Curioso como podemos estar más preocupados de lo que las demás personas piensen de nosotros y no de lo que Dios piense de nosotros.

ver http://sigueme.net/entrevistas/entrevistas.php?s=4

videos :http://www.youtube.com/watch?v=wWVsrVjx5A4

Saludos, sorry la lata 😀

19 de abril

Rodrigo,

Gracias por tus valiosos comentarios y tu aporte. Estoy muy de acuerdo contigo. Tal vez ese debate sobre la formación a los religiosos es algo que podría hacerse. ¿Viste que hay un boton de “acciones” en la portada? Si “subes” una acción de este tipo, para abrir el debate y no seguir desinformándonos en el tema, la apoyaré con mucho gusto.

Un abrazo, y gracias por darte el tiempo de leer y comentar.

V.

Claudia

27 de septiembre

Hola rodrigo te he buscado y te encontre por aca espero seas tu!..soy claudia me recuerdas nos conocimos cuando aun erad estudiante antes de q fueras a roma de donde me trajiste rosarios bendeidos por el papa benedicto!..recuerdas que fui donde vivias en una iglesia te gustaba mucho el cafe!..fui a tu primera misa y recibi la ostia en puente alto!..vi que eras capellan de scouts!..ojala seas tu deje mi correo respondeme!..un abrazo!

18 de abril

Respuesta a Sergio Sepúlveda:
Respecto de tus malas experiencias, solo me queda agregar que lo lamento muchísimo y solidarizo contigo en términos de que daría lo que fuera por que no te hubiera pasado. Tocó que fué con un sacerdote católico, te podríahaber tocado con otros, pero los hechos son los hechos.
Nada puedo agragar el respecto Sergio, solo que espero que hayas superado el tema.
Tu carta es bien larga, y tiene muchos conceptos vertidos en ella, con algunos estoy de acuerdo completamente y con otros no, me pregunté ¿por qué?, ambos Sergios coiincidimos en el nombre, pero ni en la ciudad, ni en la edad, ni en la religión, y muy poco en las ideas. Entonces quiero invitarte a ampliar el ejercicio, buscar aquellos puntos comunes, principalmente en nuestras iglesias (por si acaso te cuento que soy un viejo casado, heterosexual, hace 38 años, feliz con mi mujer y tengo dos hijos y tres nietos). Ha habido bastantes esfuerzos ecuménicos de buscar la unidad de las iglesias y las diferencias se van puliendo hasta zanjarlas. No pido que opinemos lo mismo, sería muy fome, pero la invitación es a buscar también los puntos de unión y que nos den la fuerza para poder trabajar en equipo en algún objetivo común, esto es hacindo caso del lema de este sitio.
¿Te parece?, ¿Les parece?, voy a estudiar mejor tu opinión para responder con argumentos que me parezcan razonables.
Saludos y gracias por mirar mi opinión y darte el tiempo de responder.
SCS

19 de abril

Sergio Cruzat, lo mismo que le dije a Rodrigo: usemos este mismo sitio de plataforma para el debate y la acción. Si hay un botón para crear acciones, hagámoslo. Nadie puede decir que esto no ha sido variado; una agnóstica, y personas de diferente fe. Creo que este diálogo compete a “moros y cristianos”.

¿No?

Abrazos, chicos. 🙂

19 de abril

Estimad@s: siguiendo el sabio consejo de Victoria, me animè a crear una acciòn sobre el punto de la formaciòn de los curas. la invitaciòn aparticipar y/o de invitar, queda abierta.

saludos

Rodrigo.

“Considerate la vostra semenza fatti non foste a viver come bruti ma per seguir virtute e canoscenza” (Dante Alighieri, Divina Commedia, Inferno canto XXVI, 118-120)

19 de abril

Rodrigo, ¡qué buena! Lo vi. Creo, eso sí, que valdría la pena hacerlo más concreto. O sea, más activo, como “una mesa de discusión inter religiones, con laicos y religiosos, sobre la formación de sacerdotes”. Por ejemplo. O sea, digo, para que no se quede en el papel (virtual) y podamos generar verdaderamente acciones que abran este tema a nivel de sociedad civil, de peticiones concretas a las autoridades eclesiásticas y eso.

Claro que en todas esas ideas ustedes me llevan la delantera… institucionalmente se manejan mucho mejor que yo. Podríamos mandar una carta con muchísimas firmas, de todas las voces, a Monseñor Goic, por ejemplo…. ¿o me hiperventilé?

Abrazos,

V.

19 de abril

dirìa, vamos con calma, en el sentido de que la intenciòn de conversar el tema es buena. primero veamos quiènes se animan, lo conversamos con ganas y lo planteamos.

saludos desde la ciudad eterna.

Rodrigo.

21 de abril

Estimad@s, què les pareciò el Mea Culpa de Mons. Goic???

23 de abril

Victoria, claro que estoy de acuerdo en publicar acá, en todo caso pido paciencia pues estoy un poco mareado con la navegación del sitio y me equivoco, en todo caso la Comunity Manager me ha ayudado harto, le agradezco públicamente. Entonces, todo ok 😀 ?
Estoy de acuerdo tb. que este diálogo compete a todos pues estoy seguro que con el diálogo y la busqueda de la verdad y la paz, saldremos todos fortalecidos y seremos mejores personas.
¿que hago par a participar en la acción? me interesa.
saludos

23 de abril

Lo que puedo ofrecerles, es poder dar respuesta a las preguntas que puedan surgir, solo les pido un tiempo en el caso de que deba pensarlas bien, es decir, me documente màs.

Saludos a todos

23 de abril

Rodrigo, creo que Goic sacó la cara. No pecaré de quejona diciendo que puddo haber hablado antes, aunque pudo. Lo importante es que haya dicho algo que no estuviera teñido de supestición, de pánico ni de cinismo. Dijo lo que, hace demasiado, todos y todas estábamos esperando que se dijera, ¿no?

Y cuándo escribirá Su Eminencia Rodrigo Nilo? 🙂 Estamos esperando su columna, estimado, estoy segura de que tendrá mucho que contar desde su personal experiencia. Y compartir eso, claramente, será muy valioso.

Un abrazo,

V

23 de abril

totalmente de acuerdo, con lo de Goic; lamentablemente recièn podrìamos decir que tiene la palestra y la capacidad de dar a conocer y reconocer los casos en cuestiòn.

Victoria, no me da pa’ eminencia, en realidad… lejos de mì tal cosa jajaja; lo de la columna, la estoy pensando, quiero que sea algo fundamentado, y que ayude a resolver dudas.

un abrazo.

Rodrigo

23 de abril

Desde un tiempo a la fecha, lo que ha salido a la luz pùblica sobre los abusos de parte de sacerdotes y ùltimamente de algunos obispos. Asimismo, la conferencia episcopal chilena, con monseñor Goic, ha pedido pùblicamente perdòn, por los abusos comotidos en nuestro paìs y, de paso, reconociò la exitencia de procesos a un nùmero determinado de sacerdotes por los motivos ya consabidos por todos, y que en los diarios y medios de comunicaciòn, han presentado.

Quizàs, y de hecho, ha sido un perìodo complejo, y lleno de reciminaciones dentro de la Iglesia Catòlica y que incluso han llevado a sendos comentarios en los sitios web de los diarios, radios, facebook y en este sitio tambièn. No pretendo hacer elegìas sobre lo que dice (o no dice) cada uno de estos comentarios, màs bien, tener en cuenta la serie de elementos comunes que se van dando y que de una u otra forma, ya he mencionado en un comentario a un artìculo de este sitio dìas atràs. Me refiero a los puntos que dan menciòn al celibato, la formaciòn sacerdotal y el rol del Derecho Canònico en la resoluciòn de estos casos, junto al rol del sigilo sacramental.

Sobre el primer punto, afirmaba que el celibato es una norma disciplinaria y que alrededor del siglo XII, se impuso como realidad para la iglesia, al menos en occidente. No solo, para seguir el precepto o el logia de Jesùs, referentes a los eunucos y la relaciòn con el Reino de los Cielos (cf. Mt. 19, 12; para mayor comprensiòn del pasaje, pueden leer desde el principio del capìtulo 19). Ahora bien, la implantaciòn de la norma celibataria, tambièn tiene un componente econòmico; tal como algunos pueden ver en Google o investigando, el tema pecuiniario tambièn entra en el juego, pero no se menciona un tema que va junto al econòmico: se buscaba, idealmente, no fomentar la profliferaciòn de ‘mafias’ dentro de la naciente comunidad eclesial. La dinàmica del celibato, costò implementarla, incluso hay estudios de facultades de historia secular (si lo puedo decir asì), que grafican esta problematica. Como todos sabemos, en el Renacimiento, la Jerarquìa no conociò la norma (conocer, en el sentido de aplicar) y vemos como Pontìfices nombraran a sus descendientes o cercanos en cargos eclesiales, en pos de instauar ‘dinastìas’, y encontramos ‘de todo un poco’: Papas verdaderos señores feudales, con sus descendientes y otros, buscadores de unidad y santidad, y de fomentar lo que la Edad Media fue incubando: el desarrollo de la cultura, no solo con el desarrollo de las universidades, sino que por el rol del monacato en el poder preservar material de antaño.

Al hablar de la Formaciòn de los Sacerdotes, hay un cùmulo de documentos que dan cuenta de los procesos en los cuales cada uno de los que somos sacerdotes paiamo. El màs importante, a mi modo de ver es la Ratio, que es un texto guìa, en lo referente a objetivos a lograr en la formaciòn. Junto a este material, està lo que va planteando el Derecho Canònico, para la formaciòn de los Sacerdotes, como el material que ha aparecido como complemento para este texto fundamental y las Ratio, propias de las Congregaciones Religiosas. Decìa que el problema pasaba en el paradigma: buscamos calidad o cantidad? Desde mi humilde punto de vista, la respuesta a este paradigma es compleja, por lo siguiente: la divisiòn del clero en dos aspectos: clero diocesano y clero religioso. Ambos tienen pros y contras, y de una u otra forma, en un caso u otro, e hilando màs fino, en algunos lugares se da màs enfasis a cantidad y en otros, calidad. Pero màs importante de la formaciòn de los sacerdotes es la formaciòn de los Formadores, aquellos que educan a los posibles candidatos al sacerdocio. Ellos tienen material de trabajo y perfiles para llegar a ser formadores (les consigno prontamente el perfil o lo que se pide de los formadores, a la luz del Derecho canònico). Creo que hay que agregar un factor que a gritos se ha pedido: la inclusiòn de la Psicologìa en la formaciòn. Detractores, a montones, a favor, contados con los dedos. Me cuento entre los segundos (como anècdota: cuando entrè al seminario, lo hicimos 5 personas, de las cuales solo a dos se nos aplicò un trabajo con psicòlogo, al resto… no). Soy partidario del uso de la Psicologìa para servir de ayuda para los candidatos. Sì, es cierto, algunos podràn decir que puede ‘matar una vocaciòn’. Si lo ven como un ‘mata vocaciones’, es lamentable, en cambio, si lo vemos como una ayuda concreta para poder trabajar (=formar) a un joven, creo que otro gallo cantarìa.

El Derecho canònico, busca la ‘conversiòn’, la ‘salvaciòn de la persona’, sea el culpable o no, o sea la vìctima o el victimario. Muchos lo presentan como algo solamente espiritual, pero tambièn debe ser considerado como un aspecto de bùsqueda de justicia (dar a cada uno lo que corresponde), pero en caridad – de acuerdo – , y sobre todo, reconociendo que a pesar de buscar lo anteriormente mostrado, se necesita de un aspecto de aplicar la justicia, incluso si se debe someter a la persona imputada, en el caso de encontrarle culpable, al fuero civil. Una crìtica al Canònico es la falta de vinculaciòn en el caso de dictar sentencia en casos como los que vemos hoy, con el sistema civil. Espero que ahora, se pueda dar esa vinculaciòn y cooperaciòn, sin un afàn de sobreponer un juicio de una u otra parte.

