#Política

Organización trotskista se constituirá como partido político

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Bárbara Brito, actual vicepresidenta de la Fech y una de las referentes del movimiento de mujeres “Ni una menos”, anunció que el Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR), está a días de transformarse en partido en formación.


La organización a la cual pertenece la vicepresidenta de la FECH, comienza a dar sus primeros pasos para obtener la legalidad como partido político. Se trata de la primera organización trotskista que adquiere reconocimiento legal en décadas.

Durante el miércoles y jueves de la semana pasada, concurrieron a las oficinas de una notaría ubicada en calle Miraflores, las personas que firmaron por el Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR).

De este modo, la organización a la cual pertenece la vicepresidenta de la FECH, comienza a dar sus primeros pasos para obtener la legalidad como partido político. Se trata de la primera organización trotskista que adquiere reconocimiento legal en décadas.

Los trotskistas son una corriente que están en varios lugares del mundo y que en el último período se han enraizado fuertemente en Argentina, donde tienen a parlamentarios famosos por impulsar que un político gane lo mismo que un profesor y por ser parte de los procesos de las fábricas que hoy funcionan sin patrones, como la cerámica ex Zanón en Neuquén.

Brito, la dirigente estudiantil y reconocida organizadora del movimiento de mujeres, dice que el nuevo partido en formación se define “anticapitalista” y critican el actual sistema. Para amplificar esta alternativa pretenden utilizar“todos los espacios necesarios, incluidas las elecciones nacionales, para que se haga escuchar la voz de los trabajadores, las mujeres y la juventud”.

Juan Gamboa, profesor de filosofía, es el presidente del partido y afirma que la perspectiva hacia donde apuntará el PTR es acabar con toda la herencia de la dictadura. Gamboa aseguró que se vuelve urgente “reemplazar el sistema de AFP por un sistema de pensiones tripartito y administrado por los propios trabajadores”. A su vez, señaló la necesidad de “conquistar una educación completamente gratuita financiada por el Estado a las instituciones públicas, y también luchar contra la violencia hacia la mujer y por el derecho al aborto legal, libre, seguro y gratuito”.

Por otro lado, Patricia Romo, Presidenta del Colegio de Profesores del comunal de Antofagasta e impulsora de la entidad, manifiesta que “no aspiramos a cambiar el régimen desde adentro apelando a la buena voluntad de los políticos millonarios y corruptos, sino que queremos ser una herramienta para que los trabajadores tengan más fuerza y conquisten sus derechos”.

Luego Romo profundiza en que “es necesario que todos puedan tener acceso a una educación y salud de calidad”. Además, sostiene que “es una prioridad terminar con el negocio millonario del subcontrato que precariza a la población”.

La docente argumenta “queremos constituirnos como partido porque en Chile hay mil trabas para que los trabajadores podamos hacer política, los únicos que hoy pueden hacerlo y tienen el tiempo son los empresarios”.

Es por eso que en relación a lo anterior, Bárbara Brito complementa y advierte lo siguiente: “no confiamos en la Nueva Mayoría, menos en el Chile Vamos de la derecha que impuso el neoliberalismo en Chile. Ellos mismos son los que mantienen la represión a los pueblos originarios y así es como en la actualidad siguen enjuiciando y criminalizando a la Machi Francisca Linconao, aplicándole la ley antiterrorista sin ninguna prueba contundente”.

Finalmente, así es como esta organización conformada por trabajadores, estudiantes, mujeres e intelectuales, comienza un proceso de formación, donde el siguiente paso será reunir firmas en tres regiones continuas de Chile para lograr ser un nuevo partido en el país.

TAGS: #PartidosPolíticos #PTR #Trotskistas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El aborto no es solo un problema de salud pública, sino que, además, de justicia social. Son las mujeres pobres las que deben realizar abortos en condiciones poco salubres y expuestas a grandes riesgos.
+VER MÁS
#Salud

Las 5 (posibles) razones para abrir el debate sobre el aborto

La ausencia de argumentos junto a la mediocridad y falencias intelectuales siempre han intentado ser cubiertas por envoltorios celafalonescos y posturas almidonadas buscando esquivar el debate auténticamen ...
+VER MÁS
#Sociedad

La parafernalia de los envoltorios

La izquierda latinoamericana ha perdido la brújula, su supremacía ético-moral, socavando sus propios ideales
+VER MÁS
#Internacional

La tragedia de Nicaragua

Se hace urgente defender a TVN como eje del pluralismo en Chile -sin obviar los desafíos económicos y de gestión que impone la digitalización- para impedir la nueva arremetida antidemocrática de la der ...
+VER MÁS
#Medios

¿Por qué TVN es tan importante hoy?

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica