#Política

La emoción de Paula Narváez. Notas de un liderazgo veraz

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Mientras la candidata a la presidencia por el Partido Socialista de Chile participaba en un programa matinal de la TV chilena, se le observó una conducta que habitualmente no se evalúa de forma positiva en el ejercicio de la política. Esa conducta fue una emoción respecto del gesto de una vecina de escasos recursos que, sólo teniendo pocos alimentos para su propio sustento en la comuna de Pudahuel, los donó para la olla común que se estaba organizando en las cercanías de su hogar.


Esa emoción veraz, ¿es la que sienten las mayorías populares y los sectores de la clase media cuando observan el verdadero ‘sin sentido’ en el Congreso al discutir el retiro del tercer 10% de las AFPs?

Más allá del escrutinio crítico que se le realice a la conducta de Narváez, más cuando, varios sectores políticos y ciudadanos, ¿con derecho?, puedan indicar que la conducta está vaciada de contenido, la misma, también podría entendérsele como la emoción e incertidumbre que viven miles de chilenas y chilenos, cuando constatan que su horizonte de sustento es estrecho respecto de los recursos básicos para el mismo. También, esta conducta y emoción se proyectan y entienden, cuando un gobierno ha sido incapaz de crear coberturas económicas que sean capaces de resolver en un estándar adecuado las dificultades de miles de familias, haciendo de la negación a los retiros de recursos de las AFPs, un eje argumentativo que nada resuelve en el fondo la situación, como tampoco lo hacen los IFE y los bonos que se encuentran sujetos a una serie de intricados procedimientos para su entrega, haciendo de la focalización, en tiempo de pandemia, una herramienta inaceptable, correspondiendo, por el contexto social, una cobertura universal, exigida no sólo por Narváez, sino que también por una mayoría de precandidato/as a la presidencia, partidos políticos, congresistas, centros de pensamiento, ciudadanía, entre otros.

Esa emoción veraz, ¿es la que sienten las mayorías populares y los sectores de la clase media cuando observan el verdadero ‘sin sentido’ en el Congreso al discutir el retiro del tercer 10% de las AFPs?

La respuesta es sí, sin lugar a dudas, pues más allá de la técnica y la métrica que se puede colocar en justo valor por quienes defienden la idea de no comprometer las pensiones futuras, a propósito de las AFPs, junto con el anhelado ajuste o reforma de fondo del sistema de pensiones, que algunos aún lo enfocan desde el neoliberalismo, se contrapone a la realidad social, expresada en las ollas comunes que comienzan a crearse en cuanta población que precise de un complemento alimentario, que sin perjuicio del valor comunitario, solidario y de resistencia que tienen, dan cuenta de la ineficacia e indolencia del quehacer gubernamental, prioritariamente.

Digámoslo de este otro modo, acaso esa situación emocional, ¿no es la misma que se repite una y otra vez en cada una de las familias que se encuentran en la patria toda, en diferentes distribuciones y concentraciones geográficas, con más o menos segregación socioeconómica, incubando un sentimiento de no respeto por las normas sanitarias (también rabia) que intentan detener los contagios por coronavirus y por derivación, las muertes de chilenas y chilenos?

Recientemente, en Argentina, han intensificado las restricciones de desplazamiento, buscando disminuir los contagios, expresándose en contra alguna ciudadanía. Es más, desde Brasil Jair Bolsonaro, presidente brasileño, se ha burlado de las nuevas medidas trasandinas. Lo concreto es que las medidas sanitarias han afectado la economía de los trabajadores que viven de un sueldo, no así de quienes acumulan riqueza, la que han aumentado, según se ha conocido por estos días.

La comparación de la gestión de salud nacional con los países del barrio, siendo útil para reafirmar que se fue eficiente en adelantarse a la compra de las vacunas y posterior aplicación (junto con los ventiladores), no sólo molesta, porque los indicadores, contrario a lo esperado, han ido al alza en contagios y fallecidos, sino que también porque no hacen sentido en el “sentido común” de las personas provenientes de los sectores populares – clase media.  Hay avances en la gestión, pero no resultados en la meta. Tanto así, que, sin ánimo de ser suspicaces, las cifras de aumento diario, con indicadores incluidos, fueron el argumento base para modificar la fecha de las elecciones (en dos oportunidades), pero las gestiones siguen sin dar resultados satisfactorios, lo cual desencadena sentimientos funcionales, para infringir las normas sanitarias y de expectativas de futuro.

A la luz de estas situaciones y atendiendo al primer ciclo electoral postergado a mayo (un agote más), donde los actores del sistema político incuban otros sentimientos y expectativas, relacionadas con sus intereses electorales (con complejas deliberaciones), provocan una nueva distancia social, contrastando con la emergencia sanitaria y social ya consignada. Situación que podría contribuir a reiterar la afirmación “es que no lo venimos venir”, ante un eventual levantamiento social, recordando el estallido social/revuelta y geografía de la multitud asociada[1].

Pues aquí aparece el ensimismamiento del sistema político, que podría contribuir a crear condiciones para que ello ocurra, siendo imperdonable la frase consignada otra vez, como también la creación de la condición para que, ante el hambre, la rabia, la frustración, desafección y desconfianza, se llene de voluntad a las mayorías para que salgan a la calle en contexto de pandemia, exigiendo y luchando, ahora, por el pan, entre otras varias carencias (ya enunciadas en octubre del 2019). Se sabe que ellas buscan resolverse vía convención constitucional, a propósito de la instalación de los derechos sociales como eje de organización centrados en la dignidad humana.

La emoción veraz descrita, siendo importante, es el reflejo de los ‘llantos en forma’ que miles de [email protected] están viviendo, desde que la patria se encuentra tensionada por: a.–  la partida de más de 24 mil de [email protected] [email protected] (contexto pandémico); b.- por el hambre que deambula como en los años de dictadura donde las ollas comunes eran (hoy son) el refugio para encontrar alimentos y c.- por que las cifras oficiales de cesantía, no dan cuenta del aumento de la pobreza, aquella que costó más de 30 años disminuir. Pero dada la investidura de Narváez, es dable rescatar su empatía veraz, cercanía que hace sentido en el sufrimiento colectivo, en el entendido que, muy probablemente, la emoción veraz desde el ejercicio de la política práctica puede ser observada críticamente, pero desde lo social y popular se entiende y comprende cabal e íntegramente, implicando, por lo tanto, un liderazgo veraz[2].

Luego, la emoción, constatada en [email protected], deriva en indignación e impotencia al ver cómo el gobierno pudiendo hacer bastante más para proteger a las personas, decide constreñirse indolentemente contra una mayoría de su pueblo, en favor de resguardar equilibrios macroeconómicos, mejores clasificaciones de riesgo internacional y de paso, las ganancias de los superricos, ¡por qué! no decirlo. Es esa emoción la que lleva al borde de las lágrimas a miles y miles, también a Paula Narváez, quien emplaza a [email protected] para evidenciar que no es un problema aislado, conminando a [email protected] a encontrar caminos de solución… ese es el desafío.

Columna lograda con Hernán García, profesor de la Universidad Academia Humanismo Cristiano. Magister© Ingeniería Informática USACH. Diplomado en Big Data Universidad Católica. Diplomado en Ciencias Políticas y Administración Pública. Universidad de Chile. Licenciado en Educación en Matemática y Computación USACH

[1] Ver en https://www.academia.cl/comunicaciones/columnas/la-geografia-de-la-multitud-tras-la-polis-justa

[2] Ver en http://elpensador.io/la-geografia-del-liderazgo-veraz/

TAGS: Liderazgo Paula Narváez

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Carlos

21 de Abril

Esta lágrimas de lagartijas sociolistas dan para todo,

23 de Abril

Desde un tiempo a esta parte se ha sobrevalorado el enojo, el político que habla fuerte y claro , es valorado con una aura de seriedad, hasta de estadista, pero, les recuerdo que tenemos uno que arruga la frente, da manotazos y grita; pero es incapaz de soltar una lagrima por la incertidumbre de miseria que ha proyectado en millones.
Las lagrimas son subvaloradas desde la época victoriana, en donde un noble no debía dejar en evidencia sus emociones; los hombres no lloran y tanta estupidez que se nos ha impuesto.
Prefiero un político que muestre emoción por lo injusto, a uno serio con semblante de payaso triste. Prefiero uno que pueda derramar una lagrima, a uno serio viva aislado de lo que sufren sus gobernados y no vea la vergüenza que deja en su patria, que significa: la tierra de mis padres…

24 de Abril

Si, la política en cuanto actividad, fue y es dura. Esa condición, proyectó y proyecta condiciones arquetípicas para quienes la ejercen, haciendo que la emoción creada por un momento de humanidad que sintetiza la frustración, rabia y voluntad de contribuir a que las situaciones mejoren por la condición en que se está y no se logra, no son valoradas desde la convención. Sin embargo, es también considerado una conducta de humanidad y veracidad, permitiéndoles contenidos a los liderazgos que tienen esa oportunidad de exteriorizarlos espontáneamente y, hoy por hoy, ello importa, y positivamente.

Gracias Pablo

24 de Abril

Concuerdo con usted Pablo, basta considerar que “el corazón tiene razones que la razón ignora” (Blaise Pascal) y tanta búsqueda de racionalidad lleva a las personas a perder la perspectiva de respeto y valoración hacia los demás.

A modo de ejemplo: diariamente los noticieros nacionales, son portadores de situaciones negativas, reales, que afectas a muchas personas; pero que estimulan un ambiente de frustraciones, temores y rabia, por ello quien se aleje de la racionalidad y exprese emociones, pareciera ser necesario su descalificación y no considerar el respeto como factor de comunicación.

Erica viera perez

24 de Abril

Sociolistos, ” vayan a cagarse a yuyos la C.I.A nos los desclasificar nunca LE TRABAJAN GRATIS”

26 de Abril

La emoción y la política no tienen nunca que ir distanciados. El peligro es una política sin emoción, sin sensibilidad, la que se traduce en mera tecnocracia.
Especialmente en momentos de crisis como la que plantea la pandemia en el plano económico, social y sanitario, sumada a la compleja situación política del país, la que requiere habilidades blandas de los actores políticos, sensibilidad y empatía, la que tanto le hace falta al presidente y su gabinete.

27 de Abril

Concuerdo con Ud. Sebastián.

Un gran desafío estará en cómo esa emoción también conduce, en lo estratégico, a lograr finalmente un giro sustantivo en las propuestas de gobierno (con marcos políticos e ideológicos que superen el estado subsidiario y neoliberal, entre otras consideraciones), una vez que decanten en el proceso de primarias presidenciales, como también, en la primera y segunda vuelta del mismo tipo elección. Ello debe anclarse, además, al acompañamiento de la Convención Constitucional y la participación ciudadana que estará también expectante no sólo de su desarrollo institucional, sino que también de querer participar en ese espacio. Ese gobierno nuevo, precisa de ese giro sustantivo, para el mejor acompañamiento del proceso integral. Así, esa emoción, combinada con la razón, puede consolidar esa condición.

Gracias Sebastián

06 de Mayo

Hoy asistimos a diversas formas de “hacer política”. Por un lado la clase política tradicional que a través de partidos políticos busca posicionar candidatos/as en los cuales la ciudadanía ya no confía (2% según una encuesta). Por otro lado el caudillismo y populismo que a través de patrones de conductas (sin idearios ni menos programas) genera adhesión y marca la opinión pública (entre el 17 y 14% las personas con mayor aprobación). Y finalmente, pero más importante, a través de movimientos sociales (agrupaciones gremiales, comunitarias, vecinales) que realizan una construcción desde abajo del poder popular y constituyente. El problema es cual de estas formas construye más rápido una mayoría electoral, y ahí los movimientos sociales como siempre están en el camino largo al igual que los partidos políticos. Pero los partidos tienen “facilidades” que les brinda el sistema, entonces creo que hay que enfrentar los Populismos para que no nos pase lo que sucede en Perú y además la “Encuestocracia” reinante, que al igual que en USA, no es la ciudadanía quien impone candidatos, sino las encuestas. Ya vimos el mal ejemplo de la Encuestocracia en USA con un Populismo Conservador que causa muchos problemas y daños sociales. Para una mejor democracia, hay que facilitar y colaborar con todas las formas de hacer política, robustece la democracia. Los populismos refloran precisamente cuando hay rabia acumulada, desesperanza aprehendida. Se deben potenciar liderazgos feministas y eficaces.

06 de Mayo

Si, coincido con Ud. Miguel en lo general. El ejercicio de la política tiene múltiples caminos, hoy más que nunca. Y desde ahí los desafíos de la articulación de liderazgos veraces, creíbles y con asiento en programas y propuestas. También en acciones concretas, feministas o no, son siempre necesarios de identificar y esculpir para promover conducción. En nuestro escenario, existen variados liderazgos feministas y no los cuales tiene un camino de corto, mediano y largo plazo sea para dirigir la patria, congreso, municipios y gobernaciones.

Buena oportunidad para el análisis y la acción.

Gracias Miguel

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La nueva Constitución debe contemplar una solución institucional a esta problemática reconociendo a los pueblos originarios como un valor en sí mismos y declarando a Chile una República plurinacional ...
+VER MÁS
#Política

Pueblo originarios: la estrategia de la seguridad pública

Las elites de todos los sectores están preocupadas por el accionar de la CC, para ellos hay un ruido fuerte que cambia la música que estaban acostumbrados a oír
+VER MÁS
#Política

Todo cambia

Lo cierto es que la experiencia comparada muestra que cada proceso fue buscando la mejor manera de conciliar y equilibrar el funcionamiento de los órganos constituyentes con el conjunto de las demás insti ...
+VER MÁS
#Política

Relación de la Convención con los demás poderes

No hay duda que la integración de los pueblos indígenas sin identidad, sin ciudadanía, con negación de sus derechos, es la causa del fracaso de Chile como país en el desarrollo de sus pueblos
+VER MÁS
#Chile 2030

La identidad, como derecho fundamental de las primeras naciones

Nuevos

Es lamentable, pero, honesto reconocer que la educación (al menos la municipal) es una gran reproductora de la pobreza y acrecienta la desigualdad social
+VER MÁS
#Educación

Los grandes marginados de la educación

Michelle Bachelet, superó esas clásicas dicotomías binarias, fortaleciendo el socialismo chileno inclusivo, tolerante, pluralista, democrático, ambientalista, feminista y respetuoso de todos los derecho ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Bachelet, Michelle

Sorprende que quienes se arrogan el título de neoliberales se opongan al royalty minero, que no es otra cosa que la renta de quien es el propietario de los recursos mineros
+VER MÁS
#Economía

La razón de ser de los royalties y David Ricardo

Gabriel Boric y el Frente Amplio lograron movilizar efectivamente a la juventud en general, y no solo a las juventudes partidistas, consolidando con sus victorias municipales un mayor y mejor control territ ...
+VER MÁS
#Política

Desde lo alto del ciprés I

Popular

El asentamiento de un pueblo en un lugar durante cientos o miles de años y que no ha tenido a otros antes que ellos, les otorga tal denominación
+VER MÁS
#Sociedad

La falacia de la historia asumida

Mientras Lavín ha hecho gran parte de su carrera política desmarcándose de la derecha en general y de la UDI en particular, Jadue tiene una trayectoria opuesta, caracterizada por su clara filiación con ...
+VER MÁS
#Política

Jadue o Lavín. ¿Quién será el próximo presidente de Chile?

Hacia dónde nos dirigíamos y cómo es que terminamos en un servidor que no tiene contenido. ¿Qué estábamos buscando?  ¿Qué era el servidor? ¿Con qué dirección nos equivocamos? El servidor en dond ...
+VER MÁS
#Sociedad

Error 301 _Movido_Permanentemente

Las elites de todos los sectores están preocupadas por el accionar de la CC, para ellos hay un ruido fuerte que cambia la música que estaban acostumbrados a oír
+VER MÁS
#Política

Todo cambia