El derecho canònico, fija ademàs, en lo sacramental y en especìfico en la confesiòn, dos tèrminos: el primero, que es del sacerdote, el sigilo sacramental que consiste en la acciòn de guardar secreto absoluto de lo dado a conocer en la confesiòn, y que en lo que se lee en estos casos, al menos en algunos, se enrostra en que el sacerdote deberìa romper el sigilo, siendo fiel al derecho y involucrado en el tema, como confesor, serìa el romper el sigilo, como si atentase contra el ‘secreto profesional’. Sin ser polèmico, si me confieso, busco esa realidad de que el sacerdote no irà al diario a publicar mis pecados. Hay sanciones especìficas para quien rompe el sigilo. Lo comparo con el ‘secreto profesional’, con un ejemplo: supongamos que voy a ver al doctor, y en mis examenes, se me encuentra una enfermedad incurable y que me queda poco tiempo de vida. Ustedes mi diràn que el doctor deberìa informar a mi familia y todo lo que implica, pero si yo le pido al mèdico que no divulge mi estado a mis familiares, el mèdico debe por opciòn, no informar esto a los mìos, si lo informa, corre el riesgo de ser sancionado, incluso si lo demandase, podrìa ser desafiliado de la profesiòn mèdica. El segundo punto es el del ‘secreto de confesiòn’, que es proprio de quien se confiesa, este aspecto es divulgable. Quièn de nosotros, al momento de confesarnos, despuès conversàbamos de aquello que confesamos al cura? Ahì divulgamos un hecho, y no es una violaciòn del ‘secreto profesional’, porque yo mismo he decidido dar a conocer lo conversado (confesado). Volvamos al ejemplo del paciente y el doctor. Nuestro enfermo terminal, un dìa, sale con uno de sus amigos y le confiesa lo que el mèdico le informò. Este amigo puede ir y decir a la familia que estoy murièndome, y solo a lo màs, a mi amigo lo marginarè de algunas cosas, pero podrè perdonarle.

El sacramento de la confesiòn, funciona asì, en pocas palabras. Espero que puedan ser de ayuda y en caso de dudas, siempre llano a aclararlas.

Saludos.

26 de abril

Rodrigo, creo que esto puede ser, efectivamente, muy útil. Creo que debes publicarlo como columna de opinión independiente de esta. O sea, acá abajo, donde dice “quieres opinar?” y luego “Ingresa una entrada”.

Así lo hice yo y me gané mi propio fans club! jajajaja…

Ingrésala, para que podamos seguir el debate en tu nota. Un abrazo.

V.

26 de abril

sì, lo harè, aunque cambiando un poco algunas cosas, ya que si lo publico de frentòn tal como lo dejè, puede causar conflictos.
confieso que me costò redactarlo, pero saldrà, lo prometo.

un abrazo.

Rodrigo.

31 de agosto

Victoria: Buena tu publicacion , y buenos tambien los comentarios de los Sergios…., agrega a un Catolico, un Presviteriano, un Santo de los Ultimos Dias….

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La protección de los derechos humanos y la protección del planeta son dos caras de la misma lucha. El cambio climático exacerbará las desigualdades existentes.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los países ricos no pueden seguir fingiendo que el Cambio Climático no los afecta

Con lo poco que poseen y con lo mucho que se desarrollan, “no importa la sala de clases, lo que importa es el libro que lees”, me dijeron.
+VER MÁS
#Sociedad

Alamar, descripción de una comuna Cubana.

Contar con una mayoría electoral y parlamentaria es condición necesaria, pero en ningún caso suficiente para emprender un programa de reformas que aspirasen a alterar las bases sobre las cuales se susten ...
+VER MÁS
#Internacional

Recordando el ocaso de la Primavera de Praga

La idea de un Museo de la Democracia, donde los ciudadanos podamos ver como han evolucionado los primeros postulados en Atenas sería interesante
+VER MÁS
#Política

Izquierda y democracia

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda